Agulló

Versión de impresión

Linaje muy antiguo de Lérida, con casas solariegas en las ciudades de Seo de Urgel y de Cervera, de dicha provincia catalana.

De estos solares salieron ramas que se extendieron especialmente por toda Cataluña, Valencia y Alicante.

Una línea muy distinguida de los Agulló de Valencia radicó en Xátiva. De ella fue Tomás Agulló, ciudadano de Xátiva y natural de esta población, que contrajo matrimonio con Ana María Lloqui, natural de Alzira, su nieto Tomás Agulló y Almazora, natural de Xátiva fue caballero de la Orden de Montesa en 1662. De esa misma familia procedió Manuel Agulló y Sánchez, nacido también en Xátiva, coronel de infantería, regidor, en clase de nobles, de Valencia, y caballero de la Orden de Montesa en 1827.

De los Agulló, de Alicante, dimanaron también familias muy principales. Una se estableció en Elx y de ella fue: Jaime de Agulló, que casó con doña María Sánchez y fueron padres de Jaime Agulló y Sánchez, que sigue la línea, Gaspar Agulló y Sánchez, que también sigue la línea, y Juan Agulló y Sánchez, que casó dos veces, la primera con Violante Franco, y la segunda con Leonor Tari.

Jaime Agulló y Sánchez, segundo del nombre, contrajo matrimonio con Isabel Estévez, y tuvieron dos hijos: Jaime, tercero del nombre, que sigue la línea, y Diego, que también sigue en la segunda rama. Jaime Agulló y Estévez, tercero de nombre, efectuó su enlace con Isabel Jordán, en la que procreó a Baltasar Agulló y Jordán, que casó con María Valero, de la que tuvo a Francisco Agulló y Valero, que contrajo matrimonio con Salvadora Zapata, de cuya unión nació Baltasar Agulló y Zapata, segundo del nombre que abrazó el estado eclesiástico.

Gaspar Agulló Sánchez (hijo de Jaime Agulló y de su mujer María Sánchez, citados anteriormente), casó en 1570 con Catalina Costa, y fueron padres de Job Agulló y Costa, bautizado el 2 de julio de 1577, casó tres veces, la primera con Leonor Ángela Miralles, la segunda con Isabel Sepulcro y la tercera con Ana Candela, de este último matrimonio tuvo a José Agulló y Candela, que efectuó enlace con Juliana Bonmatí, en la que procreó a José de Agulló y Bonmatí, segundo del nombre de esta línea, bautizado el 7 de marzo de 1670, éste se unió con Jacinta Sepulcro, de la que tuvo a Moisés Gerardo, que abrazó el estado eclesiástico, y a José Agulló y Sepulcro, que casó con María Alamo, y fueron padres de Ramón, presbítero, Fray José, Juan Francisco y María Agulló Alamo.

Diego Agulló (hijo segundo de Jaime de Agulló, segundo del nombre, y de su mujer Isabel Estévez, citados en el párrafo primero de la rama principal), casó con Germana Guilló, de la que tuvo a Jaime Agulló y Guilló, que casó con Germana Pomares, de cuya unión nació Diego de Agulló y Pomares, segundo del nombre, que casó con Margarita Ceval, en la que procreó a Francisco Agulló, Capitán del regimiento de Valencia, y a Josefa Agulló y Ceval, que continuó la línea, por haber muerto sin sucesión su hermano, estuvo casada con Carlos Gil, y fueron padres de Francisca de Paula Gil y Agulló, que efectuó su enlace con Francisco Andrés, del que tuvo a Rita María Andrés y Gil, que casó con José Reig, y fueron padres de María Josefa Reig y Andrés.

De otra línea de los Agulló de Alicante, avecindada en la villa de San Felipe, del partido judicial de Elx, procedió Francisco Agulló y Garnieta, natural de dicha villa, que casó con doña Vicenta María Guitarte, de igual naturaleza, y fueron padres de Jacinto José Agulló y Guitarte, nacido en San Felipe, que contrajo matrimonio con doña María Cebrián y Cebrián, de la misma villa, siendo hijo suyo y sucesor Francisco Agulló y Cebrián, también natural de San Felipe, que ingresó en la Orden de Montesa en 1757. Contrajo matrimonio en Orihuela el 8 de febrero de 1772 con Josefa Manuela Sánchez de Bellmont y Cebriá, nacida en Orihuela el 3 de enero de 1752; de este enlace nació Manuel Agulló y Sánchez de Bellmont, bautizado en San Felipe el 11 de Agosto de 1783, Coronel de Infantería, Regidor, en clase de nobles de Valencia y Caballero de la Orden de Montesa desde 1827. 

También ingresaron en la Orden de Montesa: Juan Agulló, Comendador de Ares, en 1400, y Jorge Agulló y Muñoz, natural de Valencia, Mayordomo del Rey don Martín de Aragón, en 1420.

Para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición probaron su nobleza: Juan Agulló de la Maza y Bonet, natural de Valencia y residente en Chile, para Familiar, en Valencia, en 1604; Tomás Agulló Sánchiz Saurina y Menor, natural de Xátiva, para Familiar, en Valencia, en 1618, y su mujer Ana María Lloqui Truja, natural de Alzira y vecinos de Corbera; Antonio Agulló Angostura, Canónigo de Xátiva, natural de Benigánim (Valencia), para Oficial, en Valencia, en 1697; Jacinto Agulló Guitart Garnieta y Guitart, natural de San Felipe, Alguacil mayor, en Valencia en 1717, y su mujer Ángela María Cebriá y Cebriá, natural de San Felipe, y su segunda mujer Luisa Arazil y Portillo, natural de Orihuela, en 1740, y Menna Agulló Pinós Olin Sentmanat y Rivera, Marqués de Gironella y Barón de Florechas, natural de Málaga, para Ministro Oficial, en Barcelona, en 1705, y su mujer Lucía Vega de Sentmenat, natural de Cervera.

