Arteaga, Arteaga Jáuregui

Versión de impresión

Entre las casas-torres banderizas del Señorío de Vizcaya podemos citar la radicada en la anteiglesia de Gauteguiz de Arteaga (cuyo nombre tomó), fundada en el siglo X, de la que han salido varones ilustres, siendo uno de ellos Pedro de Arteaga y Leiva, General de las Galeras de España. Perteneció primeramente a los Avendaño, que fueron, en realidad, los progenitores del linaje de Arteaga. Fue demolida la casa de Arteaga por el Rey Don Pedro I de Castilla en 1358 y reedificada por Furtado García de Arteaga. Demolida nuevamente en el año 1468 por Juan Alfonso de Múxica y Pedro de Avendaño, según escribe Lope García de Salazar; nuevamente volvieron a reedificarla sus dueños a últimos del siglo XV con gruesos y elevados paredones cercándola con muralla de piedra sillar caliza con cuatro cubos y baluartes con troneras para plantar piezas de artillería, y casi en el centro una torre altísima aislada, coronada de saeteras y de almenas, obra que, aunque muy deteriorada, persistió hasta su nueva remodelación en 1856.

Ramas de Arteaga, dimanadas del mencionado solar, se extendieron por Vizcaya y crearon nuevas casas en Abadiano en 1570, Apatamonasterio, Arrázola en 1549, Bermeo, Bérriz en 1565, Bilbao en 1300, Bolívar-Cenarruza en 1553, Ceánuri, Ceberio, Durango en 1469, Ea en 1491, Elorrio en 1511, Fica en 1595, Frúniz en 1617, Górliz en 1596, Guecho, Guernica en 1511, Ibarranguelua, en Ipiña-Ceánuri en 1501; Ispaster en 1607, Lequeitio en 1511, Lezama en 1604, Mendata en 1615, Miravalles en 1511, Mundaca en 1579, Munguía en 1635, Murélaga en 1414, Músquiz, Ochandiano en 1511, Orduña, Plencia en 1511, Portugalete en 1511, Rigoitia 1670, Villaro en 1622, Yurre en 1607, Yurreta 1559 y Zamudio, quemada esta última en 1443 por Gómez González de Butrón.

En la Fogueración hecha en Bilbao, en el año 1464, se citan en la calle Somera las casas de Fernando de Arteaga, la de la mujer y herederos de Juan Sáez de Arteaga, y la de Juan de Arteaga; en la calle Santiago la de la mujer y herederos de Pedro de Arteaga; en la calle Pesquería la de los herederos de Lope Sáez de Arteaga; en la calle Carnicería las de Flores de Arteaga y Furtunno de Arteaga Jáuregui; en los arrabales de Sendeja y San Nicolás la de Martín Ynniguis de Arteaga, y en la calle de Iturrizaga la de la mujer e hijos de Martín Ybannes de Arteaga.

Según la Fogueración de Vizcaya, hecha en 1511, los de este linaje poseyeron diferentes casas solares en las villas de Durango, siendo sus dueños Ochoa de Arteaga, Sancho Ibáñez de Arteaga y Juan de Arteaga; Portugalete, su dueño Juan de Arteaga; Ochandiano, su dueño Juan de Arteaga; Marquina, su dueño Ochoa de Arteaga; Lequeitio, su dueño Juan de Arteaga; Guernica, sus dueños Pero López de Arteaga, Gonzalo de Arteaga y Martín de Arteaga; Bermeo, su dueño Micolao de Arteaga; Plencia, sus dueños Martín de Arteaga, Juan de Arteaga, Pero Fernando de Arteaga y Pero de Arteaga, y Bilbao, sus dueños Flores de Arteaga, Ochoa de Arteaga y Pero de Arteaga, así como en las villas de Miravalles, su dueño Martín de Arteaga, y Guerricaiz, su dueño Juan de Arteaga.

En la de 1514 constan también casas en la ciudad de Orduña, propiedad de los herederos del Bachiller de Arteaga y de Lope Díaz de Arteaga.

En la anteiglesia de Sondica, de la Merindad de Uribe (Vizcaya), hubo una casa de Arteaga Jáuregui, documentada en 1571.

