Gallardo

Versión de impresión

Escribe algún tratadista que el apellido Gallardo se derivó de los catalanes Gallart y Gallard, modificándose en Gallardo, por la pronunciación castellana, al pasar a Aragón, a ambas Castillas y a otras regiones de España.

También se lee que procede de Francia.

Lo cierto es que el apellido Gallardo se difundió mucho por España y que tuvo distintas casas en diversas regiones.

Tuvo casa solar en Calamocha (Teruel) y en León. Pasaron a Argentina, Bolivia, Costa Rica, Cuba, Chile, Estados Unidos, Filipinas, Honduras, México, Panamá, Puerto Rico, El Salvador y Venezuela.

En la provincia de La Coruña existen dos lugares denominados Gallardo, que quizás tenga relación con este linaje.

Juan Gallardo, vecino de Pozas, probó su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid en 1551.

Probaron su limpieza de sangre para ingresar como religiosos en la Orden de Santiago: Alfonso Gallardo, del Convento de Santiago de Uclés, en 1499; Diego Gallardo, del Convento de Santiago de Uclés, en 1723; Francisco Gallardo, del Convento de Santiago de Uclés, canónigo, cura de Quintanar de la Orden (Toledo), en 1700; Francisco Gallardo de San Martín, cura de Quintanar de la Orden, en 1670, y Juan Gallardo Velasco y Ortiz, natural de Quintanar de la Orden, en 1710. Era hijo de Juan Gallardo Velasco y San Martín y de María Ortiz y Novillo y nieto paterno de Francisco Gallardo Velasco y de Eusebia de San Martín.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Agustín José Gallardo Jacobsem, natural de Cádiz, para Secretario de Secuestros, en Cartagena de Indias, en 1801, y su mujer María Marquesa de Acosta, natural de Cartagena de Indias; Benito Gallardo, natural de Irapuato (Indias), presbítero, para Mayordomo, en Lima, en 1635; Benito Gallardo, vecino de Irapuato, genealogía, en 1632; Hernando Gallardo Herrera, natural de Sevilla, para Familiar, en México, en 1639, y en Guatemala (hijo de Blas Gallardo, natural de Aroche, en Huelva, y de Juana de Herrera, natural de Sevilla, y nieto paterno de Juan Rodríguez Gallardo y de Constanza Rodríguez, naturales de Aroche), en 1640; José Gallardo, natural de Irapuato, para Familiar, en México, en 1635, y la instancia de su hermano Benito, que pretende ser Ministro; Juan Gallardo, natural de Llerena (Badajoz), presbítero, para Secretario de Secuestros, en Llerena, en 1799; Juan Gallardo de Cañero, natural de Palma de Mallorca, presbítero, para Comisario, en la Corte, en 1800; Isabel Gallardo, natural de Lima, casada con Nicolás de Prado Briceño, natural de Santisteban del Puerto, en Jaén, en Lima (hija de Francisco Ricarte, natural de Castromocho, en Palencia, y de María Gallardo, natural de Sevilla; nieta paterna de Francisco Ricarte y de Isabel González, naturales de Castromocho, y nieta materna de Blas Sánchez Gallardo, natural de Jarama, y de Juana de Carrión y Díaz, natural de Alcalá de Henares, en Madrid), en 1641; Luis Gallardo y Hermosa, natural de Higuera de Calatrava, en Jaén, y vecino de Córdoba, para Notario, en Córdoba (hijo de Tomás Gallardo y de Ana Gómez y nieto paterno de Bartolomé Gallardo y Hermosa y de Ana Gutiérrez), en 1682; y Fray Juan José Gallardo y Jiménez, natural de Bujalance, en Córdoba, Franciscano, Lector jubilado en Filosofía y Teología, Examinador sinodal, Conventual en Priego, para Calificador y Notario, en Córdoba (hijo de Juan Gallardo y Alcoba y de María Jiménez y Cabello y nieto paterno de Pedro José Gallardo y de Francisca María del Rosario Alcoba), en 1819.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Alvaro María Gallardo, vecino de Villafranca, en 1731; Marcelo Gallardo, vecino de Huétor-Vega (Granada), en 1801; Alejandro Gallardo de Bonilla, vecino de Badajoz, en 1725; Juan Gallardo de Céspedes, vecino de Sevilla, en 1612; Gerónimo Antonio Gallardo de Ibarra, originario de Francia y vecino de Berja (Almería) y Vicar (Almería), en 1793, y Francisco Gallardo Novillo y Muñoz, vecino de Quintanar de la Orden (Toledo), en 1684.

Ingresaron en la Real Compañía de Guardias Marinas: Eduardo Gallardo y Guzmán, bautizado el 31 de agosto de 1835 (hijo de Miguel Gallardo y de Leonor Guzmán y nieto paterno de Miguel Gallardo y Domingo y de Micaela Navarro y Ivioya); y lomas Gallardo y Alcalde, bautizado en Madrid ell de Marzo de 1852 (hijo de Pelayo Gallardo, Profesor de Cirugía, y de Estefanía Alcalde, y nieto paterno de Julián Gallardo y de Jacinta Alava).


Armas


Los Gallardo o Galardo, de Aragón, trajeron: En campo de oro, una banda de gules engolada en cabezas de dragones de sinople y acompañada de dos gallos de su color, uno en lo alto y otro en lo bajo.

Estas armas traen los radicados en Castilla, pasados a México y Chile, según Vicente de Cadenas.


Los de Calamocha (Teruel), según Pedro Vitales, traen: En campo de oro, una banda de gules engolada en cabezas de dragones de sinople y acompañada de dos gallos de plata, uno en lo alto y otro en lo bajo.


Los de las Montaña de Santander tenían las mismas armas de los Velasco, o sea: Escudo jaquelado de quince piezas, ocho de oro y siete de veros de azur y plata en dos órdenes.


Los originarios de Ortigosa, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, dos leones, de su color, puestos en faja. Bordura de gules con ocho aspas, de oro.


Los de León, según Diego de Soto y Aguilar, traen: Escudo cuartelado en cruz: 1º y 4º, de oro, y 2º y 3º, de gules.


Otros: En campo de plata, cinco granadas, de oro, rajadas de gules y hojadas, de sinople, puestas en aspa.


Los de Portugal ostentan: En campo de gules, un leopardo andante de oro, surmontado de una flor de lis del mismo metal.


En la calle de José Antonio, de Támara (Palencia), constan: Cuatro fajas y brochante una banda.

El Capitán Francisco Pedro Gallardo, perteneciente a la familia de este linaje de la provincia de Almería y citado anteriormente, usó el siguiente escudo cuartelado, por concesión del Rey Don Felipe II: 1º, en campo de azur, tres flores de lis, de oro, puestas en faja; medio cortado de gules, con una bandera de plata; 2º, en campo de sinople un guerrero armado de plata, que representa la persona del Capitán Hernando Portocarrero con las manos atadas con una cadena, también de plata, moviente del flanco diestro; 3º, en campo de sinople, una cabeza de guerrero armada de plata, con el rostro de carnación, que representa la del Capitán García de Zaífar, y una espada que la atraviesa por la boca, y 4º, en campo de sinople, un castillo de plata, y a la puerta un hombre armado de sable.