Canales

Versión de impresión

Hubo en España distintas casas solares de este apellido, sin relación entre ellas de vínculo ni parentesco.

Una de las más antiguas radicó en el lugar de Canales (cuyo nombre tomó), partido judicial de Murias de Paredes, perteneciente a la provincia de León, y sus hijos fueron Hijosdalgo notorios en dicho lugar y en el valle de Lillo, en la provincia de León.

Del mencionado solar leonés dimanó la casa de Sahagún y las líneas de ésta, que moraron en Quintana del Monte, Barrios de Saldaña, Almanza y Cea, todo en León. Francisco Lozano señala otra casa solar junto a Espinosa de los Monteros (Burgos).

En Aragón tuvo casa solares en Caspe, sus dueños Pero Canales y la viuda de Canales; en Aldehuela de Liestos, su dueño Joan de Canales; en Uncastillo (todo en Zaragoza), su dueño Martín de Canales; en Híjar, su dueño Domingo Canales; en Alcañiz, su dueño Pero Canales; en Caudé (todo en Teruel), sus dueños Pero Canales y Martín de Canales; en Alquézar, su dueño Antón de Canales, y Tamarite de Litera (ambas en Huesca), su dueño Miguel Canales, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495, y en la ciudad de Huesca, su dueño Martín de Canales, documentada en 1284.

Vicente de Canales obtuvo repartimiento en Jerez de la Frontera en 1264.

En Albacete tuvo casa solar en El Bonillo, documentada en 1529.

En Cantabria tuvo casa solar en el barrio de Bustablado, del lugar de Arredondo, del valle de Ruesga. Otra casa radicó en Galicia.

De la casa de Sahagún fueron: Diego, Hernando, Antonio y Melchor de Canales, vecinos de la citada localidad, que probaron su hidalguía en ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid el primero en 1536, el segundo en 1544 y el tercero y último 1577.

También probaron su hidalguía ante la Real Chancillería de Valladolid: Andrés de Canales, vecino de Cea (León), en 1613; Diego de Canales, vecino de Almanza (León), en 1611; Francisco de Canales, vecino de Barrios, tierra de Saldaña, en 1586; Rodrigo de Canales, vecino de Quintana del Monte (León), en 1624; Francisco, Juan y Pedro Canales, vecinos de Toledo, en 1585, y Diego Canales de la Cerda, vecino de Sevilla, Capitán, en 1588.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Diego Canales de la Cerda Muñoz, vecino de Sevilla, en 1591, y Francisco González de Canales y Lara y Pedro Antonio González Canales y Mérida, naturales de Río, originarios de Pedro Abad (Córdoba) y vecinos de Montalbán de Córdoba, en 1798.

Sebastián Canales, natural y vecino de Huesca, Infanzón y Jurista, ganó proceso de infanzonía ante la Real Audiencia de Aragón, en 1627, y Juan Canales Ladrón de Guevara. Natural de Zaragoza, Infanzón, fueron insaculados en la ciudad de Zaragoza el 27 de Noviembre de 1627.

El Doctor Juan Canales, de Huesca, fue Infanzón a finales del siglo XVI. Diego. Eduardo y Jerónimo Sebastián Canales, vecinos de Huesca, fueron Caballeros, Infanzones e Hijodalgos aragonés en las Cortes de 1626.

Andrés de Canales, que se avecindó en Cea, y presentó la citada ejecutoria, ganada por su padre, en una probanza de hidalguía que hizo ante la Chancillería de Valladolid en, 1614.

Pedro Canales y Mérida, natural de Aldea del Río, probó su limpieza de sangre para ejercer el cargo de Familiar del Santo Oficio de la Inquisición de Córdoba en 1789.

Manuel Canales Hernández Marrero y Marrero, nacido en Puerto Rico en 1818, ingresó en el Real Seminario de Nobles de Madrid en 1828.

Vicente Canales y Yolif, bautizado en San Fernando el 6 de Junio de 1846, que ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1859.


Armas


La casa del lugar de Canales (León) y las líneas que de ella dimanaron y que se establecieron en Sahagún y pueblos inmediatos, traía: En campo de gules, un castillo de plata, y bordura de este metal con ocho leones de sable, y otra segunda bordura de gules. con este lema en letras de plata: "Por mi Rey pondré la vida, y ésta y honra por mi Dios".


Los Canales de Aragón, Cataluña y Baleares, traen: En campo de sable, una cruz de Santiago, de oro, y, en punta, tres veneras, de plata, puestas en faja.


Los Canales de Uncastillo, traen: En campo de sable, cuatro barras, de oro.


La casa del valle del Roncal, en Navarra, trajo: En campo de plata, tres fajas ondeadas de azur.


Otros de la casa del valle del Roncal, en Navarra, trajo: En campo de plata, tres fajas ondeadas de gules.


Otros Canales, traen: En campo de oro, una cruz de gules, hueca y floreteada.


Radicado en Calatayud desde el siglo XIII, con ramificaciones posteriores: En campo de gules, un castillo, terrasado, y atravesado por una bandera cuyo palo pasa por el pie de la torre del homenaje.


Las casas de Aragón, Cataluña y Mallorca, que procedieron del valle del Roncal, tienen: En campo de sable, una cruz llana de oro pometeada, y en la punta del escudo, tres veneras de plata, puestas en situación de faja


Otros Canales, del valle de Roncal, según Juan Francisco de Hita, traen: En campo de plata, tres fajas de veros de azur.


La casa de la villa de Miera (Cantabria) usó armas casi idénticas a las de la casa leonesa, pues traía: En campo de gules, una torre de piedra, y bordura de plata, con ocho leones rampantes de su color.


En la ciudad de Santander constan: En campo de gules, una torre de dos cuerpos mazonada de plata, y bordura de plata cargada de seis leones rampantes de sable.


Los Canales, Canalias o Canals, procedentes de Aragón, que posteriormente se extendieron por Cataluña, Valencia y otras partes, según Juan José Vilar y Psayla, traen: En campo de azur, una cruz de gules pometeada, y en punta, tres veneras de plata, puestas en situación de faja.


Los Canales de Reus tenían enterramiento propio en la capilla de la Virgen de Guadalupe, de la iglesia parroquial, y en ella su escudo de armas, que en el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de Calatrava Francisco Canales, citado anteriormente se describen así: ”Una cruz de Santiago y tres conchas”.


La casa de Galicia ostentaba: Escudo cortinado: 1º, de gules, con un castillo de oro; 2º de oro, con una banda de gules, cargada de una cotiza de plata y engolada en cabezas de dragones de gules, y la capa o chapé también de oro, con una faja de sable, acompañada de dos águilas de gules, una en lo alto y otra en lo bajo.


Los de la villa de Espinosa de los Monteros, según Francisco Lozano, usaron éstas: En campo de plata, dos torres de piedra con homenaje, y en cada almena, una canal de madera vertiendo agua. Bordura de gules.


Otros, de esta misma casa, ostentan: En campo de gules, una faja de oro, acompañada en lo alto de una canal de madera. Bordura lisa de oro.


Los originarios de Guadalajara, radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, traen: En sinople, dos canales de oro, con ondas verticales de plata y azur, puestos en palo.