Cortés

Versión de impresión

Noble y antiguo linaje con casas solares en Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla, Cataluña, Extremadura, Galicia, Navarra y País Vasco.

En una certificación librada por Felipe de Arias, Archivero por Su Majestad de los Reales Archivos generales de la antigua Diputación aragonesa, Bailio y Maestre racional, se consigna que por los libros y registros de Cortes que se celebraron en el Reino de Aragón desde el año 1247 y por los actos comunes de la Diputación, resulta que una de las familias que acreditó su antiguo origen, lustre y calidad en el estamento o brazo de caballeros Infanzones fue la del apellido Cortés, familia que supo mantener su esplendor durante las guerras con los moros, peleando contra ellos y ayudando con su esfuerzo y valor de los primeros Reyes aragoneses, que la concedieron varios privilegios y mercedes por sus servicios. Añade esa misma certificación que en el año de 1227 concedió el Rey Don Jaime I el Conquistador privilegio de infanzonía a Domingo Cortés, y que éste y sus sucesores asistieron con frecuencia a las Cortes que después se celebraron.

Por ése y otros documentos consta también que las más antiguas casas del linaje radicaron desde tiempo inmemorial en la ciudad de Zaragoza; en la villa de Adahuesca (Huesca); en la ciudad de Huesca; en la ciudad de Calatayud; en el lugar de Terrer (Zaragoza), y en las villas de Bujaraloz, Ejea de los Caballeros y Mallén (Zaragoza), estas dos últimas con líneas en Navarra.

De la casa de Adahuesca, originaria del solar de Zaragoza, salieron las ramas que moraron y fundaron nuevos casales en el lugar de Bierga (Huesca); en la villa de Murillo de Gállego (Zaragoza); en la villa de Bolea (Huesca), y en el lugar de Torres de Montes (Huesca).

En Aragón tuvo también casas solares en Pina, su dueño Pedro Cortés; en Caspe, sus dueños Martín Cortés, Miguel Cortés, Pedro Cortés y Pedro Cortés; en Longares, sus dueños Domingo Cortés, Johan Cortés, Domingo Cortés y Salvador Cortés; en Aguilón, su dueño Miguel de Cortés; en Moneva, sus dueños Martín de Cortés y Anthón de Cortés; en Samper del Salz, su dueño Johan de Cortés; en Belchite, sus dueños Miguel Cortés, Domingo Cortés y Pedro Cortés; en Zaragoza, sus dueños Johan Cortés, Johan Cortés y la viuda de Cortés; en Encinacorba, sus dueños Anthón Cortés y Anthón Cortés; en Villar de los Navarros, su dueño Domingo de Cortés; en Moyuela, su dueño Lop de Cortés; en Used, su dueño Mingo Cortés; en Murero, su dueño Ferrando Cortés; en Valdehorna, su dueño Martín Cortés; en Daroca, sus dueños Johan Cortés y Johan Cortés; en Nuévalos, su dueño Joan Cortés; en Ateca, su dueño Pero Cortés; en Castejón de las Armas, su dueño Pedro Cortés; en Carenas, sus dueños Anthón Cortés, Bartholomé Cortés, Martín Cortés Callexa, Joan Cortés, Martín Cortés, García Cortés y Gil Cortés; en La Vilueña, sus dueños Joan Cortés, Anthón Cortés, Antón Cortés, Miguel Cortés, Joan Cortés y Pedro Cortés; en Valtorres, su dueño Pedro Cortés; en Terrer, sus dueños Pedro de Cortés y Anthón Cortés; en Paracuellos de Jiloca, su dueño Pedro Cortés; en Maluenda, su dueño N. Cortés; en Alarba, su dueño Mingo Cortés; en Acered, su dueño Miguel Cortés; en Fuentes de Jiloca, su dueño Joan Cortés; en Calatayud, sus dueños García Cortés y Joan Cortés; en Villalengua, su dueño Joan Cortés; en Tarazona, su dueño Pero Cortés; en Añón, sus dueños Johan Cortés y Pascual Cortés; en Epila, su dueño Johan Cortés; en Ambel, su dueño Lázaro Cortés; en Mallén, sus dueños Martín Cortés, Miguel Cortés, Sancho Cortés, Pero Cortés y Martín Cortés; en Luna, sus dueños Johan de Cortés y Pero de Cortés; en Murillo de Gállego, su dueño Johan Cortés; en Luesia, sus dueños Johan Cortés y Miguel Cortés; en Asín, sus dueños Pero Cortés, Goncaluo Cortés, García Cortés, Miguel Cortés, García Cortés, Pero Cortés y Martín Cortés; en Orés, sus dueños Johan Cortés, Sancho Cortés, García Cortés, Johan Cortés y Pero Cortés; en Ejea de los Caballeros, su dueño N. Cortés; en Tauste, su dueño Miguel de Cortés; en Alagón, su dueño Jayme de Cortés; en Grisén, su dueño Antón Cortés; en Rueda de Jalón, sus dueños Johan Cortés y Jayme Cortés; en Monegrillo, sus dueños Pedro Cortés, Pedro Cortés y Vicent de Cortés; en La Almolda, su dueño Thomás Cortés; en Bujaraloz (todo en Zaragoza), sus dueños Martín Cortés y Thomás Cortés; en Ayerbe, su dueña la viuda de Johan Cortés; en Abiego, sus dueños Domingo Cortés y Johan de Cortés; en Huesca, su dueña la viuda de Johan Cortés; en Barbastro, sus dueños García las Cortés, Pedro Cortés y Miguel Cortés; en Pozán de Vero, sus dueños Pedro de Cortés y Johan de Cortés; en Salas Altas, su dueño Antón Cortés; en Adahuesca, sus dueños Johan de Cortés y Jayme Cortés; en Perarrúa, su dueño Bringuer Cortés; en Capella, su dueño Lorent Cortés; en Bellestar, su dueño Antoni de Cortés; en Benabarre, sus dueños Martín Cortés y Mastre Cortés; en Montañana (todo en Huesca), sus dueños Pere Cortés y Betrán Cortés; en Alacón, su dueño Miguel de Cortés; en Obón, su dueño Johan de Cortés; en Castellote, su dueño Miguel de Cortés; en Crivillén, sus dueños Pascual Cortés y Anthón Cortés; en Alcañiz, sus dueños Mossén Cortés y García Cortés; en Gargallo, sus dueños Joan Cortés, Nicolau Cortés y Joan Cortés; en Muniesa, sus dueños Johan de Cortés, Johan de Cortés, Johan de Cortés y Anthón de Cortés; en Cortes de Aragón, su dueña Elvira de Cortés; en Hoz de la Vieja, sus dueños Vertholomeu de Cortés, Miguel Pérez de Cortés, Johan de Cortés, Johan de Cortés y Johan Pérez de Cortés; en Miravete, su dueña María Cortés, viuda; en Cedrillas, sus dueños Miguel Cortés, Joan Cortés y Domingo Cortés; en San Agustín, su dueño Joan Cortés; en Sarrión, su dueño Francisco Cortés; en Montalbán, sus dueños Bernat de Cortés, Joan Cortés y Vicent Cortés; en Huesa del Común, sus dueños Joan de Cortés y María de Cortés; en Blesa, sus dueños Joan de Cortés, Jayme de Cortés, Domingo de Cortés y Martín de Cortés; en Cantavieja, su dueño Johan de Cortés; en Mora de Rubielos, sus dueños Johan Cortés y Martín Cortés; en Valbona, sus dueños Johan Cortés y Mossén Luys Cortés, Vicario; en Valacloche, sus dueños Pedro Cortés y Johan Cortés; en Cascante del Río, sus dueños Domingo Cortés, Johan Cortés de Marta, Johan Cortés del Padro, Johan Cortés y la viuda de Mingo Cortés; en Torrecilla del Rebollar, su dueño Domingo Cortés; en Calamocha, sus dueños Andrés Cortés y María Cortés, y en Peracense (todo en Teruel), su dueño Martín López Cortés, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495, y en la ciudad de Teruel, sus dueños Mari Cortés, Pero Cortés y Remón Cortés, documentadas en 1384-1387.

