Blanch

Versión de impresión

Este noble y antiguo linaje tuvo diferentes casas solares en Aragón, Cataluña y Mallorca.

En Cataluña tuvo casas solares en San Celoní, su dueño N. Blanch; en Vilassar, sus dueños Jaume Blanch y Antoni Blanch; en Cardona, su dueño Pere Blanch; en Pruit (todo en Barcelona), su dueño N. Blanch, extranjero; en Balaguer, su dueño Antoni Blanch; en Menarguéns, sus dueños Joan Blanch y Pere Blanch; en Santa María de Meyá, su dueño Joan Blanch; en Espuy, su dueño Joan den Blanch; en Erilavall, su dueño Berenguer Blanch; en Coll de Nargó, su dueño Pere Blanch; en la ciudad de Lleida, su dueño Damia Blanch; en Torrefarrera, su dueño Ramón Blanch; en Almacellas, sus dueños Ramón Blanch y Joan Blanch; en Roselló, sus dueños Bertomeu Blanch y Martí Blanch; en Corbins, su dueño Jaume Blanch; en Arbeca, su dueño Pere Blanch; en Flix de Balaguer, su dueño Bertomeu Blanch; en Sant Martí de Maldá, sus dueños Joan Blanch y Jaume Blanch; en Hostalets, su dueño Joan Blanch; en Cervera, su dueño Vicent Blanch; en Torá, su dueño Joan Blanch; en Castelltort, su dueño Esteve Blanch; La Pedra, su dueño Joan Blanch; en Solsola, sus dueños Bertomeu Blanch, N. Blanch y Pere Blanch; en Ortoneda, su dueño Xristofol Blanch; en Tiurana (todo en Lleida), su dueño Joan Blanch; en Perelló, su dueño N. Blanch; en La Cenia, sus dueños Domingo Blanch y Miguel Blanch; en Miravet, sus dueños Joan Blanch y Pere Blanch; en Tortosa, sus dueños Mestre Blanch y Mossén Miguel Blanch; en Fatarella, su dueño Mestre Bernat Blanch; en Falset, sus dueños Pere Blanch y Joan Blanch; en Ulldemolíns, sus dueños Mestre Antoni Blanch y Joan Blanch; en Reus, su dueño Joan Blanch; en Pobla de Mamufet, su dueño Joan Blanch; en Constantí, sus dueños Sabastia Blanch y Mossén Gabriel Blanch, beneficiado; en Vilabella, su dueño Antoni Blanch; en Vallmoll, su dueño Andreu Blanch; en Valls, sus dueños Bertomeu Blanch, Miguel Blanch y la viuda de Joan Blanch; en Savalla del Condado (todo en Tarragona), su dueño Pere Blanch; en Llagostera, su dueño Garau Blanch; en Sarla, su dueño Jaume Blanch; en Cassá de la Selva, su dueño Xristofol Blanch; en Caldes de Malavella, su dueño Roch Blanch; en Arbúcies, su dueño Jaume Blanch, documentadas en la Fogueración catalana de 1553, y en Puigcerdá (todo en Girona).

Guillem, Guillemo y Pere Blanch eran vecinos de Cervera en 1333, y Pere Blanch era vecino de San Feliú de Guixols (Girona) en 1360. Pere Blanch era vecino de Montpellier (Francia) en 1230-1259. Ramón Blanch era vecino de Castelló de la Plana en 1398. Francesch y Miquel Blanch eran vecinos de San Mateo (Castelló) en 1379. Bartomeu Blanch era repoblador de Puebla de Benifasar (Castelló) en 1262. Guillem Blanch era vecino de Cálig (Castelló) entre 1314-1330. Andreu, Lorenc y Ramón Blanch eran vecinos de Cálig (Castelló) en 1379. Berenguer Blanch era vecino de Morella (Castelló) entre 1306-1345. Pere Blanch era vecino de Cabanes (Castelló) en 1379. Bernat y Jaume Blanch eran vecinos de la ciudad de Valencia en 1306-1316. Bernat Blanch era vecino de El Puig (Valencia) en 1379. Bernat Blanch era vecino de Silla (Valencia) en 1379. Jaume Blanch era vecino de Sueca (Valencia) en 1320-1324. B. Blanch fue de los primeros vecinos de Alcoy (Alicante) en 1263-1264. P. Blanch fue de los primeros vecinos de Cocentaina (Alicante) en 1269. Micer Francés Blanch fue Jurado de la ciudad de Valencia en 1420, y Luis Blanch en 1452, 1455 y 1461. Luis Blanch fue Jurado de Valencia en 1452, 1455 y 1461, y Justicia Civil en 1460.

