Merino

Versión de impresión

En el Ayuntamiento de El Fresno, del partido judicial de Ávila, hay un lugar denominado Merino, que bien pudiera tener relación con este apellido, que se extendió por toda la Península.

Hallamos casas solares así denominadas en la villa de Laguardia (Álava); en el Valle de Mena, del partido judicial de Villarcayo (Burgos); en la villa de Pesquera de Ebro, del partido judicial de Sedano, de la misma provincia, y de la que procedía la de la villa de Aysejo, del partido judicial de Calahorra (La Rioja); en el Valle de Araiz, del partido judicial de Pamplona (Navarra), con casa llamada de Mariorena, y en la ciudad de Sevilla.

También pasaron a América, y en la ciudad africana de Orán, moró otra familia Merino.

Probó su nobleza en la Real Orden de Santiago en los años 1664, 1669, 1671, 1685 y 1688; en la Real Chancillería de Valladolid en 1578, y en las Juntas del Señorío de Vizcaya, en 1752 y 1831.


Armas


Escudo partido: 1º, en campo de sinople, una banda de oro, engolada en dragones del mismo metal, lampasados de gules y acompañados de dos estrellas, de oro, una a cada lado, y 2º en gules, un castillo, de oro, aclarado de azur y puesto sobre ondas de agua de azur y plata.


Otros traen: En campo de plata, tres bandas ondeadas, de azur, y en el jefe, una estrella, también de azur; bordura de azur, con una cadena, de oro.


Los de Vizcaya traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de plata, un águila exployada de sable, y 2º y 3º, en campo de gules, nueve bezantes, de oro.


Otros traen: En campo de plata, un árbol arrancado, de sinople, y sumado de dos cuervos, de azur, y acompañado de dos veneras, de azur, una a cada lado.


Otros traen: En campo de sinople, dos torres, de oro, acompañadas de cuatro fusos, de oro, en los cantones.


Otros traen: En campo de gules, un castillo, de oro, almenado, y mazonado de sable y saliendo de sus puerta un guerrero, de oro.


Otros traen: En campo de oro, un lobo, de sable, surmontado de una cruz, de gules.


Los Merino, originarios de La Rioja, radicados en México, traen: En campo de sinople, cuatro cantaras, de oro. puestas en los cantones del escudo; bordura de oro, con un castillo en el jefe, de azur.