En Navarra tuvo casas solares en la villa de Falces, de la Merindad de Olite, su dueño Martín Cortés; en la villa de Andosilla y Merindad de Estella, sus dueños Bertolomeo de Pero Cortés, Benedit de Johan Cortés, Pedro de Johan Cortés, Pero Cortés, Martín hijo de Johan Cortés, Pascoal nieto de Pero Cortés y Pero Cortés; en la villa de Lerín, de la Merindad de Estella, su dueño Xemen Cortés, y en la villa de Arróniz, de la Merindad de Estella, sus dueños Miguel y Johan hijos de Martín Cortés, documentadas en la Fogueración navarra de 1329; en la ciudad de Olite, su dueño N. Cortés, citada en la Fogueración de 1244; en la villa de Cortes, de la Merindad de Tudela, y en las ciudades de Tafalla y Tudela.

En Cataluña tuvo casas solares en Llinás, sus dueños N. Cortés y N. Cortés; en Santa Eulalia de Ronsana (ambas en Barcelona), su dueño Narcis Cortés; en Torre de Fluviá, su dueño Antoni Cortés; en Millá, su dueño Bernat Cortés; en Tabescán, su dueño Mº Joan Cortés; en Agramunt, su dueño W Phelip Cortés; en Monticar, su dueño Pere Cortés; en Alguaire, su dueño Joan Cortés; en Verdú, su dueño Jaume Cortés; en Puigvert, sus dueños Jaume Cortés y Pere Cortés; en Sedo (todo en Lleida), su dueño Jaume Cortés; en Arenys de Ampurdá (Girona), su dueño Berthomeu Cortés; en Horta de San Juan, sus dueños Joan Cortés y Jaume Cortés, y en Montblanch (ambas en Tarragona), su dueño Miguel Cortés, documentadas en la Fogueración catalana de 1553, y en Cervera (Lleida), sus dueños Berenguer Cortés y Guillem Cortés, documentadas en 1332-1333.

En Castilla tuvo casas solares en Frías y Miranda de Ebro (Burgos), Molina de Aragón (Guadalajara), Segovia y en Cabezón de Pisuerga, Tordesillas, Valladolid y Villanubla (todo en Valladolid).

En el Principado de Asturias tuvo casa en el Concejo de Cangas de Onís.

En el Señorío de Vizcaya tuvo casas solares en el concejo de Abanto y Ciérvana, del valle de Somorrostro, y en la anteiglesia de Lejona, de la Merindad de Uribe.

En Cantabria radicó su casa solar en el lugar de Villar, del valle de Soba, documentada en 1605.

En Galicia tuvo casa solar en Anguela, del municipio de Verea (Orense).

Pasaron a Argentina, Colombia, Costa Rica, Chile, Estados Unidos, Filipinas, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, Puerto Rico y El Salvador.

García de Cortés y Vicent de Cortés, de Teruel, fueron vecinos de Cocentaina (Alicante) en 1290-1295. Berenguer Cortés y G. Cortés fueron repobladores de Orihuela (Alicante) en 1300-1314. Domingo Cortés y Sanxo Cortés fueron vecinos de Castellón de la Plana en 1398. Bernat Cortés y Bertomeu Cortés fueron vecinos de Cinctorres (Castellón) en 1396. Pascual de Cortés fue vecino de Portell (Castellón) en 1396. Bernat Cortés, Notario, fue vecino de Almazora (Castellón) en 1379. Pere Cortés fue vecino de Onda (Castellón) en 1379. Bernat Cortés, Bernat Cortés, Bernat Cortés, Jacme Cortés y Johan Cortés fueron vecinos de Villarreal de los Infantes (Castellón) en 1415. Anthoni Cortés fue vecino de Puebla de Vallbona (València) en 1427. Ivanyes Cortés fue vecino de la ciudad de València en 1354-1373. Jacme Cortés fue vecino de Museros (València) en 1379. Domingo Cortés fue vecino de Massamagrell (València) en 1379. Pere Arnau Cortés fue de los primeros vecinos de Silla (València) en 1248-1260. Bartomeu Cortés fue vecino de Sueca (València) en 1320-1324. Domingo Cortés fue vecino de Gandía (València) en 1373. Bernat Cortés, Francesch Cortés y Pere Cortés fueron vecinos de Teulada (Alicante) en 1381. Pedro Cortés, de Teruel, fue repoblador de Pina (Castellón) en 1366-1378.

Domingo Cortés, de Murillo de Gállego, con casal que se nombra de Lope Ahuero, en Agüero (Huesca), obtuvo salva de infanzonía ante la Corte del Justicia Mayor de Aragón en Febrero de 1325.

Los Cortés de Huesca fueron Vizcondes de Torreseca, siendo el primero que ostentó este título en 1626 Faustino Cortés.

