Marcó, Marco, Marcos

Versión de impresión

El apellido Marco (Marcos) es frecuente en España. Procede del nombre de bautismo –Marcos- o –Marco-, derivado del antiguo praenomen latino –Marcus-, muy extendido entre los romanos y de etimología dudosa, si bien se piensa que puede proceder de –Marticos-, derivado de -Mars, Martis-, el dios romano de la guerra.

Cuenta Mossén Jaime Febrer en sus Trovas, que doña Sancha Marcó, valerosa heroína, por conservar su tierra, hijos y marido, se hizo general de las mujeres y defendió de los moros el Valle del Forcall, peleando con ellos en un carrascal. Alcanzó una completa victoria, matando a cinco mil, a los que les cercenó las cabezas, reservándose la del jefe para su divisa.

Dicho valle del Forcall pertenece hoy a la jurisdicción de la villa de Forcall, en el partido judicial de Morella (Castellón).

Descendiente de dicha señora fue Jaime Marcó, soldado muy experto y arrogante, que estando sobre Biar, en la provincia de Alicante, tomó Bocairent (Valencia).

Otra casa de Marcó hubo en la villa de Cella, del partido judicial de Albarracín, provincia de Teruel. Una de sus ramas pasó a la villa de Calella, del partido judicial de Arenys de Mar, en la provincia de Barcelona. Esta rama se apellidó Marcó de Pont y tuvo líneas en Vigo, Chile y Buenos Aires. Otra casa radicó en la ciudad de Girona.

El apellido Marco es uno de los más antiguos del antiguo reino de Valencia (en general, con origen en Aragón), con casas en Alzira (1270-1290), Oriola (1300-1314), Onda (1310-1322), Alcúdia de Carlet (1337), Alzira (1342-1378), Xérica (13431369), Valencia (1354-1373), Gandía (1373), Ademús (1379), Almassora (1379), Begís (1379), Bell-lloc del Pla (1379), Benicalafet (Horta de València) (1379), La Jana (1379), Meliana (1379), Onda (1379), Torreblanca (1379),  Dénia (1381), Xàbia (1381), Ares d’Alpont (1396), Castellfort (1396), Vilafranca del Maestrat (1396), Castelló de la Plana (1398), Cullera (1403), Vila-real (1415), Alacant (1421), Bocairent (1421), L’Olleria (1421), Montesa (1421), Ontinyent (1421), Xàtiva (1421), Xixona (1421), Llíria (1427).

También hubo antiguas familias Marco en Catalunya y Aragón. Joaquín Marco y Miguel, nacido en Alcora en 1809, se cruzó Caballero de la Orden de Montesa (1845).

En Aragón probaron los Marco su Infanzonía, entre ellos Antonio Marco, vecino de Zaragoza, en 1669.

En Catalunya, Benito de Marco y de Sapera, fue donzell de Cervera (Lérida) y Barón de Lés, así como Capitán de las Tropas Mercenarias del Conde de Pallars y Gobernador del Valle de Arán; fue elevado a la alta dignidad de Caballero de la Espuela Dorada por el Rey Don Juan II de Aragón, asistiendo como tal a las Cortes celebrada en Cervera en 1468. José Marco, de Girona, fue elevado a la dignidad de Ciudadano Honrado de Barcelona y de Girona, en 1648.

Por los años de 1.473, con ocasión de la guerra contra Francia en la que las tropas aragonesas dirigidas por el rey Fernando II, por entonces príncipe de Gerona, lugarteniente general del reino de Aragón, por su padre don Juan II, se distinguió don Benito Marco. Este caballero aragonés que, con enorme valor y a costa de sus bienes que invirtió en el levantamiento de huestes de hombres de armas pagados a su costa, venció a los senescales de Armañac, de Comingees y de Aure, de la vecina Gascuña, y con fuerzas muy inferiores en número a los cinco mil peones y trescientos lanceros que traían los franceses, recuperando para la corona de Aragón los lugares del Terzón del Bossot que, cierto caballero francés llamado Dester lo tenía saqueado y oprimido, titulándose, sin ningún derecho, señor de aquellos lugares. Con sólo setecientos infantes y veinte jinetes, don Benito Marco logró apoderarse de un inmenso botín, dando muerte a más de tres mil enemigos.

Don Benito Marco tuvo por hijo a don Martín Marco que contrajo matrimonio con doña Elisa Ruiz de Calcena, teniendo varios hijos y el mayor de ellos fue don Benito Marco II, tercer Barón de Les, que fue alguacil mayor del Santo Oficio de la Inquisición de Valencia, después alguacil mayor del reino de Aragón y por sus servicios obtuvo del emperador Carlos V, la gracia de confirmación de la baronía de Les con todos sus beneficios. En el año 1.649 quedó extinguida la primera raza de los barones de Les por fallecimiento del último vástago don Martín, y después de sostener un largo y complicado pleito con los padres jerónimos de la Murta de Valencia a quienes la viuda doña Vicenta Costa, a la muerte de su hijo único, les había hecho donación intervivos de la expresada baronía. Así finalizó la rama de Marco y Sapena que duró 169 años desde la concesión de la baronía de Les en el año 1.478 a don Benito Marco.


Armas


Los Marcó, de Valencia, traen: En campo de plata, una cabeza de moro dentro de un velo. 


Los Marco, traen: En campo de plata, una cabeza de moro, coronada con un turbante blanco, el cuello cortado y sangriento.


Los Marcó, de Girona y los Marcos de la casa solar de Alzira, traen: Escudo chevronado de ocho piezas de plata y gules, cuatro de cada esmalte.


Otros Marcos, traen: Escudo cortado: 1º, en campo de azur, tres flores de lis, de oro; y 2º, en campo de oro, un jabalí de sable, andante.


Otros Marcos, traen: En campo de oro, un pino al natural, cargada su copa de una cruz, de gules.


Otros Marcos, traen: En campo de plata, una torre, de sinople, adiestrada de un león, de su color.


Los Marco, traen: Escudo ajedrezado de plata y gules.


Los de Biel traen: En campo de oro, un pino natural, cargado en su copa de una cruz de Sobrarbe, de gules.


Los Marcó de Pont y otros Marcos, traen: Escudo cortado, 1º de gules, cinco marcos, de oro, puestos en sotuer; y 2º de oro, un puente de piedra.


Los Marcó del Pont, de Calella, traen: Escudo partido, 1º de gules, cinco marcos, de oro, puestos en sotuer; y 2º de oro, un puente de un ojo, al natural.