Cardona, Folch de Cardona

Versión de impresión

Originario de Francia. Noble y antiquísimo linaje, que procede de la Familia Real de Francia en los tiempos del Emperador Carlomagno. Su verdadero y primitivo apellido era el de Folch, que más tarde unieron al de Cardona, al recibir, por merced real, el Señorío de la villa de este nombre en Cataluña. Desde entonces se denominaron Folch de Cardona.

Ramón o Raimundo-Folc, primero de ese nombre (hijo según unos de Folc, conde de Anjou, y de su mujer doña Argencia, hermana del emperador Carlomagno), pasó a Cataluña para tomar parte en la lucha contra los moros, y tanto se distinguió que el citado emperador le concedió el título de vizconde de Cardona. Posteriormente les concedieron los títulos de Condes y Duques de Cardona.

La baronía de Bellpuig, que andando los tiempos vino a recaer en la casa de Cardona, tiene un origen tan remoto en la historia de Cataluña, que ostenta en la Guía Oficial la fecha de 1139 y ya existía con bastante anterioridad. El primer barón de Bellpuig créese que fue Gombaldo de Anglesola, que obtuvo de los condes de Barcelona todo el territorio comprendido desde el mar hasta el río Corp y el que media entre Tárrega y Mollerusa, villas del partido judicial de Cervera (Lérida).

Señores, y después Marqueses de Guadalest, Almirantes de Aragón: Esta rama tuvo su principal asiento en Valencia, procede de Hugo de Cardona, tercero del nombre y undécimo barón de Bellpuig, que de su esposa doña Francisca de Pinós, tuvo, además del hijo primogénito Ramón de Cardona, doudécimo barón de Bellpuig, otro, que se llamó Juan de Cardona, que fue Señor de Guadalest, villa de la provincia de Alicante, casó con doña María Fajardo.

En la ciudad de Mahón (Menorca), moró una línea muy distinguida de esta familia, de la que fue Miguel de Cardona, natural de Mahón, esposo de doña Margarita Pons de Malbuger y padres de Gabriel de Cardona, natural de Mahón, que se casó con doña Clara Marot, natural de Ciudadela, y procrearon a Miguel de Cardona y Marot, natural de Mahón, maestre de campo, castellano del castillo de Benasque, villa del partido judicial de Boltaña (Huesca), y caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó el 2 de abril de 1650. Había casado con doña Isabel Juana de Rentería, natural de la citada villa de Benasque, y fue su hijo Miguel Leonardo de Cardona y Rentería, natural de Benasque, teniente general de la costa de Granada y también del hábito de Santiago, con fecha de 14 de octubre de 1665.

Hubo en Batea, villa de Cataluña, limítrofe de Aragón, perteneciente hoy al partido judicial de Gandesa (Tarragona), otra familia del apellido Cardona, de algún lustre ya en el siglo XV y acaso mucho antes; ello es que una calle de este pueblo llamábase de Mateo Cardona en 1477.

En Cataluña tuvo casas solares en Vich (Barcelona), sus dueños Abraham de Cardona, Bonhom Cardona, Jaume de Cardona, Ramón de Cardona y Vidal de Cardona, documentadas en 1266-1278, y en Manresa (Barcelona), su dueño Raphel Cardona; en Montmaneu y La Panadella (Barcelona), sus dueños Joan Cardona y Jaume Cardona; en Vilanova de Meyá, su dueño Pere Cardona; en Vilamur, su dueño Joan Cardona; en Montmagastre, su dueño Antoni Cardona de Ayna; en Agramunt, sus dueños Nofre Cardona y Salvador Cardona; en Collfret, su dueño Miquel Cardona; en la ciudad de Lérida, su dueño Joan Cardona; en Tosal, su dueño N. Cardona; en Villanueva de la Barca, su dueño Joan Cardona; en Pavía, su dueño Jaume Cardona; en Pallerols, su dueño Pere Cardona; en Las Olujas, su dueño Franci Cardona; en Cervera, su dueño Pere Cardona; en Sanahuja, sus dueños M° Pere Cardona, Pere Cardona, Jaume Cardona, Jaume Cardona y la viuda de Cardona; en Torá, su dueño Mº Cardona, Doncel militar; en Prados (todo en Lérida), su dueño Joan Cardona; en Tortosa, sus dueños Joan Cardona mayor, Joan Cardona menor y el Comensal Mossén Antoni Cardona, cura; en Batea, su dueño Mossén Pere Cardona; en Vilella Alta, su dueño Antoni Cardona; en Aleixar, sus dueños Jaume Cardona, Bernat Cardona y Jaume Cardona; en Riudoms, su dueño Franci Cardona; en Constantí, su dueño Miguel Cardona; en la ciudad de Tarragona, sus dueños Antoni Cardona y N. Cardona; en Valls, su dueño Joan Cardona, y en Fontscaldes (todo en Tarragona), su dueño Pere Cardona, documentadas en la Fogueración catalana de 1553.

