Cano

Versión de impresión

No proceden de un mismo solar y tronco las numerosas familias Cano extendidas por España y América. Tuvo, por el contrario, este apellido en distintas regiones de la Península diversas casas solares, sin relación entre algunas de ellas de vínculo ni de parentesco.

En Cantabria tuvo casas solares en los lugares de Hazas, Santayana, Valcaba y Villar, todas del valle de Soba; en el valle de Ruesga, Nuestra Señora de Vega de Pas y San Roque de Riomiera.

Otra casa del apellido Cano radicaron en las villas de Berganzo y Peñacerrada, de la Hermandad de Tierras del Conde y provincia de Alava. Algunas de las ramas que de ella procedieron se apellidaron López del Carlo. Procedió, sin duda, de la casa de Elcanobarrena.

En Vizcaya tuvo casas solares en los lugares de Aldeacueva y Ranero, del Ayuntamiento y valle de Carranza.

En Guipúzcoa tuvo casas solares en Guetaria y Fuenterrabía.

En Castilla tuvo casas solares en Leciñana (Burgos), Benazolve y Cuadros (León); en Alcazarén, Lomoviejo, Nava del Rey, Peñafiel, Portillo, Valladolid y Villalán de Campos (todo en Valladolid), documentadas en el siglo XVI, y Frechilla (Palencia), documentada en 1530.

También hubo casa de este apellido en la villa de Espinosa de los Monteros (Burgos); pero esa casa procedía del linaje Lazcano, pues trae sus mismas armas con algunas variantes.

En Albacete tuvo casas solares en Ayna, El Bonillo, Carcelén, Caudete, Lezuza, Peñas de San Pedro, Riopar y La Roda, documentadas en el siglo XVI. Otra casa radicó en las ciudades de Cáceres y Murcia, y en Vélez Rubio (Almería). 

En Asturias tuvo casa solar en Quiloño, del municipio de Castrillón. En Navarra hubo también casas-palacios de Cano.

En Aragón tuvo casas solares en Castelserás, su dueño Joan de Cano; en Cell sus dueños Domingo Cano y Joanna Cano; en Montalán, su dueño Goncalvo Cano; en Fortanete, sus dueños Asensio Cano, Domingo Cano y Miguel Cano; en Villarluengo, su dueño Johan Cano; en Villarroya de los Pinares (todo en Teruel), su dueño Johan Cano; en Teruel,su dueño Luys Martínez Cano; en la ciudad de Huesca, su dueño Ferrando Cano; en Epila, su dueño Mossén Antón del Cano; en Maluenda, sus dueños Domingo Cano y Joan del Cano; en Villamayor, sus dueños Pedro del Cano, Miguel del Cano, Johan del Cano, Pascual del Cano y la viuda de Johan del Cano, y en Villarreal de Huerva (todo en Zaragoza), su dueño Pero Cano, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495, y en la ciudad de Teruel, sus dueños Domingo de Cano y M. Cano, documentadas en 1387.

En Cataluña tuvo casa solar en Tortosa (Tarragona), su dueño Hieronim Cano, documentada en la Fogueración catalana de 1553.

En Extremadura tuvo casas solares en la ciudad de Cáceres y en Villanueva de la Serena (Badajoz).

Pasaron a Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Filipinas, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela.

Sanxo Cano fue vecino de Sagunto en 1421. Bernat Cano fue vecino de Quart de Poblet (ambas en Valencia) en 1334. Matheu Cano fue vecino de Elche (Alicante) en 1380-1400.

Luis Cano obtuvo repartimiento en la ciudad de Guadix (Granada) por ser vecino o poblador de ella, en 1489.

Probó su nobleza en numerosas ocasiones ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid, ante la Real Chancillería de Granada, ante el Teniente Corregidor de Valmaseda, ante la Real Audiencia de Oviedo; numerosos miembros de este linaje ingresaron en las Ordenes de Santiago, Alcántara, San Juan de Jerusalén, también en repetidas ocasiones probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición.


Armas


Los de Asturias traen: En campo de plata, un león rampante de sable, con corona y cetro de lo mismo. 


Los de Segovia, según Juan José Vilar y Psayla, usan: En campo de gules, tres fajas de plata.

Estas mismas armas traen los Cano, radicados en Vélez Rubio (Almería) y los originarios de Ceuta, según Vicente de Cadenas.


