Del Hoyo, Hoyo, Hoyo (del)

Versión de impresión

De las montañas de Santander. Apellido muy extendido por España, con numerosas casas, especialmente en la montaña santanderina, en Asturias y Castilla la Vieja.

En la Montaña de Santander hubo solares de Hoyo a media legua de la villa de Reinosa, con casa fuerte y enterramiento propio en la iglesia parroquial; en Santillana del Mar; en las villas de Laredo y de Santoña; en el lugar de Villaverde, del concejo de Valle de Soba y partido judicial de Laredo, y en la villa de Solórzano, del partido judicial de Santoña.

María del Carmen González Echegaray en el "Diccionario de Apellidos y Escudos de Cantabria", en referencia a este apellido dice: A este linaje todos los genealogistas lo dan como oriundo de Cantabria. La casa solar procede Santoña, y de ella desciende el Caballero de Santiago, que lo fue en 1650, don Luis del Hoyo y Maeda.

Otros solares importantes de este apellido estuvieron situados en Colindres, y fue una de las más ilustres casas de la zona. El mayorazgo fue fundado en 1544 por don Pedro González del Hoyo, Alguacíl Mayor de las Guardias de su Majestad y su Aposentador y Continuo de su Real Casa. En 1592, su descendiente don Pedro del Hoyo, era Secretario del Rey, Comendador de Montanchuelos y Caballero de Calatrava. Es imposible ir enumerando los personajes de este linaje destacados de la rama de Colindres, donde vemos sus escudos en varias casonas. Parece que en su arruinado palacio fue donde en realidad estuvo hospedada doña Bárbara de Blomberg, madre de don Juan de Austria a su llegada a España.

De la casa del Hoyo de Santoña, nos habla don J. Serrano Redonnet en la revista Altamira, y nos dice que hubo tres ramas importantes en Santoña; los Hoyo Maeda, del Hoyo Cadena, y del Hoyo Venero, "Todas tres con antiguos mayorazgos y fundaciones".

El caballero don Francisco Alonso de Camino y Solórzano, nacido en Santoña a finales del siglo XVI, casó con doña Isabel del Hoyo y Somado, hija del Mayorazgo don Lorenzo del Hoyo.

En la Real Chancillería de Valladolid se guardan los expedientes de hidalguía de don José Manuel del Hoyo, de Puerto de Santoña del año 1790 y de don José del Hoyo Archaga, de Reinosa, de 1767.

De este apellido en Trasmiera hubo casas en Bosqueantiguo, Carriazo, Isla, Meruelo, Navajeda, Padiérniga, Pámanes, Rada, Riotuerto, Santa Marina, Setién, Solórzano, Somo, Suesa, Valdecilla y Villaverde, que ya estaban allí situadas a mediados del siglo XVIII.

Entre las casas de Castilla la Vieja figura la que radicó en la villa de San Llorente de la Vega, del partido judicial de Carrión de los Condes, en la provincia de Palencia.

También hubo otra familia en Navarra.

Una rama pasó a Canarias, donde se llamaron Hoyo-Solórzano. 


Armas


Los Hoyo del lugar de Villaverde, traen: En campo de oro, un roble de sinople, frutado de oro, y tres jabalíes de sable empinantes al tronco, uno por delante y otro por cada flanco.


Béthencourt dice en su “Nobiliario y Blasón de Canarias”, página 119 del tomo I, al final de los párrafos en que se ocupa de los Señores de Algarrobo y de Bormujos, que esta rama traía: De oro con un árbol de sinople, y dos lobos de sable, membrados y lampasados de gules, empinados a su tronco; bordura de azur con ocho aspas de oro. 


Otros traen: En campo de gules, dos barras de plata, cargada cada una de cuatro armiños de sable.


Radicado en Reinosa (Santander) y en Madrid: En campo de plata, cinco roeles bezantes, de oro y gules, puestos en aspa; bordura de oro, con ocho roeles, de azur.


La casa de la villa de Laredo, trae: De gules, con una torre de piedra, surmontada de otra de plata.


Baños de Velasco dice que la torre de piedra es una roca sumada de la torre de plata. 


Alonso Téllez de Meneses y otros autores añaden que la roca está sobre ondas de agua de azur y plata.


Los del Hoyo, radicados en Grañón (Logroño) y establecido en Buenos Aires y Río de Janeiro: En campo de oro, tres cabezas de negro, de sable.


Vidal, en sus  “Apuntamientos Genealógicos”, al hablar de los “Hoyo-Solórzano”, de Canarias, describe sus armas en esta forma: Escudo cuartelado:1º y 4º, de azur, con tres flores de lis de oro puesta en triángulo, y 2º y 3º, de plata, con tres hoces de azur puestas también en triángulo; brochante sobre el todo un escusón de gules con una banda de oro engolada en cabezas de dragones de sinople, lampasados de gules.


Los Hoyo del lugar de Solórzano: De oro, con un pino de sinople, frutado de oro y arrancado, con las raíces en un hoyo, y arrimado a éste, un lebrel de su color; sobre la copa del pino, una paloma de plata o blanca; bordura de azur, con ocho flores de lis de oro.


Francisco Lozano dice que los Hoyo de Asturias y de Santillana ostentaron este escudo, que es de alianza: Cuartelado en seis cuarteles: 1.º, de gules, sin figuras; 2.º, de azur con un castillo de oro; 3.º, también de gules, sin figuras; 4.º, de oro, con tres bandas de azur; 5.º, de gules, con un león rampante de oro, y 6.º, de este metal, con tres jaqueles de azur.


Otros traen: En campo de azur, un castillo, de oro.


También usaron algunas familias "de Hoyo" las armas del apellido “Hoyos” que son: De azur, con una banda de plata, engolada en cabezas de dragones de oro, lampasados de gules, y bordura de plata, con ocho armiños de sable.