También pasaron a Guipúzcoa, fundando nuevo solar en el lugar de Artadi, del Ayuntamiento de Zumaya, documentado en el siglo XIV, del que dimanaron las ramas y casas de Ceánuri (Vizcaya) en 1609, con rama en México; Anoeta; Anzuola en 1549; Villafranca de Oria, Vidania, Beasain, Elgóibar en 1578, Fuenterrabía, Motrico en 1548, Olaberría, Oñate, Tolosa en 1346, Garagarza, Guetaria en 1474, Udala (Mondragón) en 1530, Elgóibar, Azcoitia en 1584, Azpeitia, Lazcano, Urnieta, Deva, Placencia dr las Armas, Rentería, Urrestilla y Vergara en 1415.

En el padrón de los hijosdalgo de la villa de Tolosa hecho el año de 1346 por mandato del Rey Don Alfonso X de Castilla, figuraban: Ochoa Pérez de Arteaga (hijo de Pedro Martínez de Arteaga), y Martín de Ugalde (hijo de Martín Martínez de Arteaga).

Estibaliz, Martín y Juan de Arteaga eran vecinos de Mondragón en 1530; Antón, Joan (cuchillero), su hijo, Martín y Joan de Arteaga, vecinos de Mondragón, en 1566; Juan Sánchez de Arteaga, vecino de Vergara, en 1415; Pedro y Beltrán de Arteaga, vecino de Guetaria, en 1474; Juan de Arteaga, Señor de Arteaga, en Azpeitia, en 1570, y Juan de Arteaga de Ibarlucea, vecino de Mondragón, en 1566.

En Alava radicaron en el lugar de Margarita, de la hermandad de Ariñez, en el siglo XVI; en la villa de Berantevilla en 1633; en el lugar de Guillarte, de la Hermandad de Cuartango, en 1560; en la villa de Salinas de Añana en 1570; en el lugar de Munain, de la Hermandad de San Millán, en 1611; en el lugar de Gojain, de la Hermandad de Villarreal de Alava, en 1580; en el lugar de Mendiola, de la Hermandad de Vitoria, en 1516; en la ciudad de Vitoria en 1561; en el valle de Llodio, de la Hermandad de Ayala, en 1537, y en el lugar de Vitoriano, de la Hermandad de Zuya, en 1590.

En la villa de Alagón (Zaragoza) radicaron los Arteaga originarios de Vizcaya.

Pasaron a Murcia, Merindad de Trasmiera (Cantabria), Galicia, Argentina, Bolivia, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, Estados Unidos, Honduras, Italia, México, Nicaragua, Puerto Rico, República Dominicana, El Salvador, Uruguay y Venezuela.

Domingo y Pedro de Arteaga, hermanos, se hallaron en 1242 en servicio del Infante Don Alonso, que después fue Rey de Castilla, y se señalaron en la frontera de los moros, que fue dicho Rey sobre ellos a Murcia y después en Lorca y Jumilla, que la ganaron.

En 1402 ocurrieron las treguas de diez años con Portugal, y a su juramento acudieron los representantes de las villas marítimas de Bilbao, Bermeo y San Sebastián, como lugares principales en los que se preparaban y armaban barcos guerreros para la flota de Castilla en las aguas portuguesas, y entre los ricohombres que servían al Rey se halló el vizcaíno Martín Ruiz de Arteaga.

En el tiempo de los Bandos, Ortuño o Fortún García de Arteaga y los de Adán de Zubieta comenzaron a edificar varias casas del género guerrero, y denunciado el hecho, sus Altezas comisionaron a su Corregidor de Vizcaya, en bachiller Vela Núñez de Avila, para que mandase suspender las obras hasta que, informándose de los peligros que estas construcciones de dos linajes contrarios en el mismo punto (anteiglesia de Ea) podían producir, se determinase lo contrario.

En 1416, tenía la Prebostad y el Patronato de la villa de Bermeo, Ibarranguelua y Nachitua Fortún García de Arteaga por ciertas Lanzas, y a vueltas de los derechos, que pertenecían a su Oficio.

En 1451 era escudero señalado de Vizcaya Fortún García de Arteaga, y en 1455, para la guerra que Don Enrique dispuso contra el Reino de Granada, fueron llamados grandes e hijosdalgo de Vizcaya, y entre ellos figuró Martín Ruiz de Arteaga.

En 1555 Alonso Pérez de Arteaga fue elegido como Corregidor del Señorío de Vizcaya. Flores de Arteaga era Capitán de barco y preboste de Bermeo en 1501.

De 1509 es el pleito litigado ante la Sala de Vizcaya de la Real Chancillería de Valladolid, por Sancho de Arbolancha, vecino de Bilbao, contra Flores de Arteaga, de igual naturaleza, sobre quitar los escudos de armas de la Iglesia.