Pedro Agulló, natural de Valencia, obtuvo privilegio militar y certificaciones de armas, en Madrid en 12 de marzo de 1674.

Fueron caballeros del hábito de San Juan en el Gran Priorato de Cataluña: Nicolás Agulló, Comandante de Granyena (Lérida), en 1543-1553; Francisco Agulló Rocabertí Jose e Icart, bautizado en Guisona, (Lérida), el 19 de noviembre de 1612 (hijo de Francisco Agulló, Señor de Bellvey, Gironella, etc, y de María Rocabertí, nieto paterno de Miguel Agulló y de Paula Josa, y biznieto paterno de Miguel Agulló y de María Cardona), en 1629, y Juan de Agulló Pinós Rocabertí y Perapertusa, bautizado en Gironella, en Barcelona, el 31 de julio de 1652 (hijo de Jerónimo Agulló y de María de Pinós, y nieto paterno de los citados Francisco Agulló y de María Rocabertí), en 1671.

Francisco Agulló, fue Marqués de Gironella y Coronel de Infantería, José Joaquín Agulló y Ramón, Conde de Ripalda, natural de Valencia, fue Maestrante de Valencia, en 1827, y José María Agulló y Sánchez Bellmont, Conde de Ripalta, natural de Xátiva (Valencia), fue Maestrante de Valencia, en 1801.

Juan de Agulló, Ciudadano Honrado de Lérida, Paer en Cap de Lérida, Capitán de los Reales Ejércitos del Rey don Juan II de Aragón y de Navarra, asistió como Síndico del Brazo Real de Lérida a las Cortes del Principado de Cataluña, en 1446 y 1460. Fue ejecutado en Tárrega (Lérida) en 1462 acusado de alta traición. Era hijo de Bernardo de Agulló, Ciudadano Honrado de Lérida, Paer y prohombre de Lérida, este último sobrino de de Guillermo de Agulló, Abad del Real Monasterio de Poblet.

Nicolás de Agulló, Ciudadano Honrado de Lérida, Señor de Bellvei de Meiá, asistió como Síndico del Brazo Real de Lérida en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1446 y 1460. Posteriormente asistió como Caballero, miembro del Brazo Militar, a las Cortes de 1467, en virtud de convocatoria regia expedida por el Rey don Juan II de Aragón y de Navarra, a raíz de la investidura como Caballero de la Espuela Dorada por el Rey don Juan II de Aragón. Era hijo del citado Juan de Agulló. Estaba casado con Beatriz de Oluja, Señora de Oluges Baixes y de Montfalcó. Su tercer nieto, Miguel de Agulló y de Pinós, Señor de Gironella, LLussá, Bellvei de Meiá, Lloberola, Vallcebre, Fumanyá, Figols, Blancafort, Vilocill, Merola, Miralles y Tapies, casado con Paula de Jossa y de Malet, Señora de Sitges, alcanzó la dignidad de Noble en virtud de privilegio del Rey don Felipe II el 22 de Agosto de 1586. Biznieto de este último fue José de Agulló y de Pinós, General de Artillería de los Reales Ejércitos y Protector del Brazo Militar, que alcanzó el título de Marqués de Gironella del Rey don Felipe V el 10 de julio de 1702.


Armas


Los de Valencia, traen: En campo de sinople, un águila, de sable, perfilada de oro, llevando en el pico un hacha encendida.


Las casas de Xátiva y Elx, traen: En campo de sinople, un águila, de sable, llevando en el pico un hacha encendida.

Estas armas constan en el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de Montesa, Francisco Agulló y Cebrián.


Los Agulló del solar de la ciudad de Seo de Urgel, traen: En campo de oro, una pera, de gules.


Otros modifican estas armas y ponen: En campo de plata, un alfiletero para guardar agujas, de gules.

Como la forma en que pintan este alfiletero es muy semejante a la de una pera, cabe pensar si esta o aquel eran la misma figura. Sin embargo, los autores que describen estos escudos diferencian claramente esta pieza, llamándola en el primero pera y en el segundo alfiletero.


Los de Barcelona, según el Cronista Juan José Vila y Psayla, traen: En campo de oro, un acerico (almohadilla para alfileres), de gules, con diez alfileres de plata clavados en él.


Los del solar de la ciudad de Cervera usan: Escudo de oro, enrejado o celosiado por seis cotizas, de gules, clavadas de plata.


Otros traen: En campo de azur con tres agujones, de plata, puestos en palo.


Otros, según Lorenzo Padilla, traen: En campo de gules, cuatro losanges, de oro, colocados 2, y 2.


Otros, según Lorenzo de Padilla, traen: En campo de gules, cuatro losanges, de oro, colocados 1, 2, 1.


Los Agulló, del castillo de Belvehi (Lérida), usan: En campo de oro, un cojinete, de gules, con siete agujas de plata clavadas en él, en tres hileras.


Otros traen: En campo de azur, tres puntas de lanza, de oro, con el mango de plata, puestas dos y una.


Otros usan: En campo de oro, un castillo de piedra sobre un río, en el que nadan tres peces.


Otros traen: En campo de sinople, un águila, de sable, perfilada de oro y teniendo en el pico un cordero.


En la labra heráldica del sepulcro de Guillermo de Agulló, Abad de Poblet, en la casa capitular del citado Monasterio, constan las siguientes armas: En campo de oro, enrejado con seis cotizas y contracotizas, de gules, a modo de celosías.