Benito

Versión de impresión

Apellido muy extendido por España. No hay datos concretos que atestigüen su origen y primitivo solar. Algunos tratadistas, sin embargo, aseguran que tuvo casa muy antigua en las montañas de León, cerca de Asturias, y que sus caballeros sirvieron a los Reyes, no sólo de León y de Castilla, sino también a los de Aragón, en sus campañas reconquistadoras contra los moros. Esto dio motivo a que fueran heredados en diversas regiones de España, fundando los distintos solares del apellido Benito de que se tiene noticia.

Una de esas casas radicó en la villa de Ponferrada (León).

También hubo de este linaje en Galicia, procedentes de Asturias, donde tuvieron su primitiva casa solar cerca de Oviedo.

Miembros de esos solares se extendieron por las provincias de Burgos, Palencia y otras de Castilla, así como por las regiones de Cantabria y La Rioja. Los Benito entroncaron con los Muriel, de Jerez de la Frontera (Cádiz). Hubo también en Aragón y en Caudete (Albacete), desde donde pasó a Villena (Alicante).

En la Comunidad de Madrid hubo casas en Ajalvir, Daganzo de Arriba, Daganzo de Abajo y en Colmenar de Oreja.

En Burgos tuvo casa solar en el valle de Valdivielso.

En Álava tuvieron casa en la villa de Laguardia, documentada en 1560.

En Aragón tuvo casas solares en Villanueva de Gállego, su dueño Johan Benito; en la ciudad de Zaragoza, sus dueños García Benito y Johan Benito y Marien de Benito; en Torralba de los Frailes, su dueños Pero Benito y la viuda de Domingo Benito; en Calmarza, su dueño Anthón de Benito; en Sisamón, su dueño Pero Benito; en Torrehermosa, sus dueños Joan de Benito, Bartholome Benito, Diego Benito y Joan de Benito; en Monreal de Ariza, sus dueños Joan de Benito y Anthón de Benito; en Cetina, sus dueños Pérez Benito, Anthón de Benito, Pedro Benito y Pérez Benito; en Ateca, su dueño Martín Benito; en Villaluenga, sus dueños Pascual Benito y Joan Benito; en Torrijo de la Cañada, sus dueños Joan Benito, Domingo Benito y Joan Benito; en Tarazona, su dueño Johan Benito; en Magallón, su dueño Antón Benito; en Mallén, su dueño García Benito, y en Bulbuente (todo en Zaragoza), su dueño Johan Benito, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

En Cataluña tuvieron casas solares en Horta de San Juan (Tarragona), su dueño Jaume Benito, y en Castelldans (Lleida), su dueño Jaume Benito, documentadas en la Fogueración catalana de 1553.

Domingo Benito, Caballero ciudadano, obtuvo repartimiento en la ciudad de Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1266.

Miguel Benito fue agraciado con tierras en el Repartimiento de Lorca (Murcia).

Bartolomé Benito fu escudero de la parroquia de Santa María de Murcia en 1568.

En la Catedral de Granada se custodia el expediente de genealogía y limpieza de sangre de Juan Benito, natural de Albelda de Iregua (La Rioja), presentado a una ración, en 1573. Era hijo de Juan Benito, natural de Albelda de Iregua, escribano público, y de Catalina de Caro, natural de Trevijano (La Rioja), y nieto paterno de Pedro Benito, natural de Albelda de Iregua, y de Juana Escudero, natural de Trevijano.

Hicieron información de hidalguía ante la Real Chancillería de Valladolid, en los años que se indican, estos otros Benito: Juan Benito, vecino de Ponferrada (León), en 1495; Pedro y Rodrigo Benito, vecinos de Santillana, en 1570; Francisco y José Benito de Tejada y Noboa y Matías, José y Antonio Benito de Tejada y Rivera, vecinos de Aranda de Duero y Gumiel de Hizán (Burgos), en 1714; Francisco de Benito Hurtado de Mendoza, vecino de Ezcaray (La Rioja), en 1754; Cristóbal Benito Fernández Pocostales, vecino de Alburquerque (Badajoz), en 1757; José y Juan Antonio Benito, naturales y vecinos de Cohicillos (Cantabria), en 1760, y Juan Benito González, natural de Cohicillos y vecino de la ciudad de Buenos Aires (Argentina), en 1760.

Probaron su hidalguía ante la Real Chancillería de Granada: Pedro de Benito, vecino de Pareja (Guadalajara), en 1704, y Juan Antonio Benito Guillén de Toledo, vecino de Moratalla, en 1817.

Manuel Benito y Jover, natural de Valencia, ingresó como religioso en la Orden de Montesa, en 1686.

Pedro Benito, vecino de Quintana Redonda (Soria), obtuvo confirmación de privilegio de Caballero por sus buenos servicios, en 1491.

En el Archivo Municipal de Santiago de Compostela (La Coruña) consta el expediente de limpieza de sangre de Juan Félix Benito y Benito, natural de Soto de Cameros (La Rioja), en 1760.

Manuel Benito Soler Ferri y Muñoz, natural de Valencia, probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Montesa en 1686.

