Camino

Versión de impresión

Tiene su solar este apellido en el lugar de Ajo, del municipio de Bayero y Merindad de Trasmiera. Juan Baños de Velasco dice que procede de un caballero originario de la Turena (Francia), que vino en romería a Santiago de Compostela, estableciéndose después en la región de Cantabria.

Desde muy antiguo, los Camino han radicado en el citado lugar de Ajo, donde Alonso de Camino, Señor de las villas de Bárcena y Pie de Concha, del partido judicial de Torrelavega, fundó un Monasterio de Religiosos Dominicos como lo acredita una inscripción que se ve al pie de una estatua orante del mencionado caballero, en la nave mayor de la iglesia (hoy en ruinas), al lado de la epístola, que dice así: “Alonso de Camino, Señor de las villas de Pié de Concha y Bárcena, vecino de la villa de Valladolid y natural de este lugar de Ajo, hijo legítimo de Turibro Fernández de Camino y de Elvira González de las Carreras, su mujer, fundó y dotó este Colegio y Convento para gloria y honra de Dios Nuestro Señor, y bien y aprovechamiento de los naturales de esta tierra”.

Otros moraron en el lugar de Villacarriedo, del valle de Carriedo (Cantabria) y se apellidaron Pérez del Camino.

En la provincia de Orense hubo otra casa solar en Ginzo de Limia.

En Asturias hubo casas solares en los Concejos de Siero y Tineo.

En Álava hubo casas solares en los lugares de Mendiguren y Yurre, de la Hermandad de Barayoz, y en el lugar de Mendívil, de la Hermandad de Arrazua, documentadas en el siglo XVI.

En Guipúzcoa tuvo casas en la Universidad de Lezo, documentada en 1569, y en la Universidad de Aya.

En Vizcaya tuvo casas solares en el Concejo de Galdames, de las Encartaciones de Vizcaya, documentada en 1523, y en la anteiglesia de Abadiano, de la Merindad de Durango, en 1586.

En Castilla tuvo casas solares en Tudela de Duero y Valladolid (Valladolid), documentadas en el siglo XVI, y en Guaza de Campos, documentadas en 1526, desde donde pasó a Frechilla (ambas en Palencia) en 1537.

En Aragón tuvo casas solares en Ojos Negros (Teruel), su dueño Goncalbo el Camino y en Almúdevar (Huesca), su dueñó Miguel del Camino, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

Muchos Caballeros de distintas Órdenes y títulos nobiliarios descienden de esa casa de Ajo y todos generalmente usaron las armas que significamos como primitivas.

El apellido se extendió posteriormente hacia otras zonas de Cantabria y España (Burgos, Palencia, Andalucía, etc.) para finalmente pasar al continente americano.


Armas


Las primitivas del linaje: En campo de azur, un castillo de oro, y atado a su puerta, con cadena del mismo metal, un lebrel blanco. En jefe, tres flores de lis de oro, puestas en faja.


Después usaron: En campo de oro, un árbol de sinople, surmontado de una flor de lis de azur y bordura de gules con ocho veneras de oro. Divisa: “bide zuzena, bide onena” (el camino recto el mejor camino). Estas son las que más generalmente usaron los Camino de la casa de Ajo y sus ramas, y así se ven, mezcladas con otras armas de alianza, en el barrio de Camino, en el convento de religiosos dominicos del citado lugar, fundado por Alonso del Camino, en las capillas de la Iglesia parroquial, propiedad del Licenciado Pedro del Camino, Inquisidor Apostólico, y de Pedro de Llavad Camino, Tesorero y Secretario de la Inquisición, de Logroño, donde murió el 9 de Agosto de 1649 y en otras casas de Ajo. Estas armas constan en el barrio de Brezales, del lugar de Beranga, de la Junta de Cesto y Merindad de Trasmiera; en el lugar de La Concha, del valle de Villaescusa, y en la villa de Ampuero, (todo en Cantabria).


En la iglesia parroquial de San Martín de Ajo (Cantabria) constan las anteriores armas y hay estos dos escudos: En el primero (las expuestas sobre estas líneas), un árbol surmontado de una crucecita y sobre ella una flor de lis; bordura con ocho veneras. En el segundo, un árbol surmontado de una flor de lis y bordura cargada de ocho veneras, o sea las mismas armas del mismo escudo anteriormente descrito y expuesto.


