Villarreal

Versión de impresión

Noble y antiguo linaje muy extendido por toda la Península. Tuvo diferentes casas solares en Aragón, Castilla, País Vasco y La Rioja.

Una casa de este apellido radicó en la anteiglesia de Berriz, del partido judicial de Durango. Otras casas de Villarreal hubo en el lugar de Ibarra, en la anteiglesia de San Martín de Zalgo y valle de Aramayona (Alava), y en la villa de Bilbao. Pasaron a Navarra.

En Ibarra, lugar del valle de Aramayona, anteiglesia de San Martín de Zalgo (Alava), radicó un solar muy antiguo que fue cuna y origen de este ilustre linaje de Villarreal. Algunos de sus nobles hijos se hallaron en la memorable Batalla de las Navas, año 1212, al servicio de Rey Don Alfonso IX.

Otra casa solar hubo en Almagro (Ciudad Real).

Juan Villarreal, vecino de Ciudad Real, probó su nobleza en 1490. Pedro, vecino de Sevilla, obtuvo ejecutoria de nobleza por sí, sus hijos y descendientes, en 1567. Sancho de Villarreal, obtuvo confirmación de Caballero por sus servicios en la guerra contra los moros, en 1490.

Francisco Villarreal y Martínez de Ibarra Aperribay y García de Otaola, natural de Bilbao, probó su nobleza para ingresar en la Orden de Alcántara, en 1628.

Probaron su nobleza para ingresar en la Orden de Santiago, en los años que se indican: Pedro Bernardo de Villarreal y Andicano, bautizado en la anteiglesia de Uribarri, en la jurisdicción de Mondragón (Guipúzcoa), el 26 de Mayo de 1669, en 1690 (hijo de Pedro de Villarreal de Berriz Gamboa y de María Sáez de Andicano y Zelaa), y Juan Bautista de Villarreal Gamboa y González de Fruniz Echevarría, natural de la anteiglesia de Gamiz (Vizcaya), en 1681. Litigaron su nobleza para ingresar en la Orden de Calatrava, en los años que se indican: Francisco Villarreal y Acuña Vivero y Aduna, natural de Almagro (Ciudad Real), Capitán de Caballos Corazas en el Ejército de Milán, en 1699, y Sebastián de Villa Real y Lezama Gamboa y López de Villarreal, natural de Bilbao, en 1685.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid, en los años que se indican: Antonio de Villarreal, vecino de Antezana (Alava), en 1555; Cristóbal de Villarreal, vecino de Casarrubios del Monte (Toledo), en 1534; Domingo de Villarreal, vecino de Nalda (La Rioja), en 1555; Francisco, Juan y Rodrigo de Villarreal, vecinos de Alcanadre (La Rioja), en 1567; Juan de Villarreal, vecino de Albares, en 1533; Juan de Villarreal, vecino de Nanclares (Alava), en 1552; Martín de Villarreal, vecino de Nájera (La Rioja), en 1550; Pedro de Villarreal, vecino de Nanclares, en 1540; Juan de Villarreal Arbinigui, vecino de Ulibarri, en la Hermandad de Ubarrundia (Alava), en 1607; Miguel de Villarreal y Olvera, vecino de Valderas (León), en 1686; Antonio, Juan y Martín Villarreal y Sáenz, vecinos de Talavera de la Reina (Toledo), en 1806; Andrés Villarreal Sanz de Velasco, vecino de Chinchón (Madrid), en 1725; Anastasia Bernarda, Andrés, José Bernardo, María Antonia y Eugenia Villarreal Sanz de Velasco, vecinos de Torrenueva, en 1714; Andrés de Villarreal Urrutia Heredia, Rey de Armas y continuo de la Casa Real de Aragón, vecino de Toledo, en 1610; José Villarreal Villarreal, vecino de Pedroso, en 1772, y Pedro de Villarreal Zubiaur, vecino de Nájera, en 1583.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada, en los años que se indican: Juan de Villarreal, vecino de Barajas, en 1537; Martín y Hernando de Villarreal, vecinos de Talavera (Badajoz), en 1536, y Casimiro Villarreal y Sanabria, vecino de Granada y hacendado en Restábal (Granada), en 1782.

Ganaron proceso de Infanzonía en la Real Audiencia de Aragón: Cristóbal Villarreal, natural de Zaragoza, en 1647, y Francisco de Villarreal, natural de Zaragoza, en 1675.

Joaquín de Villarreal Muñoz Galisteo Pernia Cavero, vecino de Baena (Córdoba), obtuvo privilegio de hidalguía, en 20 de Octubre de 1818. José Villarreal obtuvo asiento del Despacho de legitimación para heredar y gozar de honras, oficios y de la nobleza de su padre, en 28 de Enero de 1738.

Melchor de Villarreal probó su nobleza ante la Justicia ordinaria de la villa de Madrid, en 1593.

