Medina

Versión de impresión

Medina de la voz árabe madinat, que significa ciudad. Son muchas las localidades españolas con ese nombre: Medina de Pomar (Burgos), Medina de Rioseco y Medina del Campo (Valladolid), Medina de las Torres (Badajoz), Medina-Sidonia (Cádiz), etc. Muchas familias cristianas, originarias de esas ciudades, tomaron ese nombre como apellido.

Una de ellas procedió de Medina de Pomar, que hoy pertenece al partido judicial de Villarcayo (Burgos), y en dicha villa tuvo casa infanzona fundada por los primeros conquistadores de la población. Sus caballeros pasaron a la conquista de Andalucía y después a las indias Occidentales.

Berenguer de Medina fue capitán de las huestes cristianas, pero considerado como capitán mozárabe y defendió la ciudad de Medina del Campo (Valladolid).

Cierto noble llamado Gonzalo Hernández añadió asimismo Medina a su primer apellido. Perteneció al Consejo del rey de León, don Ramiro, y sus servicios a la corona aragonesa le valieron la autorización de poder usar las armas del reino de León.

Otro Medina, don Martín de Medina, fue uno de los caballeros que acompañaron al rey don Fernando III el Santo en la conquista de Andalucía, donde se distinguió en la toma de Baeza.

Gonzalo Hernández de Medina fue del Consejo del Rey Don Ramiro de León, que le concedió el privilegio de poder usar las armas del Reino de León.

Martín de Medina acompañó al Rey Don Fernando III "el Santo", en la conquista de Andalucía, distinguiéndose en la toma del Alcázar de Baeza.

Ruy de Medina acompañó al mismo monarca en la toma de Sevilla, siendo heredado por el Rey don Alfonso X en la población de Santa María, entre los doscientos caballeros hijosdalgo que más se habían distinguido en el cerco.

Gil de Medina vivió en Cazalla de la Sierra, y fue enviado por el Rey don Fernando IV "el Emplazado", cerca del Rey de Aragón, don Jaime II, para prestarle homenaje en confirmación y seguridad de los pactos que ambos Monarcas habían firmado.

Juan de Medina, Abad de Medina del Campo, fue después Obispo de Badajoz, Astorga, Cartagena y Segovia, y Presidente de la Real Chancillería de Valladolid.

De la antigua casa de Medina de Pomar salieron varias ramas, que se extendieron por Castilla la Vieja, Aragón, Navarra, Rioja, Murcia, Andalucía, Valencia y América.

Tuvieron casas solares Castilla y León en la ciudad de Burgos, Robredo Sobresierra, Villamezán, de la Merindad de Castilla la Vieja (Burgos); en Amusco (Palencia); en Villanueva del Conde (Salamanca); en Coca y Fuentidueña (Segovia); en Velamazán (Soria), y en Aguilar de Campos, Cuenca de Campos, Curiel de Duero, Medina del Campo, Medina de Ríoseco, Montealegre de Campos, Nava del Rey, Olmedo, Peñafiel, Tordesillas, Torrelobatón, Tudela de Duero, Valladolid, Villafuerte de Esgueva, Villalón de Campos y Villanueva de Duero (Valladolid); en Castilla La Mancha, en El Bonillo y Carcelén (Albacete) y en la ciudad de Toledo; en la villa de Madrid; en La Rioja, en la villa de San Asensio; en Villena (Alicante); en el País Vasco, en las ciudades de Fuenterrabía y San Sebastián (Guipúzcoa); y en Andalucía, en las ciudades de Cádiz y Sevilla.

En Navarra tuvo casas solares en la villa de Azagra, de la Merindad de Estella, su dueño Martín de Medina, documentada en la Fogueración navarra de 1330; en la ciudad de Viana, de la Merindad de Estella, su dueño Johan de Medina; y en la villa de Milagro, de la Merindad de Olite, su dueña María Medina, citadas en 1350; y en las ciudades de Cascante, Estella y Pamplona, citadas en el siglo XVI.

En Aragón radicaron sus casas solares en Azara, su dueño Blasco Medina, vicario; en Perdiguera, sus dueños Blasco Medina, Ferrando Medina y Johan de Medina; en Espés (Huesca), su dueño Johan de Medina; en La Fresneda, sus dueños Loys Medina y Joan Medina; en Torre del Compte, su dueño Michael Medina; en La Puebla de Valverde (todo en Teruel), su dueño Mosén Anthon Medina; en la ciudad de Zaragoza, sus dueños Ayna de Medina, Francisco de Medina, Johan de Medina, Johan de Medina y Maestre Pedro de Medina; en Lechón, su dueño Simón de Medina; en Cetina, su dueño Joan de Medina; en Villarroya de la Sierra, sus dueños Domingo Medina, Domingo Medina, Joan Medina, Martín Medina y Martín Medina; en Tarazona, su dueño Mossén Medina, capellán; en Epila, sus dueños Anthon de Medina y Pedro de Medina; en Mallén, su dueño Grabiel de Medina; en Uncastillo, su dueño Pedro de Medina; y en Borja (todo en Zaragoza), su dueño Johan de Medina, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495; y en Puebla de Híjar (Teruel).

En Cataluña tuvo casas solares en Tortosa, su dueño Joan Medina; y en Gandesa (ambas en Tarragona), su dueños Joan Medina y Miguell Medina, documentadas en la Fogueración catalana de 1553.

