Magallón

Versión de impresión

Noble linaje navarro que procede, según algunos autores, de Pedro de Maguelone, Capitán del Conde de Maguelone o Maguelona, ciudad enclavada en el bajo Languedoc, en Francia, que figuraba entre los caballeros francos que, con el Conde de Perche, vinieron a Navarra y entraron en la ciudad de Tudela en 1114.

Esto dice la tradición. Sin embargo, la sucesión de esta Casa no aparece comprobada documentalmente hasta 1385.

En Navarra radicaron sus casas solares en la ciudad de Corella y en la villa de Los Arcos, de la Merindad de Estella, documentadas en el siglo XVI.

En Aragón tuvo casas solares en la ciudad de Huesca, sus dueños María de Magallón, viuda, y la viuda de Magallón; en Longares, sus dueños Domingo Magallón y Miguel Magallón; en la ciudad de Zaragoza, sus dueños Martín de Magallón y Miguel de Magallón; en Encinacorba, sus dueños Martín Magallón y Martín Magallón; en Calatayud, sus dueños Gil de Magallón y Mossén Tomás de Magallón; en Vera de Moncayo, su dueño Johan Magallón; en Trasobares, su dueño Pascual Magallón; en Calatorao, su dueño Pero Stella de Magallón; en Mallen, su dueño Bernat de Magallón; en Borja, su dueño Pascual de Magallón; en Tierga (todo en Zaragoza), sus dueños Joan Gil Magallón, Martín Gil Magallón, Marí Magallón y Martín Magallón; en Los Olmos, sus dueños Joan Magallón y Joan Magallón; en La Mata de los Olmos, su dueño Lexandre Magallón; y en Muniesa (todo en Teruel), sus dueños Johan Magallón y Johan Magallón, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

En la provincia de Zaragoza existe un lugar denominado Magallón, que quizás tenga relación con este linaje.

Pedro Magallón, natural de Molinos (Zaragoza), ingresó en los colegiales del Mayor de San Ildefonso y menores de Alcalá, en 1545.

Pedro Magallón y Larozqui, natural de Tudela, cuya calidad de Caballero consta por una Real providencia del Príncipe de Viana Don Carlos, dada en Olite (Navarra) el 12 de Abril de 1449.

Juan Magallón y Pérez de Lumbier, natural de Tudela, fundó el primer mayorazgo de Magallón el 23 de Marzo de 1505. Fue Capitán de las cincuenta lanzas de Tudela, nombrado el 7 de Diciembre de 1496.

Francisco Magallón y Falces, natural de Tudela, fue Caballero de la Orden de San perpetuo de Tudela y Grande de España.

Fernando Magallón y Andrés, bautizado en Tarazona (Zaragoza) el 29 de Mayo de 1724, fue Caballero de la Orden Militar de Malta, en la que ingresó en 1767.


Armas


Los Marqueses de San Adrián traen: Escudo cuartelado: 1º, en campo de gules, una cruz ancorada, de oro; 2º, en campo de azur, una faja de oro; 3º, en campo de azur, una cebra de plata, y 4º, en campo de gules, una banda de plata.


En el expediente de pruebas del Caballero de Alcántara, Joaquín Magallón y Beaumont, se lee que esta familia tenía enterramiento propio en el Claustro de la Catedral de Tudela, en el que se vela su escudo de armas, que era: En campo de gules, un ciervo, surmontado de una cruz de Alcántara. Ignoramos el esmalte del ciervo.


Estas debieron ser las primitivas, pues la Nobleza Executoriada de Navarra da estas otras ramas, que describe en la siguiente forma: "El escudo es en la parte derecha y superior una cruz a forma de caña con sus cuatro remates a modo de la de Calatrava, toda ella dorada, y sobre campo colorado, y en la parte inferior del mismo lado, sobre campo dorado, un caballo en pelo, pisando sobre verde, y a la parte izquierda, sobre campo dorado, un castillo grande, color piedra, con tres torres".

De la anterior descripción se colige que este escudo era cortado, y la partición baja medio partida.


En el expediente del citado Caballero de la Orden de Malta Fernando Magallón y Andrés constan: Escudo partido: 1º, cortado: primero, en campo de gules, una cruz flordelisada y hueca de oro, y segundo, en campo de oro, un caballo de plata, y 2º, en campo de gules, una muralla de tres almenas, mazonada de plata.


Los de Navarra, según Vicente Aoiz de Zuza, usan: Escudo cortado: 1º, en gules, una cruz flordelisada de oro, y 2º, en azur, un lobo andante y pasante de plata.


Otros: En campo de sinople, tres escalas, de oro, puestas en faja.