Ortí, Ortin, Ortís, Ortiz

Versión de impresión

Los hermanos Alberto y Arturo García Carraffa en el Diccionario Heráldico y Genealógico de Apellidos Españoles y Americanos, escriben sobre el apellido Ortiz:

Orti (u Ortis), estos dos apellidos son el mismo de "Ortiz" y sus variantes obedecen, sin duda alguna, a errores de copia. Así lo comprueba expedientes de pruebas de nobleza para ingreso en Ordenes Militares y otros documentos. Y también los escudos de armas de algunas casas de Ortiz, que varios autores aplican a Orti y Ortis, debido a los errores de copia a los que ya hemos aludido.

Ortiz, aparece este apellido en tiempos remotos, y en opinión de algún autor es apellido mozárabe de Toledo, según se deduce de la Copia de la Bula de la Confirmación de la Concordia entre Latinos y Mozárabes, del Pontífice Julio III, nonas de Marzo de 1553. Otros testimonios aseguran que era familiar entre los mozárabes de aquella ciudad a poco de haber sido reconquistada por el Rey don Alfonso VI de Castilla. En el año 1167 desempeñaba el cargo de Alcaide don Orti Ortiz, y hay datos que comprueban que sus descendientes, en distintas ramas, han existido en la Imperial Ciudad, sin interrupción en los siglos, hasta nuestros días.

Sería sin embargo, muy aventurado aplicar esa procedencia a las numerosas familias Ortiz que se extendieron por todas las regiones de España.

El nombre del mencionado Alcaide de Toledo acusa carácter patronímico en este apellido, y también lo corrobora el haber llevado ese mismo nombre propio en la antigüedad otros caballeros que ninguna relación de origen ni parentesco tenían con aquel.

Otra versión le atribuya origen tan notoriamente fabuloso, que no merece ser reproducida. En realidad es, sin duda, la calificación que le corresponde. Lo cierto es que desde tiempos antiguos se difundió por todas las regiones de España y que muchas de las numerosas familias Ortiz no tienen común origen, ni proceden de un mismo primitivo solar y tronco. Por el contrario; son tan varias y dispares sus procedencias, que no existe entre la mayoría de ellas ningún vínculo de parentesco, ni la mas leve y pretérita comunidad de sangre...

Entre las casas Ortiz de Castilla la Vieja y León figuran las que radicaron en las villa de Espinosa de los Monteros, Medina de Pomar y Valle de Mena, del partido judicial de Villarcayo, en la provincia de Burgos; en las también villas de Lences y de Poza de la Sal, del partido judicial de Briviesca, de la misma provincia; en la de Riaño, de la provincia de León; en los valles de Carriedo y de Soba, de la provincia de Santander; en la villa de Medina del Campo, de la de Valladolid; en el lugar de Masueco, del partido judicial de Vitigudino, de la de Salamanca; en la de la ciudad de Santo Domingo de la Calzada, de la de Logroño, y en la villa de Almuradiel, del la de Ciudad real. De todas dimanaron ramas que pasaron a otras regiones, creando en ellas nuevas casas, como se irá viendo mas adelante. De la misma casa de la villa de Espinosa de los Monteros, dimanó la rama que creó nuevo solar en la ciudad de Almagro (Ciudad Real). De la casa del Valle de Carriedo, en la provincia de Santander, dimanaron: la rama de Ortiz que pasó a Extremadura, estableciéndose en la villa de Almendralejo, y de la que nos ocuparemos más adelante; la familia apellidada Ortiz de la Torre, y otras que llevaron el Ortiz en apellido compuesto. De la casa del Valle de Soba, en la misma provincia, se derivaron: la rama apellidada Ortiz de Rozas, por su entronque con los Rozas del citado Valle, y la que se apellidó Ortiz de Cagiguera.

