Bonrepós y Mirambell

Versión de impresión

Bonrepós y Mirambell (oficialmente y en valenciano Bonrepòs i Mirambell) es un municipio de la Comunidad Valenciana, compuesto por dos núcleos de población: Bonrepós y Mirambell Pertenece a la provincia de Valencia y está situado en la comarca de la Huerta Norte.

Tras la caída del Imperio romano y las invasiones bárbaras la población se mantiene, pero no será hasta la invasión musulmana de la Península Ibérica que se perfecciones los sistemas de riego y se introduzcan nuevos cultivos, intensificándose así el poblamiento con alquerías, molinos, posadas o torres. El origen de los actuales núcleos de Bonrepós y Mirambell se halla en sendas alquerías andalusís, que fueron tomadas por Jaime I en 1237, durante la campaña para tomar Valencia. Las conquistó con la ayuda de las tropas de Guillem Ruiz d’Azagra, y posteriormente donó el caserío de Mirambell a Constatí Ros. Por su parte, el 6 de diciembre de 1472, Juan II otorgó el pueblo de Bonrepós a Francesc Jardí de Menaguerra, extendiendo su jurisdicción al núcleo de Mirambell, que entonces era el barrio de los moriscos, y continuó siéndolo hasta su expulsión.

Los dos núcleos pasaron en el siglo XVI a la familia Montoliu, procedente de Tarragona. En aquellos momentos, apenas vivían una docena de familias (unas 55 personas), que ya se habían cuadruplicado al comenzar el siglo siguiente. En 1574 Bonrepós se segregó de la parroquia de Carpesa y pasan a depender Mirambell y Casas de Bárcena de la recién creada parroquia. Los Montoliu lograron la baronía del lugar y más tarde pasó a los Mirasol y a los Talamantes. La expulsión de los moriscos afectó duramente a estos pueblos, sobre todo a Mirambell y, en 1646, después de aquella expulsión, solo residían 25 familias. A lo largo del siglo XVIII hubo una importante expansión económica, al igual que en la mayoría de los pueblos de la huerta de Valencia. Se introdujeron nuevos cultivos, se perfeccionó el sistema de riegos y floreció la industria de la seda. De esta época data la construcción de la nueva iglesia parroquial. En el Diccionario de Madoz (1845-1850) aparece la siguiente descripción de Bonrepós:

L[ugar] con ayunt[amiento] [...] Sit[uado] en un llano de la ribera izq[uierda] del barranco de Carraixet [...] Tiene 24 casas que forman cuerpo de pobl[ación], con unas 20 barracas mas esparcidas en su térm[ino], cárcel, una escuela de niños á donde concurren de 20 á 30 [...] y una igl[esia] parr[oquial] (Ntra. Sra. del Pilar), de la cual es aneja la igl[esia] de Mirambell, cuyo pueblo depende también en lo civil de Bonrepos, con el que fomra la municipalidad. El térm[ino] confina N. Vilanesa (1/4 de leg[ua]); E. Foyos (3'); S. y O. Carpesa (6 id.), interponiéndose el baranco de Pedralvillo ó Carraixet [...] El terreno es todo huerta, que se riega con la acequia de Moncada, y se halla plantada de frondosas moreras. Por sus inmediaciones pasa la carretera real de Barcelona, siendo también á propósito para carruajes los demas caminos que conducen á los pueblos comarcanos [...] Prod[uce]: trigo, panizo, alfalfa, alubias, patatas y hortalizas. Pobl[ación]: con su anejo Mirambell, 77 vec[inos], 279 alm[as] [...]

De Mirambell, por su parte, añade que:

[...] Tiene 27 casas y barracas con sus pozos de buenas aguas, 2 calles y 1 plaza, 1 ermita dedicada á San Juan Bautista en el pueblo, aneja de la parr[oquia] de Bonrepós [...]

Tras la expulsión de los moriscos (1609) la población de Bonrepós y Mirambell era de 25 familias (unos 113 hab.), que ya eran 40 (unos 180) en 1713. En 1787 ya habitaban unas 422 personas, que crecieron hasta las 494 en 1877. Al comenzar el siglo XX, Bonrepós y Mirambell se acercaban a los 640 habitantes, y ya eran 1.300 en 1940. Contaba con una población censada de 3.358 habitantes en 2009.

Iglesia parroquial de la Virgen del Pilar (Església parroquial de la Mare de Déu del Pilar): Su obra se inició en 1755, sustituyendo a otro templo más antiguo de 1574, cuando Bonrepós y Mirambell habían dejado de pertenecer eclesiásticamente a Carpesa. Está situada en la calle Mayor (en el núcleo de Bonrepós) y se trata de un edificio de una sola nave con torre campanario y de planta rectangular. Posee diversas pinturas del siglo XVIII y otras más modernas.

Ermita de San Juan Bautista (Ermita de Sant Joan Baptista): Data del siglo XVII y se encuentra en la antigua plaza central de Mirambell. Tiene una sola nave y está construido sobre la antigua mezquita.