Fueron Caballeros, Infanzones e Hijodalgos aragoneses en las Cortes de 1626: Faustino Cortés, vecino de Huesca; Francisco Cortés, vecino de Moros (Zaragoza); Gabriel de Cortés, vecino de Munébrega (Zaragoza); Gregorio Cortés, vecino de Longares; Martín Pedro Cortés, vecino de Adahuesca; Fray Miguel Cortés, vecino de Calatayud, de la Orden de San Juan; Francisco Cortés Barbués, Cristóbal Cortés Pardo de la Casta, Cristóbal Cortés Pardo de la Casta, García Cortés Pardo de la Casta y Martín Cortés Pardo de la Casta, vecinos de Calatayud; Francisco Cortés Pardo de la Casta y Rivadeneyra, Señor de Maseras, e Ignacio Cortés de Rey y Valero Cortés de Rey, vecinos de Zaragoza.

Ganaron proceso de infanzonía ante la Real Audiencia de Aragón: Francisco Cortés, en 1632; Juan Cortés y Asín, vecino de Tarazona, en 1638; Juan Cortés, vecino de Bujaraloz, en 1645; Miguel Cortés y Sancho, Infanzón y vecino de Belchite, en Zaragoza (hijo de Martín Cortés y Sancho, natural e Infanzón de Belchite, y de Gracia Floria, y nieto paterno de Martín Cortés y de Gracia Sancho del Vado), en 1697; Juan Cortés y Asín, vecino de Sádaba (Zaragoza), en 1697; Gregorio Cortés y Francisco Cortés y Loscertales y sus respectivos hijos, vecinos de Adahuesca y de Bierge, en 1791; Miguel Cortés y consortes, vecinos de Mediana (Zaragoza), en 1742; Francisco Cortés y Sancho, vecino de Mediana, en 1786; Pedro Cortés, vecino de Mediana, en 1827; Miguel Cortés, vecino de Belchite, en 1730; Miguel Cortés, vecino de Belchite, en 1734; Francisco y José Cortés y sus hijos, vecinos de Cosuenda (Zaragoza), en 1733; Antonio Cortés, Domingo Benito Cortés, hermanos, y Antonio Benito Cortés, hijo del citado Antonio Cortés y de Josefa Martínez, vecinos de Monegrillo (Zaragoza), en 1764; Ignacio Cortés, vecino de Puebla de Albortón (Zaragoza), en 1788, y Vicente María Cortés y Bardagí, vecino de Mallén, en 1805.

Fueron Ministros del Santo Oficio y Cofrades de San Pedro Mártir de Verona hacia 1616 a 1635: Domingo Cortés, Familiar de Asín, y su mujer Francisca Sánchez; Felipe Cortés, Familiar de Orés, y su mujer Gracia Palacios; Isidoro Cortés, Médico y Familiar de Zaragoza, y Juan Cortés, Familiar de Farasdues (Zaragoza), y de su mujer María Melerón.

Alonso Cortés, natural de Ayerbe, fue Protonotario de la Silla apostólica y del Rey Don Fernando el Católico, su muy amado Capellán, y era este amor en ambos tan recíproco, que habiéndole hecho merced entre otras cosas de un Obispado, no lo aceptó por no querer apartarse un punto del lado de S.M. que desde muy pequeño lo había criado en Palacio y al fin murió en su real servicio y esta es la causa porque en sus armas se ve un capelo.

Tomás Cortés y Sangüesa, natural de Huesca, de la ilustre familia de los Señores Condes de Torresecas. Fue Colegial en el Mayor de Santiago de dicha ciudad, canónigo de la Catedral de la misma y Vicario General de su diócesis. Fue nombrado abad de la Orden, cuya dignidad no aceptó, ni después una Canonjía de la Metropolitana de Zaragoza; pero viendo el Rey que sus méritos eran sobresalientes le nombró Obispo de Jaca en 1607, cuyo Obispado gobernó hasta 1614, en que fue promovido al de Teruel; en ambas diócesis se distinguió su caridad y probidad.

Pedro Cortés y Larraz, natural de Belchite (Zaragoza), Doctor Teólogo, fue cura párroco de las iglesias de Ejulve, de Ráfales y de Híjar, y racionero penitenciario de La Seo de Zaragoza. En 1766 fue nombrado Arzobispo de Guatemala en Indias, cuya diócesis gobernó hasta el año 1781, en que fue electo Obispo de Tortosa, donde hizo su entrada pública en Noviembre de 1782 y 1785 renunció esta mitra por su adelantada edad y achaques y se retiró en Zaragoza en 1786.

También perteneció a la casa de Cortés en Huesca Pedro Cortés, que pasó a Mallorca para servir a Don Carlos V y dejó allí sucesión.

A la casa de Tener perteneció también la rama de Cortés que entroncó con los Pardo de la Casta, apellidándose Cortés y Pardo de la Casta, y de la que fue Francisco Cortés y Pardo de la Casta, natural de Ibdes (Zaragoza), Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó en 1626.

Del solar de Medellín (Badajoz) dimanaron las ramas de este linaje que se establecieron en Zarza de Alange (Badajoz), y en Villanueva de la Serena, de la misma provincia, y muchos de sus individuos se apellidaron durante varias generaciones Cortés de Monroy. Líneas de esas ramas pasaron también a América, y por nota referimos las que se establecieron en Perú y en Chile. Otra rama de la casa de Medellín tuvo asiento en Don Benito (Badajoz).

Pedro Vitales añade que de la casa de Calatayud dimanó, a su vez, la del lugar de Terrer, fundada por Hernán Ruiz Cortés, que tenía heredades en Calatayud y fue Señor de Terrer, del que descendieron los Cortés que pasaron a Extremadura, ascendientes del famoso conquistador Hernán Cortés.

Dolores Cortés y Bautista, bautizada en Tramacastilla (Huesca) el 13 de Noviembre de 1810, ingresó en la Real Orden de Damas Nobles de la Reina María Luisa el 19 de Noviembre de 1863.

Juan Manuel Cortés, natural de Sevilla, hizo información de genealogía y limpieza de sangre. Fue presentado a una Canonjía en la Iglesia de Málaga en 1691.

Gaspar Cortés Berenguer Jordá y Agulló, natural de Jijona y avecindado en Alcoy (ambos en Alicante), personaje de la situación política de aquel tiempo, fue creado por el Rey Don Fernando VII y a consulta de la Cámara de 3 de Enero de 1829, Barón de Ariza.

Fueron Caballero de la Orden de Santiago: Pedro Cortés Armenteros y Fernández de Armenteros, natural de Torredonjimeno (Jaén), el 20 de Diciembre de 1629; Baltasar Cortés de Aguilera, natural de Madrid, Paje del Marqués de Malagón, el 11 de Abril de 1701, y Manuel Cortés y Carrillo, natural de Madrid, el 23 de Noviembre de 1680.

