Cirera

Versión de impresión

En la provincia de Tarragona existe un lugar denominado Cirera, que quizás tenga relación con este linaje. Este apellido tuvo casas solares en Aragón, Baleares y Cataluña.

Cita mosén Jaume Febrer en sus Trovas: «Un cerezo cargado de su fruta, sobre campo de plata, era la divisa del catalán Arnau (Arnaldo) Cirera, y vino con una compañía a servir al Rey don Jaime el cual viendo tan buena gente, agradecido le ofreció pagar lo gastado, y trabajo que había tenido en recogerla; mas Arnau le respondió con su bizarría: El buen vasallo, por espender sus bienes en servicio de su Rey, no viene a menos, mi casa está adornada todavía de ricas tapicerías, y a mas de la plata y mucho oro, tengo también dos casas de campo .»      

Julianus Cirera y Mir de Cirera fueron vecinos de Solsona en el siglo XIII. Bernat Cirera y Domingo Cirera fueron vecinos de Burriana (Castellón) en 1286-1326. Bernat Cirera y Gil Cirera fueron vecinos de Valencia en 1306-1316. Bernat Cirera y Pere Cirera fueron vecinos de Castellón de la Plana en 1398. Bertrán Cirera fue vecino de Morella (Castellón) en 1396. N. Cirera y P. Cirera fueron vecinos de Gandía (Valencia) en 1373. Nicollau Cirera fue vecino de Xátiva (Valencia) en 1421. Anthoni Cirera, Bernat Cirera, Berthomeu Cirera, Johan Cirera, Johan Cirera, Johan Cirera, Johan Cirera, Matheu Cirera, Nichola Cirera, Pascual Cirera y Berthomeu Cirera fueron vecinos de Ontinyent (Valencia) en 1421. Berthomeu Cirera, Pere Cirera, Pere Cirera y Pere Cirera fueron vecinos de Bocairent (Valencia) en 1421.

En Baleares tuvo casa en Ibiza, documentada en el siglo XIII.

Pedro Cirera fue Comendador de Vallmoll en San Juan en el Gran Priorato de Cataluña en 1205.

En Cataluña radicaron sus casas solares en Tiana, su dueño Bertomeu Cirera; en Martorellas, su dueño Andreu Cirera alias Coll; en Balldan (todo en Barcelona), sus dueños Antoni Cirera, Lorens Cirera alias Bertrán y Joan Cirera; en Guimerá, su dueño Jaume Cirera; en Cabanoba, su dueño Joan Cirera; en Madrona, su dueño Cosme Cirera del Stany; en San Lorenzo de Morúnys, su dueño Llorens Cirera; en Solsona, su dueño N. Cirera; en Vallmanya de Segriá, su dueño Pere Cirera; en Talárn (todo en Lleida), sus dueños Francesh Sirera, Joanot Cirera, la viuda de Cirera y Marti Sirera; en Villalba, sus dueños Joan Cirera, Jaume Cirera, Blay Cirera, Miguell Cirera y la viuda de Jaume Cirera, y en Picamoixóns (ambas en Tarragona), su dueña N. Cirera, documentadas en la Fogueración catalana de 1553, y en Teyá (Barcelona).

En Aragón tuvo casas solares en Fabara (Zaragoza), su dueño Miguel Cirera, Alcaide; en Fraga, su dueño Mossén Dacuran Cirera, y en Neril (ambas en Huesca), sus dueños Pedro Cirera y Guillamet Cirera, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

Pasaron a Estados Unidos, Filipinas, Perú y Uruguay.

Dalmao de Cirera asistió entre los Hijosdalgo en las Cortes de Aragón de 1510 y 1512.

El 19 de Febrero de 1589 figuraba como vecino de Fabara, Jaime Juan Cirera, infanzón.

Antonio Cirera, Burgués y Síndico de Talárn, asistió como Síndico del Brazo Real en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1510, 1512 y 1518, y su hijo Francisco Cirera, Burgués y Síndico de Talárn, asistió como Síndico del Brazo Real en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1552.

Lucas Cirera fue religioso de la Orden de Montesa desde 1530. Dejó la Orden.

Honorario Cirera y Sánchez, bautizado en Novelda (Alicante) el 21 de Abril de 1794, ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1806. Era hijo de Francisco Cirera y Riera y de Juana Sánchez y nieto paterno de Francisco Cirera y de Rosa Riera.


Armas


En campo de plata, un cerezo de sinople frutado de gules.


Otros traen: En campo de plata, una rama de cerezo de sinople frutada de gules y en banda.


Los de Cataluña, según Juan del Corral, usan: En campo de oro, ocho roeles de sable, puestos en dos palos de a cuatro. 


Otros: En campo de plata, seis roeles de azur, puestos dos, dos y dos, y dos medio roeles en la parte baja.