Rubio

Versión de impresión

Rubio, viene de la palabra latina, "rubeus", cuyo significado se traduce por aquella persona que tiene los cabellos de un color claro, muy parecido al rojo. Teniendo en cuenta esta particularidad, es perfectamente admisible que el apellido tenga su origen en algún mote o apodo, es decir que, en un principio, determinado personaje que se destacó en la historia, fuera así denominado por el color de sus cabellos. Puede ser que este apellido se originara ya durante la Reconquista. Existen autores que lo citan como establecido en la época visigoda, más concretamente, fijándolo en alguno de los individuos que acompañaron a D. Pelayo a su refugio de las montañas asturianas, punto de partida para la Reconquista. Bien pudo suceder que alguno de los caballeros que vivieron en la época citada, fuera conocido por sus compañeros como, "el Rubio" y de ahí a que, con el paso del tiempo, el apodo se convirtiera en apellido.

Para dar el origen y formación de este apellido se remontan a tan lejanos tiempos algunos antiguos cronistas, historiadores, genealogistas y reyes de Armas, que de ninguna utilidad nos son sus dudosos y contradictorios informes; decir, como dicen unos, que procede del Consul romano Rubio; asegurar, como aseguran otros, que descienden del Infante D. Ordoño, "el Ciego".

Es en Asturias es donde aparecen con mayor antigüedad tres casas de Rubio, una estaba sita a poca distancia de la villa de Gijón; otra en el lugar de Cañamar, del Concejo de Llanes, y la tercera en la parroquia de Cibuyo, del ayuntamiento y partido judicial de Cangas de Tineo. De ahí, que la casi totalidad de los autores coincidan en atribuir un origen asturiano a este apellido. Son varios los genealogistas que reconocen a la casa de la villa de Gijón como tronco del mismo, de la cual partieron las diversas ramas que lo fueron difundiendo por el resto de la Península. Y aunque se reconoce que aquella que radicó en la villa de Cañamar no constituyó, en modo alguno, el solar primitivo, lo cierto es que partiendo de la de Gijón, tiene tanta antigüedad que sus miembros, y sobre todo aquellos que ostentaron el Señorío de ella, jamás reconocieron dependencia ni sumisión alguna a la de Gijón, ni se consideraron inferiores en nobleza de sangre ni notoriedad ni a la de Gijón ni a ninguna otra.

Como ascendiente del linaje Rubio de la casa de Cañamar figura Pascual Rubio, caballero que tomó parte en la conquista de las plazas de Ubeda y Baeza, según se acredita en la lista de los trescientos caballeros que fueron "heredados" en dichas ciudades por el rey D. Fernando III "el Santo". Como esta palabra "heredados", se da mucho en las crónicas antiguas, estimamos conveniente establecer una aclaración. En aquella época, aparte de la herencia que pasaba de padres a hijos, se daba esta denominación a las prebendas o privilegios sobre todo en tierras y posesiones (villas, castillos, fortalezas, etc.), que un rey donaba a alguno de los caballeros que le habían ayudado a la conquista de determinados territorios. Por tanto, cuando, como en el caso anterior se dice que el rey Fernando "el Santo", hizo a varios caballeros del apellido Rubio "heredados" tras las conquistas de Ubeda y Baeza, significa que repartió entre ellos las tierras conquistadas a los moros, de forma y manera que los dichos caballeros se convirtieron en propietarios de dichas tierras.

Otros tratadistas opinan, que este apellido, procede de la villa de Laredo (Cantabria); y que desde ese lugar se extendió por toda la Península.

Este apellido probó su nobleza en las Ordenes de Santiago (1731, 1751 y 1758) y Alcántara (1681), numerosas veces en la Real Chancillería de Valladolid y la Real Audiencia de Oviedo (1760, 1774, 1783, 1802 y 1823).


Armas


Los de Navarra y Aragón (Luco de Bordón, Castellote, Zaragoza, Daroca, Bubierca, Mora de Rubielos, Teruel), traen: En campo de plata, tres fajas, de gules.


Los de Santander, traen: En campo de plata, un árbol, de sinople, cargado en su tronco con un escudete, de azur, cargado a su vez con cinco panelas, de oro, puestas en sotuer.


Los radicados en Extremadura, Andalucía y América, ostentan: Escudo cuartelado, 1º y 4º de gules, un castillo, de plata aclarada de azur; y 2º y 3º de plata, una flor de lis, de azur. 


Otros de Extremadura, traen: Escudo cuartelado, 1º y 4º de gules, una torre, de plata aclarada de azur; y 2º y 3º de plata, una flor de lis, de azur.


Los originarios de Asturias, establecidos en las montañas de Burgos, Logroño, Toledo y Andalucía, radicados en en siglo XVII en Algezares (Murcia) y en Madrid, traen: En campo de oro, un sauce, de sinople, acompañado de cinco panelas, de gules; bordura de gules con ocho aspas, de oro. 


Los originarios de Cortiguera (León) y radicados en Méjico, traen: En campo de sinople, dos torres, de oro, puestas en faja; bordura de plata; segunda bordura de gules, con ocho aspas, de oro.


Los radicados en Cosa (Aragón), traen: En campo de plata, dos lobos, de sable, pasantes y puestos en palo; bordura de gules, con ocho aspas, de oro.


Radicado en Burgos: En campo de azur, una banda, de plata, acompañada de un león, de oro, en lo alto, y en lo bajo, de un castillo, de oro.


Radicado en Quintana de Marco (León) y extendido a Madrid: En campo de plata, una pata, de caballo, de sable, uñada, de oro.


Otros Rubio, traen: En campo de plata, tres lobos, de sable, puestos en palo.


Otros Rubio, traen: Escudo partido: 1º, en oro, dos álamos, de sinople, y 2º, en plata, tres fajas, de azur; bordura general de gules, con ocho aspas, de oro.


Otros Rubio, traen: En campo de azur, una montaña de su color, sumada de un castillo, de plata, sumado a su vez, de una cruz flordelisada, de oro, acompañada a uno y otro lado, de una estrella, de plata; bordura de gules, con ocho aspas, de oro.


Los Rubio de Gijón y Llanes, traen: En campo de azur, una montaña de piedra, sumada de un castillo, de plata; en jefe, una cruz flordelisada, de oro, acompañada  de dos estrellas, de plata, una a cada lado; bordura de gules, con ocho aspas, de oro.


Otros Rubio, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en gules, sobre peñas de plata, un castillo, de oro, surmontado de una cruz flordelisada, de oro, y 2º y 3º, en plata, una lis, de azur; bordura de gules, con ocho aspas, de oro.

Originario de Soto de Cameros, y radicado en Logroño: En campo de sinople, dos mulas, de oro, y un labrador arando con ellas.