En Castilla la Nueva, queda hecha mención en los comienzos de este estudio, de la antigüedad con que aparece el apellido Ortiz en la ciudad de Toledo y de la difusión que se refiere alcanzó en ella poco después de su reconquista por don Alfonso VI de Castilla. No sólo en dicha población hubo diversas casas del apellido Ortiz; en varias localidades de su provincia hicieron su asiento familias así apellidadas. Una radicó en la villa Las Ventas, y suponemos que el expediente que aporta algunos datos genealógicos de esa familia se refiere a Las Ventas de Retamosa, del partido judicial de Illescas, porque en la provincia de Toledo hay otros dos lugares llamados Las Ventas: Las Ventas con Peña Aguilera, del partido judicial de Navahermosa, y las Ventas de San Julián, del partido judicial de Puente del Arzobispo. En la provincia de Ciudad Real era muy antigua y noble la casa de Ortiz sita en la ciudad de Almagro, procedió de la villa de Espinosa de los Monteros, en la provincia de Burgos. Otra familia Ortiz en la misma provincia hizo su asiento en la villa de Almuradiel, del partido judicial de Valdepeñas.

En las Vascongadas y Navarra hubo varias casas; dos casas Ortiz, muy antiguas e infanzonas hubo en Vizcaya, una en el lugar de Santecilla, del Ayuntamiento de Carranza, y otra en la villa de Gordejuela, ambas del partido judicial de Valmaseda. Otra casa Ortiz hubo en el Valle Real de la Minoria (dice la "Nobleza Executoriada de Navarra), pero deber ser de Laminoria, en Álava. Otras familias hubo en las Vascongadas que llevaron el Ortiz en apellido compuesto con el linaje del que procedían.

En Extremadura hubo una rama de Ortiz, muy noble y principal, de la casa del Valle de Carriedo que pasó a Extremadura y creó nuevo solar en la villa de Almendralejo (Badajoz).

Muy antiguo es el apellido Ortiz en Valencia, Mossén Jaime Febrer cita en sus Trovas que Rodrigo Ortiz, en tiempos del Rey don Jaime I, capitaneando la gente de Teruel, estuvo en la rendición del castillo de Ares, por lo que fue nombrado Maestre de Campo en el sitio de Burriana; desde donde pasó a El Puig y a Valencia. Murió en Almoradí, con fama de valeroso soldado. Un hijo suyo fue hecho cautivo en la ciudad de Granada.

Martín de Viciana, en La segunda parte de la crónica de Valencia, cita a varios individuos de esta familia Ortiz valenciana que residieron principalmente en la ciudad de Valencia, en la villa de Torrente, de esa provincia, y en las ciudades de Elche y Novelda, de la provincia de Alicante, y afirma que todos eran caballeros descendientes de antiguo linaje militar, según consta de legítima probanza hecha ante el juez ordinario de Elche el 28 de septiembre de 1416, siendo admitidos en el brazo militar en Cortes.

A la rama con casa solar en la ciudad de Valencia, perteneció, Jacinto Ortiz de Zaydia, natural de Valencia y del Consejo de Su Majestad en la Real Audiencia Civil de aquella población, que casó con doña Magdalena Lluqui o Luqui o Luque (también de estas tres formas aparece apellidada esta señora), hija de Nicolás Lluqui y de doña Isabel Centellos. Tuvieron estos hijos: 1º, el doctor Francisco Ortiz Lluqui, que sigue, y Ambrosio Ortiz Lluqui, natural de Valencia, cuyas pruebas para su ingreso en la Orden de San Juan fueron aprobadas en 1645. En ese expediente de pruebas de nobleza esta apellidado Orti y no Ortiz, dicho caballero, sin duda alguna equivocadamente, porque su verdadero apellido y el de sus antecesores era Ortiz, convertido en el de Orti tal vez a causa de un error de copia.

Con la rama que moró en la villa de Torrente (Valencia) acaece lo mismo que con algunas de las anteriores. Aparece también apellidada Orti, en vez de Ortiz, en el expediente de pruebas que facilita los datos genealógicos.