Otros de Segovia, según Juan José Vilar y Psayla, usan: En campo de oro, tres fajas de plata.


Otros de Andalucía traen: En campo de gules, un nogal de sinople. 


El palacio de Cano o Elcano en Navarra ostentaba: En campo de azur, dos palomas de plata puestas en palo y membradas y picadas de gules. Bordura de oro, ondeada.


El palacio de Cano-Zubiri o Elcano-Zubiri, también en Navarra, tenía: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de sable, con nueve panelas de plata puestas en tres fajas; y 2º y 3º, de oro, con un creciente ranversado de plata, perfilado de sable. Bordura de gules.

Los Cano, de Lorca, Murcia, Jaén y Sevilla, originarios de la casa de Lazcano, traen las armas de ésta, con alguna ligera variante.


Los de Aragón y su rama en Zaragoza usan: En campo de oro, un brazo armado con una espada de plata.


Los de Álava, traen: Escudo partido: 1º, en campo de gules, un castillo de oro, y bordura de plata, con ocho escudetes de azur, cargado cada uno de una banda de plata, y 2º, en campo de plata, tres fajas de azur: bordura componada de ocho piezas: cuatro de oro, con un lobo pasante, de sable, y cuatro de gules, con una estrella de oro.


Los de Aragón y sus ramas en Daroca y Zaragoza traen: Escudo bandado de plata y gules.


Los Cano de Cantabria, usan: En campo de plata, un león rampante de sable, con corona y cetro de lo mismo, y bordura con unas mazas.


Los Cano o Lezcano, de Vizcaya, según Juan José Vilar y Psayla, usan: Escudo partido: 1º, en campo de oro, cinco panelas de sinople y dos calderos de sable en la punta, y 2º, en campo de azur, una banda de oro en bocas de dragantes.


Los Lezcano, llamados comúnmente Cano, de Vizcaya, según Morote, traen: Escudo partido: 1º, en campo de oro, cinco panelas de sinople y dos calderos de sable en la punta, y 2º, en campo de azur, una banda de oro en bocas de dragantes, y un castillo, encima del cual está una estrella de oro de ocho puntas, y sobre ella una luna menguante de plata.


La casa de Mora (Toledo) traía: En campo de oro, un árbol de sinople, sumado de un águila de sable, y dos corderos blancos atados con cintas de gules al tronco del árbol. Bordura de gules con ocho veneras de oro. 


Los del solar de Villanueva de la Serena (Badajoz) tienen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de azur, con una torre de oro; y 2º y 3º, de oro, con una banda de sable.


Los de Espinosa de los Monteros, según Jorge de Montemayor, traen: Escudo partido: 1º, de oro, con cinco calderas de sable, gringoladas de sinople y puestas en sotuer, y 2º, de azur, con una banda de oro engolada en cabezas de dragones de sinople lampasados de gules.


En el expediente del Caballero de la Orden de Calatrava Juan Cano y Altares, natural de Lorca, en 1796, constan las siguientes armas: "En el primer cuartel cinco corazones y en la parte superior y por debajo de éstos dos calderos. En el segundo una banda con dos cabezas de dragantes y una media luna en la parte superior colocada diagonalmente, y en la inferior un castillo y una estrella".


En el expediente del Caballero de la Orden de Alcántara Francisco Dehesa y Sáinz Lombera y Cano, natural de San Esteban, del valle de Carranza, año 1784, constan las siguientes armas de Cano, originario de Carranza: En campo de gules, tres barras de plata.

Estas mismas armas traen los de Cañas (La Rioja), según Juan José Vilar y Psayla.


Los de Canarias usan: En campo de gules, una cruz de plata.


Los originarios de Benazolve (León), según Vicente de Cadenas, usan: En campo de plata, una cabeza de gato, de su color.


Los radicados en Jaén y Madrid, según Vicente de Cadenas, usan: Escudo cuartelado: 1º, partido: primero, en campo de gules, tres barras de plata, y segundo, en campo de plata, un árbol de sinople, terrasado de sinople, acostado de dos osos de sable empinados al tronco; 2º, en campo de sinople, una ciudad de oro amurallada; 3º, cuartelado: primero y cuarto, en campo de azur, una estrella, de oro, y segundo y tercero, en campo de gules, una cabeza de rey al natural, y 4º, en campo de plata, dos fajas de gules.

Estas armas usaba el citado Román Cano Heredia, natural de Madrid, Coronel de Ingenieros.


