Mir

Versión de impresión

Antiquísimo y noble linaje de Cataluña, de cuyo solar procedió Berenguer de Mir, nieto del conde Mirón «el Viejo», pariente de don Jaime I «el Conquistador». Mosén Jaime Febrer cita en sus Trovas: "Un grifo verde en campo de plata pintaba en su escudo Berenguer de Mir; vino (a Valencia) de Pallas con quince soldados, y fue reconocido por pariente del Rey Jaime, a causa de que conoció a un abuelo suyo, que era deudo del conde Mirón el viejo de Barcelona, y que en Ribagorza tenía su casa solar de Arnaldo Mir; por cuyo motivo le abrazó, y en Valencia premió sus hazañas, honrando su persona. Son famosos sus hechos, como lo publica la fama."

Los Mir se extendieron por Cataluña, y en la villa de Puigcerdá (Gerona) fundaron una casa. También moraron en los lugares de Baujada y Estevar. Pasaron a Mallorca.

De la casa del lugar de Baujada fue Domingo de Mir, natural de Baujada, que casó con doña Catalina N. y procrearon a Juan Francisco de Mir, que el 7 de marzo de 1692 obtuvo privilegio de nobleza.

De la casa de la villa de Puigcerdá descendió Francisco de Mir, natural de Puigcerdá, casado con doña Magdalena Montagut, a la que hizo madre de Francisco de Mir y Montagut, que contrajo matrimonio con doña María de Pont, de este enlace fue hijo Antonio de Mir y Pont, que casó con doña Serafina de Codol y Tord, tuvieron a Buenaventura de Mir y Codol, bautizado en Puigcerdá el 1 de diciembre de 1756, en 1780 ingresó como caballero de la Orden de San Juan.

En Mallorca fundaron los Mir una casa solar en la villa de La Puebla, del partido judicial de Inca, y de ella procedieron: Reginaldo Mir, que a principios del siglo XIV fue canónigo de Huesca y de Palma. Yace en la catedral de Palma en un hermoso sepulcro gótico.

Gabriel Mir era ciudadano en 1523 y jurado de la ciudad y reino de Mallorca. Al visitar la isla Carlos V,  llevó una de sus varas del palio.

Antonio Mir, religioso franciscano, murió en olor de santidad a fines del XVI.

Antonio Mir y Ramos levantó una compañía a su costa y con ella pasó a Nápoles. Sirvió después en la real Armada.

Juan Mir, rico hacendado de Mallorca, hizo al rey don Felipe IV cuantiosos préstamos. El mismo monarca le concedió privilegio de caballero el 18 de octubre de 1630, siendo armado el 2 de febrero de 1631.

Francisco Mir fue doctor en ambos Derechos y asesor de la capitanía general de la isla de Mallorca.

Antonio Mir, sacerdote jesuita, apóstol de las islas Bisayas. Murió el 6 de marzo de 1726.

Otra familia mallorquina poseyó las heredades de «Son Forteza», «Es Pagos», «Son Cabaspre» y «Son Malferit». Pertenecieron a Juan Mir, padre de Onofria Mir, esposa de Francisco Villalonga Brondo.


Armas


Las de Berenguer de Mir, que cita Mosén Jaime Febrer en sus Trovas, traían: En campo de plata, un grifo, de sinople.


En un retablo de la capilla del Carmen, de la parroquia de Puigcerdá, se veía este otro escudo: Cortado: 1º, de plata, un león rampante, de su color natural, y 2º, también de plata, con una mano derecha, de sable, empuñando una guadaña; medio partido, de azur, con un castillo de piedra, de tres almenas.

Así lo usó Manuel de Mir y Cadena, abad de Galligans, muerto en 1735.

Lema: «Pro fidelitate elaboravi». Según privilegio concedido a Juan Mir, natural de Puigcerdá, por Real Decreto de 28 de febrero de 1659.


Otros Mir, de Cataluña han ostentado este escudo: En campo de gules, un espejo redondo, de plata, con el borde y el mango de oro.


Otros Mir, traen: En campo de gules, un castillo, de gules.


Los Mir, de Mallorca, traen: En campo de azur, una faja de gules en el tercio inferior del escudo, surmontada de una estrella de oro, y ésta, a su vez, de una venera de plata.


Los Mir, de Cerdeña, traen: En campo de oro, un grifo, de sinople.


Los Mir, de Mallorca, también traen: En campo de oro, una banda, de gules, acompañada en jefe de un árbol de sinople y en punta de un perro rampante de sable.


Los Mir, de Mallorca, también traen: En campo de plata, un león de oro, acompañado en el jefe de tres espejos cuadrados de oro con la luna de plata, en faja; resaltado sobre el todo una faja de gules.


Otros Mir, traen: En campo de oro, un árbol, de sinople, y pasante a su tronco, un lobo, andante, de sable.


Otros Mir, traen: En campo de plata, tres cruces, potenzadas, de gules.

Otros Mir, traen: En campo de oro, un león de gules, empuñando una espada de plata embellecida de oro y, adiestrado de un escudete de plata cargado de una letra M coronada, todo de oro. 

Los Mir, de la Bisbal, traen: Escudo cortado: 1º, de gules, un león pasante de oro, empuñando una espada de plata embellecida de oro y adiestrado al pie de de un corazón de sinople cargado de una letra M de plata coronada de oro;  2º, partido: primero, de plata, un castillo al natural surmontado de un losange de gules y segundo de azur, tres palos recortados de oro; bordura general de sinople con ocho cruces de oro, que es BONIS.

En una tumba de los Mir, en Sant Pere de Galligans, Girona: Escudo cortado: 1º, de plata, un león pasante al natural empuñando una espada de plata, embellecida de oro y adiestrada al pie de un corazón de...; 2º, partido: primero, un brazo armado de sable moviente del flanco siniestro, empuñando espada de plata y segundo, de azur, una torre al natural.