En Aragón y Cataluña. El apellido Ortiz en Aragón es muy antiguo y de Ricohombres de mesnada de aquel reino. García Ortiz, Señor de Ricla y Aranda de Moncayo, villas de la provincia de Zaragoza, murió luchando contra los moros en el año de 1208 n en la guerra que les hizo el Rey don Alfonso VIII de Castilla. Fue Ricohombre de Aragón y padre de Esa Ortiz, esposa de Pedro Fernández de Azagra, tercer Señor de Albarracín, en la provincia de Teruel. Así lo escribe Jerónimo Zurita después de referir varias memorias suyas. Pellicer y Diego de Vidania mencionan a otro García Ortiz que vivió bastantes años antes que el anterior. Era también Ricohombre aragonés y tuvo en honor a Zaragoza y Fuentes. De este caballero fue hija, según los citados autores, doña Teresa Ortiz, que casó con Antón Orelia, comúnmente llamado don Atorella, Ricohombre y Señor de la ciudad navarra de Sangüesa y de las villas aragonesas de Sos y de Ricla, en la provincia de Zaragoza, hasta el año de 1134 en que murió en la batalla de Fraga, dejando de su matrimonio con la mencionada doña Teresa Ortiz, los siguientes hijos: Doña N. Ortiz, mujer de Pedro Coronel y Señor de Egea de los Caballeros (Zaragoza); Pedro Ortiz, Ricohombre y Señor de Quinto, Fuentes y Aranda de Moncayo hasta el año 1190, de quien Pellicer y Vidania intentan derivar la casa de Corella, ilustre en Valencia, y Ortún Ortiz que también gozó de la Ricahombría y de los Señoríos de Pina, Roda y Cuartón de Zaragoza. Sus memorias alcanzan desde el año de 1162 hasta el de 1180. De este Ortún Ortiz hacen hijo al primer García Ortiz que hemos nombrado, Señor de Ricla y Aranda de Moncayo y padre de doña Elfa Ortiz, mujer de Pedro Fernández de Azagra, tercer Señor de Albarracín. No se muestra Salazar y Castro muy conforme con algún detalle de esa filiación y niega que doña Elfa se llamase Aldonza, como afirma Vidania. Añade que doña Elfa Ortiz y su esposo Pedro Fernández de Azagra fueron padres de Alvaro, cuarto Señor de Albarracín; Pedro Fernández, Señor de Alcora; Gaspar Ortiz, Señor de Doncino; Fernán Pérez, Ricohombre y Señor de los heredamientos de Valencia y dos hembras llamadas Teresa y Sancha.

Descendientes de esos Ortiz y de otros caballeros del mismo apellido con distinta procedencia, fundaron nuevas y varias casas de Ortiz en Aragón, figurando entre ellas las que radicaron en la villa de Tauste, del partido judicial de Egea de los Caballeros y provincia de Zaragoza; en la también villa de Quinto, del partido judicial de Pina en la misma provincia, y en el lugar de Pilzán, del partido judicial de Benabarre y provincia de Huesca. Los de la casa de Quinto eran Señores de esa villa.

Los de la casa del lugar de Pilzán entroncaron con los Eril y tuvieron en señorío dicho pueblo, poseyeron su castillo y sepulturas en su parroquia, siendo, además, patronos de la Rectoría de aquella iglesia. También fueron Señores de Castillo del Plá, en Ribagorza, y del lugar de Concabella, perteneciente al partido judicial de Cervera en la provincia catalana de Lérida.

Pasaron a Cataluña otras familias Ortiz, originarias de Aragón y Castilla. Una de ellas tuvo casa en Barcelona, de la que derivó una línea apellidada Ortiz Repiso, a la que perteneció Nicolás Ortiz Repiso y Galván, marido de doña Jacinta de Castilla, de la que tuvo a Antonio Ortiz Repiso de Castilla, que casó con doña Juana de Castilla, naciendo de esta unión, Maria Araceli Ortiz Repiso, que contrajo matrimonio con Domingo de Llinás.

En Andalucía radicaron muy nobles familias de Ortiz. Varias usaron este apellido unido al del linaje de que procedían o con el que entroncaron. Hubo una casa en Sevilla, y otra que radicó en Quesada, ciudad del partido judicial de Cazorla en la provincia de Jaén, con rama en la también ciudad de Mojácar, del partido judicial de Vera en la provincia de Almería.

En la conquista de Sevilla participó don Pedro Ortiz, distinguiéndose, en los combates que precedieron a la toma de esta ciudad, por su valor y arrojo demostrado en el campo de batalla, sobre el año 1248. Un nieto suyo, don Alonso de Ortiz, fue Comendador de la Orden de Santiago.