Probaron su limpieza de sangre para ingresar como religiosos en la Orden de Alcántara: Miguel Cortés Arias, natural de Don Benito, en 1775; Francisco Cortés y Avalos, natural de Guareña (hijo de Francisco Alejandro Cortés y Carrasco y de Catalina de Avalos y Carrasco y nieto paterno de Francisco Cortés y de Catalina Carrasco), en 1764; Francisco Cándido Cortés y Calderón, natural de Villanueva de la Serena (hijo de Juan Cortés Calderón y de María Antonia de Valdivia y Arias y nieto paterno de Pedro Cortés Arévalo y de Teodora Calderón de Robles), en 1749; Francisco Cortés y Calderón, natural de Villanueva de la Serena (hijo de Pedro Cortés y Arévalo y de Teodora Calderón y Calderón de Robles y nieto paterno de Matías Sánchez Cortés y Ana de Arévalo), en 1688; Juan Antonio Cortés y Calderón, natural de Don Benito (hijo de Narciso Cortés y Murillo de Arévalo y de Martina Calderón y Calderón y nieto paterno de Francisco Cortés y de Juana Murillo de Arévalo), en 1702; Antonio Cortés de Monroy y Dávalos, natural de Guareña (hijo de Francisco Alejandro Cortés de Monroy y Carrasco y de Catalina de Sena Dávalos y Dávalos y nieto paterno de Francisco Cortés de Monroy y de Catalina Carrasco), en 1768; Antonio Cortés de la Rocha, natural de Don Benito, en 1778, y Diego Cortés y Zambrana, natural de Guareña (hijo de Vicente Cortés y Silos y de Catalina Zambrana y Ruiz y nieto paterno de Juan Cortés y de Leonor Silos), en 1761.

Francisco Cortés y Castelló, natural de Tibi (Alicante), probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Montesa en 1807. Era hijo de Laureano Cortés y San Juan y de Vicenta Castelló y Rabaza y nieto paterno de José Cortés y de Mariana San Juan.

Fueron religiosos de la Orden de Montesa: Hilarión Cortés y Jover, nacido en Ibi (Alicante) en 1672, y Alejo Cortés y Merino, nacido en València en 1670, Rector de Salsadella y de Vistabella.

Miguel Cortés fue Comendador de Torrente de la Orden de San Jerusalén en 1659, Comendador de Tronchón, recibido por la Religión y su común tesoro en la Castellanía, residente en Zaragoza, en 1660.

Fueron Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén: Juan Cortés y Sangüesa, natural de Huesca (hijo de Sancho Cortés y de Catalina Sangüesa), en 1536; Jerónimo Cortés, natural de Ferrer (Castellón), en 1544; Juan de las Cortés, natural de Tudela (Navarra), en 1537; Rodrigo Cortés, natural de Zaragoza, en 1553, y Miguel Cortés Pardo de la Casta, natural de Calatayud, en 1619.

Fueron religiosos de la Orden de San Juan de Jerusalén: Juan Cortés y Balaguer, natural de Caspe, religioso novicio del convento de San Juan, de Caspe (hijo de Marcos Cortés y Arpal y de Catalina Balaguer y Pereda y nieto paterno de Pedro Cortés y de Cándida Arpal), en 1724; Francisco Cortés Calatayud Pla y Catalá, natural de Albaida, presbítero, comensal y capellán de la Iglesia de San Juan, de València (hijo de Vicente Cortés y Pla y de Vicenta Calatayud y Catalá y nieto paterno de Manuel Cortés y de Vicenta Pla), en 1788; Juan Cortés y Capaces, natural de Caspe, diácono, presbítero y Prior de la Iglesia de Santa María Magdalena, de Caspe (hijo de Juan Cortés y Doñelfa y de María Capaces y Lloréns y nieto paterno de Juan Cortés y de María Doñelfa), en 1727; Jacinto Cortés e Ibarra, natural de Caspe, religioso novicio del convento de San Juan, de Caspe (hijo de Domingo Cortés y Centol y de Josefa de Ibarra y Falcón y nieto paterno de Domingo Cortés y de Rafaela Centol), en 1777; Frey Francisco Cortés y Pérez, natural de Murillo de Gállego, Subdiácono y Prior de la Iglesia parroquial de Aniés (hijo de Francisco Cortés y Ayerbe y de María Pérez y Ascaso y nieto paterno de Bernardino Cortés y de Manuela Ayerbe), en 1771; Manuel Antonio Cortés, Prior de Paradinas, en 1804, y Gregorio Cortés Gómez, natural de Arnoya, Prior de Santa María de Sotolongo, en 1744.

Fueron religiosas de la Orden de Santiago: Elvira y María Cortés, hermanas, naturales de Zarza, del convento de Santa Olalla de Mérida (hijas de Miguel Martín de García Martín y de Elvira Cortés; nietas paternas de García Martín y de Ana Gómez y nietas maternas de Hernando Alonso y de Elvira Cortés), en 1609-1624 y 1624, respectivamente; Elvira Cortés de Castro, natural de Zarza, del convento de Santa Olalla de Mérida (hija de Alonso de Castro y de María Cortés; nieta paterna de García Martínez de Castro y de María Rollán y nieta materna de Miguel Martínez y de Elvira Cortés), en 1662; Martina Cortés de la Rocha, natural de Don Benito, del convento de Santa Olalla de Mérida (hija de Francisco Cortés y Calderón y de Manuela de la Rocha y Argüello y nieta paterna de Narciso Cortés y de Martina Calderón), en 1740; Elvira Cortés Solís y Alvarado, natural de Alange, en Badajoz, del convento de Santa Olalla de Mérida (hija de Jerónimo Cortés y Monresín y de Elvira Solís y Alvarado y nieta paterna de Pablo Cortés y de Ana María Monresín), en 1714, y Leonor Cortés de Vargas, natural de Cañete de las Torres, en Córdoba, del convento de Santa Olalla de Mérida (hija de Pablo Cortés y Vargas Machuca y de Jerónima de Ayerbe y Rojas y nieta paterna de Jerónimo Cortés y de Leonor de Vargas Machuca), en 1742.

Joaquín y Salvador Cortés y Samit, gemelos, bautizados en Mijas (Málaga) el 12 de Febrero de 1848, ingresaron en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1863.

Fueron Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén en el Priorato de Castilla y León: Felipe Cortés en 1514; Jerónimo Cortés, en 1532 y Antonio Cortés, en 1532.

