Arco, Arco (del), Arco Agüero, Del Arco

Versión de impresión

Hubo diferentes casas de este linaje, sin nexo común de parentesco, en Aragón, Navarra, Vizcaya y Cantabria.

Un antiguo solar de este apellido radicó en Borja (Zaragoza), documentado desde 1350, pero se estima que no tuvo en ella su origen, siendo lo más probable que el primer caballero, tronco de esta familia, procediera de Navarra, y que pasara a Aragón para tomar parte en las luchas de la Reconquista española; cosa muy corriente en aquellos tiempos, en que acudían en ayuda de los Reyes gentes principales de distintas regiones, que luego eran heredadas y quedaban establecidas en tierras que no eran las de su origen.

Abona esa creencia el hecho de que hasta muy entrado el siglo XV, no había en parte alguna de España gente de este apellido, sino en Navarra; pues aunque en las provincias de Guadalajara y de Madrid existían individuos apellidados Arco, a fines del siglo XV y principios del XVI, no eran naturales de ellas.

Antes bien, se tenían por descendientes de los Arco, de Borja, como lo atestiguó un Bartolomé del Arco, de Guadalajara, al Padre Marco Antonio del Arco, de la Compañía de Jesús, al cual, siendo Doctor en Teología en Valencia el año de 1594, fue a visitar sólo por haberlo oído nombrar en la ciudad, y le dijo que entre ellos era General y constante la creencia de que procedían de los Arco, de Borja.

En cambio consta que en Navarra eran mucho más antiguos los de este apellido, figurando como hijosdalgo en los libros de la Nobleza del Reino. Vemos en la Fogueración hecha en 1300 casas de este linaje radicadas en las villas de Artajona, propiedad de Sancho del Arco, y de Fustiñana, siendo su dueño Johan del Arco.

Con todo, se conjetura que el progenitor de los Arco o del Arco, de Borja, vendría de Navarra, y que acaso fue uno de los registrados en dichos libros, ya que las alomas que allí se ponen y las de los Arcos de Borja son iguales, como más adelante se verá.

Pero, ¿cuál fue en Navarra el origen del linaje Arco? ¿Procedía de su villa de Losarcos o Los Arcos?. Cabe suponerlo, no sólo por la razón apuntada, sino también por la casi identidad de los nombres de dicha villa y del apellido, y porque el sello que la villa usó en el siglo XIII (año 1273), existente en el Archivo Municipal de Pamplona, tiene en su campo un arco o ballesta con su saeta, y en el escudo de los Arco figura también esa ballesta, aunque sin la saeta.

Estas coincidencias parecen elocuentes, pero hay que oponerlas el reparo de que si el apellido procedía de la villa y tomó su nombre y armas, debió denominarse Losarcos o Arcos, en plural, y no Arco solamente. Es de tener, además, en cuenta que también existe, y muy extendido por diversas regiones, el apellido Arcos, y que familias así apellidadas moraron en Navarra; y aun cuando a esto pudiera contestarse que tal vez Arco y Arcos sean un mismo apellido, con origen y tronco común, cabe también responder que eso no está esclarecido, y que las armas de ambos son muy distintas.

No bastan, pues, para destruir la duda que existe sobre el origen y procedencia de esos apellidos todas las conjeturas apuntadas. No hemos encontrado tampoco datos más fehacientes y positivos, y esto nos obliga a referir por separado las noticias de uno y de otro linaje.

Concretándonos ahora al de Arco, repetiremos que lo que se tiene por más seguro es que la casa de la localidad de Borja tuvo por progenitor a un Arco navarro, y que los de ese apellido en Aragón se distinguieron desde muy antiguo en el ejercicio de las armas, siendo notoria su nobleza, puesto que rigieron cargos públicos que sólo podían desempeñar los hidalgos.

Cuando Ramiro II el Monje renunció a la Corona de Aragón, en 1137, encomendó a su yerno el conde Ramón Berenguer los ricos-hombres mesnaderos y caballeros del Reino, bajo juramento y homenaje, y entre otros, según Zurita, se halló el progenitor de la casa de Arcos, de Borja, a quien el famoso cronista llama Sancho Sanz del Arco.