Una casa de Ortiz, en Asturias, radicó en el Concejo de Colunga, del partido judicial de Villaviciosa.

Del solar de la villa de Espinosa de los Monteros pasó una rama a Canarias.

Diversas líneas derivadas de las casas españolas difundieron el apellido Ortiz en América.

En el Nuevo Reino de Granada (Colombia), quedaron establecidas algunas, especialmente en el Departamento de Antioquía...

Cristóbal Ortiz, fue conquistador de México. Más tarde, pasó a Chile, estableciéndose en Osorno.

Alonso Ortiz, nacido en Medellín (Badajoz) en 1520, pasó a Chile en 1554, Fue Corregidor de Osorno en 1558 y Regidor de Concepción en 1564-65.

Vicente de Cárdenas y Vicent en Heráldica Patronímica Española y sus Patronímicos Compuestos, solo menciona el apellido ORTIZ y lo hace derivar de FORTUNIO. (También incluye numerosos apellidos compuestos con Ortiz)

El mismo autor, Vicente de Cadenas y Vicent en Heraldario Español Europeo y Americano, hace figurar tres veces el apellido ORTIZ y dos el ORTI:

El mismo autor, Vicente de Cadenas y Vicent en Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica, hace figurar nueve veces el apellido ORTIZ, dos veces el apellido ORTIN, una ORTIS y una el ORTI; en el Apéndice de la misma obra: hace figurar seis veces el apellido ORTIZ. (También incluye numerosos apellidos compuestos con Ortiz).

Julio de Atienza en su Nobiliario Español, Diccionario Heráldico de Apellidos Españoles, cita los apellidos ORTIS, ORTIZ y también ORTIN, independientemente y no aparece ORTI (También incluye numerosos apellidos compuestos con Ortiz, mayoritaria, pero no exclusivamente, vascos):

Fernando González–Doria en su Diccionario Heráldico y Nobiliario de los Reinos de España, copia literalmente las tres descripciones anteriores del “Atienza”

José Santiago Crespo del Pozo en Blasones y Linajes de Galicia, menciona una rama gallega del apellido ORTIZ, cuyo escudo coincide con el atribuido por los anteriores autores a los Ortiz de Asturias, por lo que es fácil deducir que procede de esta.

Aurelio Erdozáin Gaztelu en Linajes en Navarra con Escudos de Armas, Sólo menciona el apellido ORTIZ:

Apellido patronímico derivado del nombre propio Ortí u Ortiz, siendo uno de los apellidos patronímicos más extendidos por distintas regiones españoles. Opinan algunos estudiosos que este linaje procede del príncipe Ortiz, hijo del primer duque de Normandía, que pasó a España a socorrer a Castilla. En Navarra, además de la casa de Ortiz del lugar de Azuelo, hubo otra de mucha antigüedad y calidad de cabo de armería en la villa de Artajona. Una rama de este solar pasó a la villa de Falces y posteriormente a Aibar, donde entroncaron con los Arcárate.

Endika de Mogrobejo en Blasones y Linajes de Euskalerria, sólo menciona el apellido ORTIZ:

Apellido de origen patronímico, muy extendido por Euskalerria, donde hubo casas en Nabarra, en 1309. En Bizcaia hubo dos casas de este apellido: una muy antigua e infanzona, en el lugar de Santecilla, del Ayuntamiento de Karranza, y otra en la villa de Gordexola, ambas en el partido de Balmaseda. Se ve escrito frecuentemente en la forma de “Urtiz”...

...Otra casa de Ortiz hubo en el valle Real de la Minoria (según dice la Nobleza Executoriada de Nabarra), pero debe ser de Laminoria, en Araba, y de ella procedieron Pedro, Benito y Blas de Ortiz, que en 1742 fueron reconocidos como nobles por los Tribunales de Nabarra.

Jaime de Querejeta en su Diccionario Onomástico y Heráldico Vasco, sólo menciona el apellido ORTIZ:

ORTIZ.-1. Apellido de origen patronímico, muy extendido por toda la península. En Euskalerria hubo casas de Ortiz en Nabarra, en 1309, en Santecilla, (Karranza), y Gordexola-Gordejuela (en Bizcaia) y en el valle de Laminoria, (en Araba). Se ve escrito frecuentemente en la forma de “Urtiz”. Se ha unido a topónimos vascos, formando apellidos compuestos.

