Graner

Versión de impresión

Apellido extendido por Aragón, Cataluña y Mallorca.

En Aragón tuvo casa solar en Puertomingalvo (Teruel), su dueño Bernat Graner, documentada en la Fogueración aragonesa de 1495.

En Cataluña radicaron sus casa solares en Berga, sus dueños Miguel Graner y Mn. Raphel Graner; en La Palma (ambas en Barcelona), su dueño Pere Graner; en Vilovi de Oñar (Gerona), su dueño M° Baldiri Graner; en Alins (Lérida), su dueño Bernardi Graner, en Cenia (Tarragona), su dueño Enis Graner, documentadas en la Fogueración catalana 1553; en Castelló de Ampurias (Gerona) y en la ciudad de Gerona, citada en el siglo XVI. y en Vich (Barcelona).

Berenguer de Graner y Pere de Graner fueron vecinos de Vich en 1266-1278.

Guillermo Ramón del Graner, Burgués Honrado y Síndico de Berga (Barcelona), asistió como Síndico del Brazo Real en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1416 y 1419. Fue abuelo de Rafael del Graner, Burgués Honrado y Síndico de Berga, Carlán del Castillo Fraumir, que asistió como Síndico del Brazo Real en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1493, que casó con María de Olives y fueron padres de Rafael Onofre del Graner, "alias Olivas", Burgués Honrado de Berga, Carlán del Castillo de Fraumir, que fue elevado a la dignidad de Caballero del Principado de Cataluña por privilegio del Emperador Don Carlos I de España el 21 de Abril de 1542, asistiendo como tal a las Cortes de 1528, 1537 y 1547, habilitado por el Brazo Militar. Casó con Angela de Vivers.


Armas


Miguel de Salazar, dice que los de Aragón, ostentaron: En campo de plata, un granero de azur, con un agujero por donde sale el trigo. A cada lado del granero, un lebrel rampante de sinople, sosteniéndole.

Estas armas constan en el privilegio de Caballero del Principado de Cataluña, de Rafael Onofre del Graner, año 1542.

Garma y Durán describe así las armas de los Graner de Cataluña: "Trae de plata con un cestón de azur, que en catalán se llama graner de canyà, acostado de dos lebreles mantenientes de sinople". Son exactas a las anteriores.

Estas mismas armas traen los Graner de Mallorca.


Gregorio García Ciprés y el Conde de Doña Marina, dicen que los de Aragón, traen: En campo de plata, un granero de azur, con un agujero por donde sale el trigo. A cada lado del granero, un lebrel rampante de sable, sosteniéndole.