N. Cardona fue vecino de Solsona (Lérida) en el siglo XIII, y Bernat de Cardona, Steve de Cardona, Steve de Cardona y Johan de Cardona fueron vecinos de Lérida en 1344. Berenguer Cardona, Guillemó Cardona, Jacme de Cardona, Matheu de Cardona, Montserrat Cardona, Pere Cardona, Pericó de Cardona, Ramón de Cardona y Ramón de Cardona fueron vecinos de Cervera (Lérida) en 1333.

En Aragón tuvo casas solares en Peñaflor, su dueño Johan Cardona; en Fabara, su dueño Bartholomé Cardona; en Zaragoza, su dueño Alonso de Cardona; en Daroca, sus dueños Pedro Cardona, Alfonso Cardona y Johan Cardona; en Calatayud, su dueño María de Cardona; en Moros, su dueño Joan Cardona; en Aranda de Moncayo (todo en Zaragoza), sus dueños Gil de Cardona y Miguel de Cardona; en Calaceite, su dueño Jayme Cardona; en La Ginebrosa, sus dueños Vertholomeo Cardona, mayor, y Vertholome Cardona, menor; en Monroyo, sus dueños Michel Cardona y Mossén Jayme Cardona; en Cretas, su dueño Joan Cardona; en la ciudad de Teruel, su dueño Mossén Johan Cardona; en Valdealgorfa, su dueño Jayme Cardona; en Cubla (todo en Teruel), su dueño María Cardona; en Sariñena, su dueño Jayme Cardona, y en Ballobar (ambas en Huesca), su dueño Monserrat Cardona, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495, y en Ateca (Zaragoza), documentada en 1606.

M. de Cardona fue vecino de Daroca en 1230. Bartomeu Cardona, de Bages (Rosellón-Francia), fue vecino de Castellón de la Plana en 1291-1342. N. Cardona, Andreu Cardona, Francés Cardona, Guiamó Cardona y Ramón Cardona, Notario, de Bages, fueron vecinos de Morelia (Castellón) en 1396. Berenguer Cardona, de Bages, fue vecino de Catí (Castellón) en 1396. Arnau Cardona, Bertolí Cardona, Domingo Cardona, Domingo Cardona y Guiamó Cardona fueron vecinos de Vallibona (Castellón) en 1396. Domingo Cardona, Francés Cardona, Francés Cardona, Pere Cardona y Ramón Cardona fueron vecinos de Castell de Cabres (Castellón) en 1396. Ramón Cardona fue vecino de Cervera del Maestre (Castellón) en 1314-1330. Bernat Cardona y Guillamó Cardona fueron vecinos de Canet lo Roig (Castellón) en 1379. Guillamó Cardona fue vecino de Rosell (Castellón) en 1379. Arnau de Cardona fue de los primeros repobladores de Peñíscola (Castellón) en 1248-1251. Guillamó Cardona fue vecino de Torreblanca (Castellón) en 1379. Lorenc Cardona, Pere Cardona y Pere Cardona, de Bages, fueron vecinos de Almazora (Castellón) en 1379. Bernat Cardona y Jaume Cardona, de Bages, fueron vecinos de Burriana (Castellón) en 1481. El cisteller Cardona, de Bages, fue vecino de Villarreal de los Infantes (Castellón) en 1415. Alfonso de Carmona fue vecino de Liria (Valencia) en 1427. Domingo Cardona y Guillén Carmona, de Bages, fueron vecinos de la ciudad de Valencia en 1306-1316. N. Cardona, A. Cardona y Jacme Cardona, de Bages, fueron vecinos de Marxalenes, en 1379. Pere Cardona, de Bages, fue vecino de Burjasot (Valencia) en 1379. Guillém Cardona y Ramón Cardona, de Bages, fueron vecinos de Alcudia de Carlet (Valencia) en 1337. Guillamó Cardona, Guillamó Cardona, menor, Pere Cardona y Ramón Cardona, de Bages, fueron vecinos de Denia (Alicante) en 1381. Guillamó Cardona, menor, Guillém Cardona, mayor, Guillém Cardona, Pere Cardona, Salvador Cardona y Vidal Cardona, de Bages, fueron vecinos de Jávea (Alicante) en 1381. N. Cardona, de Bages, fue vecino de Onteniente (Valencia) en 1343. Aymerich Cardona fue vecino de Penáguila (Alicante) en 1421. Guerau de Cardona, de Bages, fue vecino de Cocentaina (Alicante) en 1290-1295. Guillém Cardona fue vecino de Monforte del Cid (Alicante) en 1421. Pere Cardona, de Bages, fue de los primeros repobladores de Orihuela (Alicante) en 1300-1314.

