Bastida, Bastida (La), Bastidas, La Bastida

Versión de impresión

Procede este linaje de la antiquísima casa de los Asturias, en el Principado de Asturias, siendo su progenitor Gutierre Rodríguez Bezudo que asistió a la conquista de Cuenca, vengando la muerte de su hermano Pedro saltando dentro del muro, desde la bastida en el que iban él y otros soldados, por cuya causa le llamaron el caballero Bastida y después sus hijos y descendientes los llamaron así. Fundó el lugar de Tullonio, en La Rioja. No se tiene ahora noticia en aquellas comarcas del citado lugar y sólo se conoce un Santuario de Nuestra Señora de Toloño, en la sierra de Toloño, en la jurisdicción de la villa de Labastida (Alava). En su principio fue sólo la casa fuerte solariega de la Bastida y de algunas otras de sus criados que labraban la tierra. Casó con Sancha Domínguez de Pancorbo (hija de Domingo Láinez de Pancorbo y de Dominga Galíndez), como consta en una escritura de donación que hicieron al Monasterio de San Millán de la Cogolla, de una serna en el valle de Angulo, que llamaban Oteo, que está junto al valle de Mena (Burgos), en 1157.

Descendientes del mencionado caballero continuaron apellidándose Bastida y crearon nuevos solares en distintas regiones de España.

Uno de estos solares fue la torre de Bastida, sita a media legua de Monforte de Lemos (Lugo), de la que fue fundador Rui Núñez de Bastida, que estaba casado con Mencía Villa de Anaya. Así lo manifiesta Juan Francisco de Hita. En la citada provincia de Lugo hay varios lugares denominados Bastida, cuyo nombre debe tener estrecha relación con el del linaje.

En Navarra tuvo casas solares en el lugar de San Vicente, de la Merindad de Sangüesa, sus dueños Diego Periz de la Bastida y Johan Ferrándiz de la Bastida, y en Orzales, de la Merindad de Estella, su dueño Johan Ferrándiz de la Bastida, documentadas en la Fogueración de 1366.

En Aragón tuvo casas solares en la ciudad de Zaragoza, su dueño Anthon Bastida; en Ayerbe (Huesca), su dueña la viuda de Bastida, y en Bolea (Huesca), su dueño Andreu de la Bastida, documentadas en la Fogueración de 1495.

Otro solar fundaron en Cataluña, donde tuvieron casas solares en Vilamitjana, su dueño Bertomeu Bastida; en Gabet, su dueño Joan Bastida; en Aramunt, sus dueños Jaume Bastida y Joan Bastida; en Corroncuy y la Bastida, su dueño Matheu de la Bastida; en Peramea (todo en Lérida), su dueño Pere Bastida, y en Robio de Ardesa (Barcelona), su dueño Pere Bastida, documentadas en la Fogueración catalana de 1553.

En Guipúzcoa tuvo casa solar en la villa de Zumaya. También tuvo casa en el Señorío de Vizcaya.

Ramas del mismo linaje hubo también en Guadalajara y en la villa de Chillón (Ciudad Real).

Entre los Caballeros Hijosdalgo llamados por los Reyes Católicos Don Fernando y Doña Isabel en 1494 en su Corte fue Gonzalo de la Bastida, de Segovia. N. Bastida era vecino de Valencia en 1354-1373.

Paciano Bastida, vecino de Villanueva de Avellanes (Lleida), asistió a las Cortes del Principado de Cataluña, en 1640.

Probaron su nobleza para ingresar en la Orden de Santiago: Lorenzo Antonio de la Bastida y Sánchez de Yegros, natural de Chillón (Ciudad Real), del Consejo de S.M. y Alcalde de la Casa y Corte, en 1715; Antonio y Juan de la Bastida y Torres, naturales de Guadalajara, en 1665, y Pedro de la Bastida y Yegros, natural de Chillón, en 1686.

