Granallers, Granollers, Granullés

Versión de impresión

El progenitor de este apellido, según refieren Mosén Jaime Febrer y Gaspar de Escolano, fue un soldado catalán de la villa de Granullés (hoy Granollers), en la provincia de Barcelona, que estaba al servicio del Rey Don Jaime I de Aragón, y a quien este Monarca encargó de delinear la traza del fuerza del Puig y de construir la calzada que conducía al mar. En premio de estos servicios le autorizó Don Jaime para que tomase el nombre de la villa de que era natural y se llamase de allí en adelante Granullés. También le heredó con varias propiedades en la población del Puig, pasando a sus descendientes la casa y heredad que le cupo, así como el apellido Granullés.

Ramón Granollers fue vecino de Valencia en 1354-1373. Pere Granollers, de la comarca de Vallés Occidental, fue de los primeros vecinos de Gandía (Valencia) en 1259-1291. P. Granollers, de la comarca de Vallés Occidental, fue vecino de Gandía en 1373. Francés Granollers, de la comarca de Vallés Occidental, fue vecino de Játiva (Valencia) en 1421.

En Cataluña tuvo casas solares en Guisona (Lérida), su dueño Joan Granullés, documentada en la Fogueración catalana de 1553, y en Vich (Barcelona), su dueño Joan de Granollers, citada en 1266-1278.

Miguel Granullés, natural de Valencia, fue Caballero de la Orden de San Juan de Jerusalén, en la que ingresó en 1585.

Gaspar de Granullés, fue Caballero de la Orden de Montesa 1570, Subcomendador del Convento, Comendador de Adzaneta, fallecido en Toledo en 1595.

Luis Granullés y Próxita, natural de Valencia fue religioso del Hábito de Montesa, que vistió en 1581, fallecido en 1603.

Juan Bautista Granullés y Próxita, natural de Valencia, fue también Caballero de la Orden de Montesa desde 1587, Bailio de Moncada, fallecido en 1620.

José Granullés y Metaller, natural de Valencia y religioso de la misma citada Orden de Montesa, con fecha 3 de Agosto de 1624. Fue Bailio de Moncada y falleció en 1656.


Armas


Los de Cataluña usan: En campo de oro, tres ranas de sinople, puestas dos y una.


Los de Valencia traen: En campo de gules, dos torres de oro, puestas en situación de faja y surmontadas de un ojo del mismo metal.