En el antiguo claustro de San Francisco, hoy convento de monjas trinitarias, de la villa de Laredo (Cantabria): Un árbol surmontado de una flor de lis y bordura cargada de ocho sotueres (carecemos de información de los esmaltes).


Francisco Lozano da también como propias de los Camino, de Trasmiera (Cantabria): Escudo partido: 1º, de plata, con un león rampante de su color; medio cortado de gules, con tres bandas de plata y 2º, de azur, con dos crecientes ranversados, de plata, y en punta, una flor de lis de oro.


Los de Santoña (Cantabria): Una banda cargada con un menguante o una “C”; en la parte superior, dos flores de lis, y, en el inferior una (carecemos de información de los esmaltes).


En el lugar de Villacarriedo (Cantabria): Un castillo, y brochante de un árbol, con un animal (?) pasante (carecemos de información de los esmaltes y de dicho animal).


En el barrio de Brezales, del lugar de Beranga de la Junta de Cesto (Cantabria): Un árbol surmontado de tres flores de lis y en los ángulos cuatro veneras (carecemos de información de los esmaltes).


En la casa de los Camino, de Valdesoto, del Concejo de Siero (Asturias): Escudo cuartelado en sotuer: 1º, y 4º, una flor de lis, y 2º, y 3º, un león, afrontados. Bordura cargada de dieciséis aspas (carecemos de información de los esmaltes).


Los originarios de Ginzo de Limia (Orense) y asentados en Orense, La Coruña y Cuba, según Vicente de Cadenas: En campo de plata, un águila de sable, cargada de una flor de lis, de oro.


Los radicados en Valencia, según Vicente de Cadenas: En campo de gules, una pirámide, de oro, surmontada de una estrella, de plata.


Las que el Emperador Carlos V concedió a Juan del Camino, vecino de la villa de Guadalajara (México), en la villa de Valladolid el 26 de junio de 1538: En campo de gules, un hombre armado, con una espada y una rodela en las manos, sobre unas peñas; partido de oro, con un león pardo, rampante, y medio cortado de azur; bordura de plata, con ocho armiños de sable. Timbre: Un yelmo cerrado y encima de él un rollo torcido del cual sale un medio león con una espada en las manos con sus trascolés y dependencias a follajes de azur y oro.


Otros según José Pellicer y Tovar: En campo de sinople, un castillo de oro, puestos sobre una montaña de piedra de su color natural; bordura de gules, con ocho aspas de oro.


Otros según José Pellicer y Tovar: En campo de azur, un castillo de oro, puestos sobre una montaña de piedra de su color natural; bordura de gules, con ocho aspas de oro.


Otras líneas: Escudo cuartelado: 1º, y 4º, de gules, con una banda de plata, acompañada de tres flores de lis de oro, dos arriba y una abajo, y 2º, y 3º, de plata, con una encina de sinople.


Otras líneas: Escudo partido: 1º, de azur, con una torre de oro, y 2º, de plata, con una encina de sinople y un lebrel de su color natural al pie del tronco.


Otros: En campo de plata, un árbol de sinople; bordura de gules, con seis panelas de plata (algunos llaman a esas panelas, corazones).


En el lugar de Ésles, del valle de Cayón (Cantabria), constan las siguientes armas para los González-Camino: Escudo partido: 1º, un castillo, que son las armas de González, y 2º, un árbol terrasado y surmontado de una flor de lis. Bordura general cargada de ocho veneras (armas de Camino).


En el lugar de Ésles, del valle de Cayón (Cantabria), constan las siguientes armas para los González-Camino: Escudo partido: 1º, una torre, que son las armas de González, y 2º, un árbol terrasado y surmontado de una flor de lis. Bordura general cargada de ocho veneras (armas de Camino).


Los Pérez del Camino, en Villacarriedo, tenían, escudo partido: 1º, de oro, con un árbol de sinople, y dos lobos de sable, lampasados de gules, pasantes al pie del tronco, y 2º, de azur, con un castillo de oro, aclarado de sable. Delante del castillo una encina de su color, y atado a su tronco, con cadena de oro, un lebrel blanco con manchas de sable. Estas armas constan en el expediente de prueba de nobleza del Caballero de Alcántara Leonardo Gutiérrez de la Huerta y Pérez del Camino.