Francisco Cortés y de Posada, nacido en Cangas de Onís (Asturias) en 1773, ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1789.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid, en los años que se indican: Amaro Cortés, vecino de Puebla de Sanabria (Zamora), en 1585; Antonio Cortés, vecino de Descargarmaría (Cáceres), en 1552; Domingo Cortés, vecino de Veguilla (Cantabria), en 1758; Esteban Cortés, vecino de Briviesca (Burgos), en 1833; Gonzalo Cortés, vecino de Poza, en 1590; José Cortés, vecino de Anguela (Orense), en 1740; Juan Cortés, natural de Haro (La Rioja) y vecino de Los Reyes (Perú), Capitán, en 1562; Juan Cortés, vecino de Ríotuerto (Cantabria), en 1727; Juan Bautista Cortés, natural de Poza y vecino de Madrid, en 1666; Juan Crisóstomo Cortés, vecino de Burgos, en 1807; Manuel Cortés, vecino de Segovia, en 1754; Manuel Cortés, vecino de Sigüenza (Guadalajara), en 1828; Martín y Pero Cortés, vecinos de Alfaro (La Rioja), en 1577; Pedro Cortés, vecino de Miranda de Ebro (Burgos), en 1754; Diego Cortés y Orcasitas, vecino de Poza de Quintanarrio (Burgos), en 1746; Manuel Cortés y Lugo, vecino de Liendo (Cantabria), en 1788; Agustín Cortés de Olivares, vecino de Henestrosa de las Quintanillas (Cantabria), en 1638; Antonio Cortés de Oreña, vecino de Palencia, en 1605; José Cortés del Valle, vecino de Burgos, en 1797; José Vicente Cortés del Valle, vecino de Villante, en 1753; Tadeo Cortés del Valle, vecino de Burgos, en 1797, y Francisco Cortés de Velasco, vecino de Molina de Aragón (Guadalajara), en 1657.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Antonio Nicolás Cortés, vecino de Orán, en 1779; Fernando Cortés, vecino de Medina de las Torres (Badajoz), en 1512; Francisco Cortés, vecino de Guadalcanal (Sevilla), en 1564; Gaspar Cortés, vecino de Zalamea-Trujillo, en 1568; José Cortés, vecino de La Hinojosa, en 1685; Juan Cortés, vecino de Cabezamesada (Toledo), en 1580; Juan Cortés y hermanos, vecinos de Guareña, en 1560; Juan Cortés, vecino de Magacela (Badajoz), en 1547; Juan Cortés, vecino de Medellín (Badajoz) y Don Benito (Badajoz), en 1564; Juan Cortés, vecino de Trujillo (Cáceres), en 1559; Leonor Cortés e hijos, vecinos de Esparragosa de Lares (Badajoz), en 1590; María Teresa Cortés, vecina de Medina Sidonia (Cádiz), en 1784; Eugenio Cortés del Aguila, vecino de Hinojosa de Córdoba, en 1785; Pablo Cortés de Bargas Machuca, vecino de Cañete de las Torres (Córdoba), en 1724; Alonso Cortés Carrasco, vecino de El Valle y Zalamea, en 1537; Francisco Cortés Carrasco, vecino de Don Benito, en 1545; Fernán Cortés de Carvajal, vecino de Los Santos de Maimona (Badajoz), en 1587; Juana Cortés y Flores y consortes, vecinos de Cristina (Badajoz) y Medellín, en 1795; Juan Cortés Malaver, vecino de El Valle-Zalamea, en 1530; Catalina Cortés Monroy y sus hijos Juan, Catalina, Melchora y Josefa Vidal de Bargas y Cortés, vecinos de Guareña, en 1699; Juan Antonio Cortés y Monroy, vecino de Torremilano, en 1649; Jorge Cortés y Paniagua, vecino de Córdoba, en 1769; Alonso Cortés Salazar y Araque, vecino de Herencia (Ciudad Real), en 1716; Pedro Cortés de Solís, vecino de Alange (Badajoz), en 1738, y Diego Malaver Cortés Carrasco y su hijo Juan Cortés, vecinos de Campillo, en 1544.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Catalina de las Cortés Gallur, natural de Tauste (Zaragoza), en Logroño, en 1590, mujer de Lorenzo del Campo; Fray Fabián Cortés Gallego, natural de Castuera (Badajoz), presbítero, para Comisario, en Llerena (Badajoz), en 1611; Francisco Cortés de Barro, natural de Santa María de Abelenda, para Procurador, en Santiago de Compostela (La Coruña), en 1791; Francisco Antonio Cortés y Calderón, natural de Villanueva de la Serena (Badajoz), para Oficial, en Llerena, en 1703; Hernando Cortés Temporal, natural de Segovia, para Inquisidor, en València, en 1575; José Cortés Laborda, natural de Sádaba (Zaragoza), presbítero, para Consultor, en la Corte, en 1778; Juan Cortés, en Zaragoza, en 1591, y su mujer Jerónima Capa, natural de Huesca; Lorenzo Cortés Ordaz y Figueroa, natural de Santa Fe de Bogotá, presbítero, para Comisario, en Cartagena de Indias, en 1638; Luis Cortés de Puebla, natural de Granada, para Oficial, en Granada, en 1629; Leonor Cortés Sánchez y su marido Esteban Ballesteros Gutiérrez, para Familiar, en México, en 1642; Magdalena Cortés Juan, natural de Museros, y su marido Juan Zapata Pujador, natural de Albalat, para Familiar, en València, en 1626; Manuela Cortés González, natural de Veracruz, en México (hija de Pedro Cortés, natural de Cádiz, y de Margarita Antonia González, natural de Garachico, en Canarias; nieta paterna de Francisco Cortés y de Isabel Bremes, ambos naturales de Cádiz, y biznieta paterna de Francisco Cortés y de Cos y Andrea María), y su marido Pedro de Cos González, natural de Viaña (Cantabria), para Notario, en Veracruz, en México, en 1766, y para Ministro, en México, en 1773; Juan Nicolás Cortés, natural de San Felipe, en Tlaxcala, cura propio y Juez Eclesiástico de Cuautla de la Sal (hijo de Juan de Dios Cortés y Coronel y de Isabel de Casasola y nieto paterno de Bartolomé Cortés Coronel, natural de Salamanca, y de Isabel de Casasola, natural de Texcoco), en 1781; Gabriel José Cortés, natural y vecino de Ranera (Burgos), Licenciado y presbítero, para Comisario, en Toledo, en 1678; Felipe Cortés Bernabeu Miralles y García, natural de Ibi (Alicante) y vecino de Alcalá, para Familiar, en València, en 1634, y su mujer Angela Guillem y Cortés, natural de Alcalá; José Cortés Martí López y Viñals, natural de Horta, para Familiar, en València, en 1681, y su mujer Jerónima Pastor y Moragrega, natural de Horta; María Rosa Cortés Pons Castellano y Tortajada, natural de Liria (València), para casar con José Martínez, Familiar de Liria, en València, en 1747; Rafael Juan Cortés Sancho Cortés y Castelló, natural de Orihuela (Alicante), para Familiar de Murcia, en València, en 1761; Tomás Cortés Daza Pérez y Fraba, natural de Ibi, Ciudadano, para Familiar, en València, en 1654, y su mujer Nicolasa Cortés y Espi, natural de Ibi; Mosén Francisco Cortés Bernabé Pérez y Rico, natural de Petrel (Alicante), presbítero, beneficiado en la Colegial de la ciudad de San Felipe, para Notario, en València, en 1721; Francisco Cortés Pérez Aracil y Castelló, natural de Jijona (Alicante), Ciudadano, para Familiar, en València, en 1733; Fray Luis Cortés, natural de Alcalá de Guadiana, de la Orden de San Francisco, en México (hijo de Luis Rodríguez Cortés, natural de Dos Hermanas, y de Beatriz López de Valvuena, y nieto paterno de Juan Rodríguez Cortés y de Mariana Díaz del Barco), en 1643, y José Cortés Sánchez de Cañete Lara y Lara, natural de Antequera, en Málaga, y vecino de Ojén, en Málaga, presbítero, cura propio de Ojén, para Comisario en la Inquisición de Granada, en Córdoba (hijo de José Cortés Lara Moscoso y Montoya y de María del Rosario Sánchez de Cañete Lara Morales y Montoya y nieto paterno de Cristóbal Cortés Moscoso Espinosa y Orbaneja y de Apolonia de Lara Montoya Rojas y Mencibais), en 1815.

