Bayo, Vayo

Versión de impresión

Apellido, relativamente frecuente y repartido por España, con sus principales asientos en Barcelona, Valencia, Huelva, Madrid, Zaragoza, Granada, Castellón, Tarragona, Navarra y Teruel. Dice Faure en su “Diccionario de apellidos españoles” que puede proceder 1) de la voz castellano –bayo-, “de color blanco amarillento, que se aplicó comúnmente al color del pelo de los caballos, pero también como apodo a personas, y 2) del topónimo Bayo, nombre de poblaciones en Asturias, Zaragoza, La Coruña, León, etc., cuyo nombre habrían tomado por apellido individuos originarios de alguna de ellas.

Una hidalguía de 1654 señala su origen en la casa de Bayo de Tudela, Navarra, aunque el origen último está en la localidad de El Bajo, junto a Ejea de los Caballeros, Zaragoza.

Tuvo casa solar este apellido en la villa de Matute, en La Rioja, y algunas de sus líneas moraron en los pueblos de Viniegra de Arriba y Anguiano (La Rioja). Otra pasó a la provincia de Segovia y se estableció en Villoslada. También hubo casas de este linaje en Navarra, sitas en Pamplona, Tudela y Corella. Igualmente hubo de este apellido en Aragón y Cataluña. Juan José Vilar y Psayla recoge otra casa solar en Orense.

En Aragón tuvieron casas solares en Cadrete, su dueño Yuce el Bayo; en Longares, su dueño Arnal del Vayo; en Paracuellos de la Ribera, su dueña María de Bayo; en la ciudad de Zaragoza, su dueña la viuda de Johan Bayo; en Torrellas, su dueño Yuce el Bayo; en Erla, su dueña María del Bayo; en Ribas de Borja, su dueño Yuce el Bayo; en Bulbuente, su dueño Martín de Bayo; en Albeta (todo en Zaragoza), su dueño Mahoma el Vayo;en El Pobo, su dueño Joan del Bayo; en Linares de Mora, sus dueños Joan del Bayo y Miguel del Bayo; en Parras de Martín, su dueño Pero Bayo; en Pitarque, sus dueños Matheu Bayo y María Bayo; en Alcalá de la Selva (todo en Teruel), sus dueños Miguel del Bayo, Johan del Bayo, Francisco el Bayo, Pedro el Bayo, Miguel del Bayo, Johan del Bayo Ezquierdo, Francisco el Bayo, Johan del Bayo, Matheu Bayo, García el Bayo, Jaime el Bayo y Baltasar Bayo; en Almudévar, su dueño Anthon Bayo; en Radiquero, sus dueños Johan Bayo y Johan Bayo; en Bélver, sus dueños Antoni Bayo y Miguel Bayo, y en Estadilla (todo en Huesca), su dueño Bernat Bayo, documentadas en la Fogueración de 1495.

En Navarra tuvo casas solares en la villa de Larraga, de la Merindad de Olite, su dueño Bartolomeo del Bayo, documentada en la Fogueración de 1329; en la villa de Carcastillo, de la Merindad de Tudela, su dueño Ximeno del Bayo, y en la ciudad de Tudela, sus dueños María del Bayo, García Periz de Sant del Bayo, García del Bayo, Pero Lopiz del Bayo, Pedro del Bayo y Johan del Bayo, documentadas en la Fogueración de 1350, y en la villa de Murillo El Cuende, de la Merindad de Olite, su dueño Xemeno del Bayo, documentada en la Fogueración de 1366.

Anthoni y Martín de Vayo, naturales de Zaragoza, eran vecinos de Sagunto (Valencia) en 1421. Domingo, Domingo, Johan, Pedrol y Pedrol Vayo, naturales de Zaragoza, fueron vecinos de Segorbe (Castellón) en 1421. Juan del Vayo, natural de Zaragoza, era vecino de Jérica (Castellón) en 1343-1369. Andrés del Vayo, natural de Zaragoza, fue vecino de Villarreal (Castellón), en 1415. Alfonso, Alegre y Pedro del Bayo fueron empadronados como Hidalgo en la ciudad de Murcia en 1418. Tomás de Bayo juró al Príncipe de España, como infanzón, en las Cortes de Zaragoza de 1646.

En Cataluña tuvo casa solar en Cambrils (Tarragona), su dueño Antoni Bayo, documentada en la Fogueración catalana de 1553.

De los Bayo de Navarra procedió Bertol del Bayo, que de su mujer Ana Pérez de Villafranca tuvo a Jerónimo de Bayo, que casó con María Cruzat, y fueron padres de José de Bayo y Cruzat, vecino de Tudela, que probó su nobleza ante los Tribunales Reales del Reino de Navarra en 1654.

Ana Bayo, natural de Corella, casó con Pedro de Argáiz, y fueron padres de Juan y Gregorio de Argáiz y Bayo, naturales de Corella, que probaron su nobleza ante los Reales Tribunales de Navarra en 1631.

José del Bayo Arguedas Giménez y Sesma, natural de Corella (Navarra), ingresó en la Orden de San Juan de Jerusalén en 1632.

