Felices

Versión de impresión

Pedro Vitales manifiesta que este apellido es patronímico porque se deriva del nombre propio Félix. Desde luego, es linaje de buenos hijosdalgo y caballeros de Aragón.

Uno de éstos, llamado Alonso Felices, pasó a Murcia y se distinguió mucho en la batalla de Muladar; y entre los pobladores de la ciudad de Lorca figuró otro caballero del mismo apellido, que dejó allí sucesores.

Cuando la gente del Conde de Fox entró en Aragón y puso cerco al castillo de la villa de Tiermas (Zaragoza), en 1398, figuró entre los caballeros que fueron en socorro de la citada fortaleza, Pedro Fernández de Felices.

Nicolau Felices, Hijodalgo, asistió a las Cortes de 1495 y fue llamado por el Rey Don Fernando a las de 1515. A estas mismas Cortes asistió también Pedro Felices, que era Hijodalgo.

En Aragón tuvo casas solares en Jarque de la Val (Teruel), su dueño Mossén Francisco Felizes; en Aguilón, sus dueños Pero Felices y Paulo Felizes; en la ciudad de Zaragoza, sus dueños Colau Felizes y Mosén Felizes; en Grisén, su dueño Domingo Felizes; en Herrera de los Navarros, su dueño Jorge Felizes, y en Borja (todo en Zaragoza), su dueño Alonso Felizes, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495, y en Daroca y Epila (Zaragoza).

Aparicio Felices fue vecino de Daroca en 1230. Bernat Felices y Nicolau Felices fueron vecinos de Valencia en 1354-1373. Pere Felices y Pero Felices fueron vecinos de Chulilla (Valencia) en 1379.

Juan Felices, vecino de Lorca, obtuvo confirmación de Caballero por sus buenos servicios en la guerra de Granada en 1485.

Pasaron a Argentina, Estados Unidos, Filipinas, México, Perú y Puerto Rico.

Juan Felices, vecino de Epila (Zaragoza), era Infanzón en 1584.

Nicolás Felices fue Cofrade de Caballeros Nobles de San Jorge de Zaragoza entre 1506-­1547.

Juan de Felices, de Tarazona (Zaragoza), obtuvo derecho del maravedí en Aragón en 1606.

Fueron Caballeros, Infanzones e Hijodalgos aragoneses en las Cortes de 1626: Juan Miguel de Felices, vecino de Huesca; Pedro Felices, vecino de Epila, y Matías Juan Felices Donlope, vecino de Huesca.

Alonso de Burgos y su mujer Luisa de Felices y Madrid, naturales de Alcalá de Henares (Madrid) y vecinos de Córdoba, probaron su limpieza de sangre para ejercer el cargo de Médico del Santo Oficio de la Inquisición de Toledo en 1645.

Pablo Felices y Otín, natural de Buesa (Huesca), Bachiller y Doctor en Sagrada Teología, Infanzón e Hidalgo, hizo expediente de limpieza de sangre para ingresar como opositor a beca en el Colegio Real de San Vicente Mártir de la Universidad de Huesca en 1735. Era hijo de Miguel Felices y Buisán y de Gracia Otín y Allué y nieto paterno de Miguel Felices, Infanzón, y de Petronila Buisán.

Fernando Felices, vecino de Epila (Zaragoza), ganó proceso de infanzonía ante la Real Audiencia de Aragón, en 1771.


Armas


Escudo partido: 1º, en campo de gules, una roca de sinople sumada de un castillo de plata con tres torres iguales y la puerta abierta y en ella dos galgos, también de plata, con collares de oro y las cabezas vueltas, y 2º, en campo de oro, una encina de sinople, de cuyas ramas cuelgan tres cuchillos Bordura de oro con ocho cruces de gules.

Estas armas fueron concedidas por el Emperador Don Carlos V, hallándose en Bruselas en 1554, a Pedro Felices, con fecha de 3 de Abril de dicho año. Ese Pedro Felices era Comendador de San Juan.


Los de Epila: Escudo cortado: la partición alta, de gules, con un castillo de plata y dos galgos, también de plata, atados a la puerta, y la partición baja, de sinople, sin figuras. Bordura de oro con ocho sotueres de gules.


Los de Epila, según Gregorio García Ciprés, usan: En campo de gules, un castillo de plata y a la puerta atados dos galgos de plata.

Los de Palencia, según Vicente de Cadenas, traen: En oro, dos montañas, de sinople.

Pedro Morote dice que los Felices de Murcia traían estas armas: En campo de oro, un castillo de púrpura sobre ondas de agua de azur y plata, y a la puerta del castillo dos lebreles atados con cadenas.

Así constan en una certificación dada en Madrid el 7 de Diciembre de 1582 por el Rey de Armas del Rey Felipe II, Diego de Urbina, a pedimento del licenciado Ginés Felices de Alisen, vecino de Lorca.

Otros: En gules, un castillo de plata acompañado de dos lobos contrapasantes de sable, atados a su puerta; campaña de sinople. Bordura general de oro con ocho torres de gules.

Los de Buesa usan: Escudo cortado: 1º, un ave fénix naciente de una hoguera ardiente en gules, y 2º, una balanza equilibrada con una pesa en el platillo diestro y una espada acostada en el platillo siniestro.

Francisco Piferrer afirma que una de las líneas de este apellido ostentó: Escudo cuartelado: 1º, de Felices; 2º, de Milanés; 2º, de Tauste, y 4º, de Vidal, por estar enlazada con estas familias.