Olivera

Versión de impresión

Dicen algunos tratadistas que este apellido procede de Alemania y que su progenitor en España fue un noble caballero que vino a ayudar el rey don Enrique II de Castilla en las luchas contra su hermano don Pedro I «el Cruel». Añaden que desde aquella época se extendió por diversas regiones españoles, particularmente por Castilla la Vieja, Aragón y Cataluña, pasando también a Portugal.

La exactitud de estos datos no es fácilmente comprobable, ya que con frecuencia aparecen mezclados con otros relativos a los apellidos Olivares, Olives y Oliveira. Algunos asignan a Olivera las armas de los apellidos «Oliveres» y «Olives».

En Aragón, documentados en varias poblaciones desde el siglo XVII, tuvieron casa solar en Hoz y Samitier, los dos de la provincia de Huesca.. 

Dicen algunos tratadistas que este apellido procede de Alemania y que su progenitor en España fue un noble caballero que vino a ayudar el rey don Enrique II de Castilla en las luchas contra su hermano don Pedro I «el Cruel». Añaden que desde aquella época se extendió por diversas regiones españoles, particularmente por Castilla la Vieja, Aragón y Cataluña, pasando también a Portugal.

La exactitud de estos datos no es fácilmente comprobable, ya que con frecuencia aparecen mezclados con otros relativos a los apellidos Olivares, Olives y Oliveira. Algunos asignan a Olivera las armas de los apellidos «Oliveres» y «Olives».

En Aragón, documentados en varias poblaciones desde el siglo XVII, tuvieron casa solar en Hoz y Samitier, los dos de la provincia de Huesca.

Una rama pasó a Argentina.


Armas


Las casas solares de Hoz y Samitier, en Aragón, traen: En campo de plata, un olivo arrancado, de sinople; orla componada de plata y oro.


Otros Olivera, según Cadenas, traen: En campo de gules, una sierra, de oro, con el verdugo y la cuerda de plata y sable.


Otros traen: En campo de oro, un olivo, de sinople y un león, de gules empinado a él.


Los Olivera, de Cataluña, traen: En campo de oro, un ramo de olivo, de sinople.


Otros Olivera, de Cataluña, traen: En campo de oro, un olivo, de sinople, con su fruto natural, y un león, de gules, empinado a él.


Otros Olivera, de Cataluña, traen: En campo de oro, un olivo, de sinople, con su fruto natural.


Los Olivera, de Cataluña, también traen: En campo de plata, un olivo arrancado, de sinople; bordura componada de plata y sinople.


Otros traen: En campo de oro, una rama de olivo, de sinople, puesta en banda.