Romaguera

Versión de impresión

Antiguo y noble linaje catalán. Tuvo casa en la villa de Bañolas, del partido judicial y provincia de Gerona.

A dicha casa perteneció Francisco Romaguera, marido de doña María Batlle, padres de Francisco Romaguera Batlle, Doctor en ambos Derecho, que casó con doña María Perpinyá (hija de Juan Perpinyá. Ciudadano Honrado de Barcelona, quien impuso a sus herederos su apellido y armas). Procrearon a José Perpinyá Romaguera, que usó el apellido Perpinyá en primer lugar por haber heredado a su abuelo materno y en cumplimiento de su cláusula testamentaria ya referida. Contrajo matrimonio con doña Tersa Foxá Balaguer (hijo de Luis Foxá y de doña Francisca Balaguer), y de esa unión nació Antonio Perpinyá y Foxá, así apellidado en virtud de la citada cláusula del testamento de su bisabuelo materno. Casó con doña María Vilossa de Gayolá (hija de Benito de Vilossa y de doña Liberata de Gayolá y Avella), y tuvieron estos hijos a: José Antonio Perpinyá de Vilossa, natural de Bañolas, que como heredero de la casa, continuó anteponiendo a sus otros apellidos el de Perpinyá. Desempeñó altos cargos privativos de los nobles, y a Benito de Romaguera Vilossa, que fue el continuador de su apellido Romaguera por línea paterna. Nació en la villa de Bañolas el 4 de Septiembre de 1757 e ingresó en la Orden de San Juan en 1782. En su expediente de pruebas de nobleza consta que la Real Audiencia, en 1781, declaró que los Romaguera tenían privilegio desde el año 1015, concedido por Borrell, Conde de Barcelona.

También tenían los de este apellido tratamiento de “Don” y asistieron a las Cortes de 1701.

De este linaje destacó José Romaguera, poeta catalán. Se sabe que vivió en Barcelona en las últimas décadas del siglo XVII y principios del siglo XVIII. Ocupó varios cargos eclesiásticos y fue abogado del testamento militar en la cortes. Su obra publicada entre 1680 y 1709, realizada en catalán y castellano, se compone básicamente de sermones y piezas apologéticas. Su libro de poesías "Ateneu de grandesa" (1681), en catalán, pertenece a la estética barroca, muy influido por el conceptismo de Gracián.


Armas


En campo de plata una zarza, (o romaguera), de sinople.


Otros traen: En campo de plata, un losanje, de azur, cargado de una estrella de ocho puntas, de oro; bordura de gules, con ocho panelas, de plata.


Otros traen: En campo de plata, un losanje, de azur, cargado de una estrella, de oro; bordura de gules, con ocho panelas, de plata.


Otros traen: En campo de oro, tres bandas, de gules, cargadas de una torre, almenada, de plata.


Otros traen: En campo de oro, una rueda, de gules.