Miralles

Versión de impresión

Procede este apellido de Cataluña, por donde se extendió bastante. Su primitivo solar radicó en la ciudad de Lleida. Algunos de sus antiguos caballeros asistieron a la conquista de València.

Mossén Jaime Febrer cita en sus Trovas, que: Pedro Miralles, nacido en Barcelona, fue comandante y cabo de una escuadra cuando el Rey don Jaime I "el Conquistador" puso sitio a Sueca. Tuvo un desafío con un robusto moro natural de Meca, al que quitó de un revés la muñeca. Jamás se despojó de la armadura.

También menciona Febrer: Valero Miralles fue otro de los caballeros que tomó parte en la conquista del Reino de Valencia. Junto al Grao de Murviedro (Sagunt), hizo una gran presa de ganado vacuno, con lo que se abasteció el ejército en muchos días. Entró en la dehesa con muy poca gente, y dentro de un matorral cautivó veinte moró con su capitán, los entregó al Rey, el cual quedó muy agradecido.

Pasaron también los Miralles a la provincia de Alacant, estableciéndose en varios lugares. Luis Miralles fue baile (Batlle) de Novelda, otros vivieron en Monfort.

De Cataluña era Mateo Miralles, armado caballero por el rey don Fernando "el Católico" el 15 de marzo de 1493. Bisnietos suyos fueron mosén Jaime Juan de Miralles, Francisco Ángel y Cristóbal de Miralles, que residieron en Castelló y en Borriana.

Los Miralles de la isla de Mallorca tuvieron casa solar en la villa de Montuiri, del partido judicial de Manacor. De ella procedió Gaspar Miralles, que con su mujer doña Francisca Zaforteza, procrearon a Garpar Miralles Zaforteza, caballero, que casó con doña Isabel Doms, y tuvieron a Francisco Miralles Doms, caballero de la Orden de San Juan, ingresado en 1632.

Pedro Miralles era diputado de la villa de Alcudia y prestó sacramento y homenaje al rey don Alfonso III de Aragón. Gabriel Miralles, sujeto de calidad y buen soldado, como le llama el cronista Mut, fue en 1434 embajador del duque de Milán la rey de Aragón. Miguel Miralles, de Son Costa de Montuiri, fue perseguido por los Comuneros, en 1522. Miguel Miralles, hijo de la casa solariega de Tagamanent, en Montuiri, fue doctor en ambos Derechos, oidor de la Real Audiencia de Palma y regente de la ciudad de Cáller, en Cerdeña. Felipe III le concedió el 25 de febrero de 1600, privilegio perpetuo de ciudadano, fue armado caballero el 18 de abril del mismo; su hijo, Miguel Miralles y Alexó, sirvió de capitán en el ejército de Felipe IV, éste le concedió, en 1616, privilegio perpetuo de nobleza. Francisco Miralles y Alexó ingresó en la Orden de San Juan en 1632.


Armas


Las del caballero Pedro Miralles, que pasó a la conquista de València traen: En campo de plata, un espejo circular con pie y guarnición de ébano.


Las del caballero Valero Miralles, que también luchó en la conquista de València ostenta: En campo de azur, un espejo cuadrado, de plata.


Los de Mallorca traen: En campo de gules, dos fajas de plata, cargadas de una cotiza ondulada, de azur, y cinco espejos de oro, redondos, uno en el jefe, tres en el centro, entre las dos fajas y otro en punta.


Otros de Mallorca ostentan: En campo de gules dos fajas de azur perfiladas de plata y acompañadas de cinco espejos redondos de oro; puestos: 1, 3 y 1.


Los de la casa de Lleida ostentan: En campo de azur, un espejo redondo, con dos espejos redondos, guarnecidos y encalados de oro, y pareados.


Otros traen: En campo de gules una torre de plata; partido de oro con una encina de sinople; bordura de plata con ocho espejos circulares.


Otros, de Mallorca, ostentan: En campo de gules, dos fajas de plata, cargadas de una cotiza ondulada, de sinople, y cinco espejos de oro, redondos, uno en el jefe, tres en el centro, entre las dos fajas y otro en punta.


Los de Alacant traen: En campo de azur un espejo a cuyos lados están mirándose dos garzas reales de plata.


Otros traen: En campo de azur, con ocho espejos redondos, de plata, puestos de dos palos.


Otros ostentan: En campo de azur, con tres espejos de plata, con el mango y la guarnición de sinople y puestos en triángulo.


Los Miralles de València traen: En campo de plata, un espejo, de plata, redondo, con la guarnición de sable.


Los Miralles de Sant Privat d’En Bas, traen: En campo de azur, un espejo, de plata, redondo, con mango y la guarnición, de oro.


Los Miralles de Tremp (Lleida), traen: en campo de azur, dos espejos de plata, redondos, con el mango y la guarnición, de oro.


Otros traen: En campo de azur, una mano de carnación, empuñando un espejo, de plata, redondo, con mango y la guarnición, de oro.


En una piedra armera de la Catedral de Girona: Escudo mantelado, todo de azur, tres espejos redondos, de plata, con mango y guarnición, de oro.


Los de Alacant traen: En campo de azur, un espejo redondo, sostenido por dos pájaros, todo de plata.


Otros traen: En campo de plata, una faja, de gules; bordura de sinople, con ocho panelas, de oro.


Otros traen: En campo de sinople, cinco veneras, de plata puestas en aspa.


Otros traen: En campo de plata, un árbol, de sinople. acompañado de dos estrellas, de plata, fileteadas de azur.