Calbo, Calvo

Versión de impresión

El apellido Calvo es muy antiguo, tanto, que existen tratadistas que remontan su origen a la época romana haciendo cabeza del linaje al patricio romano Calvo Atendoro. Pero esto es algo que no está probado por lo que dicha versión conviene tomarla con reservas. Nada se dice si el citado patricio radicó en la Península Ibérica donde creó la familia que diera origen al apellido Calvo. Lo que si se sabe con bastante certeza es que Calvo desciende del Conde Laín Calvo, juez de Castilla. Por tanto debe estimarse como apellido castellano.

La extensión de este apellido por España se remonta a la época de la Reconquista, siendo numerosos los caballeros de este apellido que participaron en la lucha contra los invasores árabes, pudiendo encontrarse la citación de los mismos en las crónicas de aquellos tiempos. Sabiendo que se trata de apellido castellano, la labor de investigación consistía en averiguar, si era posible en el lugar de dicha región donde tuvo su nacimiento. Si no con absoluta seguridad, si con bastantes probabilidades de que sea así, acaso podría citarse la provincia de Burgos, de donde pasó rápidamente a las de Zamora, Palencia y Valladolid para extenderse después al resto del territorio español.

En la Fogueración aragonesa de 1495 constan las siguientes casas solares radicadas en Pina de Ebro, sus dueños Anthón del Calbo y Guillén del Calbo; en Velilla de Ebro, sus dueños Johan Calbo y Colau Calbo; en Alforque, sus dueños Francisco Calbo y Ximeno Calbo; en Caspe, su dueño Domingo Calvo; en Quinto, su dueña Menga Calvo, viuda; en Lécera, sus dueños Miguel Calbo, Jayme Calbo, Johan Calbo y Jayme Calbo; en la ciudad de Zaragoza, sus dueños el Maestre Martín Calbo, Johana de Calbo, viuda, Johan Calvo y Anthón Calvo; en Villar de los Navarros, su dueño Pero Calbo; en Anento, su dueño Pero Calbo; en Daroca, sus dueños Mossén Bertholomeu Calbo y Mossén Bertholomeu Calbo; en Romanos, sus dueños Johan Calbo, Jayme Calbo y Rodrigo Calbo; en Azuara, sus dueños Martín Calbo, Miguel Calbo, Bertholomeu Calbo, la viuda de Martín Calbo, Martín Calbo, Pero Calbo, Jayme Calbo, Johan Calbo y Miguel Calbo; en Cariñena, su dueño Johan Calbo; en Abanto, sus dueños Pero Calvo y la mujer de Pero Calvo; en Jaraba, su dueño Mingo Calvo; en Maluenda, sus dueños Anthón Calvo, Joan Calvo y Stevan Calvo; en Villela de Jiloca, sus dueños Anthón Calvo y Domingo Calvo; en Olves, su dueño Martín Calvo; en Acered, su dueño Julián Calvo; en Fuentes de Jiloca, sus dueños Bartholome Calvo y Joan Calvo; en Miedes, su dueño Yuste Calvo; en Belmonte de Calatayud, su dueño Miguel Calvo; en Calatayud, sus dueños Domingo Calvo, el Maestre Anthón Calvo, Pedro Calvo y Pedro Calvo; en Cervera de la Cañada, sus dueños Domingo Calvo y Joan Calvo; en Los Fayos, su dueño Johan el Calvo; en Magallón, su dueño Pero Calvo; en Mallén, sus dueños Pero Calvo, Martín Calvo y Antón Calbo; en Ejea de los Caballeros, sus dueños Antón Calvo y Anthón Calvo; en Borja, sus dueños Martín del Calvo, Bernat Calvo y Johan del Calvo; en Tauste, sus dueños Xristóbal Calvo, Rodrigo Calvo, Anthón Calvo y Aznar Calvo; en La Almolda (todo en Zaragoza), su dueño Pere Calvo; en Almudévar, su dueño Johan del Campo; en Belsué, su dueño Johan Calvo; en Apiés, su dueño Martín Calbo; en Sabayés, su dueño Pedro Calvo; en Igriés, su dueño Benedet Calvo; en Santa Eulalia la Mayor, su dueño Martín Calvo; en Yaso, su dueño Domingo Calvo; en