Molina

Versión de impresión

Apellido formado por una rama de la casa Lara, que ostentó el Señorío de Molina. Se extendió por toda la Península, pasando a Canarias y América.

El infante don Alfonso, hijo de don Alfonso IX, rey de León, y de su esposa doña Berenguela, reina de Castilla, casó cuatro veces, una de ellas con doña Mafalda Pérez, Señora de Molina, por lo cual el infante tomó el apellido Molina que fue conservado por sus hijos y todos sus descendientes. Casó después con doña Mayor Alonso de Meneses y de este enlace nació doña María de Molina y Meneses, que por su casamiento con el rey don Sancho IV, que se celebró en el año 1282, tuvo la gloria de sentarse en el trono de Castilla.

Doña Mafalda fue hija y heredera de don Pedro González, Señor de Molina, descendientes del conde don Manrique de Lara. Este don Manrique, descendiente de don Diego Porcelos, segundo conde de Castilla, fue el primero de la casa de Lara que obtuvo el Señorío de Molina y caso con Ermesenda, vizcondesa de Narbona. No existe la menor duda de que el linaje de Molina procede de los Reyes de Aragón por el infante don Alfonso y de los Condes soberanos de Castilla por su esposa doña Mafalda.

Los descendientes de tan ilustre linaje se fueron dispersando por toda España, creando importantes y nobles casas solares, principalmente en el reino de Murcia.

Probó su nobleza en la Real Chancillería de Granada (1535 y 1681), en la Real Compañía de Guardias Marinas (1767 y 1771) y en la Real Audiencia de Oviedo (1759, 1792 y 1831).

Don Gil Francisco de Molina y Junterón fue creado Marqués de Beniel en 1709; don Juan Antonio Molina y Rocha, Marqués de Ureña, en 1739; don Diego Molina y Borja, Vizconde de Huerta, en 1789, y don Ignacio Molina y Rada de Fraile, Marqués de Ballestar, en 1820.


Armas


En campo de azur, una torre de plata, y a su pie, media rueda de molino del mismo metal; acompañada de tres flores de lis de oro, una en jefe y otra a cada lado de la torre. Bordura de gules con ocho aspas de oro.

Los elementos que aparecen en el escudo tienen el siguiente significado: La torre y la media rueda de molino por el apellido Molina, las flores de lis por su alianza con los vizcondes de Narbona, deudos de la Casa Real de Francia, y las aspas en memoria de haber auxiliado al Conde don Lope, Señor de Vizcaya en la conquista de Baeza, don Pedro González de Molina y su hermano don Gonzalo Pérez de Molina.


Otros traen: En campo de azur, una rueda de molino de plata.


Las casas de Alagón (provincia de Zaragoza) y Adahuesca (provincia de Huesca) y los de Zaragoza, Laperdiguera y Tauste (ambas de la provincia de Zaragoza) traen: En campo de azur, una rueda de molino estriada, y debajo en banda, una espada, ambas de plata.


Otros traen: En campo de azur, una castillo, de plata, acompañado en lo alto de dos lises, de oro y en lo bajo de media rueda de molino, de plata. Bordura de gules, con ocho aspas de oro.


Otros traen: En campo de plata, una cruz flordelisada, de azur. Bordura de gules, con ocho calderas de oro.


Otros traen: En campo de sinople, cinco hoces, de plata, puestas en aspa.


Otros traen: En campo de oro, un oso, de sable, con una espada en la mano diestra.


El Señorío de Molina, traía: En campo de azur, un brazo armado de oro, con una mano de plata, y en ella, un anillo de oro.


Otros Molina, traen: En campo de oro, un castillo, de azur, ardiendo de gules y oro.

Felipe II concedió por privilegio dado en Aranjuez el 8 de Abril de 1565 a D. Bartolomé de Molina, natural y vecino de Santiago de Guatemala, estas armas: partido, 1º, de gules, un águila al natural sosteniendo en sus garras un globo terráqueo superado de una cruz de oro; y 2º de plata, dos volcanes con árboles, al natural, y entre ellos un arroyo; al pie de los volcanes (uno de ellos está superado con una cruz) la ciudad de Santiago de Guatemala, todo de oro, aclarada de sable, con una venera de Santiago en la torre principal, y dos tigres al natural, rampantes, uno a cada lado de la ciudad. Bordura de oro, con ocho veneras de azur.