Avila, Dávila

Versión de impresión

En la ciudad de Ávila, cuyo nombre tomó, tuvo su cuna este noble y antiguo apellido. Procede de conquistadores y pobladores de dicha ciudad, que fundaron, en principios del siglo XIII, dos grandes familias con el mismo apellido pero distintas entre si, porque el progenitor de la primera, fue don Blasco Gimeno, Gobernador de Ávila en fines del siglo XII, era originario de Asturias. La segunda tuvo por fundador a don Esteban Domingo Muñoz, conquistador de la ciudad de Córdoba. Ambos personajes mencionados, eran descendientes de don Martín Muñoz, ricohombre de Castilla, descendiente, a su vez, según el común sentir de las crónicas, de Nuño Rasura, Conde y Juez de Castilla.

Entre los privilegios de hidalguía alcanzados por esta familia se cuenta el concedido el 22 de Abril de 1528 a don Diego de Ávila por haber hecho prisionero al rey de Francia en la batalla de Pavía.

Mossén Jaime Febrer cita en sus Trovas: "Pedro de Ávila vino desde Francia con gente de acaballo al tiempo de sitiar a Burriana: tenía por armas sobre campo encarnado la señal tao o cruz azul de San Antón, perfilada de oro, para que mas sobresaliera. Gustó al rey su bizarría; y le concedió el favor que le pidió, que era fortificar el pueblo del Forcall, como lo ejecutó sin que nada faltase a esta obra para su perfección".

También cita Febrer: "Sancho Dávila, descendiente del conde don Blasco, el cual libró al rey don Alfonso de Castilla cerca de Sevilla de ser preso por los moros; pintó en su escudo seis bezantes azules sobre campo de oro. En el sitio de Valencia fue herido el rey don Jaime junto a la puerta de la Boatella; y sacando Sancho Dávila un pañuelo, le tomó la sangre, y apretó la herida de la cabeza, sacándolo del peligro: por lo que le premió el rey, dándole hacienda en el lugar del Grao".

En Castilla tuvo casa solar en la ciudad de Segovia.

Tuvieron también casas solares en el lugar de Noceda, de la parroquia de Santa María de Noceda (Pontevedra). Hubo en la ciudad de Vigo (Pontevedra) una familia llamada Da Vila, de Avila o Dávila, de la cual era miembro Alonso de Avila, que realizó probanzas de su hidalguía en 1551.

En Aragón tuvo casas solares en Pastriz, su dueño Pedro d'Abila; en Villarroya de la Sierra (ambas de Zaragoza), su dueño Alfonso d'Avila; en Villar del Cobo, su dueño d'Avila; en Almohaja, su dueña Pascuala d'Avila; en Báguena (todo en Teruel), su dueño Pedro d'Avila, y en Barbastro (Huesca), su dueño Alberto de Avila, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

En la Rioja tuvo casa en la villa de San Vicente de la Sonsierra.

También dejó sucesión en Valencia Alonso de Avila, que se halló en su conquista. Eiximeno Dávila y Johan Dávila, de Castilla, fueron vecinos de Xàtiva en 1421.

Se extendió por la Península y varias ramas pasaron a Argentina, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, Estados Unidos, Filipias, Guatemala, Honduras, México, Perú, Puerto Rico, El Salvador, Uruguay y Venezuela.

Probó numerosas veces su nobleza en las Ordenes Militares.


Armas


Los Avila, traen: Escudo partido: 1º, en campo de gules, trece estrellas, de oro, y 2º, en campo de plata, dos lises, de azur, puestas en palo.


Las de Pedro de Avila, que estuvo en el sitio de Burriana, con el rey don Jaime I de Aragón, trae: En campo de gules, una tao o cruz de San Antón, de azur, perfilada de oro.


Las de don Sancho Dávila y los descendientes que dejó en el Grao (Valencia), traen: En campo de oro, seis roeles, de azur.


Los que también de Valencia proceden del caballero Alonso de Ávila, traen: En campo de azur, un león rampante, de oro.


Algunos tratadistas afirman que las primitivas de los Dávila fueron: En campo de oro, trece roeles de azur, puestos en tres palos.

Estas armas constan en la silla del Patrono, de la Iglesia de San Martín, de la anteiglesia de Zamudio, de la Merindad de Uribe (Vizcaya); en la Casa de Aprobación de la ciudad de Salamanca, y en la Casa Palacio de los Marqueses de Cardeñosa, en la ciudad de Zamora.


Los Marqueses de Velada, Navamorcuende y Albaserrada, traen: En campo de azur, seis roeles, de oro puestos en dos palos de a tres.


Los de Castilla, según Francisco Fernández de Béthencourt, traen: En campo de azur, trece bezantes, de oro, puestos tres, tres, tres, tres y uno.


Otros Dávila, traen: En campo de azur, tres castillos, de oro, puestos en faja.


Otros Dávila, traen: En campo de oro, un árbol de sinople, acostado de dos águilas, de sable y sobre el todo, trece roeles, de azur, puestos en palo, seis, seis y uno en punta.

Originario de Ávila, radicado en Madrid y Badajoz: En campo de gules, tres ruedas de carro, de oro, puestas dos y una.

Otros Abila: De gules, sembrado de roeles de oro.

Los radicados en Jerez de la Frontera y extendidos a Madrid, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, cuatro culebrinas, de azur, puestas en palo.

Alonso de Avila, procedente de Castilla, usaba: En campo de azur, un león rampante de gules, perfilado de oro.

En la iglesia de la Santísima Trinidad y parroquia de San Torcuato, de la ciudad de Zamora, constan: En ampo de gules, dos brazos vestidos que sujetan escaleras de oro.

Estas armas traen los Marqueses de Villamarta-Dávila.

Los originarios de Castilla, según Vicente de Cadenas, traen: Escudo partido: 1º, en campo de azur, terrasado de sinople, con fortificaciones (casamatas) y río, superado de manzano, desarraigado, frutado de oro, superado -a su vez- de león rampante de oro, coronado, linguado, armado y lampasado de gules, susteniendo la bandera española escudada, y 2º, en campo de oro, trece roeles, de azur. Bordura ajedrezada de oro y gules, en dos órdenes. Cimera de brazo con bocamanga de Teniente General, con espada de plata y oro, en la que se entrelaza cinta de azur, con letras de oro, que dicen y otro lado: "Por Dios. Por España".

Estas armas traen los Marqueses de Dávila.

Los originarios de Avila y radicados en La Gomera (Canarias) usan: Escudo ocrtado: arriba, de azur y en jefe, un león rampante al natural; abajo, de gules, un puente de plata con dos ojos sobre un río y, naciente de aquél, el cuerpo de un rey al natural, puesto de perfil, prisionero, con cadena de oro echada a su garganta, sujeta por un brazo armado de guerrero.

Los Avila, radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de gules, dos garzas, de oro y plata, afrontadas.

En el expediente del Caballero de la Orden de Alcántara Joaquín Hidalgo Barquero de Godoy y Dávila Godoy Dávila Godoy y Dávila de Godoy, natural de Quintana de la Serena (Badajoz), año 1798, constan las siguientes armas: En campo de gules, un grifo de oro.

Los de Zalamea de la Serena (Badajoz) usan: En campo de plata, un castillo con una paloma encima.