En Aragón tuvo casas solares en Jabarrillo, su dueño Johan Blanch; en la ciudad de Huesca, su dueña la viuda de Pedro Blanch; en Sallent de Gállego, su dueño Johan Blanch; en Barbastro, sus dueños Pascual Blanch; en Troncedo, sus dueños Bernat de Blanch y Bernat Blanch; en Tamarite de Litera, sus dueños Domingo Blanch, Johan Blanch, Pere Blanch y Jayme Blanch; en Ontiñena, su dueño Antoni Blanch; en Ballobar, su dueño Pere Blanch; en Estadilla, sus dueños Anthoni Blanch y Johan Blanch; en Urmella (todo en Huesca), su dueño Peri Blanch; en Aguaviva, su dueño Anthón Blanch; en Peñarroya de Tastavins, sus dueños Bertholomeo Blanch, Jayme Blanch, Michael Blanch, Pere Blanch, Notario, Pere Blanch y Rafael Blanch; en Valderrobres, sus dueños Gabriel Blanch y Joan Blanch; en La Codoñera, su dueño Jayme Blanch; en Alcañiz (todo en Teruel), sus dueños Miguel Blanch, mayor, Miguel Blanch, menor, Francisco Blanch y Anthón Blanch y Anthón Blanch; en la parroquia de San Gil, de la ciudad de Zaragoza, su dueño Pedro Blanch; en la ciudad de Tarazona, su dueño Johan Blanch; en Alagón, su dueño Johan Blanch; en Alfocea, su dueño Jaime Blanch, y en Cariñena (todo en Zaragoza), su dueño Miguel Blanch, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

En Ibiza radicó otra casa solar, siendo vecino de ella Guillermo Blanch, en el siglo XIII.

Pedro Blanch, vecino de Perdiguera (Zaragoza), con casa familiar en el lugar de Torre de Obato, perteneciente a la villa de Graus (Huesca), obtuvo salva de infanzonía ante Corte del Justicia Mayor de Aragón, en Septiembre de 1303.

Martín Blanch probó su nobleza para ingresar en la Orden de San Juan en el Gran Priorato de Cataluña, siendo Comendador de Orla en 1495 y de Mallorca en 1497.

José Blanch, Burgués y mercader de Perpiñán, Cónsul de Perpiñán, Síndico Perpiñán, asistió como Síndico del Brazo Real en las Cortes del Principado de Cataluña. en 1599.

José y Jacinto Blanch y Fontanills, hermanos, Ciudadanos Honrados de Barcelona. fueron habilitados por el Brazo Real en las Cortes del Principado de Cataluña de 1713.

Fueron habilitados por el Brazo Real en las Cortes del Principado de Cataluña: Francisco Blanch, vecino de Ponts, en 1640, y Pedro Blanch, Síndico de Palausolitar, en 1701.

Juan Tomás Blanch de Morra, natural de Nápoles, probó su nobleza para ingresar en la Orden de Santiago en 1624.

Francisco Blanch, natural de Benavente (Zamora), fue religioso de la Orden de San Juan de Jerusalén, en la que ingresó en 1612.

Francisco Blanch fue Caballero de la Orden de Carlos III desde 1870.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos ante el Santo Oficio de la Inquisición de Valencia: José Blanch Dongo Bou y Bosch, Doctor, presbítero, cura párroco de San Lorenzo de Valencia, para Calificador y Notario, en 1761, y Manuela Blanch Esteve, natural de Valencia, mujer de Pedro Climent Rochina, natural de Selva, para Procurador, en 1656.

Ramón Blanch, Burgués Honrado de Puigcerdá (Girona), Cónsul en Cap de Puigcerdá. asistió como Síndico de Puigcerdá del Brazo Real en las Cortes de Barcelona, en 1412.

Guillermo Blanch, natural de Puigcerdá, Abad de Santa María de Santes Creus (1438-1457), Comisario General de la Orden del Cister, fue habilitado por el Brazo eclesiástico en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1438, 1440, 1442, 1446, 1449. 1454 y 1456.

Marcos Blanch, natural de Puigcerdá, monje del Monasterio de Sant Pere de Galligans, Procurador de Bernardo de la Cavallería, Abad de Sant Pere de Galligans, fue habilitado por el Brazo eclesiástico en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1454.

Francisco Blanch, natural de Puigcerdá, Abad de Santa María de Bellpuig de les Avellanes (1454-1480), fue habilitado por el Brazo eclesiástico en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1460 y 1473-1479.

Pedro Blanch, natural de Puigcerdá, Abad de Santa María de Santes Creus (1465­1479), fue habilitado por el Brazo eclesiástico en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1473-1479.

Antonio Blanch, Burgués Honrado de Puigcerdá, Cónsul Segundo de Puigcerdá, Síndico de Puigcerdá, asistió como Síndico del Brazo Real en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1503.


Armas


Los de Cataluña, según Juan José Vila y Psayla, traen: En campo de azur, una banda jaquelada de plata y gules.


Otros de Cataluña usan: En campo de gules, un chevrón de plata, acompañado de tres flores de lis de lo mismo.

Estas armas constan en un sello del abad Guillermo Blanch, natural de Puigcerdà, de 1444.


Los de Sabastida traen: En campo de azur, nueve estrellas de oro, puestas tres, tres, dos y una.


Otros catalanes: En campo de azur, dos cotizas de plata, puestas en faja.


Los de Mallorca: En campo de azur, sembrado de punta de lanza de oro.


Los de Aragón, según Juan José Vilar y Psayla, usan: En campo de gules, una banda de oro, con dragantes del mismo metal, salpicados de sinople, linguados de gules y los dientes de plata. Bordura jaquelada de dos ordenes de plata y azur.