Amira, Mira

Versión de impresión

Ignoramos si tiene relación este apellido con las poblaciones denominadas Mira en las provincias de La Coruña, Cuenca, Orense y Zaragoza. Se halla muy extendido por España, pues tuvo casas en Aragón, Cataluña, País Vasco y en la ciudad de Almería.

En Aragón tuvo casa solar en Tierrantona (Huesca), su dueño Antón de la Mira, documentada en la Fogueración aragonesa de 1495.

En Cataluña radicó su casa solar en la ciudad de Lleida, su dueño Francina Mira, viuda, citada en la Fogueración catalana de 1553.

Domingo Mira fue vecino de Ontinyent (València) en 1421. Domingo Mira y Johan de Mira, de Castilla, fueron vecinos de Alacant en 1421. Johan de Mira y Sanxo de Mira fueron vecinos de Xixona (Alacant) en 1421.

Baltasar Mira y Mira, natural de Novelda (Alacant), Rector de Rosell, de Chert en 1659 y de Sant Mateu en 1661, probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Montesa en 1644. Falleció en 1663. Era hijo de Antonio Mira y de Angela Mira; nieto paterno de Pedro Mira y de Jerónima Mira y nieto materno de Francisco Mira y de Leonor Angela Visedo.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos ante el Santo Oficio de la Inquisición de València: Antonio Mira Bernabéu Monllor e Iborra, natural de Benilloba (Alacant), para Calificador, en 1743; Baltasar Mira Bernabéu Company y Gisbert, natural de Benilloba, para Familiar, en 1733, y su mujer Francisca Olsina y Brotón, natural de Gorga (Alacant); y Francisco Mira Castelló González y Ortin, natural de Sax (Alacant), para Familiar, en 1745.

En la Catedral de Granada se custodia el expediente de genealogía y limpieza de sangre de Antonio Mira de Mescua, doctor, presentado a una capellanía, en 1609. Era hijo de Melchor de Mescua, natural de Guadix (Granada), y de Beatriz de Torres, natural de Berja (Almería), y nieto paterno de Antonio de Mira y de Luisa de Mescua, naturales de Baza (Granada).


Armas


Los del País Vasco trajeron: En campo de azur, una torre de plata, aclarada de gules, y un lebrel, manchado de plata y sable, atado a la puerta. En punta, ondas de agua de azur y plata. Bordura de oro con diez calderas de sable


Los Mira, o Rodríguez de Mira, de la ciudad de Almería ostentaban en su casa de la calle de la Dalia, número 5, cuyo edificio revela por sus arcos ser un antiguo torreón; este escudo: Escudo cortado: 1º, en campo de azur, una flor de lis de oro, y 2º, en campo de gules, un león rampante de su color. Bordura general, de gules, con ocho sotueres de oro.


Los de Valencia y los radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de plata, cuatro torres, de gules, puestas en los cantones del escudo.


Los de Murcia usan: En campo de azur, una torre de plata con tres ventanas a modo de azotea y su tejadillo encima.


Otros: En campo de gules, una torre, de plata, con tres balcones y tres claraboyas encina de forma de mirillas.


Otros: En campo de plata, tres bellotas, puestas en faja, de oro.