De la Orden de Carlos III fueron: Francisco Benito y Eraso, vecino de Garinoain (Navarra), Individuo de la Junta Realista de Navarra, Cruz Supernumeraria, en 1825; Alejandro Benito, Comendador, en 1878; Cosme José de Benito, Caballero, en 1871; Maximiliano Benito, Caballero, en 1878; Pío de Benito, Caballero, en 1871; Alejandro de Benito y Álvarez, Comendador, en 1884; Juan María Benito Breschin, Caballero, en 1859; Antonio Benito Gordón, Caballero, en 1860; Domingo Benito y Guillén, Caballero, en 1853; Francisco Benito y Herrera, Caballero, en 1919; Juan Benito Molina, Caballero, en 1872; José Benito Pardiñas, Caballero, en 1871; Pedro Benito y Sanz, Comendador, en 1919, y Carlos Benito de Silva, Gran Cruz, en 1870.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Gabriel Benito Plaza, natural de Belinchón (Cuenca), Provisor de Ávila, para Oficial, en Cuenca, en 1681; Alonso Benito de Medina, natural de Sevilla, canónigo, para Oficial, en Sevilla, en 1681; Antonio Benito Sánchez, natural de Toro (Zamora), para Ministro Oficial en Cartagena de Indias (Colombia), en Valladolid, en 1790; Diego Benito de la Canal, natural de Fuenmayor (La Rioja), para Alcaide, en Logroño, en 1614, y su mujer Ana Campillo Millán, natural de Medrano (La Rioja); Francisco Benito de la Canal y Martínez, natural de Logroño, para Oficial, en Logroño, en 1639; Juan Félix Benito y Benito, natural de Soto de Cameros (La Rioja), para Ministro Oficial, en Logroño, en 1764; Juan Benito Collado, natural de Logroño, para Familiar, en Lima, en 1693, y su mujer Petronila Blanco Villalba, natural de Arequipa; Juan Bautista Benito Ferri, natural de Xàtiva, en Valencia (hijo de Juan Benito y Vila, natural de Caudete, y de Rafaela Ferri, y nieto paterno de Miguel Juan Benito y de Catalina Vila), para Ministro Oficial, en Valencia, en 1677, y su mujer Luisa Soler y Muñoz, natural de Xàtiva; Luís Benito Oliver, natural de Villena (Alicante), Provisor de Calahorra, para Oficial, en Murcia, en 1647; María Benito Fernández Castro, natural de Canales de la Sierra (La Rioja), y su marido Diego Moreda y Salamanca, natural de Navarrete (La Rioja), para Ministro Oficial, en Logroño, en 1800; Melchor de Benito y Polonia Bravo, naturales y vecinos de Ajalvir (Madrid), para Familiar, en Toledo, en 1639, y Cebrián Benito Hernández Rey, natural y vecino de Toledo, Doctor, y su mujer Ana de la Monja y Delgada, natural de El Puente del Arzobispo (Toledo), para Familiar, en Toledo, en 1681.

Entre los Caballeros Hijosdalgo recibidos en el Estado Noble de Madrid, y que entraron en suertes, ejerciendo los cargos del Ayuntamiento, figuraron: Gabriel Benito, en 1629; Paulio Benito, en 1660; Joaquín y José Benito Dueñas y González, originarios de Campos, que ganaron Real provisión de nobleza ante la Real Chancillería de Valladolid, en 1776, y Tomás Benito González y García, hijo de José Benito Dueñas y González, en el mismo año.

Isidro de Benito Domínguez, Jefe honorario de Administración Civil, Caballero de la Orden de Carlos III y Caballero de la Orden del Santo Sepulcro, en la que ingresó en 1911.


Armas


Son sus armas: En campo de oro, un árbol de sinople, y un león de gules empinado al tronco.


Los de Andalucía traen: En campo de plata, un árbol, de sinople, y dos lobos andantes atravesados al tronco.


Los radicados en Sevilla, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de azur, una faja, de plata.


Otros: Escudo ajedrezado de plata y sable. Bordura de gules con ocho aspas, de oro.


Los del valle de Valdivielso (Burgos) y La Rioja, según una certificación dada por Francisco de Arévalo a Francisco y Domingo Benito, año 1671, trae: En campo de azur, un león rampante de oro.


Los del valle de Valdivielso, según Diego de Soto y Aguilar, traen: En campo de oro, un pino de sinople con piñas de oro, y un león pardo empinado al tronco.


Los radicados en Coicollos, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, una torre, de gules, y en su homenaje, un brazo armado de azur.


Los radicados en Mérida, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de sinople, tres montes, de plata, puestos en faja y surmontados de un sol, de oro.


Los de Caudete traen: Escudo cuartelado: 1º, en campo de azur, un cordero pascual de plata; 2º, en campo de oro, un árbol de sinople arrancado; 3º, en campo de azur, seis barras de oro, y 4º, en campo de gules, una torre de plata.

Así figuran en la capilla fundada y construida por Luis Benito y de Oliver, Inquisidor Mayor de Sevilla.


Los de Galicia, originarios de Asturias, usan: En campo de oro y sable, un águila del uno en el otro. Bordura de plata con ocho bandas ajedrezadas de oro y sable.


Los apellidados Benito de Castelruiz, de Soria, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, un árbol arrancado, de sinople, y atravesados a su tronco dos lobos, de sable, pasantes y puestos en palo.


Los apellidados Benito-Delgado traen: Escudo cortado por una faja de gules: 1º, en campo de plata, una granquelín, de gules, y 2º, en campo de oro, tres losanges, de azur, puestos en faja.