Probaron su nobleza ante las Justicias ordinarias y las Juntas Generales de Guipúzcoa: Martín y Cristóbal de Villarreal, estantes en Sevilla de paso para Indias, vecinos de Villarreal de Urrechu (Guipúzcoa), en 1617; Martín de Villarreal, vecino de Villarreal de Urrechu, en 1628, y Pedro Villarreal Gamboa y Berriz, vecino de Mondragón, en 1667, y Lázaro y Martín Villarreal, vecinos de Azcoitia y Villarreal, descendientes de la casa solar de Villarreal de Aramayona (Alava), en 1603 y 1604.

Martín y Sancho de Villarreal, hermanos, vecinos de Irujo (Navarra), originarios y descendientes de la villa de Villarreal de Alava, probaron su nobleza ante los Tribunales Reales del Reino de Navarra, en 1532.

Fueron Caballeros, Infanzones e Hijodalgos aragoneses en las Cortes Generales del Reino de Aragón, celebradas en 1626: Alonso, Alonso, Antón, Bartolomé, Domingo, Domingo, Esteban, Gaudioso, Juan, Miguel, Miguel, Pedro, Raimundo, Tomás Villarreal, todos naturales de Calatayud (Zaragoza), y Francisco Villarreal, natural de Zaragoza.

Probaron su nobleza para ejercer cargos ante el Santo Oficio de la Inquisición, en los años que se indican: Juan de Villarreal López, natural de Valmojado, presbítero, para Comisario, en Lima, en 1733; Juan de Villarreal Quintero, natural de San Pedro del Montijo, para Familiar, en Cartagena de Indias, en 1660, y su mujer María Bernal de Poveda y Vergara, natural de Los Santos (Panamá); Nicolás Villarreal y Morales, natural de Manzanares, para Oficial, en Toledo, en 1691, y su mujer María Mateos Carnerero, natural de Manzanares; Bernardo de Villarreal, natural y vecino de Almagro (Ciudad Real), para Escribano, en Toledo, en 1582; Francisco Villarreal, Doctor, presbítero, administrador del Hospital de San Juan Bautista, extramuros de Toledo, para Consultor, en Toledo, en 1670; Julián de Villarreal, natural de Toledo, licenciado, cirujano, en Toledo, en 1602, y su mujer María Bustamante, natural de Toledo; Miguel de Villarreal, natural de Madrid, Maestro de Obras, en Toledo, en 1625, y su mujer María Carrero, natural de Madrid; Fernando Villarreal y Acuña, natural de Almagro, presbítero, para Comisario, en Toledo, en 1698, y Antonio Villarreal, natural de Córdoba, para Calificador, en Córdoba, en 1668.


Armas


Los de Castilla y Francia, según Miguel de Salazar: En campo de azur, un águila al natural, sobre ondas de agua de azur y plata, en las que nadan dos delfines, uno a cada lado del ángulo; en el cantón diestro del jefe, una estrella de oro.


Otros de Castilla, según Miguel de Salazar: En azur, un castillo de oro, superado de una estrella de oro, con una flámula con la punta hacia abajo, y a cada lado del castillo una corona, también de oro.


Otros de Castilla, según Miguel de Salazar: En campo de gules, un castillo de oro, sobre ondas de agua de azur y plata, superado de un águila de plata, coronada de oro. Bordura de azur, con tres estrellas y tres panelas de oro.


Los Marqueses de Casa Villarreal traen: En campo de gules, tres fajas de oro. Bordura de sinople, con cuatro aspas y cuatro luceros, todo de oro y alternados.
Estas mismas armas usan los Villarreal con casa solariega en la provincia de Alava, según el Rey de Armas Francisco Gómez Arévalo de Villafufre. Juan Carlos de Guerra recoge las anteriores armas, para los de la villa de Villarreal de Alava.


La casa de la anteiglesia de Berriz: De gules, con tres bandas de oro.


Otros, de esa misma casa: Escudo cortado: 1º, en campo de plata, un jabalí, de sable, acometido de un lebrel que le está mordiendo, y 2º, en campo de azur, una cruz llana, de oro.


Las casas del valle de Aramayona, Bilbao y Durango, traen: De plata, con una cruz hueca y floreteada, de gules, acompañada de cuatro flores de lis del mismo color.
Estas armas fueron concedidas por el Rey de Armas Pedro de Salazar Girón a petición de Juan de Villarreal, dada en Madrid, el 25 de Junio de 1649, a la casa solar de San Martín de Zalgo (Aramayona).
J.-B. Rietstap señala estas mismas armas para los de Vizcaya.


Otros de las casas del valle de Aramayona, Bilbao y Durango, traen: De plata, con una cruz hueca de Calatrava, de gules, acompañada de cuatro flores de lis del mismo color.


Otros, también de Bilbao, según Estanislao J. de Labayru: En campo de oro, tres bandas de azur.