En la Real Chancillería de Valladolid probaron su hidalguía, en los años que se indican, los siguientes individuos de este linaje: Andrés de la Bastida, vecino de Geria (Valladolid), en 1729; Francisco de la Bastida, vecino de Matilla de los Caños (Valladolid), en 1768; Manuel de la Bastida, vecino de Velliza (Valladolid), en 1785; Cristóbal de la Bastida, vecino de Cuéllar (Segovia), en 1546; Juan de la Bastida y Lope de la Bastida, vecinos de Nájera (La Rioja), en 1520; Lope de la Bastida, vecino de Calahorra (La Rioja), en 1524; Diego de Bastida, vecino de Haro (La Rioja), en 1526; Rodrigo de la Bastida, vecino de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja), en 1558; Rodrigo de la Bastida, vecino de Guadalajara y Valdeavellano, en 1606; Pedro de la Bastida, vecino de Ayuelas (Palencia), en 1782; Miguel de la Bastida, vecino de Ampudia (Palencia), en 1645; Miguel de la Bastida, natural de Tordesillas (Valladolid) y vecino de Alcalá de Henares (Madrid), en 1683; Agustín de la Bastida y García, vecino de San Millán de Yécora (La Rioja), en 1806, y Tadeo, Félix, Martín y Balbina Bastida Díez, hermanos, vecinos de Cenicero (La Rioja), en 1804.

Probaron su hidalguía ante la Real Chancillería de Granada: Alonso de la Bastida y hermanos, vecinos de Chillón, en 1686; Ana de la Bastida, como madre de Francisco Antonio y Ana Márquez de Prado, vecinos de Villanueva de la Serena (Badajoz), en 1780; Diego de la Bastida, vecino de Sevilla, en 1564; Diego de la Bastida, vecino de Zafra (Badajoz), en 1503; Francisco de la Bastida, vecino de Fuente de Cantos (Badajoz), en 1756; Juan Bastida, vecino de Salvatierra, en el siglo XVI; Juan y Benito Bastida Almagro y Pedro y Juan Bastida Teruel, vecinos de Lebrija (Sevilla), en 1771; José y Fernando Bastida Aponte y Vargas, vecino de Salvatierra, en 1731; Francisco José Bastida y Bargas, vecino de Fuente de Cantos, en 1766; Juan Bastida Belchi y consortes, vecinos de Lebrilla, en 1775; Francisco José de la Bastida Dávila y Vargas, vecino de Medina de las Torres (Badajoz), en 1766; Diego de la Bastida Espinosa, vecino de Sevilla, en 1588; Francisco José de la Bastida García de Ulloa y Torralba, vecino de Chillón, en 1801; Alonso de la Bastida y Zerón, vecino de Fuente de Cantos, en 1717, y Juan Salvador de la Bastida y Zorrilla, vecino de Murcia, en 1778.

Probaron su limpieza de sangre para ingresar como religiosos en la Orden de Calatrava: Tomás de la Bastida, natural de Fuente de Cantos, en 1775, y Alonso Francisco de la Bastida y Ramírez, natural de Medina de las Torres, en 1775.

María de la Bastida y Bastas, natural de Castildelgado (Burgos), del Convento San Felices de Burgos, probó su hidalguía y limpieza de sangre para ingresar como religiosa en la Orden de Calatrava en 1636.

Bernabé de la Bastida y Torralba, natural de Chillón, probó su limpieza de sangre para ejercer el cargo de Comisario del Santo Oficio de la Inquisición de Córdoba, en 1725.

En el Archivo de la Catedral de Jaén consta el expediente de limpieza de sangre de Pedro de la Bastida de Yegros y de Yegros Masa, natural de Chillón, en 1703.

Ante las Juntas Generales de Guipúzcoa y sus Justicias ordinarias probaron su hidalguía: Juan Martínez de Bastida, vecino de Oyarzun, en 1684; Domingo y Simón de Bastida, hijos de Pedro de Bastida y María Ascensión de Erarrizaga, descendientes del solar de Bastida en Zumaya, en Cestona, en 1635; Benito de Bastida y Urreta, vecino de Azpeitia, en 1773; Juan de Bastida y Alberdi y consortes, vecinos de Azpeitia y originarios de Zumaya, en 1773, y Martín de Aizpuru y Bastida, vecino de Azpeitia, en 1673.


Armas


Los de Cataluña, ostentaron: Escudo cuartelado: 1º, y 4º, de gules, un león rampante, de plata, y 2º y 3º, de oro, con una banda, de sable y ocho cruces, de gules, puestas en orla.


Otros, también en Cataluña, las pintaban así: Escudo cuartelado: 1º, y 4º, de gules, un león rampante, de gules, y 2º y 3º, de oro, con una banda, de sable y ocho cruces, en orla, seis de gules y dos sobre la banda, de oro.


Otros, también en Cataluña, las pintaban así: Escudo cuartelado: 1º, y 4º, de gules, un león rampante, de plata, y 2º y 3º, de oro, con una banda, de sable y ocho sotueres en orla, seis de gules y dos sobre la banda, de oro.