Ibieca, su dueño Martín Calbo; en Antillón, sus dueños Pedro Calvo y Pedro Calbo; en Abiego, su dueño Martín Calvo; en La Almunia Cuadrada, su dueño Johan Calvo; en Callén, su dueño Gil Calvo; en Aragüés del Puerto, sus dueños Antón Calvo, Pedro Calvo y Guita Calvo, viuda; en la ciudad de Jaca, su dueño Mossén García Calbo; en Asieso, su dueño Pero Calvo; en Caniás, sus dueños Martín Calvo y Martín Calvo, menor; en Araguás del Solano, su dueño Bertholomeo Calbo; en Embún, su dueño Aznar Calbo; en Sieso de Jaca, su dueño Pedro Calbo; en Puértolas, su dueño Anthón Calbo; en Castejón del Puente, sus dueños Pascual Calvo y Antoni Calvo; en Barbastro, su dueño Pedro Calvo; en Tamarite de Litera, sus dueños Colau Calvo y Salvador Calvo; en Albelda, su dueño Colau Calvo; en Alcolea de Cinca, su dueño Pere Calvo; en Villanueva de Sigena, su dueño Jayme de Calvo; en Juseu (todo en Huesca), su dueño Johan Calvo; en Híjar, sus dueños Johan Calvo y Violant Calbo; en Albalat del Arzobispo, sus dueños Anthón Calbo, Anthón Calvo y Anthón Calbo; en La Zoma, su dueño Pero Calbo; en Molinos, su dueño Pero Calbo; en Alcañiz, sus dueños Pero Calbo, Vicent Calbo, Domingo Calbo, Joan Calbo, Miguel Calbo y Miguel Calvo; en Gargallo, su dueño Blas Calbo; en Cortes de Aragón, sus dueños Johan Calbo y Anthona Calbo; en Hoz de la Vieja, sus dueños Johan Calbo, Pedro Calbo y Pedro Calbo; en Hinojosa de Jarque, sus dueños Anthón Calvo, Johan Calbo, Anthón Calbo, Miguel Calbo, Johan Calbo y Domingo Calbo; en Galve, sus dueños Miguel Calbo y Domingo Calbo; en Camarillas, sus dueños Vicent Calbo y Pero Calbo; en Aguilar de Alfambra, sus dueños Pascual Calbo y Johan Calbo; en Monteagudo del Castillo, su dueño Maten Calbo; en Puertomingalvo, sus dueños Mossén Nadal Calbo, Vicario, Anthón Calbo, Domingo Calbo y Jayme Calbo; en Linares de Mora, su dueño Martín Calbo; en Cabra de Mora, su dueño Mossén Sebastián Calbo, Rector de dicho lugar; en Cubla, su dueño Joan Calbo; en Celadas, su dueño Joan Calvo; en Santa Eulalia, sus dueños Martín Calbo y Bertholomeu Calbo; en Parras de Martín, su dueño Joan Calbo; en Martín del Río, su dueño Francisco Calbo; en Valdeconejos, sus dueños Joan Calbo y Jayme Calbo; en Armillas, su dueño Domingo Calbo; en Segura de los Baños, su dueño Joan Calbo; en Blesa, su dueño Joan Calbo; en La Iglesuela del Cid, su dueño Anthón Calvo; en Fortanete, su dueño Johan Calvo; en Villarroya de los Pinares, sus dueños Anthón Calvo, Anthón Calvo, Domingo Calvo, Johan Calvo y Martín Calvo; en Mora de Rubielos, sus dueños Francisco Calvo, Francisco Calvo, Francisco Calvo y Bertholome Calvo; en la ciudad de Teruel, sus dueños Domingo Calvo, Fabián Calvo, Francisco Calvo, Johan Calvo, Anthón Calvo, Luys Calvo y Simón Calvo; en Villel, su dueño Johan Calvo; en Jabaloyas, sus dueños Johan Calvo, Pedro Calvo y la viuda de Pero Calvo; en Nogueras, sus dueños Garci Calbo, Jurado, y Blasco Calbo; en Piedrahita, su dueño Anthón Calbo; en Nueros, su dueño Martín Calbo; en Calamocha, sus dueños Pascual Calbo y Anthón Calbo; en El Poyo del Cid, sus dueños Pascual Calbo, Jurado, Bertholomeu Calbo, Joan Calbo y Anthón Calbo; en Fuentes Claras, su dueño Mingo Calbo; en Torrijo del Campo, su dueño Anthón Calbo; en Ojos Negros, su dueño Johan Calbo; en Odón, su dueño Johan Calbo, y en Báguena, su dueño Johan Calbo, y en Burbáguena (todo en Teruel), su dueño Gabriel Calbo, y en Sandiniés, de valle de Tena (Huesca), documentada en 1427.

