Rabadán

Versión de impresión

Muy antiguo apellido, relativamente frecuente y repartido por España, con sus principales asientos en Madrid, Murcia, Barcelona, Ciudad Real, Cuenca, Valencia y Córdoba, siendo notable su presencia en Huelva, Alicante, Zaragoza, Albacete, Toledo y Sevilla, entre otras provincias.

Procede del sustantivo castellano –rabadán-, (del árabe rabb al-da´n, “señor de los carneros”), apodo que tenía antiguamente la acepción de “zagal”, es decir, “auxiliar del pastor, que a menudo era un muchacho de corta edad”. Hubo, por tanto, distintas familias de este apellido, no emparentadas entre sí.

Aparece este apellido ya en el siglo XIII entre los primeros repobladores del antiguo reino de Valencia, con casas en Xátiva (año 1248-1249), su dueño Domingo Rabadán y Albaida (año 1248-1249), su dueño domingo Rabadán.

En el “Archivo Gral. Militar de Segovia” se guardan, entre otros expedientes de oficiales de este apellido, los de: Carlos Rabadán, Infantería, 1809, Noble; José Rabadán, Infantería, 1809, Noble; Antonio Rabadán Gijón, Estado Mayor del Ejército, 1883; Isidoro Rabadán y Luque, Caballería, 1805, “Persona Honrada”; Juan Rabadán Miranda, Caballería, 1838, Noble; Manuel Rabadán Miranda, Caballería, 1844, Noble, y José Rabadán Márquez, Infantería, 1856.


Armas


En campo de oro, un castillo, de azur, acompañado de dos manos, de azur. 


Radicado en Lima (Perú): En campo de gules, una torre, de plata, almenada, mazonada y aclarada de sable, resaltada de una barra, de sable.