Obtuvieron repartimiento en la ciudad de Guadix (Granada) por ser vecinos o pobladores de ella, en 1489: Luis de Cardona y Luis de Cardona.

Gabriel de Cardona y de Bertrán, Doncel de Barcelona, Señor de Cabrera y de Vallbona, fue elevado a Caballero de la Espuela Dorada del Principado de Cataluña por el Rey Don Alfonso V de Aragón y asistió como tal a las Cortes de Barcelona de 1431. Era hijo de Esperandeu de Cardona, Señor de Cabrera y de Vallbona, Consejero Real, Embajador ante Su Majestad Cristianísima y ante los Concilios de Pisa y de Constanza, Vicecanciller del Principado de Cataluña, y de Constanza de Bertrán.

Luis de Cardona y de Bertrán, Doncel de Barcelona, fue elevado a Caballero de la Espuela Dorada del Principado de Cataluña por el Rey Don Alfonso V de Aragón y asistió como tal a las Cortes de Barcelona de 1446. Era hermano del citado Gabriel de Cardona y de Bertrán.

Pasaron a Bolivia, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Filipinas, Guatemala, México, Puerto Rico, El Salvador y Uruguay.

Juan de Cardona y Grima, natural de Valencia, probó su nobleza para ingresar en la Orden de Santiago en 1531.

Probaron su nobleza para ingresar en la Orden de Alcántara: Cristóbal de Cardona, natural de Madrid, hijo del Marqués de Guadalest, en 1612; Felipe de Cardona, natural de Valencia, en 1665, y Francisco de Cardona, natural de Bruselas, Marqués de Guadalest, en 1618.

Fueron Caballeros de la Orden de Montesa: José de Cardona y Eril, natural de Madrid, Capitán de Infantería y de Caballería, Coronel, Sargento general de Batalla, Comendador de Alcalá de Chisvert y Mayor de San Jorge de Alfama en 1680, Lugarteniente general de la Orden en 1689, en 1675; Francisco de Cardona y Margarit, natural de Valencia, Receptor de la Bailia General de Valencia, en 1666; Pascual de Cardona y Margarit, natural de Valencia, en 1696; Vicente de Cardona y Milán, natural de Valencia, Marqués del Castilnovo y de Pons, del Consejo de Aragón, en 1696; Felipe de Cardona y Ortega, natural de Valencia, en 1614; José de Cardona y Pertusa, natural de Valencia, en 1713; Cristóbal de Cardona y Sancho, natural de Valencia, fallecido en 1664, en 1633, e Isidro Folch de Cardona y Sotomayor, natural de Valencia, Mayor de Guadalest, Almirante de Aragón, Comendador de Vinaroz y de Benicarló y Capitán General de Galicia, en 1697.

Probaron su limpieza de sangre para ingresar como religiosos en la Orden de Montesa: Gaspar Cardona y Mulet, natural de Cervera (hijo de Juan Cardona y Ballester y de Bárbara Mulet y Ballester y nieto paterno de Juan Cardona y de Margarita Ballester), en 1576, y Joaquín Cardona y Jérica, natural de Valencia (hijo de Lorenzo Cardona y Balaguer y de Luisa Jérica y Jimeno y nieto paterno de Jaime Cardona y de Vicenta Balaguer), en 1606, y fue Rector de Onda en 1614 y de Sueca en 1624, fallecido en 1629.

Pau de Cardona, Doncel de Tortosa (Tarragona), obtuvo privilegio militar, en Barcelona, el 6 de Septiembre de 1519.

El Emperador Carlos V, por los servicios que le había prestado Pedro Cardona, vecino de Batea e hijo de otro Pedro, singularmente en la batalla de Murviedro, contra los comuneros, le armó caballero, como también a sus hermanos Juan y Agustín, con privilegio dado en Monzón el 18 de julio de 1528. Otro hermano, llamado Jerónimo, fue armado caballero de la propia imperial mano, con privilegio dado en Bolonia en 24 de febrero de 1530, extensivo a la descendencia del agraciado.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Gerónimo de Cardona, vecino de Picena (Granada), en 1690; Juan, Mateo y Gerónimo de Cardona, originarios de Cataluña y vecinos de Jubiles (Granada), en 1694; Magdalena Cardona, viuda de Pedro Santiago Sánchez y madre de Francisco Pedro, José y Juan Sánchez Cárdenas, vecinos de Pulianas (Granada), en 1801; Pedro de Cardona, vecino de Honrubia (Cuenca), en 1569, y Rafael Cardona, natural de Lúcar (Almería), en 1828.


Armas


En campo de gules, tres cardos de oro, puestos en triángulo mayor.

Así las ostentaron los Vizcondes, Condes y Duques de Cardona, y los Barones de Casa Cardona.