Tuvieron también casas solares en Daroca, sus dueños Johan de Calvo, Manyes Calvo, P. Calvo y M. Calvo, documentadas en 1230; en la ciudad de Teruel, sus dueños Antón Calvo, Bartolomé Calvo, Martín Calvo, Miguel Calvo y Juhan Calvo, en 1384, y en Yéqueda (Huesca).

Sancho Calvo, vecino de Jaca, con casa familiar en el valle de Aragüés, obtuvo salva de infanzonía ante la Corte del Justicia Mayor de Aragón en Noviembre de 1341.

Domingo Calvo, vecino de Zaragoza, con casa familiar en Aragüés, obtuvo salva de infanzonía ante la Corte del Justicia Mayor de Aragón en 1342.

Ganaron proceso de infanzonía ante la Real Audiencia de Aragón: Lorenzo Calvo, vecino de Zaragoza, en 1668; Agustín Calvo, vecino de Pomar (Huesca), y Mariano Calvo, Doctor y colegial en el de San Vicente de la ciudad de Huesca, en 1764; Juan Calvo, vecino de Canias (Huesca), en 1775; Miguel Calvo, vecino de Junzano (Huesca), en 1763; José Calvo de Bernabé, vecino de Báguena, en 1760; Manuel Calvo de Bernabé, vecino de Anento, en 1816; Miguel Calvo y Lacruz y Pedro Juan Calvo y Palacio y sus hijos, vecinos de Sena de Sigena; en 1749; Ana Calvo, vecina de Magallón, sin fecha; Diego Calvo, vecino de Zaragoza, en 1694; Miguel Calvo, vecino de Castejón de Monegros (Huesca), en 1645; José Calvo y Soler, vecino de Sena (Huesca), en 1776, y José Calvo, vecino de La Almolda, en 1748, a la cual va unida otra del año 1681 de otro José Calvo.

En Navarra tuvo casas solares en Andión, de la Merindad de Olite, su dueño Pascoal Calvo; en la villa de Larraga, de la Merindad de Olite, sus dueños Martín Calvo (hijo de Domingo Martín Calvo), Johan Calvo (hijo de Martín Calvo), Pascoal Calvo (hijo de Pero Johan Calvo), Johan Calvo, los hijos de Domingo Calvo, Sancho Pastor Calvo (hijo de Domingo Calvo), y Uxor Calvo (hijo de Pero Gil de Calvo); en la villa de Berbinzana, de la Merindad de Olite, sus dueños García de Calvo, Jurdana de Calvo, Sancha de Pero Johan Calvo y Domingo Calvo; en la villa de Falces, de la Merindad de Olite, sus dueños García Calvo, y Johan Martiniz Calvo (hijo de Martín Calvo); en la villa de Peralta, de la Merindad de Olite, sus dueños Semen Calvo, María Sanchiz Calvo (hija de García Calvo), y Johan Calvo (hijo de García Calvo); en la villa de Azagra, de la Merindad de Estella, sus dueños Pedro Calvo (hijo de Calvo), Matheo del Calvo y los hijos de Matheo del Calvo; en la villa de Andosilla, del condado de Lerín y Merindad de Estella, sus dueños Johan Calvo, García Calvo, los hijos de Pedro del Calvo, Johan Calvo, Bertolomeo el Calvo, y Beneyt Calvo (hijo de Johan Calvo); en la villa de Cárcar, de la Merindad de Estella, su dueño Martín Calvo (hijo del Calvo); en la villa de Lerín, de la Merindad de Estella, sus dueños N. Calvo y Domingo Calvo; en la villa de Sesma, de la Merindad de Estella, sus dueños García Calvo y Pero García Calvo, y en la villa de Mendavia, de la Merindad de Estella, su dueña Elvira, mujer de Sancho Calvo, documentadas en la Fogueración navarra de 1329, y en la ciudad de Olite (Navarra), su dueños G. Calbo. D. Calvo, D. Calvo, Miguel Calvo y Pero Calvo, en 1244.