Juan de Cortés, Doncel de Tauste (Zaragoza), obtuvo el privilegio de Caballero por Don Carlos I en Zaragoza el 17 de Enero de 1534.

Luis Cortés, vecino de Ribaseca (León), obtuvo confirmación de la hidalguía que Don Enrique IV le concedió, por haberle servido cuatro meses a su costa en el Real de Simancas, en 1475.

Alonso Cortés, vecino de Esparragosa, obtuvo confirmación del privilegio de Caballero por sus buenos servicios en 1562.

Martín Cortés, vecino de Don Benito, obtuvo confirmación de Caballero por sus buenos servicios en 1573.

Juan Cortés, vecino de Villar, obtuvo confirmación de Caballero por sus buenos servicios en 1573.

Alonso Cortés, vecino de Medellín, obtuvo privilegio y declaración de hidalguía por sus buenos servicios en 1697.

Antonio Cortés y Andrade obtuvo privilegio de Noble del Principado de Cataluña el 20 de Agosto de 1701. Diego de Cortés y Andrade probó su nobleza ante la Justicia ordinaria de Cádiz en 1729.

Pablo Cortés obtuvo expediente sobre privilegio de Ciudadano en 1746.

Andrés de Cortés Hoya Fernández de Imaña y García, natural de Frías (Burgos) y residente en la anteiglesia de Mendata, de la Merindad de Busturia (Vizcaya), obtuvo Sello Mayor de hidalguía en la villa de Bilbao el 10 de Febrero de 1757.

Rafael Juan Cortés de Cortés, vecino de Orihuela, obtuvo despacho de hidalguía el 18 de Junio de 1758.

Onofre Cortés, natural de Tortosa (Tarragona), obtuvo el privilegio de Ciudadano Honrado de Barcelona el 15 de Enero de 1686, Oidor Real, asistió a las Cortes del Principado de Cataluña, en 1683.

Antonio de Cortés y de Andrade, natural de Barcelona, Noble, fue elevado a la dignidad de Noble del Principado de Cataluña el 20 de Agosto de 1701. Fue habilitado por el Brazo Militar en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1701 y 1705.

Jaime Cortés y Vilaplana, natural de San Clemente de Llobregat (Barcelona), hizo información de limpieza de sangre para ingresar en el Real Monasterio de San Jerónimo de valle de Hebrón o de Collcerola, en Barcelona, en 1831.

Probaron su nobleza ante los Tribunales Reales del Reino de Navarra: Pedro y Jerónimo Cortés, hermanos, vecinos de Tudela y descendientes de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), en 1566; Cristóbal María y Juan Jerónimo Cortés y Vitas, vecinos de Tudela, dijeron que el citado Jerónimo Cortés fue su quinto abuelo, en 1773; Gregorio Cortés y Palacios, por sí y su hijo Ramón José Joaquín, el Licenciado Cosme Cortés y Olloqui, Antonio Miranda y Royo y Alberta Cortés, su mujer, vecinos de Tudela, originarios de la casa solar de Cortés de Mallén, en 1781, y Ramón de Goñi y Ubago y su mujer Xabiera Cortés y Bayona, vecinos de la villa de Pitillas, de la Merindad de Olite (Navarra) y originaria de la casa solar de Cortés en la ciudad de Tafalla (Navarra), en 1780.

Fueron Apoderados por la anteiglesia de Lejona (Vizcaya) en las Juntas Generales del Señorío de Vizcaya: Diego de Cortés de Zuazo, en 1591; Juan Cortés de Aqueche, en 1609; Juan de Cortés de Aqueche, en 1673, y Juan Ochoa de Cortés de Aqueche, en 1682.

En el Archivo Municipal de Santiago de Compostela (La Coruña) constan las informaciones de hidalguía de Fernando Cortés y Mariño, residente al presente en Cádiz, próximo a hacer viaje a la mar del Sur, en 1758, y Francisco Cortés y Mariño, natural de Angueira de Castro y vecino de Santiago de Compostela, en 1751.

Entre los Caballeros Hijosdalgo recibidos en el Estado Noble de Madrid, y que entraron en suertes, ejerciendo los cargos del Ayuntamiento, figuraron: Francisco y Juan Cortés, en 1695, Melchor Cortés, en 1638; Juan Bautista Cortés Camargo y Baroja, vecino de Madrid, en 1649 y 1660, y José Cirilo y Juan Fernando Cortés y Monroy, en 1799.

Andrés de Cortés, Contador de Resultas de S.M., ingresó como Caballero del Estado Noble en el Real Cuerpo Colegiado de Hijosdalgo de la Nobleza de Madrid en 1799.

