Pelegrí

Versión de impresión

Linaje antiguo y noble de Cataluña que poseyó en la ciudad de Tarragona su casa solar. También es muy antigua una familia de este linaje en la ciudad de Lleida, donde tuvieron su casa solar, uno de sus primitivos varones era comendador de la Orden de San Juan, en 1175.

En Valencia hizo su asiento y morada otra familia de este apellido.

En Mallorca tuvo este linaje otra casa muy antigua. Se mantuvieron fieles al emperador Carlos V durante la lucha contra los comuneros, y su lealtad fue premiada con privilegios de nobleza y de franquicia de impuestos. Tuvieron en aquella época su solar en la ciudad de Alcudia, y sus ramas crearon nuevas casas en Artá, en Porreras y en Palma.

Jose Pelegrí Pérez, capitán del ejército español, que en 1723 fue nombrado gobernador del castillo de Cabrera, y su hermano Benito Pelegrí Pérez, notable jurisconsulto, cuya memoria perpetuó la ciudad de Palma de Mallorca dando su nombre a la calle que moraba.

Antonio Pelegrí y Venero, colegial del mayor de San Bartolomé de Salamanca, doctor en Teología y en ambos derechos e inquisidor apostólico del reino de Mallorca.

Miguel Pelegrí, capitán de un navío propio con el que combatió a los piratas argelinos, continuando en estos servicios sus hijos Miguel, que murió en Alicante tras de haber sido herido por aquéllos; José, que terminó su carrera en las Indias, y Gabriel, que perteneció a la primera brigada del cuerpo de Artillería de la real armada y murió heroicamente en el mar cuando su navío «San Bartolomé», por otro nombre el «Cambi», fue incendiado por los ingleses.

Bartolomé Pelegrí, que también sirvió en el cuerpo de artillería de la real armada. Se halló en el combate naval contra los franceses del días 26 y 27 de mayo de 1694, y en las comprometidas acciones de río Ter y Campo de Tosa. Murió en 1744, siendo sepultado en la antesacristía del convento de trinitarios de Palma de Mallorca, poniendo en su tumba su escudo de armas y esta inscripción: «Aquí yace el muy noble señor don Bartolomé Pelegrí, Capitán Comandante de Artillería de la ciudad de Cádiz y Comisario de Mallorca».

Jaime Pelegrí, padre carmelita, natural de Palma. Fue lector de Teología, examinador sinodal del obispado de Mallorca y calificador del Santo Oficio.


Armas


En campo de plata, una venera, de gules.


Los Pelegri y Pelegrín, de Valencia, traen: Escudo cuartelado en sotuer: 1º, y 4º, de oro, seis palos de gules, 2º, de oro, un grifo, de gules, y en punta una corona también de gules, y 3º, de azur, cuatro flores de lis, de oro, y un lambel de tres puntas de plata al pie. Arévalo llama al lambel, “rastrillo de  tres puntas”.


Los Pelegri de la casa de Lleida, los Pelegrin de Aragón y los Pelegrí o Pelegrín o Pelegrino de Italia, traían estas: En campo de azur, una banda de plata, cargada de tres veneras de gules.


Otros Pelegrí, de Lleida, y los radicados en Barcelona y Madrid, traen: En campo de gules, cinco veneras, de oro, puestas en aspa.


Los Pelegrí, del solar de Mallorca, traen: En campo de oro, un bordón o cayado de peregrino, de sable, con su calabaza colgada y puesto en situación de banda; en el cantón siniestro del jefe, un sombrero también de sable, y en el cantón diestro de la punta una esclavina del mismo color, cargada de tres veneras de plata, puestas en triángulo. 


Otros Pelegrí, traen: Escudo palado de oro y gules.