Coloma, Colomba

Versión de impresión

Dicen algunos tratadistas que hay dos linajes diferentes de este apellido: Uno, que tuvo su casa solar en el lugar de Coloma, en Cataluña, y cuyo nombre debió tomar, y otro, con solar en Francia, conocido con el nombre de Castell de Santa Coloma, que pasó a España, estableciéndose también en Cataluña.

El caballero francés que pasó a España en el siglo XIII, siendo en nuestra patria el progenitor de una ilustre rama de Coloma, fue:Pierres Coloma, noble, que estando al servicio del rey don Felipe II «el Atrevido», tuvo ocasión de conocer y de tratar al Rey de Aragón don Pedro III «el Grande», cuando este monarca pasó a Francia en el año 1281 para conferenciar con el rey francés sobre los principales que en aquel tiempo preocupaban a Europa, y tanto se aficionó al trato del soberano aragonés, que se ofreció a él para servirle en la expedición que preparaba contra los moros de Bujía. Aceptó Pedro III «el Grande» dicho ofrecimiento, y con este monarca vino a España Pierres Coloma, que se distinguió notablemente en la campaña aludida. De regreso en nuestra nación se estableció en Cataluña. Procreó a Francisco Coloma, que en el año de 1289 sirvió al rey don Alonso III de Aragón en las campañas contra los moros en Mallorca y Menorca.

Hubo antiguas casas de este apellido en Cataluña y Aragón, pasó a La Rioja, Mallorca, Navarra y Valencia, extendiéndose por Castilla y Andalucía; pero el dato saliente de que uno de los primeros caballeros Coloma, de quien se tiene cierta noticia, fuera francés, unido a la identidad de algunos de los escudos de armas usados por los Colom y los Coloma y a la semejanza gramatical de ambos apellidos, parece descubrir en ellos una comunidad de origen.

En Aragón tuvo casas en La Cuba (Teruel), su dueño Mossén Johan Coloma, Vicario, y en Borja (Zaragoza), sus dueños el Mastre Johan de Coloma y Mosén Coloma, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

En Cataluña tuvo casas solares en Villafranca del Panadés (Barcelona), su dueño Mn. Pan Coloma; en Cervera (Lleida), su dueño Pere Joan Coloma; en Montblanch, sus dueños Bertomeu Joan Coloma y Joan Coloma; en Tarragona, su dueño Joan Coloma; en Santa Coloma de Queralt, su dueño Luis Coloma, y en Sarreal (todo en Tarragona), sus dueños Joan Coloma, Pere Coloma y Jaume Coloma, documentadas en la Fogueración catalana de 1553; y en San Feliú de Guixols (Girona), su dueño Bernat Coloma, ya citada en 1360.

En Navarra tuvo casa solar en la ciudad de Olite, su dueño N. Coloma, documentada en 1244; y en la ciudad de Cascante, de la Merindad de Tudela, y en la villa de Fitero, de la Merindad de Tudela, documentadas en el siglo XVI. En Álava tuvo casa en la villa de Laguardia, de la Hermandad del mismo nombre, también citada en el siglo XVI.

En La Rioja tuvo casas solares en Briones y Navarrete. Pasaron a Chile, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Guatemala, México, Panamá y Perú.

Bernat Coloma, Domingo Coloma y Pere Coloma fueron vecinos de La Mata de Morella (Castellón) en 1396. Bernat Coloma y Pascual Coloma fueron vecinos de Portell de Morella (Castellón) en 1396. Pascual Coloma fue vecino de Forcall (Castellón) en 1396. En la nómina de Caballeros valencianos figura Francisco Coloma, natural de Salinas, en 1570.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Lorenzo de Coloma, vecino de Ciella, del valle de Mena (Burgos), en 1737; Pedro Coloma, vecino de Madrid, en 1631; Tomás de Coloma, vecino de Ventades, del valle de Mena, en 1740; Francisco Coloma y Angulo, vecino de Ventades, en 1752, y Lucas Coloma y Angulo, vecino de Maltrana (Burgos), en 1752.

