Alfaro

Versión de impresión

Linaje de origen Riojano, de la villa de su nombre. Es tronco de este linaje el caballero Garcés García de Zapata, alcalde de Calahorra hacia el año 1200. Algunos tratadistas mantienen que este apellido es originario de Aragón, procedente del de Haro, y, por tanto, de los Señores de Vizcaya. Este apellido se extendió por el resto de Castilla, Cataluña, Andalucía y América.

Radicado en Cataluña en el siglo XV. Caballero de la Orden de San Juan. Gran Castellano de Amposta (1412-1415). Asistió a las Cortes de 1414. Tomó parte también al sitio de Balaguer y a la solemne ceremonia de la Coronación del Rey Don Fernando I en la Seo de Zaragoza el 11-II-1414.

En Castilla radicó en Los Villares, Magaña, San Pedro Manrique y Yanguas, en la provincia de Soria, así como en Valdestillas, en la de Valladolid, Mansilla de Mulas, en la de León y Torre de Mormojón, en la de Palencia.

En Andalucía se extendieron por Baeza, en la provincia de Jaen, así como en Sevilla y en Córdoba.

Diego Alfaro Fernandez, bautizado en Granada en 1750, fue Caballero de la Orden de Carlos III, donde ingresó en 1805.

Otros Alfaro radicaron en Madrid aunque su origen era la propia Alfaro de La Rioja; en Tudela (Navarra) y en las Islas Canarias, radicando en la Orotava, Tenerife.

Pasaron a América, radicando en Cáceres de Nueva Granada, actualmente en Colombia, y en Ecuador, Costa Rica y México.


Armas


Sus primitivas armas son: En campo de oro, dos palos de sinople.


Originario de Aragón, radicado en La Rioja, Castilla y Andalucía, pasado a América: Escudo partido, 1º de oro, dos palos de sinople, y 2º de azur, un creciente ranversado de plata.

Desde el siglo XIII, ratificadas más tarde por Declaración de Hidalguía otorgada en 1802 en Aranjuez a D. Pedro Alfaro Casquete de Prado, perteneciente a la rama establecida en Sevilla


Escudo partido, 1º de oro, tres palos de sinople, y 2º de azur, un creciente ranversado de plata.


Escudo partido: 1º, de azur, un creciente de plata ranversado, y 2º, de oro, tres palos de sinople.


Escudo partido: 1º, de sinople, tres palos de oro, y 2º, en campo de azur, un creciente de plata.


Una rama de Zaragoza: Escudo partido: 1º, de oro, tres palos de sinople recortados, y 2º, de azur, un creciente de plata.


Los de Arguedas, en Navarra: En campo de gules, cuatro bandas de oro cargada, cada una, de un lobo andante de sable y, entre ellas, diez y ocho armiños de sable.


Otros de Arguedas: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de gules, una banda de plata cargada de dos lobos de sable, y 2º y 3º, de gules, una faja de oro.


En campo de azur, un castillo de oro acompañado de dos llaves de oro, una a cada lado, y saliendo de la puerta, una cadena de hierro.


Los de Portugal, que descienden de los Señores de Vizcaya: En campo de gules, tres pescuezos, con sus cabezas de serpiente de plata, enlazados y atados de oro y, la del medio, montante, con las de los lados contramirandose.


Los de Aragón y Murcia: Escudo partido: 1º, en campo de oro, dos bastones nudosos de sinople, puestos en palo y en faja, y 2º, en campo de azur, un creciente ranversado de plata.


Los de Vizcaya: Escudo partido: 1º, en campo de azur, una cruz versada de plata, 2º, en campo de oro tres palos de sinople.