Barahona, Baraona, Barona, Varona

Versión de impresión

En la provincia de Soria existe una villa llamada Barahona, en el partido judicial de Medinaceli (Soria), que quizá tenga relación con este linaje.

El apellido Barahona se contrajo, convirtiéndose en Barona, y es también frecuente verlo escrito Baraona y Varona. Las cuatro denominaciones, sin embargo, representan un mismo linaje, confirmándolo así documentos fidedignos de diversas épocas, en las que individuos de una sola familia aparecen apellidados de esas cuatro maneras.

Según Josef Brochero, el primero de este linaje fue Rodrigo Barona, hijo de María Pérez de Barona, Señora de la Casa solar en Villanañe de Valdegovía (Alava), y de aquí pasaron al lugar de Arroyo, del valle de Valdivielso, que es una de las siete Merindades de Castilla la Vieja, donde fundaron nueva casa solar. Procedían de Sancho de Varona, hermanos del Señor de Villanañe, que en el siglo XIII pobló en Arroyo. Se hallaron con Cortés en la toma de México, y entroncaron en Extremadura con los Zorrilla.

El Señorío de Villanañe fue otorgado por Don Alfonso VII de Castilla en 1139 a Martín Pérez de Baharona. La actual Torre de Villanañe fue construida en el siglo XIV por Ruiz Muñoz de Varona, que formó parte del bando trastamarista, vencedor de la guerra civil castellana.

Sus ramas se extendieron por La Rioja, Castilla, Extremadura, Alava, Vizcaya y Andalucía.

Rodrigo de Varona sirvió en el sitio de Cuenca en 1177. Sucesor suyo fue otro Rodrigo de Varona, que fue III Señor de la Casa, y luchó en Alarcos. Hijo de este último fue otro Rodrigo de Varona, que fue IV Señor de Villanañe, "que salió a servir con otros Caballeros Hijosdalgo de la Montaña al Santo Rey Don Fernando, y quebrantado de los trabajos de la guerra, murió en el cerco de Sevilla", como parece de las memorias que hay en su casa y de su testamento, otorgado en los Reales del sitio de Sevilla a 20 de Noviembre de 1248.

En la segunda mitad del siglo XIII fue VII Señor de la Casa Rodrigo González de Varona, casado con una hija de Ruy Fernández de Pinedo, poderoso Señor en tierras de Valdegovía. Según Lope García de Salazar los Varona proceden de los Angulo: " E dente linaje de Angulo sucedieron Gonzalo Muñoz de Varona de Villalane (sic) e toda su generación, que son buenos escuderos".

En las luchas entre Don Pedro I y su hermano Don Enrique, la Casa de Varona, como la de Salazar, se adhirió al partido de Don Pedro. Ruy Muñoz Varona o Ruy Sánchez de Villanañe, fue muy leal vasallo de Don Pedro en la lucha contra su hermano, "el qual por esta causa minoro de hacienda, en muchas rentas, patronatos y jurisdicción de vasallos" a la Casa de Varona.

Al reedificarse la parroquia de Villanañe en el siglo XVI se concedió a Rodrigo de Varona en 1541 la primer fila de sepulturas, dentro de la capilla mayor; el colateral de San José, y asientos al lado del Evagelio dentro de la dicha capilla mayor, con la facultad de poner escudos de armas en todo ello y tumba el año post mortem y el día de difuntos todos los años, además de las preeminencias que de antiquísimos tiempos tenían en la parroquia de Villanañe los Señores de la Casa, sus poseedores.

Otra casa solar radicó en las montañas de Laredo (Cantabria), de donde pasaron a Burgos.

En el Reino de Aragón tuvieron casas solares en el lugar de Manchones, su dueño Domingo Barahona; en el lugar de Alarba (localidades ambas de la provincia de Zaragoza); y en la ciudad de Barbastro (Huesca), su dueño Johan de Barahona, citados en la Fogueración de 1495.

Antonio de Barahona fue Ricohombre e Hijodalgo armado Caballero de la Orden de la Banda, creada por Don Alfonso XI en 1330.

Algunas líneas de las casas de Barahona (Burgos), pasaron a Vizcaya.

Lope de Baraona era dueño de la casa solar de su apellido en la calle de Medio de la ciudad de Orduña (Vizcaya), según las Fogueraciones de 1511 y 1514.

Martín Baraona Paredes fue vecino de la ciudad de Orduña, y ganó ejecutoria de nobleza, dada en Valladolid el 2 de Diciembre de 1552. Era hijo de Lope Baraona Paredes y de Sancha de Arbieto; nieto de Juan de Paredes y de Teresa Baraona, y segundo nieto de Lope González, vecino de San Llorente de Losa, en la Casa solar de Paredes.

Ganaron provisión de hidalguía en Valladolid en los años que se indican: Diego y Juan Baraona, vecinos de Ampudia (Palencia), en 1536; Lope Barahona, vecino de Carrión de los Condes (Palencia), en 1570, y Pedro Baraona, vecino de Osorno (Palencia), en 1641. Pedro Barahona, vecino de Consuegra (Toledo), en 1546, y Juan Ignacio Barona y Chaves, vecino de Oropesa (Toledo) y Santa María del Monte, en León, en 1739. Juan Baraona Valdivieso, vecino de Segovia, en 1602. Y Juan Baraona, vecino de Raval, en 1534, y Diego Baraona, vecino de Cadalso, en 1587.