Probaron su nobleza para ingresar en la Orden de Santiago, en los años que se indican: Gaspar de Arteaga y Arnaobidao, natural de Villafranca (Guipúzcoa), en 1658; Juan de Arteaga y Arnaobidao, natural de Villafranca, en 1630; Joaquín de Arteaga y Echagüe, natural de San Sebastián, Marqués de Santillana, en 1894; Estanislao de Arteaga e Idiáquez, natural de Lazcano (Guipúzcoa), en 1826; José de Arteaga e Idiáquez, natural de Lazcano, en 1789; Juan Antonio de Arteaga y de Mendiola, natural de Villafranca, en 1651; Agustín de Arteaga Narváez y Moreno de Vargas, natural de Jerez de la Frontera (Cádiz), del Consejo de S.M. y Alcalde de sus Reales Bosques, en 1691; Juan Pedro de Arteaga Ochoa y Rodríguez, natural de Cádiz, en 1694; Diego de Arteaga y Romero, natural de Cádiz, en 1784; Pascual de Arteaga y Romero, natural de Cádiz, Alférez de Navío de la Real Armada, en 1784; Andrés Avelino de Arteaga y Silva, natural de Madrid, Conde de Corres, Marqués de Valmediano y Duque del Infantado, en 1863; Fernando de Arteaga y Silva, natural de Madrid, Marqués de Távara y Algecilla, en 1863, y Martín de Arteaga y de Vértiz, natural de Villafranca, en 1646.

En la Orden de Calatrava ingresaron: Antonio de Arteaga Zamudio, en 1615, e Ignacio de Arteaga y Puente Palafox y González Calderón, natural de Madrid, primer Conde del Pilar desde 1866, primer Caballerizo de S.M. la Reina, Gentilhombre de Cámara de S.M., en 1859.

Ingresaron en la Orden de Carlos III: Ignacio Ciro de Arteaga Lazcano e Idiáquez, natural de Estella (Navarra), como Caballero, en 1791; José Martín de Arteaga e Idiáquez, natural de Lazcano en 1750, como Caballero, en 1807; Andrés Avelino de Arteaga Lazcano y Palafox, natural de Madrid, como Caballero, en 1826; Jorge de Arteaga, como Caballero, en 1852; Ignacio de Arteaga, como Comendador, en 1858, e Isidoro de Arteaga y Cervantes, como Caballero, en 1871.


Armas


Fortún García de Avendaño, en 1358, y su hijo Martín Ruiz de Arteaga, de Gauteguiz de Arteaga, usaba: En campo de gules, una banda de oro engolada en cabezas de dragones de oro.

Los de Granada usan las anteriores armas.


Después tomaron dos calderas de sable, una arriba y otra a abajo, las cuales tienen por casamiento.

Estas mismas armas constan en el barrio de Landaco, de la anteiglesia de Yurreta (Vizcaya); en el portalón del Ayuntamiento de Durango, y en el Palacio de Echezuria, del barrio de Pinondo, de la villa de Durango.


Fortún García de Arteaga, Señor de la Torre de Arteaga, en la anteiglesia de Gauteguiz de Arteaga, y patrono de las Iglesias parroquiales de Mundaca, Arrázua, Forua, Murélaga, Ibarranguelua, Navárniz y Nachitua, preboste de Bermeo en 1488, usaba: En campo de gules, una banda de oro, engolada en cabezas de dragantes, de sinople, linguadas de gules, y acompañada de dos calderas de oro. En punta ondas de agua, de azur y plata.

Estas mismas armas usan los de Bermeo.


En la Torre de Arteaga, sita en el barrio de Ozollomendi, de la anteiglesia de Gauteguiz de Arteaga, consta el anterior escudo sujetando las calderas, a los lados y por el asa. Bordura con esta inscripción: "Estas son las armas de la Casa e Torre de Arteaga".

Estas mismas armas constan en la Iglesia de Santiago, de la anteiglesia de Cortézubi (Vizcaya).


En la Iglesia de San Vicente Mártir, del barrio de Munditibar y anteiglesia de Arbácegui (Vizcaya), mandada levantar por Martín Ruiz de Arteaga, Señor de la casa solar de Munditibar, en 1550, y en la Torre de Munditibar, del barrio de Munditibar, constan estas armas: En campo de gules, una banda de sable en boca de dragantes de oro y dos calderas de oro, una encima y otra debajo, y en punta ondas de agua de plata y sable.


Sobre el pórtico de la Iglesia de la parroquia de Arbácegui constan las mismas armas teniendo por asas cabezas de dragantes.