Juan Cortés Curado Chacón y Valenzuela, natural de Lucena, ingresó en el Real Seminario de Nobles de Madrid en 1832.


Armas


La casa de Zaragoza traía: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, tres panelas de gules sin cuello, bien ordenadas, y 2º y 3º, en campo de gules, un trozo de muro de plata.

Estas armas usaba Antonio Cortés y Mendoza, Señor de la villa de San Bernardo, Regidor perpetuo de Túy (Pontevedra), primer Conde de San Bernardo concedido el 18 de Diciembre de 1691.


Otros de Zaragoza, según el Conde de Doña Marina, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, tres panelas de gules, y 2º y 3º, en campo de gules, un muro de cinco almenas de plata.


Los de las casas de Adahuesca, de Bierge, de Murillo de Gállego y de Torres de Montes usaron solamente: En campo de oro, tres panelas de gules, bien ordenadas.


 

Este mismo ostentó la rama de la casa de Zaragoza apellidada Cortés de Agüero y Cortés del Rey. Según Gregorio García Ciprés usaban las panelas sin pezones y con dos brazos encima de la celada con panelas en las manos.

Dichas armas constan en la Torre llamada "de Pendás", en San Bartolomé de Labra y en una casa de los Cortés, en Cangas de Onís (Asturias).

También trajo iguales armas la casa de Ejea de los Caballeros (Zaragoza) y su línea de Tudela, de Navarra.

Estas armas constan en el expediente del Guardia Marina José María Cortés y de Borda, natural de Tudela.


Algunos Cortés de la línea de Tudela, de Navarra, traen: En campo de azur, tres corazones de oro.


Los de Murillo de Gállego usaban también: En campo de oro, tres panelas de gules. Bordura de gules.


Los de Zaragoza, según Gregorio García Ciprés, traen: En campo de oro, tres panelas de gules, mal ordenadas.


Los Cortés de Huesca tomaron solamente de las armas del solar de Zaragoza el trozo de muro de plata en campo de gules.


Después convirtieron este blasón en un castillo de oro aclarado de azur y rodeado de siete estrellas de oro en campo de gules.

Estas últimas armas usaba Juan de Cortés, Doncel de Tauste (Zaragoza), que obtuvo el privilegio de Caballero por Don Carlos I en Zaragoza el 17 de Enero de 1534.


La casa de la villa de Mallén (Zaragoza) y su línea de Tudela, de Navarra, y la casa de Huesca, trajo ese mismo escudo, pero sin las estrellas. Estas armas usaba Antonio Bernardino Lores y Cortés, natural de Murillo de Gállego (Zaragoza), Caballero de la Orden de Malta desde 1729.


En la lápida sepulcral de Faustino Cortés y Sangüesa, primer Vizconde de Torresecas creado en 1630, de la Catedral de Huesca, constan las siguientes armas: En campo de gules, un castillo de oro, acompañado de siete estrellas de ocho puntas del mismo metal.


Otros de Mallén: En campo de gules, un castillo de plata, mazonado de sable, surmontado de siete estrellas de plata.


Otros, de Huesca, según Gregorio García Ciprés, traen: En oro, tres ciscas de sinople.


Otros de Huesca: Escudo cortado: 1º, en campo de gules, una parrilla de plata, y 2º, en campo de gules, un castillo de plata, mazonado de sable y acompañado de siete estrellas de ocho rayos de oro puestas en orla.


Los Cortés de Calatayud trajeron primeramente: En campo de oro, cuatro palos de gules, y bordura de azur, con ocho cruces de San Juan de Jerusalén de plata.

Estas armas usaban los Marqueses de Piedra Blanca de Huana y los radicados en Extremadura.


Después, por entronque con los Tizón, tomaron algunos las armas de éstos, poniendo en campo de oro tres tizones de sinople.

Ambos escudos usaron también los Cortés del lugar de Terrer, dimanados de la casa de Calatayud.


Los de Calatayud, según Gregorio García Ciprés, traen: En campo de azur, un cordero de plata.


Los de Calatayud, según Conde de Doña Marina, usan: Escudo cuartelado: 1º, en campo de azur, un cordero de plata; 2º, en campo de plata, un ala de sable y sobre ella siete estrellas de oro, en jefe, de azur; 3º, en campo de oro, un leopardo gules y un ramo de sinople en las manos, y 4º, en campo de plata, una nao de sable, tendidas las velas.


Los Cortés de la casa de Bujaraloz (Zaragoza), según Gregorio García Ciprés, traen: En campo de oro, tres bandas de sable, y bordura de plata, sembrada de armiños de sable.


Los originarios de Carenas (Zaragoza) y radicados en Milmarcos (Guadalajara), Calmarza y Morata de Moca (Zaragoza), Zaragoza y Madrid, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, una barra, de este metal, perfilada de gules, acompañada en lo alto y en lo bajo de tres corazones, de gules, mal ordenados.


Los de Fiscal (Huesca) y sus ramas en Mediano (Huesca) y Monegrillo (Zaragoza), traen: Escudo partido: 1º, en campo de oro, cuatro bastones de gules, y 2º, en campo de gules, un león de oro, uñado de sable.


Los de Mallorca traen: En campo de gules, tres panelas de oro, bien ordenadas.


Los de Cantabria usan: Escudo partido: 1º, en campo de oro, un águila explayada, y 2º, en campo de plata, un león de gules.


Otros: En campo de plata, una paloma, con un ramo de olivo en su pico.

Los Bellestar del Flumen (Huesca) usan: Escudo cuartelado: 1º, una lanza y una estrella de cinco puntas; 2º, un palacio con dos torres, con cinco ventanas y puerta; 3º, tres alfanges, y 4º, tres panelas dispuestas en triángulo.

La casa de Bujaraloz, según Miguel de Salazar y Agustín de Loaysa, ostenta: Escudo cuartelado: 1º, en campo de oro, tres bandas de sable, y bordura de plata, sembrada de armiños de sable; 2º, en campo de sinople, una torre de plata surmontada de una cabeza de turco y acostada de dos escaleras de oro apoyadas en sus muros; 3º, en campo de gules, tres menguantes de plata en el jefe, y un león de oro sobre peñas del mismo metal en punta, y 4º, en campo de oro, una banda de sinople engolada en cabezas de dragones de oro y acompañada de dos flores de lis de azur, una en lo alto y otra en lo bajo. Bordura de azur, con trece (otros ocho) sotueres de oro.