Ingresaron en la Real Compañía de Guardias Marinas: José María Bayo y García de Prado, natural de Jalapa, en 1795; Luis e Ignacio Bayo y Hernández Pinzón, nacidos en Moguer, en Huelva, el 12 de Noviembre de 1846 y el 14 de Diciembre de 1849, respectivamente (hijos de Telesforo Bayo, nacido en Almagro, en Ciudad Real, el 7 de Enero de 1811, y de María de la Paz Hernández Pinzón, nacida en Moguer el 7 de Febrero de 1818, casados en Moguer el 21 de Octubre de 1844; nietos paternos de Manuel Bayo y López, nacido en Rueda, en Valladolid, el 2 de Abril de 1749, y de Joaquina María Recuero y Acuña, nacida en Almagro el 25 de Febrero de 1774, casados en Almagro el 13 de Julio de 1795, y biznietos paternos de Juan Antonio Bayo y de María López), en 1860, y Luis Bayo y López, natural de Sevilla, en 1862.

Vicente Bayo y Sánchez Duro y Medel, natural de Madrid, Caballero del Real Cuerpo Colegiado de Madrid en 1887, fue creado Conde de San Jorge concedido por el Papa Don León XIII, con carácter hereditario, por Breve de 29 de Mayo de 1888 y autorizado en España por Real Despacho de 9 de Agosto del mismo año. Por Breve de S.S. de 6 de Noviembre de 1911 y Real Despacho de autorización de 16 de Febrero de 1912 le sucedió su sobrino el II Conde de San Jorge, Federico Jorge Bayo y Timmerhans, Ingeniero de Minas (hijo de Federico Bayo Sánchez, hermano del primer Conde, y de su mujer Clara Timmerhans), casado con María de la Concepción Cerragería y Cavanillas, IV Condesa de Cerragería. El Conde falleció en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia) el 14 de Enero de 1955, y la Condesa en Burdeos (Francia) el 28 de Febrero de 1962.

Juan y Manuel Bayo y Sologuren, obtuvieron Vecindad originaria en la ciudad de Sevilla en 1826. Eran hijos de Pedro Bayo y Agreda y de Isabel María de Sologuren;nietos paternos de Juan José Bayo y de Magdalena de Agreda, natural de Brieva de Cameros (La Rioja), y nieto materno de Juan Simón de Sologuren y de Angela Durán, naturales de Orduña (Vizcaya).

Santos Bayo Corral Cerezo y Montes, natural de Matute (La Rioja) y residente en Bilbao, obtuvo Sello Mayor de hidalguía en la villa de Bilbao el 30 de Julio de 1790. Era hijo de Angel Bayo y de Ana del Corral y Montes, y nieto paterno de Francisco Bayo García y de Josefa de Cerezo, todos naturales de Matute.

Juan Eusebio Bayo de Agreda, vecino de Medina de las Torres (Badajoz), probó su hidalguía ante la Real Chancillería de Granada en 1800.

De la Orden de Carlos III fueron: Andrés de Jesús del Bayo, Caballero, en 1853; Mariano Bayo, Caballero, en 1862; Ricardo Bayo, Caballero, en 1870; Tomás Bayo, Caballero, en 1870; Vicente Bayo, Caballero y Comendador, en 1854; Adolfo Bayo y Bayo, Comendador, en 1868, y Ricardo Bayo y Mancha, Caballero, en 1868.

Adolfo Bayo y Bayo fue Caballero de la Orden de San Juan de Jerusalén en 1850.

De los caballeros del Estado Noble que formaron e ingresaron en el Real Cuerpo Colegiado de Hijosdalgo de la Nobleza de Madrid, fueron: Matías Bayo, Alguacil Mayor y Diputado, que ganó Real provisión en la Real Chancillería de Valladolid, en 1803; José Manuel Bayo y González Elipe, natural de Cádiz, Doctor en Derecho, Licenciado en Filosofía y Letras, Abogado del Colegio de Madrid, Caballero de la Orden Pontifica de San Gregorio, Isabel la Católica, Mérito Naval, Legión de honor, Villaviciosa de Portugal, Comendador de la del Mérito Agrícola, Jefe Superior de Administración, en 1902, y Vicente Bayo y Sánchez Duro y Medel, natural de Madrid, Conde de San Jorge, en 1887.


Armas


Los Bayo de La Rioja y sus líneas de Bilbao, Segovia y Cádiz traen: En campo de azur, sembrado de flores de lis de plata.

Divisa: "Benedictum sit nomen Domini nostri Jesu-Christi", puesta en letras de plata sobre un volante de azur.

Por concesión del Rey Don Carlos II de Navarra.


Los de Orense, según Juan José Vilar y Psayla, traen: En campo de gules, un castillo o torre de plata, con puertas y ventanas de azur, puesto sobre ondas de mar de azur y plata.


Los radicados en Brieva de Cameros, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de azur, una mano de oro. Jefe de gules con un cuchillo del monte de plata.


Los radicados en Chile usan: En campo de oro, tres bandas de azur.


Los radicados en Perú traen: En campo de oro, cinco estrellas de azur, puestas en aspa.


Otros: En campo de sinople, dos águilas, de gules, puestas en palo

Los de Corella, en Navarra, parece ser que tenían armas distintas, pues en documentos de la nobleza ejecutoriada de Navarra, relativos a Juan y Gregorio de Argáiz y Bayo, se dice: "Sus armas son un escudo dividido; en uno de los cuarteles, en campo rojo, en la parte superior un castillo, y en la inferior un bastón de general, y en el otro cuartel una banda roja en campo de oro".

Esta última partición es la que debe corresponder al apellido Bayo, pero no lo aseguramos porque la forma en que está hecha la división del escudo no aparece bien explicada en la descripción transcrita.