Otros, de Gauteguiz de Arteaga, traen: Escudo partido: 1º, en campo de gules, una banda de oro engolada en cabezas de dragones del mismo metal, y 2º, en campo de plata, una encina de sinople sobre aguas de azur y plata y acostada de dos calderas de sable.


Juan Carlos de Guerra organiza el escudo de ese solar de Gauteguiz de Arteaga, así: En campo de oro, una banda de gules engolada en cabezas de dragones de sinople, linguados de plata y acompañada de dos calderas de sable. En punta, ondas de agua de azur y plata. Divisa: "Amera betiartiarak", puesta en letras de gules sobre un volante de oro.


En la Torre de Olave, del barrio de Olave y anteiglesia de Arrázua (Vizcaya), constan estas armas: Una contrabanda en boca de dragantes con dos calderas, una a cada lado.


Otros: Una banda en boca de dragones, con un castillo encima y un león rampante debajo.


Los solares de Mundaca, Ceánuri y Górliz, en Vizcaya, así como la rama de Cuba, tienen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de gules, una banda de oro, engolada en cabezas de dragones de sinople, perfiladas de oro, dentadas de plata y lampasadas de gules, y 2º y 3º, en campo de plata, una encina de sinople, sobre ondas de agua de azur y plata, y acostada de dos calderas de sable.

Los de Villafranca de Oria y Zumaya, según Juan Carlos de Guerra, usan las anteriores armas, timbrado todo con una retama de sinople, aunque algunos indican un sauce y otros una encina.

Estas mismas armas traen los de Artadi, Zumaya, Oñate, Olaberría, Beasain, Vergara, Mondragón y otras de Guipúzcoa.

Estas mismas armas traen los apellidados Otáñez, por pedimento de Manuel de Otáñez y Arteaga, Conde de Otáñez, según certificación dada en Madrid el 16 de Septiembre de 1690.


Francisco Zazo y Rosillo señala que las cabezas de dragones del anterior escudo están gritadas y salpicadas de oro.


Los de Músquiz, también en Vizcaya, usan el mismo escudo con la sola diferencia de que suprimen las calderas de los cuarteles segundo y tercero.


Otros, según Vicente de Cadenas, varían ese escudo poniendo las cabezas de dragones de oro, perfiladas y gritadas de sinople, lampasadas de gules y dentadas de plata.


Los Arteaga o Martínez de Arteaga, de Ceánuri, según Jorge de Montemayor, traen: En campo de plata, un árbol de sinople, con un lobo de sable, atravesado al pie del tronco. Bordura de gules, con cuatro aspas de oro.


Los Arteaga de Durango tienen: En campo de oro, una banda de sinople, engolada en cabezas de dragones del mismo color y acompañada de dos calderas de sable.

Estas mismas armas constan en el banjo de Muniategui, de la anteiglesia de Gauteguiz de Arteaga; en la casa de Altube, en la plaza de los Fueros, de Guernica; en la casa Santa Catalina, de la villa de Lequeitio; en el Palacio de Thomas-Uhagón, de la anteiglesia de Pedernales, y en el barrio de San Bartolomé, de la anteiglesia de Busturia, sin esmaltes.


Los de Bilbao y Merindad de Busturia, traen: En campo de gules, una banda de oro, engolada en cabezas de dragones de sinople, perfiladas de oro y lampasadas de gules, y acompañada de dos calderas jaqueladas de oro y sable.


En la capilla de Arteaga-Echegoyan, en el Convento de las Clarisas, de la ciudad de Orduña, constan estas otras armas para los Arteaga: En campo de oro, un árbol de su color, con copa de sinople y sobre base de sinople y con lobos de su color, pasantes a cada lado del tronco y enfrentados.


En la casa solar de Zubieta, de la villa de Larrabezúa (Vizcaya), constan estas armas: Un árbol terrasado y un león que sale semirrampante de derecha a izquierda por delante del árbol hacia una panela rematado en cruz latina.


Algunas líneas de Arteaga de la casa de Zumaya traen estas otras: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, una encina de sinople, acostada de dos calderas de sable, y 2º y 3º, en campo de gules, una torre de piedra.


Según el "Nobiliario Vascongado", los de esa casa de Zumaya usaron también estas armas: Escudo partido: 1º, en campo de oro, una banda de gules engolada en cabezas de dragones de sinople, y 2º, en campo de plata, tres panelas de sinople; medio cortado de sinople con un castillo de oro sobre ondas de azur y plata.


