Nadal

Versión de impresión

Muy antiguo y noble linaje de Cataluña, Aragón y Mallorca.

Los tratadistas José Arévalo y Jorge de Montemayor, en sus respectivos nobiliarios manuscritos, afirman que los apellidos Nadal y Nodal son uno mismo, y que su primitiva casa radicó en el lugar catalán de Boguera.

Este pueblo no figura en ninguno de los diccionarios prográficos. Figura otro lugar llamado Bobera, perteneciente al partido judicial y provincia de Lérida, es posible que sea este el pueblo a que se refieren los tratadistas.

De este primitivo solar dimanó la casa de Nadal de la ciudad de Gerona, y también la rama establecida desde muy antiguo en la ciudad de Zaragoza.

En otros puntos de Aragón radicaron otras ramas de Nadal. Y Jorge de Montemayor afirma que los Nadal catalanes pasaron igualmente a Castilla, Andalucía y Pontevedra. En esta ciudad y provincia gallega se apellidaron "Nodal", perteneciendo a tal familia los célebres marinos pontevedreses del medievo. Arévalo cita como originarios de Cataluña a los dos hermanos y memorables capitanes Bartolomé García de Nodal y Gonzalo de Nodal, "que fueron descubridores el año de 1619 del nuevo estrecho de San Vicente y facilitaron el estrecho de Magallanes".

Es de tener en cuenta que el tratadista Diego de Urbina, tras omitir el origen catalán del apellido Nadal, afirma que los de este linaje son buenos y antiguos hijosdalgo naturales del reino de Aragón, "dónde tienen su solar y cimiento antiguo en el lugar de Las Pedrosas, que está entre las villas de Luna y de Egea de los Caballeros, provincia de Zaragoza. Añade que ramas dimanadas de ese antiguo solar de Las Pedrosas pasaron a la villa de Puebla de Albortón, del partido judicial de Belchite, en la provincia de Zaragoza, y a otros lugares del reino de Aragón.

Las armas de Diego de Urbina y otros autores señalan a esos Nadal aragoneses, son distintas de las de los Nadal de las ciudades de Gerona y Zaragoza. En cambio tienen algún parecido con las de los Nadal o Nodal de Pontevedra.  

En Mallorca el antiguo solar de la familia Nadal es el predio Binibasí, de Sóller; de ella fue el célebre P. Gerónimo Nadal jesuita, varón instruidísimo en todo género de doctrina, muy perito en las lenguas latina, griega y hebrea, ayudó a su amigo San Ignacio en la fundación de la Compañía.

Juan Bautista Nadal en 1550 defendió con valor la villa de Pollensa peleando contra los moros que aquel año desembarcaron en sus costas. Pedro Antonio Nadal, doctor en ambos derechos, fue letrado de mucho talento y teniente de procurador real de este reino. Miguel Nadal, en 1594 obtuvo por sus servicios privilegio perpetuo de ciudadano militar de Mallorca. D. Guillermo Nadal, doctor teólogo y en ambos derechos, en 1631 era deán y canónigo de esta santa Iglesia. D. Esteban Nadal, fue uno de los capitanes del ejército de Felipe IV a quien sirvió con valor en las guerras de Nápoles y Sicilia. D. Juan Antonio Nadal, sirvió también al expresado monarca, en calidad de capitán, en las guerras de Cataluña. D. Juan Nadal, en 30 de septiembre de 1651 obtuvo privilegio perpetuo de caballero. Fray Francisco Nadal y fray Juan Nadal de Armengol pertenecían a la ínclita Orden Militar de San Juan de Jerusalén, en 1688. Y el P. Francisco Nadal, religioso observante, fue comisario general de su religión en Canarias.

Desempeñaron el cargo de jurados de la ciudad y reino de Mallorca, los siguientes: Antonio Nadal, en 1290; Salvador, en 1450; Juan, en 1456 y 1480; Esteban, en 1547 y 1563; Bernardo, en 1576; Antonio, en 1592 y 1602; Pedro Jerónimo, en 1597; Miguel, en 1602, y Juan Antonio, en 1656, 667 y 1692. Los cuatro últimos por el estamento de ciudadanos.

En principios del siglo XIX era muy destacada en Mallorca la personalidad de don Bernardo Nadal y Crespi, varón eminente, canónigo de la catedral, intérprete de lenguas extranjeras, abreviador de la nunciatura apostólica y luego obispo de la diócesis y diputado a Cortes por Baleares en las generales y extraordinarias de 1811.

Según Miguel de Salazar, otra casa de Nadal radicó en la ciudad de Ontinyent (Valencia) y de ella fue Luis Nadal, de la Orden  de Santo Domingo e insigne teólogo.

También consignan Gómez de Arévalo y Miguel de Salazar que hubo casa de este apellido en Venecia.


Armas


Los Nadal, de Ontinyent (Valencia) y la casa de Venecia, según Miguel de Salazar, traen: En campo de azur, una estrella, de oro, de ocho rayos.  


Los de Aragón, traen: En campo de azur, un castillo, de oro; bordura de gules, con ocho aspas, de oro.


El solar mallorquín de Soller, ostentaba: En campo de plata, un ala de sable.

Estas armas aparecen en la sepultura de Joan Nadal, año 1430, claustro de la catedral de Tortosa (Tarragona).


El primitivo solar de Cataluña, y la casa de Girona traen: En campo de azur, un ceñidor de oro, acompañado en jefe de una estrella, y en punta, de tres fajas ondeadas, de plata.

La citadas armas se ven en el altar de San Benet de la iglesia parroquial de San Salvador de Breda, villa del partido judicial de Santa Coloma de Farners y provincia de Girona.


Los Nadal, de Mallorca trajeron también este escudo modificado y acrecentado en la siguiente forma: En campo de azur, un ala de plata, acostada de dos estrellas, de oro.

Así figuran en un sello de fray Luis Nadal, año 1571, Arx. Mun. Barcelona.

Otros traen: En campo de oro, un triángulo, de sable, acompañado de dos leones, rampantes, al natural.