Chacón

Versión de impresión

Difieren los autores al señalar el primitivo origen del linaje Chacón, pues mientras dicen unos que es gallego y que pasó a Castilla, estableciéndose en Ocaña (Toledo), otros afirman que es de Navarra, de donde procedía cuando pasó a establecerse en Castilla y Andalucía.

Los partidarios de la primera versión citan a Juan Chacón, caballero gallego que pasó a la ciudad de Ocaña, donde casó y tuvo por hijo a Gonzalo Chacón. Los que defienden la segunda opinión insisten en que dicho caballero procedía de Navarra y no de Galicia, y señalan la Tierra llamada de Vascos, en el citado viejo Reino, como la cuna del linaje.

Autores modernos precisan más estos datos y afirman que el linaje de Chacón procede de la antigua casa de Tascón, o Tacaón, sita en Tierra de Cize, de la Merindad de San Juan de Pie de Puerto (Baja Navarra-Francia), desde donde pasó al Reino de Navarra.

Barahona dice que tuvo este apellido diferentes denominaciones, llamándose unas veces Checón, otras Chicón; pero más comúnmente Chacón.

Lo cierto es que los caballeros Chacón que pasaron a Castilla para tomar parte en las luchas contra los moros y que radicaron en Ocaña (Toledo), no tuvieron por progenitor al mencionado Juan Chacón, sino a su bisabuelo Gonzalo Iñiguez Chacón, lo que también desmiente que el repetido Juan pasara de Galicia a ()caña, pues está probado que nació en esta ciudad, de la que eran vecinos sus padres, Teresa Fernández Chacón y Juan Alfón Arnalte, caballero de Ocaña. Añadiremos que dicho Juan Chacón tomó en primer lugar el apellido de su madre y que su hijo primogénito fue el primer Señor de la casa y villa de Casarrubios del Monte, de la provincia de Toledo, de la que descendieron directamente los Señores y más tarde Condes de Casarrubios del Monte, los Marqueses de la Peñuela y los Condes de Mollina, Grandes de España, como a continuación se refiere.

Obtuvieron repartimiento en la ciudad de Guadix (Granada) por ser vecinos o pobladores de ella, en 1489: Juan Chacón, de Ocaña (Toledo), y Juan Chacón.

En Aragón tuvieron casa solar en Caspe (Zaragoza).

Pasaron a Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Estados Unidos, Filipinas, Guatemala, Honduras, México, Perú, Puerto Rico, El Salvador y Venezuela.

Probaron su nobleza para ingresar como Caballeros en la Orden de Santiago: Juan Chacón de Figueroa, natural de Toledo, en 1617; Manuel Chacón de Figueroa y Flórez, natural de Casarrubios del Monte (Toledo), en 1628; Gabriel Chacón y Orea, natural de Horcajo de Santiago (Cuenca), en 1642, y Bernardo Chacón y de Salinas, natural de Manzanares, en 1641.

Litigaron su hidalguía para ingresar como Caballeros en la Orden de Calatrava: Diego Chacón, natural de Valladolid, en 1614; Gonzalo Chacón, natural de Casarrubios (hijo natural de Hernando de Rojas), en 1563, y Martín Chacón y Rojas Padilla Viedma y Rojas de la Cruz, natural de Antequera, en 1624.

Fueron Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén en el Priorato de Castilla y León: Miguel Chacón y Mesía, en 1756, y Miguel Chacón Mesía, natural de Málaga, en 1779

Probaron su limpieza de sangre para ingresar como religiosos en la Orden de Santiago: Alonso Chacón y Villasaña, natural de Horcajo de Santiago (hijo de Alonso Chacón y Oliva y de Leonor Villasaña y nieto paterno de Alvaro Chacón y de María de la Oliva), en 1575; Alonso Chacón de Cruz, natural de Horcajo de Santiago (hijo de Alvaro Chacón y Villasaña y de Francisca de la Cruz y López y nieto paterno de Alonso Chacón y de Leonor de Villasaña, ya citados), en 1621; Sebastián Chacón y Horca, natural de Horcajo de Santiago (hijo de Juan Chacón y Lazcano y de Catalina Horca y Tinco y nieto paterno de Gabriel Chacón), en 1621; Elías Alfonso Chacón y Jaramillo, natural de Santa Cruz de la Zarza (Toledo), en 1791; Diego Chacón, del convento de Santiago de Uclés, Vicario de Caravaca, en 1466-1526; Cristóbal Chacón y Gijón, del convento de Santiago de Uclés, cura de Villahermosa, en 1758; Sebastián Chacón y Orea, natural de Horcajo de Santiago, del convento de Santiago de Uclés, cura de Villamayor, beneficiado de la parroquia de San Marcos en la ciudad de Sevilla, en 1645-1647, y Juan Chacón de la Vera, del convento de San Marcos de León, en 1601.

Probaron su limpieza de sangre para ingresar como religiosos en la Orden de Calatrava: Baltasar Chacón y Maza, natural de Baeza (hijo de Bartolomé Chacón y Quesada y de Isabel de Rivera y nieto paterno de Diego Chacón y de Isabel de Quesada), en 1615, y Francisco Antonio Chacón y Sahagún, natural de Lillo (hijo de Gabriel Chacón Sahagún y López y de Juana Picacho y Díaz y nieto paterno de Diego Chacón Sahagún y de María López), en 1685.