Los de la rama que radicó en Vallés y en Manresa, usaron: En campo de oro, seis cabrios de gules.


Otros de la rama que tuvo casa en Barcelona, traían: En campo de gules, un león, rampante, de plata, lampasado y armado de sable.


Los de Aragón, que documentan sus ramas en el siglo XVI y en Zaragoza en el siglo XVII, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de gules, un león de plata, lampasado de gules, y 2º y 3º, de oro, una banda de sinople entre ocho estrellas de gules.


Juan Carlos de Guerra dice que una casa que radicó en Zumaya traía: Escudo partido: 1º, en campo de gules, un árbol de sinople, perfilado de oro, y un lobo de sable andante al pie del tronco, con la cabeza vuelta sobre el lomo, y 2º, en campo de gules, dos calderas de sable y tres estrellas de oro, puestas en palo, interpoladas. Bordura de gules, con ocho sotueres de oro. Los cuarteles y la bordura divididos por un virol de oro.

Estas mismas armas traen los de Vizcaya según Diego de Soto y Aguilar.


Los radicados en Treviana (La Rioja), según Vicente de Cadenas, traen: En campo de azur, un campanario, de oro, con la campana de sable.


Las primitivas del linaje eran armas parlantes y se organizaban así: En campo de sinople, una torre cuadrada de plata, aclarada de oro. A la diestra, un león de oro, atado con cadena de azur a la puerta de la torre, y a la siniestra, una bastida de oro, apoyada en el muro de la torre, coincidiendo con una ventana, y en ella gente de armas con lanzas de azur, con el hierro de oro, que entran y salen de la torre.

Así las trajeron los solares de Alava, Lugo y Lérida, y los Condes de Ardales del Río.

La rama de Baeza la añade una bordura de gules con ocho sotueres de oro.


Otros: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de plata, y 2º y 3º, de sinople.


Otras casas en La Rioja y Aragón, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de gules, un león rampante de plata, lampasado de gules, y 2º y 3º, en campo de oro, una banda de sinople, acompañada de dos estrellas de gules.


Los descendientes de Gutierre Rodríguez Bezudo, llamado Bastida, usaban: Dos bastidas a modo de castillos.

Otra rama de Baeza las modificó de este modo: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de sinople, una torre cuadrada de plata, aclarada de oro; a la siniestra, el león de este metal, atado a la puerta con cadena de azur, y a la diestra, la bastida, también de oro, con cuatro ruedas, apoyada en el muro de la torre y llena de gente de armas, que entra y sale en la torre. A los lados de ésta, lanzas de oro con el hierro de azur, y 2º y 3º, en campo de oro, una encina de sinople y un jabalí de sable, pasante al pie del tronco, por el parentesco con los Velázquez de Cuéllar. Cada uno de estos cuatro cuarteles lleva una bordura de gules con ocho sotueres de oro.

Otros, del Vallés, traen: En campo de gules, cuatro chevrones de oro.

Otros de Cataluña: En campo de oro, cuatro chevrones de gules.

Otros de Cataluña: En campo de azur, un león de plata.

Los de Tárrega (Lleida) usan: Escudo partido: 1º, en campo de azur, un árbol arrancado de oro, surmontado de una cometa de gules, fleteada de oro, puesta en barra, y 2º, en campo de gules, una castillo, acompañado en jefe de tres flores de lis en faja y en punta de un tau, todo de oro.

Una casa de Bastida, próxima a Medina de Pomar (Burgos), ostentó, según Francisco Lozano, estas otras armas: En campo de plata, una torre parda, almenada, sobre ondas de azur y plata. En su homenaje, un hombre armado de plata, de medio cuerpo, con un hacha de armas, también de plata, en la mano. Bordura de gules, con ocho estrellas de oro.

Los de Chillón (Ciudad Real) usan: En campo de sinople, una torre de plata, y a su siniestra una bastida de oro, apoyada en la torre, y sobre ella, guerreros con lanzas.

Los Bastidas traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de gules, un castillo, de plata, a cuya puerta está un león encadenado, y a su lado, una bastida, y 2º y 3º, en campo de sable, una estrella, de oro.

Otros, según Juan José Vilar y Psayla y Juan Carlos de Guerra, traen: En campo de oro, tres chevrones de gules.

Otros: En campo de oro, una banda de sinople con cuatro estrellas arriba y cuatro abajo.

Otros: En campo de gules, un león de plata, lampasado de gules.