Iturrizar

Versión de impresión

Apellido vasco, con casa torre en el lugar de Manurga, de la Hermandad de Cigoitia (Alava).

Otra casa solar radicó en la villa de Bilbao, su dueño Hurtunno de Iturrizar, documentada en la Fogueración vizcaína de 1514.

A mediados del siglo XVI vivieron en la torre de Iturrizar, de Manurga, Fernando de Iturrizar y su esposa Magdalena Ortiz de Zárate, natural de Gopegui, de la Hermandad de Cigoitia.

Fernando era Regidor del Concejo en 1552 y figura como noble reconocido en un poder de los hidalgos de Manurga fechado en 1562. Fernando y Magdalena tuvieron varios hijos: Mateo de Iturrizar, bautizado el 27 de Marzo de 1570; Catalina de Iturrizar, bautizada el 8 de Julio de 1572; Juan y Martín de Iturrizar, avecindados en Vitoria, y Hernando de Iturrizar, que fue soldado en Pamplona y murió siendo sargento en dicha plaza.

Mateo de Iturrizar, el heredero, casó con María de Fano, natural de Bilbao, y fueron padres de Baltasar de Iturriza, que "embarcó siendo muchacho y nunca parecio con lo que se tiene por cierto que murió", y María de Iturrizar, que casó con Tomas de Santa Coloma, con casa solariega en Santa Coloma, junto a Arceniega (Alava), y fueron padres del Caballero de Santiago Juan de Santa Coloma y Ortiz de Iturrizar.

La hermana de Mateo, Catalina de Iturrizar, casada con Domingo de Basterra, vivió en la casa torre de Manurga al cuidado de su madre Magdalena, a quien mantenían sus hijos.

Los otros hermanos, Juan y Martín de Iturrizar, fueron vecinos de Vitoria. Un hijo de Martín, llamado como su padre, fue cura de San Pedro de Vitoria; y dos hijas, hermanas de este licenciado Martín de Iturrizar, casaron a dos casas hidalgas alavesas: Gregoria, con Juan de Maturana, y Luisa, con Juan Lazcano.

Mateo de Iturrizar y sus hermanos disfrutaron pro-indiviso de la propiedad de la torre, habitada según hemos dicho por Magdalena Ortiz de Zárate y su hija Catalina de Iturrizar.

Aunque la casa y torre debieron abandonarse ya en el siglo XVII, y en 1668 se encontraba en avanzado estado de deterioro, los Hurtado de Mendoza ostentaron su señorío y, a partir del siglo XVIII, hacen figurar el título de "señores de la torre de Iturrizar" entre los muros que demostraban su calidad y nobleza.

Tal señorío había recaído en los Hurtado de Mendoza por la referida Luisa de Iturrizar, casada con Juan de Lazcano. Por herencia de éstos, pudo titularse Juan Joaquín Hurtado de Mendoza Zúñiga Barrientos y Necolalde, señor de Martioda, Los Huetos y de la torre de Necolalde, Maestre de Campo, Comisario y Diputado General de Alava, señor de las torres de Iturrizar y Lazcano, como marido de Rafaela Gregoria de Foronda y Lazcano, señora de los solares de Manurga y Lazcano.

Antonio de Iturrizar, natural de Zollo (Vizcaya) y residente en la Real Cartuja del Paular de Segovia, probó su hidalguía ante el Señor Corregidor de Vizcaya en 1768.


Armas


En la torre de Iturrizar, de Manurga, constan: En campo de oro, una torre de sinople, con almenas, chapiteles, puertas y ventanas de gules, y en lo bajo, una fuente de plata con varios caños salientes.

El escudo del lavadero, del siglo XVII, es sin duda del momento en que el Rey de Armas de Don Felipe IV, Jerónimo de Villa, certificó las de la casa de Iturrizar de Manurga, en 1640.


Otros: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de azur, seis bezantes de plata, puestas en dos palos de a tres, y 2º y 3º, en campo de oro, una banda de gules.