Antonio Chacón y Gutiérrez, natural de Huete (Cuenca), capellán de obediencia presentado al Priorato de Huete, de la Encomienda de Poyos, fue religioso de la Orden de San Juan de Jerusalén, en la que ingresó en 1755. Era hijo de Antonio Chacón y Mejía y de Ángela Gutiérrez y Barba y nieto paterno de Francisco Chacón y de María Mejía.

Juan Angel Chacón y Silva, Gentilhombre de S.M., Caballero de San Juan de Jerusalén, fue Caballero de la Orden del Santo Sepulcro, en la que ingresó en 1864.

Juan Chacón, vecino de Zafra, obtuvo confirmación del privilegio de Caballero por sus buenos servicios al Emperador en 1529. A Francisco Chacón, vecino de Huete, S.M. le declaró por Hijodalgo por sí, sus hijos y descendientes el 27 de Diciembre de 1632.

El Rey el 18 de Noviembre de 1635 dio despacho para que Fernando Chacón de Valencia, Andrés, Juan, María y Jerónima Chacón, descendientes de Fernando Chacón, Comendador que fue de Montachuelos, gocen de la nobleza e hidalguía que éste gozaba, no obstante que Fernando Chacón, su hijo, no fuese legítimo, y sirvió con mil ducados.

Luis Chacón y Serrano hizo consulta sobre que se le declarase ser comprendido con sus hermanos en el privilegio de hidalguía en 1737 que concedieron a Arnalte Chacón los Reyes Católicos.

En el Archivo de la Catedral de Jaén constan los expedientes de limpieza de sangre de Francisco Chacón de Figueroa, natural de Madrid, para Racionero, en 1598; Lorenzo Chacón de la Calancha, natural de Baeza, para Coadjuntor Racionero y Racionero, en 1608; Andrés Chacón de los Díez, natural de Baeza, para Racionero, en 1561, y Vicente Chacón y Robleda Huete y López Pardo, natural de Las Navas del Marqués (Avila), para Canónigo, en 1827.

En el Archivo Histórico Provincial de Cádiz se custodia el expediente de limpieza de sangre de José Luis Chacón Pérez, en 1864, practicada por su padre Federico Chacón y Grandal.

José Chacón y Narváez de Salinas obtuvo el título de las Dos Sicilias, Marqués de Salinas, el 29 de Octubre de 1751.


Armas


Las primitivas armas fueron: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de plata, un lobo andante de sable, y 2º y 3º, en campo de azur, una flor de lis de oro.


Los de Baja Navarra, según Agustín de Loaysa, Diego Ramírez de Avalos de la Piscina y Miguel de Salazar, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de plata, un puerco de sable arrimado a un árbol de sinople, y 2º y 3º, en campo de azur, tres veneras de plata.


Otros, según Agustín de Loaysa, Manuel Brochero y Gracia Dei, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de plata, un árbol de sinople, y 2º y 3º, en campo de azur, tres veneras de plata, puestas en roque.


Después mudaron los descendientes de esta casa, que procedían de la Merindad de San Juan de Pie de Puerto, situando en el primero y cuarto un lobo de sable y en el segundo y tercero una flor de lis de oro en los mismos campos.


En el expediente del Caballero de la Orden de Alcántara de Miguel Chacón y Durán, natural de Adra (Almería), año 1860, constan: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de azur, una flor de lis, y 2º y 3º, en campo de plata, un lobo andante.


Los de Caspe (Zaragoza) usan: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de plata, una flor de lis de azur, y 2º y 3º, en campo de oro, un lobo rampante de sable.


Otros de Caspe traen: En campo de gules, dos flores de lis de oro, orlado con cuatro castillos y cuatro leones.


Los de Mallorca traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de plata, un lobo saltante de sable, y 2º y 3º, en campo de sable, una flor de lis de plata. Bordura de gules cargada de cuatro castillos y cuatro leones rampantes de oro.


Otros: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de plata, una flor de lis de azur, y 2º y 3º, en campo de oro, un lobo ravisante de sable, linguado y vilenado de gules.


Otros: En campo de gules, un cardo, de sinople, fileteado de oro.


Otros: Escudo jaquelado de oro y gules.

Cimera: Ondeando una lanza, en palo, el pendón de Castilla: de oro, cargado de un escudo redondo cuartelado: 1º y 4º, en campo de gules, un castillo de oro, mazonado y aclarado, de sable (Castilla), y 2º y 3º, en campo de plata, un león rampante, de gules, coronado de oro (León). Lema: "Praemiun Fortitudinis", de sable, sobre cinta de plata enredada en la lanza, sobre el pendón.

Así se veían en la Iglesia de El Salvador, en Antequera, en el sepulcro de Gonzalo Chacón, conquistador de dicha ciudad; en los corredores de las casas del Cabildo y de la Alhóndiga de Sevilla, y en las puertas de Jerez y de la Macarena, de la misma ciudad, que siendo asistente de ella mandó hacer otro Gonzalo Chacón, descendiente del anterior.

Las citadas armas constaban en la puerta del castillo de Gonzalo Chacón, primer Señor de Casarrubios del Monte, que fue su fundador.

Dichas armas constan en el expediente del Caballero de la Orden de Alcántara Agustín de Cárdenas y Chacón, natural de La Habana.

Bernardo de Estrada y Nava, Alonso Téllez de Meneses y Diego Hernández de Mendoza señalan que las flores de lis son de plata.

Algunos organizan las citadas armas en escudo partido.