Otros de Bujaraloz: Escudo cuartelado: 1º, en campo de oro, tres panelas de gules; 2º, en campo de sinople, una torre de plata acostada de dos escalas de oro empinadas a la misma y sumada de una cabeza de moro al natural; 3º, en campo de gules, un león de oro superado de tres menguantes de plata, y 4º, en campo de oro, una banda engolada de sinople, acostada de dos flores de lis de azur y bordura de lo mismo, con cruces de San Andrés de oro.

En el expediente de hidalguía de Manuel Cortés y Labrador, natural de Segovia, ante la Real Chancillería de Valladolid, constan las siguientes armas para los Cortés: "Un aspa con una estrella encima y dos leones a los lados, un árbol por debajo de dicha aspa y un morrión colgado de él, y un caballo atado al tronco del árbol, y asimismo como un enladrillado, y, entre él, tres flores de lis, y por bajo como tres barras, y encima de todo ello, un morrión con diferentes adornos".

Los Cortés Monroy de la casa de Medellín (Badajoz) y sus ramas de Extremadura y América ostentaron las armas que primeramente tuvieron los Cortés de Calatayud, de la que aquélla procedió, esto es: En campo de oro, cuatro palos de gules, y bordura de azur, con ocho cruces de San Juan de Jerusalén de plata.

Estas mismas trajo el conquistador de México Hernán Cortés, descendiente de la casa de Medellín, por su linaje Cortés, y no las abandonó aun cuando el Emperador Don Carlos V le concedió nuevas armas por Real privilegio de 7 de Marzo de 1525, pues sobre el todo de las que obtuvo por merced de dicho Soberano puso un escusón con sus armas antiguas, quedando su escudo organizado así: Cuartelado en cruz: 1º, de plata, con un águila de sable explayada (o de dos cabezas); 2º, de sable, con tres coronas de oro, mal ordenadas; 3º, de gules, con un león rampante de oro, y 4º, de azur, con una ciudad (en recuerdo de la de Tenochtitlan) puesta en aguas de azur y plata, que son las armas que le concedió Don Carlos V. Brochante sobre el todo un escusón de oro con cuatro palos de gules, y bordura de azur, con ocho cruces de San Juan de plata, que son las que traía por su linaje Cortés. Bordura general de oro, con siete cabezas de indios engarzadas en una cadena de sable.

Estas armas constan en la calle Gran Vía, esquina de Asadería, de la ciudad de Salamanca.

En la parroquia de San Juan de los Caballeros, de Segovia, constan las anteriores armas con las tres coronas bien ordenadas.

Los Cortés del Perú, en cuya línea primogénita se incorporó por alianza el título de Marqués de Cañada Hermosa, tienen escudo partido de un rasgo y cortado de dos, formando seis cuarteles: 1º, en gules, una corona de plata; 2º, en oro, un león andante de sable; 3º, en oro, una estrella de gules; 4º, en gules, cuatro palos de plata; 5º, en plata, nueve anillos de azur, puestos en tres fajas, y 6º, en plata, tres flores de lis de sinople.

Los de la casa de Tafalla (Navarra) traen: "Una cruz y devaxo un castillo". Así se describen en documentos de la Nobleza ejecutoriada de Navarra, pero no se indican los esmaltes.

En el sello del navarro Ramiro González de Cortés, año 1304, constan: Escudo bandado de doce piezas.

En el Palacio de Lavalle y en la cerca del Palacio de Lavalle, del barrio del Valle, del Concejo de San Julián de Musques, del valle de Somorrostro (Vizcaya), constan: Una gran P coronada, con una espada a la diestra y silueta de isla a la siniestra y al pie y en anillo corona invertida.

En Castellanos de Bureba (Burgos) existe este escudo para los Cortés: Un castillo donjonado, con una estrella de ocho puntas en el cantón diestro del jefe. En la puerta del castillo aparece un guerrero con una espada en la mano diestra, alzada y una rodela en la siniestra. En la punta, en posición desordenada, hay un número indeterminado de cabezas seccionadas de sus cuerpos, posiblemente seis o siete. En la bordura, la siguiente leyenda: "Tente forta nec ten quenta Cortés", cuya posible traducción es "Mantente fuerte y no lo tengas en cuenta Cortés".

Los de Galicia usan: Escudo cortado: 1º, en campo de plata, un águila de su color, posada, y 2º, en campo de oro, un león de púrpura.

Otros de Galicia: Escudo contracuartelado: 1º, en plata, un águila de gules, coronada de oro; 2º, en sable, tres coronas de oro, mal ordenadas; 3º, en gules, un can de oro, armado y coronado de oro; 4º, en azur, siete cabezas de niño, de encarnadura chiveladas, puestas tres, tres y una, y 5º, naciente del pie de un árbol al natural, terrasado y con un can de plata al pie, encadenado de oro.

Los radicados en Montevideo (Uruguay), según Vicente de Cadenas, usan: En campo de azur, un hombre con atuendo del siglo XVIII, haciendo una reverencia y saludando con el sombrero en su diestra, sobre terrasa de plata.

En el expediente de hidalguía de la Real Chancillería de Valladolid del citado Manuel Francisco de Paula Cortés y del Olmo, natural de Sigüenza, constan: Escudo con dos leones, el escudo en cuatro partes, en la una banda cuatro antorchas y dos luceros encima, debajo unos.

Los apellidados Cortés de Bernabé, originarios de Báguena (Teruel) y radicados en Huesa del Común (Teruel), usan: Escudo partido: 1º, en campo de oro, tres corazones de gules, y 2º, en campo de azur, un castillo de plata, ardiente de gules, resaltado de dextrogero armado de plata, moviente desde su ventana diestra, empuñando espada y dos llaves.

Los Cortés de Diáguez, de Aragón, según Pedro Vitales, traen: En campo de oro, una banda de azur acostada de dos flores de lis de azur.

Los Cortés-Funes, radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, usan: Escudo partido: 1º, en campo de plata, un árbol, de sinople, y 2º, en campo de oro, tres luneles, de azur, puestos en palo.

Los Cortés-Monroy, originarios de Zarza de Alange (Badajoz), y los pasados a Chile en el siglo XVI, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, cuatro palos de gules, y bordura de azur, con ocho cruces de San Juan de oro.

Los Cortés de Torres, de Aragón, usan: En campo de gules, un castillo de oro, orpasado de azur.

Los Cortés de Torresecas, de Aragón, según Gregorio García Ciprés, traen: En campo de gules, un castillo de oro, adjurado de azur y superado de siete estrellas de oro, acompañado en punta de una parrilla de San Lorenzo, de sable.