Los Arteaga, de Tolosa y Zumaya, según Juan José Vilar y Psayla y J.-B. Rietstap, traen: En campo de plata, una banda de oro engolada en cabezas de dragones de sinople, acompañada en jefe con dos calderas acostadas de sable, y en punta una encina sobre ondas de mar en el bajo, y por timbre unas ramas de encina.


Los de Deva, según Juan Carlos de Guerra, tienen: En campo de oro, una encina de sinople, con dos lobos, de sable, pasantes al pie del tronco, y acostada de dos panelas de sinople.


Los de Placencia tren: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, una banda de gules, y 2º y 3º, en campo de plata, una caldera de sable.


Otros de Placencia, según Juan Carlos de Guerra, usan: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, una banda de gules, acompañada en lo alto de una torre de azur, y en lo bajo de una encina de sinople, y 2º y 3º, en campo de plata, una caldera de sable.


Los descendientes de Zumaya y Tolosa y los establecidos en Montevideo y de ellos procedió el Diputado Clodomiro de Arteaga, según Juan Carlos de Guerra, usaban: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de azur, dos estrellas de seis rayos de oro, puestas en faja, y 2º y 3º, en campo de oro, tres bandas de gules.


Francisco Lozano y José Pellicer señalan para los Artiaga o Arteaga de Zumaya: En campo de oro, una torre almenada, con homenaje, y capitel azur, encima una bandera blanca, cuadrada, y en ella una cruz azur; al lado izquierdo de la torre, un árbol de sinople, con un lebrel blanco al pie del tronco. Bordura de oro con una encina de sinople con un jabalí al pie comiendo bellotas con un lobo andante de sable.


Francisco Lozano y José Pellicer señalan para los Artiaga o Arteaga de Zumaya: En campo de plata, una torre almenada, con homenaje, y capitel azur, encima una bandera blanca, cuadrada, y en ella una cruz azur; al lado izquierdo de la torre, un árbol de sinople, con un lebrel blanco al pie del tronco. Bordura de oro con una encina de sinople con un jabalí al pie comiendo bellotas con un lobo andante de sable


Otros Arteaga de Guipúzcoa, que enlazaron con el linaje Manrique, traen: Escudo cortado: 1º, partido, primero, en campo de gules, una banda de oro engolada en cabezas de dragones de sinople, perfiladas de oro, y segundo, en campo de gules, dos calderas de oro, fajadas de sable y gringoladas de tres cabezas de serpiente de sinople, y 2º, en campo de plata, una encina de sinople, puesta sobre aguas de azur y plata, y un jabalí de sable, empinado al tronco.


Los Arteaga, establecidos en la villa de Alagón (Zaragoza), originarios de Vizcaya, tienen: En campo de gules, con una banda de oro, engolada en cabezas de dragones del mismo metal, y en punta, una caldera de sable.


Otros Arteaga, en Vizcaya y Guipúzcoa, traen también este otro escudo: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, una banda de gules, y 2º y 3º, en campo de plata, una encina de sinople. Bordura de gules con ocho sotueres de oro.


Otros traen: En campo de oro, una banda de gules, engolada en cabezas de dragantes de sinople, acompañada de dos calderas de oro (sic).


Otros: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, una banda de gules, engolada en cabezas de dragantes de sinople, y 2º y 3º, en campo de plata, una encina de sinople. Bordura de gules con ocho sotueres de oro.


Los radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de gules, una banda de oro, engolada en dos dragantes de lo mismo, y 2º y 3º, en campo de plata, un árbol de sinople, acompañado de dos calderas de sable.


Otros en Cuba usaron: Un árbol al natural, sobre terrasa, atravesado de un palo de oro, de cuyos extremos penden dos cántaros de lo mismo; un sol naciente por detrás del árbol, tiñendo el campo de diversos colores. Bordura de oro.


Otros: En campo de oro, una venera, de gules.


Además, registra Juan Carlos de Guerra, como propio de los Arteaga de Zumaya, un escudo que tiene una torre atalayada o faro de cinco pisos, con dos ventanillas en el de la planta baja y una en cada uno de los cuatro pisos restantes, sin puerta. A su flanco izquierdo, una encina y un lebrel atado al tronco con traílla pendiente de su collar, y en el cantón superior del mismo flanco, tres panelas. No indica los esmaltes. Añade que este escudo se conserva en la casa de Echesarreta, cuartelado con los blasones de este apellido y los de Zumaya y Oráa.


Los Arteaga Jáuregui ostentan: En campo de oro, dos bandas onduladas de gules.