En Villena (Alicante) radicó una casa, de la que fue oriundo José Alonso de Medina, señor del lugar de Benámer que pertenece al ayuntamiento de Muro y partido judicial de Cocentaina, de la misma provincia. Dicho caballero queriendo avecindarse en la ciudad de Ontinyent (València) probó su nobleza siendo recibido como hijodalgo notorio. Pariente del anterior fue Cristóbal Alonso de Medina, que fundó una casa solar en la villa de Agrés, del citado partido de Cocentaina.

En el expediente de pruebas del Caballero de Santiago, Francisco de Medina Carranza y Guerrero, se dice que en el lugar de Villamezán, a media legua de la mencionada villa de Medina de Pomar, hubo una casa del apellido que nos ocupa.

Entre los Caballeros Hijosdalgo llamados por los Reyes Católicos Don Fernando y Doña Isabel en 1494 en su Corte fueron: Fernando de Medina, de Jerez de la Frontera (Cádiz); Alonso de Medina, tesorero, y Fernando de Medina, jurado, de Sevilla; Diego de Medina, de Talavera; y García de Medina.

Ferrando de Medina, de Castilla, fue vecino de Villarreal de los Infantes (Castellón) en 1415. Anthoni Medina, Anthoni Medina, Bernat Medina, García Medina, Johan Medina y Miguel Medina, de Castilla, fueron vecinos de Játiva (Valencia) en 1421. Pere Medina fue repoblador de Montesa y Vallada (Valencia) en 1289. Berenguer de Medina y Miguel de Medina, de Castilla, fueron repobladores de Orihuela (Alicante) en 1300-1314. Domingo Medina, Jayme Medina, Pastor Medina y Valero de Medina, de Castilla, fueron vecinos de ciudad de Segorbe (Castellón) en 1421.

Obtuvieron repartimiento en la ciudad de Guadix (Granada) por ser vecinos o pobladores de ella, en 1489: Fernando de Medina, Fernando de Medina, Fernando de Medina, Gutierre de Medina y Pedro Medina.

Francisco de Medina, del Convento de San Marcos de León, probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Santiago en 1525.

Probaron su hidalguía y limpieza de sangre para ingresar como religiosas en la Orden de Santiago: Josefa de Medina de Arjona, natural de Sevilla, del Convento Comendadoras de Santiago de Madrid (hija de Ignacio de Medina y de Mercedes de Arjona y nieta paterna de Ignacio de Medina y de Dolores Torres), en 1866; e Isabel de Medina y Villate, natural de Granada, del Convento Madre de Dios de Granada (hija de Diego de Medina y Cáceres y de Mariana de Villate, y nieta paterna de Juan de Medina y Cáceres y de Gabriela de León), en 1679.

Jerónimo Medina, natural de Perdiguera (Zaragoza), fue Caballero de la Orden de San Juan de Jerusalén, en la que ingresó en 1596.

Alonso de Medina, capellán, fue religioso de la Orden de San Juan de Jerusalén, en la que ingresó en 1589.

Obtuvieron privilegios de hidalguía: Manuel de Medina Cachón Ponce de León, vecino de Mayorga (Valladolid), el 24 de diciembre de 1709; Alonso Medina Marín y Zapata, vecino de Utiel (València), el 6 de noviembre de 1781; y Juan Medina Muñiz Atienza, vecino de Rioseco, el 16 de mayo de 1713.

Juan de Medina, vecino de Amusco (Palencia), obtuvo testimonio notarial otorgado en Amusco, el 1 de febrero de 1455, ante el Escribano Real Pedro Gutiérrez, de una sentencia de hidalguía favorable a Juan de Medina, dada por Leonor, Señora de la villa de Amusco, residente en el Monasterio de Santa Clara, y viuda del Adelantado Pedro Manrique.

Obtuvieron confirmación de Caballero por sus servicios en al guerra contra los moros; Rodrigo Medina, vecino de Medina del Campo, en 1485; Alfonso Medina, vecino de Ávila, en 1491; y Juan de Medina, vecino de Siete Iglesias, en 1510.

Alfonso Medina, vecino de Medina del Campo (Valladolid), obtuvo confirmación de hidalguía por sus buenos servicios en la guerra de Portugal.


Armas


En campo de oro, un león rampante, de gules.


Otros traen: En campo de sinople, un castillo, de oro, almenado, aclarado de gules y terrasado de sinople, surmontado de un creciente, de oro; bordura de oro.


Otros traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, un león rampante, de gules; 2º y 3º, en campo de gules, un aspa, de oro.


Otros traen: En campo de oro, un león de gules, acompañado de tres anillas, de azur, a su diestra.


Otros traen: En campo de azur, un toro, de oro, que apoya su rostro en una lis, de plata.


Otros traen: En campo de plata, tres fajas ondeadas, de azur.


Otros traen: En campo de plata, un árbol, de sinople, con un lebrel, de sable, atado a su tronco; bordura de plata, con ocho armiños, de sable.


Otros traen: En campo de sinople un castillo, de oro, almenado y mazonado de sable y aclarado de gules, surmontado de un lunel, de oro; bordura de oro. 


Otros traen: En campo de plata, dos cabras de sable, puestas en palo. 


Originario de Aragón y radicado en Perdiguera, Barbastro, Híjar y Calatayud: Escudo fajado de tres fajas de azur y tres de plata.


Otros traen: En campo de azur, nueve bezantes, de oro.


Los de Medina de Pomar: De plata con un árbol de sinople en un prado de lo mismo, y al pie del tronco y atado a él un lebrel manchado de plata y sable; bordura de plata con ocho armiños de sable.