Obtuvieron reconocimiento de su hidalguía ante la Real Chancillería de Granada: Iñigo Barahona Mendoza, vecino de Lerma (Burgos), en 1568; Pedro Barahona, vecino de Alhama, en 1549; Juan de Barahona Sáenz, vecino de Cuenca, en 1551; Cristóbal Barahona, vecino de Fregenal de la Sierra (Badajoz), en 1569; Francisco Barahona, vecino de Garrovillas (Cáceres), en 1571; Juan Barahona Borricón, vecino de Ecija (Sevilla), en 1581; Luis Barahona de Soto, vecino de Archidona (Málaga), en 1584; Baltasar Barahona y Gaspar Barahona y Vera y sus hermanos, vecinos de Granada, en 1611; Juan Rodríguez de Barahona y su hijo Pedro de Barahona, vecinos de Montalbán, en 1625; Miguel Varona Calderón, vecino de Zafra (Badajoz), en 1681; Pedro de Barahona Guerra, vecino de La Rambla, en 1693; Luis Sancho de Varona y Loaísa, vecino de Villalba, en 1716; Bartolomé Acisclo de Barahona y Mora y sus hermanos, vecinos de Montemayor, en 1762; Juan Varona de Torres, vecino de Hinojosa de Córdoba, en 1763; Fernando Barona Loaysa, vecino de Villafranca-Los Santos, en 1792; N. Barona Gutiérrez Melgar y Ereviaz, vecino de Villafranca, en 1792; José Baraona Torres y Caballero, vecino de Bélmez, en 1794, y José Ignacio Barona, vecino de Yepes (Toledo), en 1817.

Diego de Baraona y Pedro Francisco de Baraona, naturales de Jerez de la Frontera (Cádiz), ingresaron en la Orden de San Juan de Jerusalén en 1590 y 1629, respectivamente.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de Inquisición: Lope Barahona y Barahona, natural de Villamane (Lugo), sin oficio, en Logroño, en 1587; Juan Barahona y Aguila, natural de Madrid, para Oficial, en Madrid, en 1639, y su mujer Hipólita Salazar y Quintanilla, natural de Esquivias (Toledo); Luis Varona y Zapata, para Oficial, en la Corte, en 1640; Francisco de Barahona, natural de Serradilla (Cáceres), Provisor de Cuenca, para Oficial, en Llerena, en 1641; Gaspar Varona Maldonado, natural de Mondéjar (Guadalajara), de la Compañía de Jesús, para Calificador, en la Corte, en 1755; Antonio Varona Ortiz, natural de Rabanera (La Rioja), Canónigo de Avila, para Ministro Oficial, en Valladolid, en 1794; Fray Vicente Varaona Cotorro, natural de Villarcayo (Burgos), de la Orden de San Bernardo, para Calificador, en la Corte, en 1815; Alejandro Barona Torres, natural de Nuez, para Oficial, en Valladolid, en 1693; Bartolomé Barona Alarcón y Vara, natural de Vélez-Málaga, para Oficial, en Sevilla, en 1697, y su mujer María Manuela Terán Rabasco, natural de Sevilla; Gregorio Barona Ruedo, natural de Valladolid, para Oficial, en Valladolid, en 1815, y su mujer Mariana Moyano Cantalapiedra, natural de Serrada, y Fray José Barona Ureta, de la Orden de Santo Domingo, para Calificador, en Lima, en 1724.


Armas


Las armas primitivas propias del linaje son: En campo de oro, cuatro bandas de gules.

Estas constan en el lugar de Arroyo, del valle de Valdegovía (Alava).


Luego fueron aumentadas con una bordura de gules con ocho bezantes de plata, perfilados de oro.

Estas armas constan en la Torre de Villanañe, del citado valle de Valdegovía.

Algunos autores dicen que esos bezantes son espejos, y añaden que el campo de la bordura es de azur; pero es más cierto que su color es el gules, y así consta en expedientes de pruebas de nobleza.


Otros: En campo de oro, siete bellotas de sinople, puestas cuatro y tres en dos fajas.


Los de Chile, traen: En campo de plata, cuatro fajas, de sinople.


Algunas ramas de Barahona y Barona traen: En campo de oro, cinco bandas de gules.


Algunas ramas de Barahona y Barona traen: En campo de oro, cinco barras de gules.


En el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de Alcántara Felipe Barona y Flórez de Lizaur, aparece un escudo que tiene cinco barras de gules en campo de oro, y la bordura de gules con ocho bezantes de plata.


Los Barona, originarios de Béjar (Salamanca) y su rama en Plasencia (Cáceres), según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, cuatro barras de gules. Bordura de gules con ocho roeles de plata.


Los Barona, originarios del País Vasco y su rama en Cáceres, según Vicente de Cadenas, traen: Escudo barrado en oro de cuatro barras de gules. Bordura de gules con ocho bezantes de oro.


Los originarios de Fonzaleche y radicados en Tarragona, según Vicente de Cadenas, usan: En oro, un palo, de gules, cargado de tres lises, de plata.


En el País Vasco y Laredo usaron: En campo de oro, cinco bandas de gules. Bordura de gules, con ocho espejos guarnecidos de oro.


Los Barona de Villanañe de Valdegovía (Álava) usaron: Un águila blanca, con un escudo en el pecho, cargado de un león de oro.


Otros Baraona: En campo de oro, una garra de sable, goteando sangre.


Otros Baraona: En campo de oro, tres bandas de gules. Bordura con siete lebreles.


Otros Barona: En campo de sinople, un león de oro, coronado de lo mismo y linguado y uñado de gules.


Otros, según Baños de Velasco, ostentan: Escudo partido: 1º, en campo de azur, un castillo de oro y en su torre del homenaje una mujer con una espada desnuda en la mano diestra, y 2º, de gules con dos palos de oro. Bordura de gules con ocho sotueres de oro y alternando con ellos siete letras del mismo metal que dicen Barahona.


Los Barahona, radicados en Revenga (Burgos), según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, dos pifaros (pífanos) de azur, puestos en faja.