2. Derivado de Ortí, nombre propio, con la terminación patronímica –iz. Se asegura que Ortiz es el románico “Ord (oñ) iz”, el “hijo de Ordoño”; para Mitxelena, “Orti y Ortiz son el resultado de la evolución vasca de Fortunio (Fortuni) y Fortuniz por la pérdida de la –n- intervocálica” (artículo 502) Lo cierto es que Orti se hizo Ortiz: “Orti Ortiz dominante en Heurbar” (Cartulario de San Millán de la Cogulla, año 1121).

3. Los del valle de Laminoria: en los Tribunales de Nabarra (1742)

4. La casa de Gordejuela: En azur, una estrella de ocho rayos, de oro. Bordura de plata, con ocho rosas de gules. Los del valle de Laminoria, según la Nobleza Executoriada de Nabarra: Un perro, con su collar, pegado o arrimado a un árbol. Los de otros lugares de la península tienen escudos distintos.


Armas


Los de la casa de las ciudades de Valencia, Elche, Orihuela, Novelda y otras localidades del reino de Valencia: en campo de oro, con un brazo armado de plata y moviente del flanco siniestro, apretando con la mano un manojo de ortigas, de sinople.


Los Ortiz del lugar de Concabella, en la provincia de Lleida y otros de Valencia traen: En campo de oro, tres fajas, de azur.


Los de Castilla traen: En campo de oro, una estrella de azur; bordura de plata, con ocho rosas de gules; una segunda bordura componada de gules y plata. 


Los de Extremadura traen: En campo de azur, un lucero de oro. 


Los de Asturias traen: En campo de azur, un león rampante, de oro; bordura de plata, con ocho rosas de gules.


Otros traen: En campo de gules, un león rampante de oro, acompañado a la diestra de un lucero del mismo metal.


Los de la casa del lugar de Pilzán que entroncaron con los Eril, traen: En campo de oro, un león rampante de gules, coronado y linguado del mismo color.

Este escudo se encuentra, en el portal del castillo de Pilzán y en las sepulturas de su parroquia.


La casa de Pilzán modificó las armas en esta forma: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de oro, con las tres fajas de azur, y 2º y 3º, de plata, con una banda de sable, y brochante sobre ella una cadena de azur puesta en situación de orla.


Otros de la casa de Pilzán las modificaron quedando: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, tres fajas de azur, y 2º y 3º, en campo de oro, una banda de sable, y brochante sobre ella una cadena de azur puesta en situación de orla.


Los de la casa de Barcelona que se apellidaron Ortiz-Repiso: En campo de sinople, un castillo de plata sostenido por dos leones, de oro, rampantes, afrontados y coronados del mismo metal; en el jefe, tres estrellas, de plata, puestas en situación de faja.


Los de los Valles de Mena y Carriedo y otros Ortiz catalanes, oriundos de Castilla y también con casa en Barcelona: En campo de azur, con un león rampante de oro, armado y linguado de gules.


Otros Ortiz, de Tauste, Pilzán y Quinto de Ebro, en Aragón, traen: Escudo cuartelado, 1º y 4º, en campo de oro, tres fajas de gules; 2º y 3º, en campo de oro, una panela, de gules, sumada de tres flores de azucena de su color.


Otros Ortiz, de Pilzán, traen: En campo de oro, un rastrillo de sable.


Otros Ortiz, de Tauste, Pilzán, Quinto de Ebro, Calatayud, La Almunia de Doña Godina, Tarazona y San Martín del Río, en Aragón, traen las primitivas del linaje: En campo de oro, una cruz llana, de sable.


Otros Ortiz, radicados en Irún, traen: En campo de sinople, un castillo, de oro, asomado por su homenaje un caballero, de plata, con un estandarte en la diestra, de gules.


Otros Ortiz, radicados en Sevilla, pasado a México y Estados Unidos, traen: En campo de oro, unas tijeras de esquilo, de azur.


