Fabrer

Versión de impresión

Apellido catalán, con casas solares en Esparraguera (Barcelona), su dueño Miguel Fabrer, y en Mas Ricard (Tarragona), su dueño Pere Fabrer, documentadas en la Fogueración catalana de 1553, y en la ciudad de Gerona, citada en el siglo XVI. Otra casa radicó en Mallorca.

Guillermo Fabrer desempeñó el cargo de Veedor General en el ejército del Rey Don Jaime I el Conquistador, cuando tomó a Mallorca, y en 1238 cuando dicho ejército pasó a Valencia.

Bernardo Fabrer fue en 1347 Jurado de la ciudad de Palma de Mallorca, por la clase noble.

Otro Bernardo Fabrer en 1396 fue Jurado, por la misma clase, cargo que desempeñó también en 1401.

Bartolomé Fabrer fue Jurado en 1465, y Fray Pedro Fabrer, religioso dominico, Inquisidor de Mallorca en 1637.

Fray Tomás Fabrer perteneció a la misma Orden, y escribió la Crónica del Real Convento de Santo Domingo de Palma.

Fray Bernardino Fabrer, religioso observante, murió con fama de santidad.


Armas


Escudo cortado: la partición alta, de oro, con una flor de lis de azur, y la partición baja, de plata, con un león rampante de su color.

Así las describe Joaquín María Bover.


Según Félix Domenech y Roura, traen: En campo de plata, con un león rampante, de su color natural, y el jefe de oro, con una flor de lis, de azur.


Otros: En campo de azur, una banda de oro.


Otros: En plata, un árbol de sinople y un jabalí de sable, pasante, al pie del tronco.