Líneas de los Calvo de la provincia de Burgos se extendieron por Alava, Vizcaya, Santander, Palencia, Valladolid, Segovia y otras de Castilla. En esta región hay además ramas dimanadas de las casas aragonesas. También se lee que algunos de los Calvo burgaleses pasaron a Cataluña y Mallorca.

En Castilla tuvieron casas solares en Arrabal de Portillo, Medina de Ríoseco, Olivares de Duero, San Llorente, Simancas, Tiedra, Tordehumos, Valladolid y Villalbarba (todo en Valladolid), y en Guaza de Campos (Palencia) documentada en el siglo XVI.

Domingo y Juan Calvo obtuvieron repartimiento en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1264.

Juan Calbo, natural de Vicario, del convento de Santiago de Uclés, probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Santiago en 1418.

Carlos María Calvo Cabanillas, natural de Cabeza del Buey (Badajoz), probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Alcántara en 1828. Era hijo de Francisco Calvo Cabanillas y de Jacinta Valdivia y nieto paterno de Francisco Calvo Cabanillas y de Ana López.

Probaron su limpieza de sangre para ingresar como religiosos en la Orden de Calatrava: Alonso Calvo Altamirano, natural de Chillón, en Ciudad Real (hijo de José Antonio Calvo y de Antonia María de la Calle Altamirano y nieto paterno de José Antonio Calvo y de Isabel del Rostro), en 1690, y Francisco Antonio Calvo y Cabanillas, natural de Cabeza del Buey, en Badajoz (hijo de Diego Manuel Calvo y de Inés López y nieto paterno de Francisco Calvo y de Isabel Cabanillas), en 1786.

José Calvo y Balaguer, natural de Villarroya de los Pinares (Teruel), Prior de la capilla de San Jaime de la villa de Caspe (Zaragoza), fue religioso de la Orden de San Juan de Jerusalén, en la que ingresó en 1743. Era hijo de Valerio Calvo y Monforte y de Inés Balaguer y Pérez y nieto paterno de José Calvo y de Josefa Monforte.

