Cornel

Versión de impresión

Linaje de antiguos Ricohombres de Aragón. Fue su origen tronco Castán, Señor en Biel (Zaragoza).

Escolano acoge una tradición que asegura que los Cornel descienden del Rey de Alejandría Costo, padre de Santa Catalina, mártir. Dicha tradición la recogió en su testamento Sor Eleonor Cornel, monja del convento de Santa Clara, de la ciudad de Zaragoza.

En su "Crónica de los Reyes de Navarra" escribe Diego Avalos de la Piscina lo siguiente: "Este linaje de los Corneles quedaron en España desde el tiempo de Julio César, en que vinieron de Roma, aquellos Cornelios romanos tan ilustres en su república".

Por otro lado, del año 1192 data la existencia de un lugar llamado Torre Cornelios, hoy desaparecido, radicado en el término municipal de Alcolea de Cinca (Huesca), perteneciente en aquellas fechas a la Encomienda Templaria de Monzón (Huesca), y que sin duda tuvo relación con los de este linaje.

El ilustre historiador Jerónimo Zurita en sus "Anales de Aragón" escribe en referencia a la batalla de Alcoraz (toma de Huesca, 1096): "... en la avanguarda puso al infante don Alonso Sánchez su hermano, ..., y con él estuvieron dos muy señalados ricos hombres de Aragón, el uno fue don Gastón de Biel de quien descendieron los Corneles que fueron los más antiguos ricos hombres de Aragón, cuya familia y linaje duró más de trescientos años después de él en este reino y fue su casa y solar el más antiguo que se sabe de los que fueron naturales aragoneses...".

En Aragón tuvo casas solares en Epila (Zaragoza), sus dueños Pedro Cornel y Pedro Cornel; en Boltaña, su dueño Marco Cornel; en Perarrúa, su dueño Antoni Cornel; en Cerler, del Ayuntamiento de Benasque, su dueño N. Cornel; en Piedrafita, su dueño Anthoni Cornel, y en Chía (todo en Huesca), su dueño Pere Cornel, escudero, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

En la villa de Alagón (Zaragoza) radicó una línea dimanada de la rama troncal de este linaje.

En la ciudad de Huesca, en su calle de Barrionuevo, hubo otro casal de los Cornel, cuya rama traía su origen de un Tomás Cornel que en 1528 fue Comisario para el cobro de las rentas que se debían al Reino. Este tuvo a Pedro Cornel, Señor de Marba y esposo de Beatriz de la Caballería, padres a su vez de un Tomás Cornel que fue Señor de dicho casal en Huesca.

Miguel Cornel, aragonés, monje, fue Obispo de Tarazona por el año 1121. Se halló en el cerco que el Rey Don Alfonso puso sobre Fraga y en la batalla que hubo. En 1133 se halló asimismo con el Rey Don Ramiro en la guerra que tuvo con Don García, Rey de Navarra, en 1137. Parece que murió por los años 1150 a 1151.

Pasaron a Argentina, Filipinas, Guatemala, México, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela.

Fueron Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén: Jerónimo Cornel, natural de Calatorao (Zaragoza), en 1554, y Tomás Cornel, natural de Zaragoza, en 1550.


Armas


En campo de oro, cinco cornejas de sable, puestas en sotuer.

Estas armas fueron certificadas a Fortún Garcés de Biel.

Dichas armas usaba Pedro Cornel de Baztán en 1274.


Otros: En campo de plata, cinco cornejas de sable, puestas en sotuer.


Los Cornel o Corniel usan: En campo de plata, cinco cornejas de sable, puestas en cruz.


Otros: Los Cornel o Corniel usan: En campo de oro, cinco cornejas de sable, puestas en cruz.


En el sello del caballero aragonés Pedro Cornel, año 1288, constan: Cinco cornejas, puestas dos, dos y una.


Los Cornel, según Mossén Jaime Febrer, traen: En campo de oro, cinco cornejas de sable, volando.


Los de Benasque traen: En campo de oro, una cotiza de gules, adiestrada de cuatro cornejas de sable, contornadas y puestas en palo, siniestrada de un pino al natural, sumado de una corneja de sable.


Los de Cerler traen: En campo de oro, cuatro cornejas en palo, una banda transversal, y un ciprés con una corneja.