Espinar

Versión de impresión

Apellido castellano, originario de la villa de El Espinar (cuyo nombre tomó), de la provincia de Segovia.

Otras casas radicaron en Simancas (Valladolid) y Valladolid y en la ciudad de Pamplona. Pasaron a Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Filipinas, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, Puerto Rico y República Dominicana,

Juan de Espinar, del Convento de Santiago de la Espada de Sevilla, probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Santiago en 1701.

Jusepe y Ventura Espinar, vecinos de Sanlúcar, probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada en 1586.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Antonio Espinar Pérez de Orozco, natural de Lima, de la Compañía de Jesús, para Calificador, en Lima (hijo de Juan del Espinar, natural de Segovia, y de Francisca Pérez de Orozco, natural de Lima, y nieto paterno de Frutos García Maestre del Espinar, natural de El Espinar, en Segovia, y de María Sáenz, natural de Vitoria), en 1640; Fray Juan Espinar y Pérez de Orozco, hermano del anterior, natural de Lima, de la Orden de Santo Domingo, para Calificador, en Lima, en 1640; Fray Juan del Espinar Pérez, natural de Sevilla, de la Orden de Santo Domingo, para Calificador, en Lima, en 1640; Marco del Espinar, natural de Villamanta (Madrid) y vecino de Navalcarnero (Madrid), para Notario, en Toledo, en 1623; Francisco de Espinar Bejíjar, natural de Priego, presbítero, para Comisario Supernumerario, en Córdoba (hijo de Juan Espinar Bejíjar y de María de Ojeda y nieto paterno de Juan de Espinar Bejíjar y de Isabel Ramírez Rico), en 1717; y Catalina Espinar y su marido Eugenio de Molina, natural de Toledo y vecino de Madrid, para Familiar, en Toledo, en 1626.

Ingresaron en los colegiales del Mayor de San Ildefonso y menores de Alcalá: Agustín Espinar, natural de Miguel Esteban (Toledo), en 1769; Antonio de Espinar, natural de Sepúlveda (Segovia), en 1559; Diego del Espinar, natural de Segovia, en 1508; Juan Espinar, natural de Aranda de Duero (Burgos), en 1584; Lázaro del Espinar, natural de Segovia, en 1578; Antonio Espinar Alvarez Berrocal Hernández y Valmaseda, natural de Madrid y originario de Navalcarnero (Madrid), en 1622 a 1625, y Antonio Espinar Valmaseda Hernández, natural de Madrid, en 1618 a 1623.

Diego del Espinar y Mayting de Ribera, natural de México, Capitán de Caballos Corazas y Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó el 11 de Mayo de 1652.

Nicolás de Espinar y Escudero, bautizado en Simancas el 12 de Agosto de 1687, vecino de Simancas y de Villalar de los Comuneros (Valladolid), que obtuvo Real provisión de su hidalguía ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid el 9 de Abril de 1735. Figura en los Padrones de Nobleza de Simancas como Regidor Segundo en 1719 y Alcalde en 1722 y 1728.


Armas


En campo de oro, un espino arrancado, de sinople, puesto sobre ondas de agua de azur y plata.


Otros: En campo de sinople, cinco clavos, de oro, puestos tres y dos.


Los de Navarra, según Francisco Zazo y Rosillo, traen: En campo de oro, un espino con tres gajos puestos en triángulo, y el espino de su color con sus majuelas y sus raíces de gules, y al pie del espino un lobo pasante de azur, uñado de gules.


Según Agustín de Loaysa traen: En campo de oro, un espino de sinople con majuelas de gules y al pie un lobo de sable andante con lengua de gules. Bordura de gules con ocho llaves de plata entretejidas de dos en dos por los anillos y cuatro veneras de oro entre ellas.

En la capilla, con entierro y armas, en el Monasterio de Jerónimos de El Parral, de la ciudad de Segovia, constan: Escudo mantelado: 1º, un león rampante; 2º, un espino arrancado, sobre ondas de agua, que todo es Espinar, y 3º, o manteladura, una cruz hueca y floreteada, que es Pantoja.

En la casa de los Espinar, sita en la calle San Agustín 10, de la ciudad de Segovia, constan: Escudo mantelado: 1º, una cruz flordelisada vacía; 2º, un león rampante, y 3º, o manteladura, un árbol sobre ondas, armas correspondientes a sus fundadores, el Doctor Sancho García del Espinar, del Consejo de Su Alteza, y de Ana Daza, para el Mayorazgo dado por Doña Juana, en 1506, en cabeza de su hijo Andrés López del Espinar. Casi dos siglos después pertenecía a Diego Pantoja del Espinar, Caballero de la Orden de Santiago, y a su mujer Beatriz Fernández de la Vega, y a la muerte de ambos pasó a su hijo José del Espinar Pantoja.