Bernardo del Arco y el capitán Juan del Arco, naturales de Borja (Zaragoza), acudieron en calidad de caballeros infanzones e hijosdalgo a las Cortes de 1626.

Bernardo del Arco y Aguilar, natural de Borja, ingresó en la Orden de Santiago en 1627.

De las líneas dimanadas de esa casa y radicadas en las provincias de Guadalajara y Madrid, fueron los siguientes individuos que probaron su hidalguía en Valladolid en los años que se indican: Diego del Arco, vecino de Esquivias, en 1533; Luis y Sancho del Arco, vecinos de Carabaña, en 1568, y Diego del Arco, vecino de Corpa, en 1569.

Felipe de Arco Agüero y Riva Herrera, natural de Villaverde y del Consejo de Su Majestad en el Real Consejo de Indias y Caballero de Carlos III.

Felipe de Arco Agüero y de la Puebla de Santiago, nacido en Gajano el 12 de Noviembre de 1735, Capitán del Regimiento de Infantería de Toledo y Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó el 4 de Febrero de 1773.

Bernardo del Arco Agüero y del Campo, nacido en Gajano el 21 de Marzo de 1736, y también Capitán del regimiento de Infantería de Toledo y Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó en la misma fecha que su hermano Felipe.

Bartolomé de Arco Agüero y Piscatori, nacido en Madrid el 26 de Agosto de 1749, que ingresó en el Real Seminario de Nobles de la Corte, previa justificación de nobleza de sus apellidos, en 1760. Fue también Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó el 17 de Agosto de 1769.

Luis del Arco y Mariategui, bautizado en Madrid el 12 de Diciembre de 1838. Ingresó en la Orden de Santiago el 30 de Junio de 1864, y fue Diputado a Cortes, Gran Cruz de Isabel la Católica, Ministro plenipotenciario de S.M. y primer Conde de Arcentales por Real decreto de 16 de Abril de 1894.

Enrique del Arco y Mariategui, bautizado en Madrid el 8 de Noviembre de 1845, que ingresó en la Orden de Santiago en la misma fecha que su hermano el 30 de Junio de 1864.

Luis del Arco y Vizmanos, natural de Madrid, que fue segundo Conde de Arcentales, Secretario de Embajada, Caballero de Carlos III, del Santo Sepulcro y de Santiago desde 1905, Mayordomo de Semana de S.M. y otras condecoraciones nacionales y extranjeras.

José Antonio del Arco y Cubas, tercer Conde de Arcentales, Mayordomo de Semana de S.M. el Rey, Caballero de Malta y Caballero de Santiago desde 1915.

El Conde Julio del Arco, natural de Ferrara, fue Caballero santiaguista en el siglo XVI. Ana del Arco Chavarría, vecina de Montefrío (Granada), probó su nobleza ante la Real Chancillería de Granada, en 1684.

Francisco del Arco, Marqués del Arco Hermoso, fue Maestrante de Sevilla en 1769. Lorenzo del Arco hizo expediente de hidalguía en 1757.

Manuel del Arco obtuvo el título de Regidor de Brozas (Cáceres), en 1717, con facultad de nombrar Teniente.


Armas


Los Arco de la casa de Borja (Zaragoza) traen: En campo de plata, un arco o ballesta de sable.

Estas mismas armas usan los originarios de Navarra, según Vicente de Cadenas.


Otros Arco de la casa de Borja, así como los de Castilla y Extremadura varían los esmaltes de ese escudo y ponen: En campo de gules, el arco de oro, con las cuerdas de plata.


Otros usan: En campo de oro, tres escudetes de gules, bien ordenados y cargados cada uno de un pino al natural, y un león, coronado de oro, empinado al tronco.

En la casa de los Arco Agüero en Villaverde de Pontones (Cantabria) constan estas otras: "Un castillo, sobre peñascos con dos altos y puertas de arcos, en la primera hay dos lebreles atados con sus cadenas, en la superficie de él se advierten dos sierpes coronadas y un serafín a quien éstas muerden".