Adán

Versión de impresión

Este linaje es muy antiguo, con casa solar en la villa de Lequeitio, en la provincia de Vizcaya. Algunos de sus individuos se hallaron en la conquista de Sevilla.

Fue famoso en la segunda mitad del siglo XV un caballero de este linaje, llamado Alonso de Adán el Conquistador. Era natural de la villa de Soto, en la Rioja, y uno de sus ascendientes había sido Francisco Adán de Yarza, del solar de Lequeitio, cuyo apellido compuesto comenzó a sonar en la Historia de Vizcaya desde el primer tercio del siglo XIV. Enrique Enríquez, tío carnal del Rey don Fernando el Católico, premió las hazañas del citado caballero Alonso de Adán, el Conquistador, regalándole peto, espada y daga.

Hijo de este Alonso, fue Baltasar Adán de Belluga, y biznieto, Rodrigo Adán de Aguilar, que heredó las preseas de su bisabuelo.

Otro casal hubo en la villa de Alquézar (Huesca), documentada en el siglo XV, luego incorporada a los Lecina por enlace con éstos.

Ante la Sala de Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid litigaron por su hidalguía Juan de Adán, vecino de Cervera de Pisuerga (Palencia), en 1566, y Manuel de Adán y Bielba, bautizado en Mingorría (Ávila) el 5 de junio de 1765 (hijo de Marcos Adán, nacido en Cervera de Pisuerga en enero de 1727, y de Inés Bielba; nieto paterno de Lucas Adán, bautizado en Cervera de Pisuerga el 4 de noviembre de 1688, y de Manuela Olea, y segundo nieto de Juan Adán y de Ángela Bielba), en 1782.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Alonso Adán, llamado el Conquistador, natural de la villa de Soto, en 1497; Francisco Adán, vecino de Alcaudete (Jaén), en 1804; Gerónimo Adán, vecino de Jaén, en 1827; José Antonio Adán y Jiménez, vecino de Cazalilla (Jaén) y Jaén, en 1774; Andrés Adán Jiménez Caravaca y Nieto, natural de Baeza (Jaén) y vecino de Morón de la Frontera (Sevilla), en 1798, y Francisco Adán y Mendoza, natural de Jaén y vecino de Alcaudete (Jaén), padre de Alonso y Jerónimo Adán y Angulo, en 1807.

Entre las hidalguías custodiadas en el Archivo de Simancas se halla la correspondiente a los caballeros Juan y Gonzalo de Adán, vecinos de San Juan de Arredondo y Celada de los Calderones (Cantabria), a quienes se les hizo confirmación de hidalguía por los servicios que hicieron a los Reyes Católicos en la guerra de Granada. Está confirmada por don Felipe II, y el correspondiente privilegio de hidalguía fue otorgado por don Enrique IV, a favor de Julián Adán, en Segovia, el 19 de febrero de 1466.

Alonso Adán y Angulo, Ayudante retirado del Regimiento de Infantería de línea de Córdoba, bautizada en Jaén el 18 de abril de 1785, ingresó en la Orden de Carlos III, en 1814, y Jerónimo Adán y Angulo, ingresó en la Orden de Calatrava en 1817. Eran hijos de Francisco de Adán y Mendoza, bautizado en Jaén el 1 de febrero de 1755, y vecino de Alcaudete, citado anteriormente, y de Feliciana de Angulo, natural de Jaén; nietos paternos de José Antonio de Adán, bautizado en Cazorla (Jaén) el 6 de mayo de 1726, y de Francisca de Mendoza, y biznietos paternos de Salvador Adán, natural de Baeza (Jaén), y de Baltasara Jiménez del Campo, natural de Cazorla.

Para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición probaron su nobleza: Francisco Adán Calvo, natural de Soto, para Oficial, en Logroño, en 1642; Juan Adán de la Parra, natural de Soto, para Oficial, en la Corte, en 1626, y Mateo Adán Pradell y Masparrot, natural de Alcudia de Carlet (Valencia), para Familiar, en Valencia, en 1676, y su mujer Ángela Montalbán y Almelet, natural de Guadassuar (Valencia).

Francisco de Adán Castillejo Angulo y Castellón, Marqués de la Fuente del Moral, Señor de Adalia, Alcalde de Alcaudete, Exdiputado a Cortes, natural de Jaén, fue Maestrante de Granada, en 1846. Ildefonso Adán y Toro, fue Maestrante de Granada, en 1868; Carlos Adán de Zarza, también fue Maestrante de Granada, en 1830, y Fernando Adán de Zarza y Barbachano, también fue Maestrante de la ciudad de Granada, en 1817.

Juan Antonio y José María de Adán y Artiaga, vecinos de Soto de Cameros (La Rioja) y allí bautizados en 1726 y 1737, respectivamente, probaron su vizcainía, ante la Sala de Vizcaya de la Real Chancillería de Valladolid, con Real provisión de 15 de agosto de 1782.


Armas


Las primitivas de este apellido, esto es, las del solar de Lequeitio: En campo de plata un árbol de sinople y un jabalí de sable, empinado al tronco.


Los Adán de la Rioja, descendientes del caballero Alonso de Adán el Conquistador, traen: Escudo terciado en faja: 1º, de gules, con un león rampante, de plata; 2º, de oro, y 3º, de azur, con tres estrellas de plata.


La rama de Aragón, trae: En campo de gules, un chevrón de oro, acompañado de tres rosas de plata.

Este escudo es el mismo que el utilizado por los Adam, originarios de Aragón.


Los Adán, radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de azur, dos hachas, de plata, encabadas de oro y puestas en faja.


Según un expediente fechado en 1756, de Juan Francisco Navarro Tafalla Adán y Pérez, ante los Reales Tribunales de Navarra, consta este otro escudo, para los de Lequeitio: En campo de plata, un árbol de sinople, y un oso rampante de su color, empinado al tronco. Dicho árbol superado de una cruz y acompañada de dos estrellas, una a cada lado, y dos medias lunas a los otros dos.