Otros Ortiz, originarios de Burgos, radicados en Asturias, pasado a Perú, traen: En campo de azur, un león rampante, de oro, surmontado de una estrella de seis puntas, del mismo metal; bordura de plata, con ocho rosas talladas, de gules.


El Emperador D. Carlos I concedió, por privilegio dado en 8 de Junio de 1540, el siguiente escudo de armas a D. Juan Ortiz, vecino de Cuzco: En campo de gules, una torre de oro, y saliendo de su homenaje, un brazo armado, de plata, empuñando una bandera de sinople, perfilada de oro.


Los Ortiz de las casas de Espinosa de los Monteros, Medina de Pomar, Valle de Mena, Lences, Poza de la Sal, otras de la provincia de Burgos y los de Portugal, traen: En campo de azur, una estrella de oro; bordura de plata con ocho rosas de gules. Esas mismas armas usaron otras casas de Ortiz de Castilla la Vieja, entre ellas la de Medina del Campo (Valladolid), y también las del Valle de Carriedo (Santander) y la que radicó en la villa de Gordejuela (Vizcaya).


Los Ortiz de la casa solar de la villa de Riaño, en la provincia de León, otros en Galicia y algunas ramas de las casas burgalesas y de la Montaña de Santander, traen: En campo de gules, una estrella de oro; bordura de plata, con ocho rosas de gules; una segunda bordura componada de gules y plata. 


Otros Ortiz, traen: En campo de azur, una estrella, de oro; bordura jaquelada de plata y gules, cargando cada pieza de plata de una rosa de gules.


Otros Ortiz, de Burgos, traen: Escudo cortado: 1º, en plata, un lobo de gules, y 2º, en oro, un árbol de sinople, terrasado de lo mismo.


Otros Ortiz en Vizcaya, traen: En campo de oro, un árbol de sinople, y dos lobos de sable pasantes y atravesados al pie del tronco; bordura de gules con una cadena de oro.


Los Ortiz del lugar de Ororbia, en Navarra, traen: Escudo cuartelado:1º y 4º, de plata, con un lobo pasante de sable, y 2º y 3º, de gules, con una flor de lis de oro.


Otros Ortiz, de Portugal, traen: En campo de sinople, una torre de plata con homenaje y dos lobos de sable empinados a sus muros.


Los Ortiz de Andalucía, traen: En campo de oro, un árbol, de sinople y, apoyado a él, una escala a la diestra y una lanza a la siniestra.


Los Ortiz de Extremadura, traen: En campo de sinople, cinco torres, de oro, almenadas y mazonadas de sable, puestas en aspa. 


Otros Ortiz, de Andalucía, traen: En campo de oro, una montaña, de sinople, cargada de una torre, de plata.


Otros Orti, radicados en Filipinas, traen: Escacado en cinco órdenes, de plata y azur.


Otros Orti, radicados en Alicante, traen: Fajado de oro y gules; en abismo, brochante, una estrella de ocho puntas, de plata.


Otros Orti, traen: En campo de oro, tres matas, de sinople, bien ordenadas.


Los Ortín de Cataluña, traen: En campo de gules, una estrella, de oro.


Los Ortis, de Cataluña. traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, una banda de sable, y, brochante sobre el todo, una cadena de azur, puesta en orla, y 2º y 3º, en campo de oro, tres fajas de azur.


Otros Ortín traen: En gules, una cruz, de oro, cargada de cinco cruces, de gules.


Radicado en Vallaldemiro y extendido a México. En oro, un martillo, de azur, encabado de plata.


Radicado en Madrid: En plata, cinco veneras de gules, puestas en aspa.


Vecino de Vitores. Sobre ondas de azur y plata, un cisne de plata.


Radicado en Sevilla: En plata, un árbol, de sinople, sostenido por un vuelo, de azur. Bordura de gules, con ocho aspas, de oro.


Originario de Santander y radicado en Valencia y Filipinas: En oro un árbol, de sinople y un oso, de sable, empinado al tronco. Bordura de gules, con una espada, de plata, encabada de oro, puesta en jefe.


Radicado en Revenga: En sinople, un guerrero, de plata, que le faltan los brazos y con la boca sostiene el asta de una bandera de gules.