Refiriéndose a los Villarreal, de Alava, el Cronista y Rey de Armas Pablo La Vargne, dice en una certificación dada en Madrid el 30 de Diciembre de 1841, que usaron: De azur, con un águila que tiene un aguilucho en las garras, ambos de plata, y mirando al sol de oro que está en el cantón alto derecho. Bordura de plata, con el siguiente lema en letras de sable: "Dignus prole".
Otros ponen dicha bordura en divisa o volante.


Los Villarreal, de la anteiglesia de San Martín de Zalgo y valle de Aramayona (Alava), según Diego de Soto y Aguilar, usan: En campo de azur, un castillo de plata, aclarado de gules, en la puerta dos escarpias de oro, y en el castillo tres banderas de azur, una en medio y dos a los lados, acompañado en jefe de una cruz de Calatrava de gules y cantonada de cuatro flores de lis de oro.


Los Villarreal, del lugar de Ibarra, en la anteiglesia de San Martín de Zalgo y valle de Aramayona (Alava), según Miguel de Salazar, traen: En campo de azur, un castillo de plata, aclarado de gules, en la puerta dos escarpias de oro, y en cada torre del castillo una bandera de azur, y acompañado en jefe de una cruz floreteada de gules y cantonada de cuatro billetes de plata, cargados cada uno de una flor de lis de gules.


Otros de Vizcaya usan: En campo de azur, un castillo de plata, aclarado de gules, acompañado de dos billetes de plata, uno a cada lado, con una flor de lis de gules, en cada uno; en jefe, una cruz de gules, y en cada torre del castillo, una bandera de azur.


Otros de Vizcaya, traen: Jaquelado de doce piezas, seis de oro y seis de azur. Bordura de gules, con ondas de plata.


En el expediente de ingresó de la Orden de Calatrava de José Rosales y Corral Medrano y Villarreal, natural de Almagro (Ciudad Real), en 1737, constan las siguientes armas de Villarreal, con casa solar en Almagro: En campo de azur, una banda engolada en cabezas de dragantes de oro.


Otros de Vizcaya, según José Pellicer de Tovar y Fray Francisco de Lozano, traen: Jaquelado de oro y azur, y por orla unas ondas de agua de azur y plata.


Los de Navarra, según Miguel de Salazar, traen: En campo de plata, una torre de azur, aclarada de oro, y naciente en lo alto de la torre un lobo de sable, superado de una corona de oro.


Los Villarreal, de Aragón, según Miguel de Salazar, usan: En campo de azur, seis roeles de plata.


Otros: En campo de gules, una torre de plata, surmontada de una corona de oro entre dos veneras del mismo metal.


Otros: En oro, un cuerpo sin cabeza ni pies de plata, atravesado por dos flechas en cruz. Bordura de gules, con ocho aspas de oro.


Otros, según Miguel de Salazar: En campo de azur, sobre ondas de agua de azur y plata, un águila de plata, que mira a un sol de oro, que asoma por el cantón alto del escudo.


Otros Villarreal, según Juan Baños de Velasco: Escudo partido: 1º, en gules, una banda de sable, y 2º, cortado: primero, en plata, tres panelas, y segundo, en sinople, un lobo de sable.


Otros Villarreal, según Juan Baños de Velasco: Escudo partido: 1º, en gules, una banda de sable, y 2º, cortado: primero, en plata, tres panelas, y segundo, en sinople, un lobo de oro.


Otros: En campo de gules, una cadena, de oro, puestas en orla.


Otros: En púrpura, un perro, en su color, pasante.


Otros: En campo de azur, tres bezantes, de plata, bien ordenados.


Otros: En campo de gules, un bezante, de oro.


Otros: En púrpura, una banda de oro acompañada en lo alto de un ave volando y en lo bajo de un león rampante, de oro.


Otros: En campo de gules, seis bezantes, de plata, puestos en dos palos. Franco cuartel de plata, con una banda, de gules.


Los apellidados Villarreal-Arizeta, de Bilbao, según Estanislao J. de Labayru, usan: Escudo partido: 1º, en plata, tres bandas de sinople, y 2º, en gules, un escudete acompañado de dos grifos rampantes.


Los Villarreal de Arizeta, según Jorge de Montemayor, traen: Escudo partido: 1º, en plata, tres bandas de sinople, y 2º, en gules, un escudete de plata cargado de tres bandas de sinople, y acompañado de dos grifos rampantes, y encima un lobo andante.


Otros Villarreal de Arizeta, según Jorge de Montemayor, traen: Escudo partido: 1º, en plata, tres bandas de sinople, y 2º, en gules, un escudete de plata cargado de tres bandas de sinople, y acompañado de dos lobos rampantes, y encima un lobo andante.


Los apellidados Villarreal de la Fuente: En campo de azur, dos bezantes, de plata.


Los Villarreal de Pineda: En campo de oro, una encina, de sinople. Jefe de plata con tres lises, de azur.