Pedro Coloma y Partiarroyo, natural del Río, del valle de Mena, y vecino de El Puerto de Santa María (Cádiz), probó su nobleza ante la Real Chancillería de Granada en 1816.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Pedro Coloma y Escolano, natural de Madrid, Marqués de Canales, Caballero de la Orden de Calatrava, Secretario del Consejo de Estado, para Familiar, en Toledo, en 1680, y su mujer Ana de Tapia y Zúñiga, natural de Solana; Pedro Coloma Navajas, natural de Navarrete (La Rioja), para Oficial, en la Corte, en 1630, y Matías Coloma Bedós Roig y Dellá, natural de Traiguera (Castellón), para Familiar, en Valencia, en 1689, y su mujer Vicenta García Alemany, natural de Traiguera.

Fueron de la Orden de Montesa: Fray Gastón Coloma, Comendador de Alcalá de Chivert (Castellón), en 1360; Fray Guillén Coloma, Comendador de Ares, en 1360, y Pedro Coloma, en 1340.

Fueron Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén: Francisco Coloma, natural de Salinas, en 1570, y Tomás Coloma y García, natural de Traiguera (hijo de Matías Coloma y Bedós y de Vicenta García y Alamany y nieto paterno de Agustín Coloma y Roig y de Bárbara Bedós Dellá), Caballero y religioso en 1692.

Fueron Ministros del Santo Oficio y Cofrades de San Pedro Mártir de Verona de 1616 a 1635: Fray Juan Coloma, franciscano, Calificador, y Juan Coloma, Arcediano y Canónigo de Huesca, Comisario.


Armas


Los de Cataluña usan: En campo de azur, una banda de oro acompañada de dos palomas de plata, una a cada lado, y bordura de plata, con ocho taos de sable.

Estas armas usaban Alonso Coloma Sáa, natural de Elda, Obispo de Barcelona y de Cartagena, y Alfonso Coloma y Jasarte de Melo, Obispo de Barcelona y de Cartagena, y los Marqueses de Canales de Chozas.

También traen dichas armas los de Aragón, según Pedro Vitales.


Otros de Cataluña usan: En campo de gules, una banda de oro acompañada de dos palomas de plata, una a cada lado, y bordura de plata, con ocho taos de sable.


Los de Borja, según Pedro Vitales, usan: En campo de azur, una banda de oro entre dos palomas de plata.


Los de Zaragoza, según Pedro Vitales, usan: En campo de gules, una paloma andante de plata, escudo idéntico a uno de los que ostentaron los del linaje Colom.

Estas mismas armas traen los Coloma y Colomba, de Valencia, según José Pellicer y Tobar.


Otros de Zaragoza, según Pedro Vitales, usan: En campo de gules, dos palomas en palo.


Otros, de Cataluña: En campo de gules, una paloma de plata, picada y armada de azur.


Los de Navarra, según Juan Carlos de Guerra, usan: En campo de azur, una paloma de plata. Bordura componada de plata y azur.


Otros, de Cataluña: En campo de azur, tres palomas, de plata, puestas dos y una, picos y armadas de gules.


Pedro de Coloma, francés, usaba: En campo de oro, una banda de azur, acompañada de dos palomas. Bordura de plata con ocho taos.


Los de Huesca, según Pedro Vitales, traen: En campo de gules, una paloma de plata. Bordura de plata con ocho taos de oro.


Los de Andalucía traen: En campo de azur, un castillo, de oro, adiestrado de tres cañones de sable, puestos en palo.


Los de Castilla, radicados en Jerez de la Frontera (Cádiz), según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, una banda de gules, acompañada de dos palomas de plata, volando. Bordura de gules, con doce taos de oro.


Según Rietstap, los Coloma de Castilla, traen: En campo de oro, una banda, de gules, acompañada de dos palomas de plata, volando; bordura de gules, con doce taos, de oro, puestas tres en el jefe, tres en la punta y tres en cada flanco.

Los de Roma, según Juan Francisco de Hita, usan: En campo de oro, una columna de color de mármol y sobre ella una águila de sable, coronada de oro.