Los de la villa de Espinosa de los Monteros, dimanados de la casa de Lazcano, ostentan: Escudo cortado: 1º, de oro, cinco calderas de sable, gringoladas de sinople y puestas en sotuer, y 2º,, de azur, una banda de oro engolada en cabezas de dragones de sinople lampasados de gules.


Los del lugar de Ranero, del valle de Carranza (Vizcaya), según José Pellicer y Tobar, traen: Escudo cortado: 1º, de oro, con cinco calderas de sable, gringoladas de sinople y puestas en sotuer, y 2º, de azur, con una banda de oro engolada en cabezas de dragones de sinople lampasados de gules y gritadas de oro.


Otros del lugar de Ranero, del valle de Carranza (Vizcaya), según José Pellicer y Tobar, traen: Escudo cortado: 1º, de oro, con cinco calderas de sable, gringoladas de sinople, salpicados de oro y linguados de gules y puestas en sotuer, y 2º, de azur, con una banda de oro engolada en cabezas de dragones de sinople lampasados de gules y gritadas y salpicadas de oro.


La casa de Cano, en Cáceres, según Jorge de Montemayor, trajo primeramente estas armas: Escudo cortado: 1º, de gules, con una cruz floreteada de oro, y 2º, fajado de oro y gules, en ondas. 


Los Cano, radicados en Vélez-Rubio (Almería), traen: En campo de gules, tres fajas de plata.

Estas mismas armas traen los originarios de Ceuta, según Vicente de Cadenas.


Los de Cañas (La Rioja), según Juan José Vilar y Psayla, traen: En campo de oro, tres barras de plata.


En la casa de la Fundación Guardamino, del lugar de Santecilla, del valle de Carranza (Vizcaya), constan las siguientes armas para los Cano: Escudo cuartelado: 1º y 4º, una cruz flordelisada, y 2º y 3º, tres contrabandas. Bordura con una cadena.


Los apellidados Cano de la Gala, radicados en Palma, según Vicente de Cadenas, usan; En campo de oro, dos mastines, de su color, puestos en palo.


Los Cano Aponte, dimanados de esa misma casa de Mora, tienen: Escudo cuartelado: 1º, de oro, con un árbol de sinople y dos corderos blancos atados a su tronco con cadena de hierro; 2º, de oro, con siete cabezas de moro con turbantes blancos y degolladas; 3º, de azur, con un pino de su color natural y una paloma blanca posándose en su copa; y 4º, de azur, con tres bandas de oro, cargada cada una de una cotiza de gules.

Estas armas constan en el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de Alcántara Gabriel Cano y Aponte, antes citado, y perteneciente a dicha la de Mora.


Los Cano-Moctezuma, dimanados de la casa de Cáceres, traen: Escudo cuartelado: 1º, de gules, con un árbol de su color natural y un cordero blanco atado a su tronco; 2º, también de gules, con la cruz floreteada de oro, cargada de otra cruz llana de plata; 3º, fajado de oro y gules, en ondas; y 4º, de sinople, con una banda de oro engolada en cabezas de dragones del mismo metal.


Los apellidados Cano de Ramales, radicados en México, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de sinople, dos torres, de oro, puestas en faja. Bordura de plata, con una cadena, de oro (sic).

En el expediente del Caballero de las Reales y Militares Ordenes de San Hermenegildo y San Fernando, Comendador de la de Isabel la Católica, condecorado con varias cruces de distinción al mérito Militar, Brigadier de Infantería, Gobernador Militar y Político, Juez Conservador y Subdelegado de las fabricasde Pólvora y Salitres, Subdelegado de Pósitos, de Policía, del Real Patrimonio, y de la Junta General de Comercio y Moneda, constan: Escudo cuartelado: 1º, en campo de púrpura, un cordero de plata con banderilla de plata y cruz de gules, sobre terrasa de sinople; 2º, en campo de sable, dos torres redondas, donjonadas, de plata, aclaradas de sable, sobre terrasa de sinople y surmontadas de un lucero de plata; 3º, en campo de azur, un castillo de plata, aclarado de sable, surmontado de tres flores de lis de plata, puestas en faja, y debajo del castillo media rueda de molino de plata, y bordura para este cuartel de gules, con ocho aspas de oro, y 4º, en campo de plata, cuatro palos de gules y bordura para este cuartel, con ocho cruces paté de plata.