Sans, Sants, Sanz

Versión de impresión

Linaje antiquísimo del Principado de Cataluña. En Mallorca y Valencia floreció desde los tiempos de sus respectivas conquistas, una familia Sants de muy rancia nobleza.

Mossén Jaime Febrer menciona, como su progenitor, a Jacques (Jaime) Sanz, ricohombre por naturaleza y descendiente de los condes de Ala (Anhal), en Sajonia, de quien dice que realizó en Mallorca hazañas famosas que indujeron al rey don Jaime I de Aragón a dejar memoria de ellas en sus comentarios. Añade dicho cronista que Jacques fue quien repartió entre los soldados el botín de aquella guerra, y que el monarca le premió largamente, autorizándole también para unir en su escudo las armas de Aragón a las que ya traía.

Fueron los condes de Anhal, a los que Febrer atribuye el origen del apellido Sanz, noble casa, que floreció en Sajonia, nación que mas tarde quedó incorporada al Imperio Alemán. El origen de este condado fue el territorio del mismo nombre, situado en Sajonia (Alemania). Este territorio fue regentado por los arzobispos de Magdeburgo hasta que en el siglo XI, Anhal quedó incorporado al ducado de Sajonia y mas tarde al de Brandenburgo, con Alberto del Oso, a quien sucedió su hijo Bernardo, con el título de conde de Anhal y duque de Sajonia (siglo XII). Éste, a su vez dividió sus posesiones entre sus hijos correspondiendo a Alberto el título de conde de Anal. A su muerte pasó a Enrique, quien es considerado como el verdadero fundador de la casa de Anhal. Mosén Jaime Febrer castellaniza esta palabra, constando en sus Trovas como Ala o Alal, pero es la misma. En el año 1570, Joaquín Ernesto consiguió reunir bajo su dominio todo el condado de Anhal, pero mas tarde y a su muerte, sus cinco hijos se repartieron lo que se había convertido en Ducado, fundando nuevas líneas. Tras diversas vicisitudes, en 1847, con la extinción de este linaje, Anhal quedó unido, bajo Leopoldo IV de Anhal, incorporándose al Impero Alemán en 1871. 

Bover, confirmado lo escrito por Febrer, manifiesta que en el libro de reparto general de las tierras de Mallorca consta que correspondió a Jacques Sanz la alquería "Coluña" (llamada "Colonia" en mediados del siglo XIX), de doce yugadas de extensión, y en varios documentos que tuvo a la vista figuraba como bayle general de aquel reino en el año de 1242. También dice Bover que Pedro Sants (sin duda descendiente de Jacques) fue uno de los representantes de la villa de Alcudia (Mallorca) que juraron obediencia y vasallaje al rey don Alfonso III de Aragón, el 24 de noviembre de 1285, y que a la misma familia de Sans mallorquina pertenecieron Baltasar Sans, jurado de la ciudad y reino de Mallorca en 1578 y 1587, y otro Baltasar Sans, que desempeñó el mismo cargo en 1628, 1634, 1643 y 1650.

Los Sans mallorquines enlazaron en Cataluña y Valencia con nobles familias, como las de Barutell, Cárcer, Novell, Borrás, Sala y Albaña, y varios de sus miembros vistieron el hábito de la Orden de San Juan de Jerusalén, en el Gran Priorato de Cataluña.

El mencionado caballero Jacques (Jaime) Sanz acompañó también don Jaime I de Aragón en la conquista de Valencia, siendo nombrado repartidor de las tierras ganadas a los moros en la conquista de Xátiva, donde quedó ricamente heredado en unión de sus hijos Guillermo y Aymerico Sans.

De este tronco de Xátiva, salieron los Señoríos de Llanera, Benemexis, La Llosa, Vallés, El Genovés, Seniera, Alboy, Guadacequíes y otros lugares. De estos Señoríos salieron muy pronto diferentes ramas, algunas de las cuales unieron a su apellido los nombre de sus señoríos, naciendo así las familias de Sanz de Seniera, Sanz de Vallés, Sanz de Alboy y Sanz de la Llosa, enlazadas con las principales familias de la primera nobleza valenciana.

Si nos atenemos a la información de mosén Jaime Febrer, el apellido Sanz tiene un origen alemán. Su tronco principal es el radicado en Xàtiva.