Estas armas están esculpidas en el cenotafio del Cardenal Jaime de Cardona y de Gandía en la Iglesia del Castillo de Cardona, donde está sepultado, y en los cenotafios de las Catedrales de Barcelona y de Tarragona. Igualmente están grabadas en los sellos del citado Cardenal, de 1447 y 1462.

También constan en el sello de Pedro de Cardona, del Arzobispo de Cardona, de 1515; en el de Bernardo de Cardona, Prior de Sant Miquel de Munt, de 1473; en los del Obispo de Barcelona Juan de Cardona, de 1534 y 1544, y en el del Cardenal Enrique Folch de Cardona y Enríquez, de 1506, y en la labra heráldica de la sepultura del citado Cardenal en la Colegiata de Santa Ana de Barcelona, en el altar mayor, de 1530.


Los Barones de Calonge, concedida en 1749 a Ramón de Cardona y Anglesola, usaba: En campo de oro, tres flores de cardo, de gules, bien ordenadas.

Estas mismas armas traen los Barones de Lluriach. Vicente de Cadenas señala que algunos traen los cardos tallados y hojados de sinople.




La casa de Barcelona y los de Perpiñán, traen: En campo de gules, un chevrón de oro, acompañados de tres cardos del mismo metal, dos en lo alto y uno en punta. 


Otros también de Cataluña, con casa en Tortosa, ostentan: En campo de plata, tres cardos de sinople, bien ordenados, y el jefe, cosido de oro, con un águila de sable. 

Estas armas constan en el sello del Obispo Juan Bautista de Cardona, natural de Tortosa, de 1585 y 1587.

En el privilegio militar del citado Gerónimo de Cardona, Doncel de Batea de Amposta, año 1530, constan las anteriores armas con los cardos arrancados.


Los Cardona, de Aragón, traen: En campo de oro, tres cardos, de sinople.


Según Vicente de Cadenas, traen: En campo de gules, un dragón, de oro.


Otros de la casa de Barcelona, traen: En campo de azur, tres cardos, de oro, atados de plata.


En la Catedral de Barcelona constan: En campo de gules, un cardo arrancado de oro. Estas armas constan en el sello de Juan de Cardona, Caballero de la Orden de San Juan.


La rama Cardona, de Lleida, traen: En campo de azur, tres cardos arrancados, de oro.


Otros Cardona, de la rama de Tortosa, traen: Escudo cortado: 1º, de oro, un águila, de sable, y 2º, de plata, un cardo arrancado, de sinople.


Otros Cardona, traen: En campo de azur, sembrado de flores de lis, de oro, con un lambel, de gules, puesto en el jefe.

Según Vicente de Cadenas, radicado en Cáceres, de dónde pasó a Cuba y Estados Unidos: En azur, una camisa morisca, atravesada de una espada, de plata.

Otros de Cataluña usan: Escudo cuartelado en aspa: 1º y 4º, en campo de oro, cuatro palos de gules, y 2º y 3º, en campo de gules, tres cardos de oro, puestos dos y uno.

Otros de Cataluña traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en azur, una mata de cardo, de oro, arrancada y atada con una cinta de plata, y 2º y 3º, en plata, un yugo, de gules, las cuerdas de oro, en el jefe cuatro flores del lis de azur y al pie, tres de lo mismo.

Los Duques de Soma usan: Escudo cuartelado en sotuer: 1º y 4º, en oro, cuatro palos de gules; 2º, en gules, tres cardos de sinople, bien ordenados, y 3º, en azur, un lambel de tres pendientes de gules, acompañado en lo alto y en lo bajo de tres flores de lis de oro.

Otros usan: Escudo cuartelado en sotuer: 1º y 4º, en oro, cuatro palos de gules; 2º, en gules, tres cardos de sinople, bien ordenados, y 3º, en azur, un lambel de tres pendientes de gules, acompañado en lo alto y en lo bajo de tres flores de lis de oro. Sobre el todo un escusón ajedrezado de oro y sable.

Otros: En campo de gules, tres cardos tallados de tres espigas de oro.

Otros de Cataluña, según Juan José Vilar y Psayla, usan: Escudo partido: 1º, cuartelado en sotuer: en el flanco diestro, en campo de gules, tres cardos de plata; en el siniestro, en campo de azur, sembrado de flores de lis de oro con un lambel; y en el alto y bajo las barras de Aragón, y 2º, cuartelado en sotuer: los flancos diestro y siniestro jaquelados de oro y sable, y en el alto y bajo las mismas barras de Aragón.

Otros: En campo de gules, tres flores de lis de oro, puestas en triángulo.

Los Cardona o Cardón, según José Pellicer y Tobar, traen: En campo de sinople, un cardo de sinople natural con tres alcachofas o rosas que salen del mismo cardo, una enmedio y las otras dos a los lados de su color, la flor de gules (sic).