Ingresaron como religiosos en la Orden de San Juan de Jerusalén: Domingo Calvo, natural de Alcalá, en 1603, y Joaquín Calvo, natural de Olivares, fraile capellán (hijo de Sancho de la Fuente y de Ana de Macías; nieto paterno de Antonio de la Fuente y de Catalina Gómez, y nieto materno del Licenciado Joan Calvo y de Elena Macías, todos naturales de Olivares), en 1590.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid, en los años que se indican: Agustín y Ramón Calvo, vecinos de Burgos, en 1776; Alonso Calvo, vecino de Ribera y Cabrera, en 1577; Alonso, Francisco y José Alonso Calvo, vecinos de Marcelín, jurisdicción de Soto (Galicia), en 1728; Andrés Calvo, vecino de Villalibre, en 1571; Andrés, Martín y Pedro Calvo, vecinos de Labastida (Alava), en 1635; Andrés Calvo, vecino de Valdeviejas (León), en 1722; Angel Calvo, vecino de Anzó, del valle de Mena (Burgos), en 1807; Cristóbal Calvo, vecino de Medina del Campo (Valladolid), en 1523; Domingo Calvo, vecino de Verín, en 1550; Domingo y Francisco Calvo, vecinos de Marcelín, feligresía de Santa María de Orrio, en 1716; Francisco Calvo, vecino de Medina de Ríoseco (Valladolid), en 1630; Francisco Calvo, vecino de Rubiós (Orense), en 1703; Francisco Blas Calvo, vecino de la feligresía de San Bartolomé de Quiroganes (Orense), en 1817; Francisco Manuel Calvo, vecino de Guisatecha (León), en 1815; Francisco Miguel Alonso Calvo, natural de Castro de Ubarto y vecino de Burceña, del valle de Mena, en 1736; Gonzalo y Martín Calvo, vecinos de Pobladura del Valle (Zamora), en 1525; Juan Calvo, vecino de Labastida, en 1623; Agustín, Justo, Manuel, Pedro, Ramón y Santiago Calvo, vecino de Burgos, en 1776; Lorenzo Joquín Calvo, vecino de San Pedro Manrique (Soria), en 1726; Manuel Calvo, vecino de Santa Marina del Sil (León), en 1745; Nicolás Calvo, vecino de Santa María de Retorta (Orense), en 1777; Pedro Calvo, vecino de Alberguería, en 1557; Pedro Calvo, vecino de San Pedro de Trones (León), en 1577; Pedro Calvo, vecino de Robles (León), en 1727; Pedro Calvo, vecino de San Pedro de Rubiós (Orense), en 1795; Pedro Calvo, vecino de Cofreces, en 1799; Pero Calvo, vecino de La Seca, en 1548; Tomás Calvo, vecino de Astorga, en 1794; Antolín Calvo de Aguila, natural de Palencia y vecino de Carrión, en 1736; Juan Calvo de Berlanga, vecino de Quintana del Marco (León), en 1765; Pedro Calvo Berlanga, vecino de Genestacio (León), en 1716; Joaquín Calvo Bravo, vecino de Villalón de Campos (Valladolid), en 1816; Juan Calvo Caballero, vecino de Baltanás (Palencia), en 1769; Marcelino y Teresa Joaquina Calvo de Escobar, vecinos de Vaquerín de Campos y Palencia, en 1741; Pedro Calvo Ferruelo, vecino de Castroverde de Campos (Zamora), en 1711; Sebastián Calvo Gutiérrez, vecino de Los Carriles, del Concejo de Llanes (Asturias), en 1724; Felipe Calvo de Obregón, vecino de Santa María, del valle de Cayón, en 1763; Francisco y Luis Calvo Rodríguez, naturales de Abajas (Burgos) y vecinos de Cuzcurrita de Río Tirón (La Rioja), en 1747; Dionisio Calvo Sáinz, vecino de Canales, en 1831; José Calvo de Tragacete, natural de Cuenca y vecino de Salamanca, en 1720; Juan Calvo Triana, vecino de Olmillos de Sasamón (Burgos), en 1767, y Diego Calvo Valenciano Quijada, Colegial de Santa Cruz de Valladolid y Catedrático de Valladolid, en 1623.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Alonso Calvo, vecino de Porcuna (Jaén), en 1518; Benito Calvo, vecino de Porcuna, en 1566; Mateo Calvo, vecino de El Puerto de Santa María (Cádiz), en 1685; Román Calvo y hermanos, vecinos de Cáceres, en 1572; Rodrigo Salvador Calvo Balera, vecino de Priego, en 1818; Francisco Calvo de la Banda, vecino de Cazalla de la Sierra (Sevilla), en 1619; Miguel José Santiago Calvo de la Banda, vecino de Palma y Lora, en 1775; Diego Manuel y Francisco Antonio Calvo y Cabanillas, vecinos de Cabeza del Buey (Badajoz), en 1788; Francisco Calvo de la Monja, vecino de Cabeza del Buey, en 1788; Antonio Faustino Calvo Rubio, vecino de Priego, en 1805; Juan Antonio Gregorio Calvo de Tejada y Sáenz, natural de Laguna de Cameros (La Rioja), originario del Solar de Tejada (La Rioja) y vecino de Martos (Jaén) y Jamilena (Jaén), en 1805, y Juan Calvo Villalobos, vecino de Espartinas (Sevilla), en 1768.