Entre los repobladores del Reino de València encontramos casas Sanz en Pina de Montalgrau (1366), Domenyo (1369) y Begís (1379); con la grafía Sanç en Gandia (1244-49), Montcada (1247-1265), Ontinyent-Agullent (1248), Alzira (1248-1249), Xàtiva (1248-1249), Cullera (1249), Sogorb (1258-1312), Guadassuar (1270), Cocentaina (1290-1295), Catí (1294-1350), Alcoi (1296-1314), Oriola (1300-1314), Sant Mateu (1300-1345), València 81306-1316), Silla (1308-1319), Onda (1310-1322), València (1354-1373, Benicarló (1358-1366), Bocairent (1359), Fon d’En Carròs (1368), Gandia (1373), Xeraco (1373), Alcalaà de Xivert (1379), Càlig (1379), Canet lo Roig ( 1379), Onda (1379), Russafa-Horta València (1379), Sant Mateu (1379), Traiguera (1379), Altea (1381, Altea (1381), Benisa (1381), Castell de Cabres (1396), Castellfort (1396), Catí (1396), Elda (1396), Forcall (1396), Herbés Sobirans-Morella (1396), Morella (1396), Vallibona (1396), Vilafranca del Maestrat (1396), Castelló de la Plana (1398), Alzira (1399), Vila-real (1415), Bocairent (1421), L’Énova (1421), Morvedre (1421), Ontinyent (1421), Vallada (1421), Xàtiva (1421), Llíria 81427). Como Sanç d’Ayerbe en Sogorb(1258-1312) y como Sanç de Besatruc en Riu de Caldes-Morella (1396).

El apellido al pasar a Cataluña, sufrió una ligera transformación trocándose la letra final Z, por la S, quedando convertido en Sans.

Se cree que otra rama de este apellido fue fundadora de la Villa Sanzones (Zamora).

El apellido Sanz pasó a América, pero ya en época muy tardía.

Algunos autores (como Julio de Atienza), manifiestan que el origen del apellido Sanz es aragonés, de Jaca (Huesca).

Una rama del Reino de Navarra se estableció en Peralejos, partido judicial de Molina de Aragón (Guadalajara), en el siglo XIV, donde fundó nueva casa.

Probó su nobleza numerosas veces en las Órdenes de Santiago, Calatrava y Montesa, en las de Carlos III (1782, 1788 y 1833) y San Juan de Jerusalén (1536, 1563 y 1734) y en la Real Chancillería de Valladolid.


Armas


El rey don Jaime I de Aragón autorizó a Jacques Sanz a acrecentar sus armas con los cuatro palos de Aragón, quedando organizadas así: escudo cortado: 1º, en campo de oro, cuatro palos de gules; y 2º, en campo de plata, un ala de gules.

Estas armas fueron las primitivas de la casa de Mallorca.

También usaron estas mismas armas la rama de los Sanz de Xátiva.

Según Vicente de Cadenas, estas armas las usaron los Sanz y los Sants.


Las primitivas del caballero Jacques Sanz, descendiente de los condes de Ala (Anhal), en Sajonia, traen: En campo de azur, un ala de gules.


Los Sanz originarios de Jaca (Huesca), radicados en Navarra y Las Condes (Chile),  traen: En campo de plata, una banda de azur de tres piezas; bordura de azur. 


Otros Sanz de Valencia, traen: Escudo cortado: 1º en campo de oro, cuatro palos de sable; y 2º en campo de azur, un ala de plata.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, un león rampante de gules. 


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, una banda de azur, de tres piezas. 


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, cuatro bandas de sinople. 


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de azur, una torre de oro, adiestrada de tres estrellas, de oro, puestas en palo. 


Otros apellidados Sans, traen: Escudo cortado: 1º, en campo de azur, un lucero acompañado de seis estrellas de plata; 2º, en campo de plata, dos brazos vestidos de gules, uno moviente del flanco diestro y otro del flanco siniestro, y empuñando un ramo de palma.


Otros Sans, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de gules, un ancla, de azur.


En un sello de Ramón Sans y Ros. Prior de Sant Pere de Besalú: En campo de azur, tres estrellas, de plata, mal ordenadas.


Otros Sans de Mallorca y Cataluña, y los Sants de Rosselló, ostentan: Escudo cortado: 1º, de azur, con siete estrellas de plata puestas en forma de arco, y en el centro de éste otra estrella grande del mismo metal, y 2º, de plata, con dos brazos vestidos de gules, uno moviente del flanco diestro y otro del flanco siniestro, y ambos empuñando un ramo de palma de sinople cruzados en sotuer.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de sinople, una villa, de oro, superada por una estrella, de oro.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: Escudo partido: 1º, en campo de oro un sauce, y, en campo de gules, tres fajas, de oro; bordura de plata, con ocho armiños, de sable.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º en campo de plata, tres fajas, de azur; bordura de gules, con ocho aspas, de oro; 2º, en campo de azur, una rueda dentada, de oro, y 3º, en campo de plata, dos chimeneas de fábrica, en gules, arrojando humo. 


