Pallarés

Versión de impresión

Antiguo linaje catalán, de probada nobleza. Sus ramas se extendieron por Aragón, Valencia y la Mancha. Otra pasó a Galicia. Y otra radicó en las Asturias de Santillana (Santander).

En Cataluña tuvo casas solares en la villa de Cardona, del partido judicial de Berga y provincia de Barcelona, en esta ciudad y en Tortosa.

A esta última casa perteneció Juan Vicente Pallarés, a quien hizo noble el Emperador Maximiliano, con privilegio despachado el 31 de Enero de 1515. Así lo afirma Martín de Viciana. De dicho Juan fue descendiente Luís de Pallarés, que se trasladó de Tortosa a la villa de Albocácer, de la provincia de Castellón de la Plana, creando la línea que pasó a esta ciudad, y de la que fue: Vicenta Pallarés, esposa de Jaime Vallés, y ambos padres de Manuel Vallés Pallarés, casado con doña Isabel Ferrer. Estos esposos residieron en Castellón de la Plana y tuvieron los siguientes hijos: Jerónimo Antonio Vallés Ferrer Pallarés, también nacido en Castellón, y Juan Bautista Vallés Ferrer Pallarés, también nacido en Castellón; los dos vistieron el hábito de la Orden de San Juan de Jerusalén en el año de 1752.

A otra línea con asiento en Valencia perteneció: María Pallarés, que casó con José Simón, y procrearon a José Simón Pallarés, que contrajo matrimonio con doña Ana Salt, ambos vecinos de Valencia, naciendo de esta unión Romualdo Simón Salt Pallarés, natural de Valencia y caballero de la Orden de San Juan de Jerusalén en 1641.

Una  casa aragonesa de este linaje radicó en la villa de Luesia, del partido judicial de Sos (Zaragoza).

Las ramas de la Mancha moraron en la ciudad de Chinchilla de la provincia de Albacete, y en la villa de Belmonte, de la de Cuenca.

Los Pallarés que pasaron a Galicia crearon nueva casa junto a la ciudad de Monforte (Lugo), y no junto a la villa de Monzón, como escriben algunos tratadistas, pues ninguna localidad de ese nombre hay en Galicia.


Armas


Los Pallarés de Cataluña, Aragón, la Mancha, Valencia, Totana (Murcia) y Asturias de Santillana, traen: En campo de azur, una banda de oro, acompañada de dos estrellas del mismo metal, una en lo alto y otra en lo bajo.

Algún autor dice, equivocadamente, que las estrellas son de gules.


Según Hita, líneas de Pallarés en Cataluña y Valencia modificaron las anteriores armas en la siguiente forma: De oro, con la banda de azur, acompañada en lo alto de un cometa de gules y en lo bajo de una estrella de azur.


Los de la rama de Albocácer y Castellón, según Viciana:  En campo de azur, tres pájaros de oro puestos en triángulo.


Los Pallarés, del Rosellón, traen: Escudo cortado: 1º, de azur, dos espadas en sotuer surmontadas de un sol, todo de oro; 2º, de plata, dos torres unidas por un puente, todo de sable, y terrasado de sinople.


Los Pallarés, del Rosellón, también traen: En campo de azur, una torre, de plata.


Otros Pallarés, de Barcelona, traen: En campo de oro, un águila exployada coronada de sable, y en el pecho cargada de un escusón de gules.


Otros Pallarés, traen: En campo de..., una campana de... (desconocemos los esmaltes).


Otros Pallarés, de Cataluña, traen: En campo de... una gavilla de... surmontada de un pájaro de... y acostada de cuatro estrellas de... dos a cada lado puestas en palo (desconocemos los esmaltes).


Según Cadenas, los Pallarés, también traen: En campo de azur, un caballo, enfurecido.


Según Cadenas, los Pallarés, también traen: En campo de azur, una alacena, de oro, con las puertas abiertas.

Hita también asigna al apellido Pallarés este basón: “En azur, una onza parda”. Pero ninguno de los tratadistas que hemos consultado lo recoge.