Armas


Los de Aragón traen: Escudo partido: 1º, en campo de oro, una faja de gules; y 2º, en campo de gules, cinco puntas de lanza de plata, puestas en sotuer, medio cortado de gules, con seis bandas de sinople. Bordura general de gules, cargada la mitad diestra de nueve aspas de oro y la mitad siniestra, de este lema en letras de oro: "CUM FERRO ET LANCEA VICI".

Estas armas corresponden a la casa de Morrano y los de San Román, Yaso, Coscullano y Junzano en la provincia de Huesca.


Los radicados en Burgos y Madrid, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, una banda, de gules, acompañada en lo alto de una cabeza, de hombre, calva, al natural.


Otros Calvo, en Aragón, entre ellos los de la casa de la villa de Magallón (Zaragoza), usan: En campo de oro, una faja de gules, acompañada de dos estrellas de azur.

Estas mismas armas, sin las estrellas, son las que figuran en la primera partición del escudo de los Calvo de la casa de San Román y sus ramas.


Otros Calvo de la provincia de Burgos (que se consideran descendientes de Laín Calvo), y los que de ellos pasaron a Cataluña y Mallorca traen: Escudo cuarteado: 1º y 4º, en campo de azur, tres fajas de oro; y 2º y 3º, en campo de plata, un león rampante al natural.

Vicente de Cadenas señala que las anteriores armas usaban los Calvo radicados en Orense y Cuba. También usan estas armas los de las Encartaciones de Vizcaya y los de la villa de Cumbres Mayores (Huelva). Estas armas constan en el valle de Liendo (Cantabria). También las usaban los Marqueses de Casa Calvo y los Condes de Buenavista, apellidados Calvo de la Puerta, y los de la casa solar de Castrobarto (Burgos).

Estas mismas armas traen los Caldevilla y los Calvón, apellidos que, según testimonio de varios tratadistas, tuvieron su origen en el de Calvo, de la provincia de Burgos.


La casa de la Jacetania y los de Jasa, Jaca, Caniás, Huesca y Zaragoza traen: En campo de plata, dos lobos, de sable, puestos en palo.


La casa de Santa Eulalia de Mayor y los de Loporzano, Los Molinos (Loporzano), en la provincia de Huesca y los de Huesca traen: En campo de gules, dos morriones, de plata, sobre dos ciervos de su color.


La casa de San Román y los de Barbastro y Alcalá de Gurrea, (de la provincia de Huesca), y los de Ejea de los Caballeros y La Almolda, (de la provincia de Zaragoza), traen: Escudo cuarteado: 1º, de gules, con una venera de plata: 2º, de azur, con estrellas de oro, y 3º, también de azur, con un león rampante de oro, y 4º, de gules, con un castillo de plata; el jefe, de oro, con un águila de sable.


Las que el Rey don Pedro I de Aragón concedió a los progenitores de los Calvo de la casa de la ciudad de Huesca se organizan así: En campo de gules, dos ciervos pasantes de plata, puestos en faja y surmontados de dos celadas del mismo metal.

Estas armas constan en la calle de Martín Cereceda, de Cascante, con la siguiente inscripción: "Armas de Juan Antonio Calbo".


Los de Navarra, según Agustín de Loaysa y Pedro Vitales, traen: Escudo cuartelado: 1º, en campo de gules, una venera de plata; 2º, en azur, una estrella de oro; 3°, en azur, un león de oro, y 4°, en gules, un castillo de plata, y un jefe de oro, con un águila de sable.


Algunos de Navarra, según Francisco Lozano, usan: En campo de oro, dos lobos de sable andantes.


Otros Calvo, de Navarra y Génova, según Francisco Lozano, usan: Un tablero de ajedrez de treinta y tres escaques, diecisiete de sable y dieciséis de plata.


En el expediente del Caballero de la Orden de Calatrava José Baquedano y Calvo, natural de Tudela, año 1702, constan las siguientes armas para los Calvo: En campo de oro, una banda de gules, acompañada arriba y abajo de una estrella de plata.