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: Escudo partido y medio cortado: 1º,  en campo de plata, tres manzanas, de gules, puestas en palo; 2º, partido a su vez, 1º, en campo de gules una Cruz de San Andrés, y 2º, en campo de oro, dos árboles, de sinople, y 3º, en campo de plata, un árbol, de sinople.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, una encina, de gules; bordura de gules, con ocho aspas, de oro.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, ocho parrillas, de sinople.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, una encina, de sinople, sobre ondas de azur y plata con una cadena que pende de su copa hasta casi el suelo y de ella, una caldera, de sable.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: Escudo partido: 1º, en campo de azur, un árbol, de oro, acostado de una escalera del mismo metal, y 2º, en campo de gules, dos espadas, de plata, en palo.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: Escudo cortado: 1º, en azur, ocho estrellas, de oro, todas del mismo tamaño y puestas en la forma que se dibujan, y 2º, en campo de plata, dos brazos movientes de los flancos, vestidos de azur y con guantes de gules, empuñando cada uno un tallo de rosal, de sinople, las hojas del mismo color, terminando con una rosa, de gules y puesto verticalmente.


Los Sanz de Fonz, traen: Escudo cortado: 1º, en campo de oro, un cruz llana, de gules, acompañada de dos rosas la natural, y 2º, en campo de oro, los cuatro bastones de gules aragoneses.


Los Sanz de Zaragoza, registrados sus miembros desde el siglo XII,  y sus ramas de Alquézar, Labuerda, Huértalo, Castejón de Monegros, Cebollero de Rodellar, Salas Bajas, Fonz y Calaceite, traen: En campo de oro, un águila, de sable.

A este linaje perteneció don Antón Sanz, Justicia de Aragón en 1143.


Otros de Zaragoza, traen: En campo de oro, tres campanas, de sable.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: Escudo partido: 1º, en campo de oro, cuatro palos, de gules, y 2º, fajado de seis piezas de oro y sable, tres de cada esmalte.


Los Sanz de Mallorca, según Ferran de Segarra, y otros Sans, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, medio vuelo bajado, de gules, el jefe de oro, con cuatro palos, de gules.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, un roble, de sinople, terrasado de lo mismo y sobre la terrasa, adiestrado de un casco de guerra y siniestrado de una torre, donjonada.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, cinco castillos, de gules, puestos en aspa, almenados y mazonados, de sable y aclarados, de oro.


Los Sanz, radicados en Olmedo, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, un lagarto, de sinople.


Los Sanz, originarios de Castilla y radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, dos cuervos, de sable, desplegando las alas y cebados de una sierpe, de sinople. 


Los Sanz, radicados en Cuenca, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, cinco estrellas, de oro, puestas en aspa. 


Los Sans radicados en Barcelona y extendidos a Colombia, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, una cruz, paté, de azur.


Otros Sanz, según Vicente de Cadenas, traen. En campo de azur, un ala, de plata; jefe de oro, con cuatro palos, de sable.


Los Sanz de Valencia, según Ferran de Segarra, traen: En campo de azur, medio vuelo, bajado, de plata; el jefe de oro, con cuatro palos, de sable.

Otros Sants del Rosselló, según García Carraffa, traen: Escudo cortado: 1º, de azur, con ocho estrellas de oro, todas ellas del mismo tamaño, y 2º, de plata, con los dos brazos movientes de los flancos, vestidos de azur y con guantes de gules, empuñando cada uno un tallo de rosal de sinople con las hojas del mismo color, terminado con una rosa de gules y puesto verticalmente. Bordura de plata, con este lema en letras de sable: "Deum time et Regem honora".

Otros Sants del Rosselló, traen: En campo de plata, dos manos al natural, movientes de la diestra y de la siniestra, empuñando una rama con hojas, de sinople, el jefe de azur, con siete estrellas en dos bandas, una con cuatro y la otra con tres, de plata.

Piedra armera de la Catedral de Barcelona.

Los Sanz radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, traen: Escudo cuartelado: 1º, en gules, una torre, de plata, aclarada de sable, saliendo de sus almenas un guerrero con una espada en la diestra y un escudo en la siniestra, 2º, en azur, moviente del flanco siniestro una torre donjonada, de plata, con un guerrero a la diestra de la puerta, a su vez adiestrado de un aspa, de plata; bordura de plata con la leyenda: "Virtud, valor, saber y poder, hacen al hombre engrandecer", en letras de sable; 3º, en oro, dos leones pasantes, al natural, puestos en palo, y 4º, en oro, un águila, de sable.

Los Sans radicados en Lérida, según Vicente de Cadenas, traen: En oro, una dama que lleva de la brida a un caballo, enjaezado de sable, sobre terrasa de sinople.