Maestu, Maeztu

Versión de impresión

Este ilustre linaje procede de la villa de Maestu (cuyo nombre tomó), del valle de Arraya y Hermandad de Arraya y Laminoria (Alava).

Entre los Hijosdalgo de Logroño, Calahorra. Alfaro y Laguardia, que acudieron al llamamiento de gente de guerra que hizo Don Felipe II, se distinguió Bartolomé de Maeztu.

En Navarra tuvo casas solares en las villas de Lapoblación y Zúñiga y en la ciudad de Viana, de la Merindad de Estella, documentadas en el siglo XVI.

Probaron su nobleza ante los Tribunales Reales del Reino de Navarra en 1788: Gregorio de Maeztu, Juan de Maeztu y sus hijos Fausta, María y Tomás de Maeztu; Tomás Gambra y su mujer María de Maeztu, vecinos de Otiñano; Pedro de Maeztu y sus hijos Manuel, Pedro, Juan, Tomás, Josefa, Pascuala y Jerónima de Maeztu, vecinos de Otiñano; Manuel Antonio de Maeztu y Manuel, Bonifacio, Emeterio y Ramona de Maeztu, sus hijos, vecinos de Aguilar de Codés; Ambrosio de Maeztu y sus hijos Juan Manuel, Francisco, Calixto y Magdalena de Maeztu, vecinos de Otiñano; y Teresa Cemboráin, viuda de Ramón de Maeztu, en nombre de Ramón, Manuel y Benita de Maeztu; todos ellos dijeron eran legítimos descendientes del palacio de Maeztu, en la provincia de Alava, que era solar de mucha nobleza y les correspondía la misma.

Pedro de Maeztu y Martínez, natural de la ciudad de Viana (Navarra), que pasó en casamiento a la villa de Yécora (Alava) con Josefa Armañanzas, natural de Yécora, siendo vecinos del mismo. En 1532, Pedro litigó su hidalguía y nobleza, contra el Fiscal, en la ciudad de Viana.

Vicente Maestu y Argote, bautizado en Portilla el 23 de Enero de 1757, donde figura en los Padrones de Nobleza como Regidor en 1789, Procurador en 1792, Elector en 1793 y 1794, Alcalde en 1799, Juez en 1800 e Hijodalgo en 1807, 1808, 1809 y de 1815 a 1820. Probó su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid en 1804.

Eugenio Maestu y Rubio, bautizado en Portillo el 15 de Noviembre de 1788 y vecino de Ircio (Burgos), que obtuvo Real Provisión de hidalguía ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid el 16 de Mayo de 1825.


Armas


En campo de azur, una banda de oro engolada en cabezas de dragones de plata, lampasados de lo mismo, y acompañada, en lo alto, de un tao de oro, y en lo bajo, de una flor de lis del mismo metal.

Dichas armas constan en la torre del Palacio de Líoez de Arrieta-Maesto o "de Bendaña", de la calle Cuchillería, de la ciudad de Vitoria.

En el Arrabal del Cristo, de Torralba del Río; en la calle Vitoriano Fernández de Ascarza, de Marañón, y en Ancín, constan en unas piedras armeras las mismas armas con la diferencia que la banda es una barra.


Juan Carlos de Guerra, en su obra "La Heráldica entre los Euskaldunas", pone en lo alto la flor de lis y en lo bajo el tao de plata; pero nosotros las describimos en la anterior forma, porque así aparecen en las ejecutorias mencionadas.


Los de Alava, según Juan Carlos de Guerra, y los originarios de Viana (Navarra), según Vicente de Cadenas, usan: En campo de azur, una banda, de oro, engolada en cabezas de dragantes, de oro, acompañada en lo alto de una flor de lis, de oro, y en lo bajo de una tao, de oro.


Juan Francisco de Hita da como propias de los Maeztu, estas otras armas, que en nada se parecen a las primeras: "Una peña y sobre ella un castillo, y al pie de la peña un árbol, y atados a él, dos perros".


Otros: En campo de sinople, una cadena, de oro, puesta en orla.