Los del lugar de Redondas, del Concejo de Castropol (Asturias), según Francisco Gómez Arévalo de Villafufre, traen: Escudo cuartelado: 1° y 4°, en campo de azur, tres fajas de oro, y 2° y 3º, en campo de plata, un león rampante de gules.


Los de Castilla y Andalucía, según Francisco Gómez Arévalo de Villafufre, traen: En campo de gules, dos cuervos de plata, y encima de los cuervos dos morriones de acero salpicados de plata, uno encima de cada cuervo.


Los de las montañas de Burgos, según Juan José Vilar y Psayla, usan: En campo de oro, una faja de gules. Bordura de gules con ocho sotueres de oro.


Los originarios de Segovia y los radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de azur, una torre, donjonada, de oro, almenada, mazonada de sable y aclarada de gules, acompañada a la diestra de una espada, de plata, encabada de oro, y a la siniestra de una llave, de plata.


Los originarios de Alcalá la Real (Jaén) y los radicados en Jaén, Alhama de Granada, Madrid y Zaragoza, según Vicente de Cadenas, usan: Escudo tronchado por una banda, de púrpura, cargada de una espada desnuda, de plata; la parte superior de gules, con una cabeza de hombre calva, de oro, y la parte inferior de azur, con una estrella de ocho puntas, de oro. Bordura de oro con la salutación angélica: "Ave María Gratia Plena", en letras de sable. En punta de la bordura una granada, de su color.


Los de Vizcaya y Valencia, según Juan José Vilar y Psayla, usan: En campo de plata, dos lobos andantes de sable, puestos en palo. Bordura de gules.


En la fachada de la casa palacio de Calvo, en Baltanás (Palencia), constan las siguientes armas: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de azur, un castillo de su color, y 2º y 3º, en campo de gules, una espada de plata, con la punta hacia abajo. Leyenda: "Calvo, Caballeros Notorios de sangre y solar conocido desde el año 1623".

Estas armas traen los originarios del lugar de Lebeña, del municipio de Cillorigo-Castro y provincia de Liébana (Cantabria).


La casa de la villa de Cumbres Mayores (Huelva) y su línea de La Habana, apellidada Calvo de la Puerta, trae: Escardo partido: 1º, de plata, con dos lobos pasantes de sable, puestos en palo, y bordura de gules, con ocho sotueres de oro, y 2º, de plata, con una portada de piedra, con puerta, cerradura y cerrojo de hierro, y delante de la puerta, un rastrillo; medio partido de oro, con un león rampante de gules.


Los radicados en Orense, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, una cabeza al natural, calva.


Los de la villa de Luque y su rama en Priego de Córdoba traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, un león rampante de gules, y 2º y 3º, en campo de gules, cuatro fajas de azur.


Los radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de sinople, un aspa de Borgoña, de oro, cargada de una flor de lis, de azur.


Otros: Escudo cuartelado: 1º y 4°, en campo de azur, tres bandas de oro, y 2º y 3º, en campo de oro, un león rampante pardo.


Otros: En campo de plata, trece roeles de azur.


Los de Huelva, Chile y Perú traen: Escudo cuarteado: 1º, en campo de oro, un castillo de piedra; 2º, en campo de azur, tres calderas de oro mal ordenadas; 3º, en campo de plata, un árbol de sinople; y 4º, en campo de oro, un león rampante de gules.

Los de Galicia usan: Escudo cuartelado: 1º y 4º, cinco lazadas o nudos corredizos, de plata, en sotuer, y 2º y 3º cinco veneras, de plata. Escusón brochante sobre el todo, de oro, con un lobo, de su color, y por timbre el mismo lobo pardo.

Los radicados en Jarama (Madrid) y los extendidos a Barcelona y Sevilla, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, dos bandas, de gules. En orla, una trenza, de plata y sinople.

Los de Barcelona, Sevilla y Jarama (Madrid) ostentan: En campo de oro, dos bandas de gules; en orla, una trenza de plata y sinople.